Entrevista a Francesc Gutiérrez: «Los que podemos correr somos privilegiados»

Entrevista a Francesc Gutiérrez: «Los que podemos correr somos privilegiados»

El automovilismo está lleno de grandes entusiastas de las carreras que han conseguido hacer de su afición un modo de vida. Apasionados de la competición que no dudan en subirse a un coche para disfrutar de su pilotaje. Uno de ellos es Francesc Gutiérrez, piloto y organizador de carreras y campeonatos. Él es el responsable de V-Line Org, una de las mayores empresas de organización de eventos automovilísticos de nuestro país, entre los que se encuentra el Campeonato de España de Resistencia y GT (GT-CER), y pruebas como los 500 Km de Alcañiz, la Pujada a Alp 2500 o el Rally de Lloret de Mar.

Francesc Gutiérrez ha vivido la competición desde muy joven y consiguió dirigir su vida hacia su gran pasión. Además, trabaja como instructor de pilotos, oficio en el que ha guiado los primeros pasos de las carreras deportivas de Miguel Molina, Dani Clos, Jaime Alguersuari o Dani Juncadella. Actualmente, ejerce esta profesión como coach del joven Mari Boya, piloto del Campeonato de España de Fórmula 4. Sobre todo esto y mucho más, hemos podido hablar con él. Con todos ustedes, Francesc Gutiérrez.

EL ACELERADOR (EA): Nos gustaría empezar la entrevista hablando de tus inicios en el automovilismo. ¿Cómo empezaste y qué recuerdos guardas de aquella época?

FRANCESC GUTIÉRREZ (FG): Desde muy pequeño tuve muy claro que los coches, en especial turismos y GT, eran lo mío y los 18 era la frontera para poder hacer realidad mi sueño. Así que, en cuanto pude, me lancé al ruedo. En casa, tomaron la decisión que fuera en Montaña, una disciplina asequible a la par que muy formativa, y para ello cogí el GT Turbo que tenía de calle y se le puso lo imprescindible para poder correr, pero sin ninguna mejora técnica, ni siquiera amortiguadores, ni neumáticos que seguían siendo de serie. La razón principal fue que si no salía bien, volverlo a dejar de calle era muy sencillo. Pero afortunadamente salió muy bien, y en año y medio ya estaba haciendo el Europeo con un Ford Sierra Cosworth y al siguiente ya logré mi primer título nacional.

A partir de aquí, se me abrieron las puertas en el equipo de Xavi Riera y gracias a los resultados pude entrar como piloto de la Red Renault Cataluña, para al año siguiente pasar a los GT, donde logré ser piloto profesional durante 11 años de la mano del equipo Motor Competición de Luis Villalba. Evidentemente, guardo unos grandes recuerdos de todos esos años porque lo que iba a ser un hobby se acabó convirtiendo en mi profesión, y creo que ese periodo de aprendizaje es el que más se disfruta.

Francesc Gutiérrez pilotando el Ferrari 458 de PCR Sport en Motorland Aragón durante los 500 Km de Alcañiz de 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: En aquellos años, tu padre, Paco Gutiérrez, y otras personas involucradas en la Escuderia Girona pusieron en marcha el Circuit de Sils, primero como pista de autocross y después como circuito de rallycross. ¿Qué recuerdas de aquellas instalaciones y cómo se vivió la llegada del Campeonato de Europa de Rallycross?

FG: Yo era muy pequeño cuando acudía al Circuit de Les Planes para ver autocross, primero como Campeonato de Cataluña y cuando mi padre se involucró pasó a ser Campeonato de España y Europa. Por aquel entonces, él ya pensaba en el rallycross, algo absolutamente pionero en nuestro país y por ese motivo se hizo el circuito de Sils, que tenía 2 variantes, según la modalidad, disputando las pruebas del Europeo de ambas especialidades. Estoy hablando de 1986 a 1988, con los Grupo B apartados de los Rallys, pero en pleno apogeo en Rallycross, y los Grupo A de dos ruedas motrices (Volvo 240 Turbo, Ford Sierra RS500, BMW M3, etc.), así que ¡figúrate lo que pude llegar a ver en directo! A su vez yo aprendí a conducir allí, así que guardo unos recuerdos imborrables.

EA: Has competido en innumerables ocasiones en las 24 Horas de Barcelona y también las has ganado. ¿Qué tienen de especial para tí?

FG: El hecho de poder pilotar durante mucho rato y en muchos relevos. Te haces un hartón de conducir, que es lo que realmente me gusta. Y se junta el hecho de que no puedes perder velocidad ni capacidad de concentración, al tiempo que tienes que adaptarte a unas condiciones de pista bastante cambiantes. No hay otra disciplina que se asemeje, así que cuando me preguntan ¿cuál es tu modalidad preferida entre rallys, circuitos y montaña? Realmente todas, porque cada una te aporta y enseña mucho, pero las 24 Horas son un punto y aparte.

Francesc Gutiérrez pasa por la línea de meta del Circuit de Barcelona-Catalunya con el Vortex durante la noche de las 24 Horas de Barcelona del año pasado. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: ¿Qué es lo que más disfrutas de tu faceta de piloto?

FG: Con el tiempo ha ido cambiando, la verdad. Al principio es todo pasión, adrenalina, ganas y percepción de riesgo bajísima, y poco a poco lo vas modelando y adaptando, para, sin perderlo, sacarle más partido, al tiempo que le doy más valor a muchas otras cosas. Los que podemos correr somos privilegiados, por el hecho de ser un deporte caro, y muchas veces no somos conscientes de ello. Con los años hay que ser capaz de cambiar los objetivos y debe predominar el disfrute por encima de la competitividad y, a partir de aquí, es cuando le das el valor real que merece. Evidentemente, para mi conducir y sacarle el máximo provecho al coche, en las condiciones que sean, es lo que más me gusta.

EA: De todos los coches con los que has competido, ¿cuál es el que más te ha gustado y por qué?

FG: Creo que muchos ya me asocian con el BMW M3, por los videos que hay en YouTube, jejeje. Pero es que realmente es un coche de carreras de lo más puro. Muy exigente, rápido, que hay que llevar con firmeza, teniendo las cosas claras y con cero ayudas. Ahí es cuando me siento más a gusto y creo que viéndome conducirlo, con la expresión de la cara, ya hablo. Otro coche que también me gusta mucho es el Porsche 911 GT3 o GT2, da igual, porque tiene una conducción muy particular que, si se le coge el truco, te aporta y enseña mucho.

Francesc Gutiérrez surca la recta de meta del Circuito de Navarra durante la primera cita de este año del GT-CER. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Además de piloto, eres organizador de carreras y campeonatos. En V-Line Org organizáis el GT-CER, rallyes o subidas de montaña. Y en ocasiones, te toca ser piloto y organizador en el mismo fin de semana. ¿Cómo cambia tu mentalidad para pasar de piloto a organizador, y viceversa?, y ¿cómo te organizas para poder hacer las dos cosas?

FG: Más que me toca, ya pongo bastante de mi parte para que así sea. Pero aunque parezca mentira, de los 14 años de existencia del CER sólo he competido las dos últimas temporadas y la verdad es que ver los toros desde dentro te hace ver detalles que son fundamentales para la mejora del propio certamen. Afortunadamente, cuento con un excelente equipo que me ayuda en todo momento y que me permite poder hacerlo, así que cuando estoy dentro del coche, puedo realmente centrarme en conducir y dar lo máximo para hacer aquello por lo que se ha confiado en mí. Trato de organizarme bien el tiempo para poder atender a todo el mundo y cuando es el momento de conducir, el punto de desconexión es cuando me pongo el mono y casco.

EA: ¿Qué es lo más interesante de tu faceta de organizador?

FG: Tratar de dar aquello que me gustaría que me ofrecieran si sólo fuera a correr. Afortunadamente, cuento con bastante experiencia fuera del país y puedo coger ideas, en todas las disciplinas, para tratar de que la prueba agrade y tenga aceptación. Me ha costado mucho tiempo entender la manera de pensar de nuestro país, mucho más enfocada a rallys y motos en lo que a motorsport se refiere, y bajo esa premisa no hay más remedio que adaptarse. Es una manera de pensar muy distinta a nuestros vecinos y que me sigue costando encajar, porque veo que allí, con poco, la gente corre y se lo pasa en grande, y sin embargo nosotros hemos de tener coches muy potentes para hacer las pruebas más importantes, o de lo contrario nos quedamos en casa.

El ejemplo clarísimo ha sido el Trofeo V-Line con el BMW 325, un coche “barato” y tremendamente divertido, con unos costes de uso bajos, cuya parrilla está entorno a los 5-7 coches. Si esto mismo se hace en Inglaterra, Francia, Italia, etc., no bajarían de 30 coches en parrilla. Y por otro lado, está el Open Oldtimer, un certamen que puedes correr con el coche que te apetezca hasta 1999, sea cual sea su nivel de preparación y en un formato sprint de hasta 4 carreras por fin de semana. En el extranjero, con mucho menos tiempo de pista y un coste de inscripción bastante superior, no bajan de una media de 50 y en cambio aquí… Pues sinceramente, me entristece porque justamente el objetivo que deberíamos perseguir todos, que es correr para disfrutar, no se cumple y lo único que se persigue es ganar. Hay que invertir en nuestro ocio (las carreras de coches) en base a lo que podamos y sacarle el máximo provecho. ¿No es más razonable hacer más carreras con un coche pequeño que tener uno grande aparcado por falta de recursos?

Francesc Gutiérrez junto al resto del equipo que conforma V-Line Org. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: La situación actual provocada por el COVID 19 es bastante complicada de gestionar. Es difícil planificar a futuro porque todo puede cambiar en cuestión de días. ¿Cómo os ha afectado y cómo ves el panorama?

FG: Evidentemente, ha afectado muchísimo y la participación en global ha descendido casi en un 35%, porque está muy claro que ante una situación así el ocio queda en un séptimo plano. El futuro es incierto, en tanto que no sabes si los días previos a la prueba, la administración de ese sitio detecta un brote y decide cancelar los eventos de todo tipo… Así que vamos paso a paso y variando un poco la forma de trabajar. Es bastante agobiante tener una planificación y todo organizado, y estar con un nudo en la garganta hasta dos días antes, pendiente de lo que suceda. Pero una vez más, y como todos, hay que adaptarse.

EA: En Navarra volvieron las carreras, regresó el GT-CER y un piloto proveniente del karting debutó en monoplazas con muy buenos resultados. Hablo de Mari Boya, tu pupilo. ¿Qué nos puedes contar de él? y ¿cómo es trabajar como coach de un piloto tan joven?

FG: Es un chico tremendamente competitivo y autoexigente, en una fase de la vida donde hay que aprender a canalizar ese espíritu para que acabe siendo favorable y te ayude. Es muy rápido y se ha adaptado bien a la F4, en base a los pocos kilómetros que ha hecho respecto a sus rivales, así que estoy convencido de que nos dará muchas alegrías.

Ser instructor es otra faceta que hago con muchísima ilusión, porque es el resultado de aplicar una experiencia personal de más de 30 años en competición en una persona que es una hoja en blanco y que acumula datos a una velocidad vertiginosa. Estuve muchos años haciendo de coach en el programa “Joves Pilots” del Circuit de Catalunya, donde se forjaron pilotos de la talla de Miguel Molina, Dani Clos, Jaime Alguersuari o Dani Juncadella, entre otros. Y, justamente, con Dani fue con el que más trabajé, dado que su padre y su tío (Luis Pérez-Sala) me lo confiaron desde el inicio. Ver ese resultado reflejado en lo que es hoy y todo lo que ha logrado, no deja de ser un orgullo para mí, a la par que me hace muy feliz ver que se ha podido dedicar a aquello que realmente le gusta.

Francesc Gutiérrez es entrevistado en televisión tras bajarse del coche. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Por último, nos gustaría que nos dijeras cuál es el coche de competición, histórico o no, que nunca has probado, pero te encantaría pilotar.

FG: Uno es imposible, jajaja. Me hubiese encantado probar un Mercedes 190 Evo 2 del DTM, un Ford Sierra RS500 o un Nissan Skyline R32, para poderlos comparar con el BMW M3. Un Ford RS200 en rallyes (jamás me he subido a un Grupo B) o un Porsche GT1. ¿sigo?

Conversar con Francesc Gutiérrez es una auténtica aventura en la que poder aprender innumerables cosas del automovilismo. Es hablar de tu pasión con alguien que no sólo la vive, sino que se gana la vida con ella. En definitiva, es disfrutar de un momento de agradable charla con la música de fondo de los motores empujando el devenir de los coches. Y un grato placer. Le damos las gracias por su tiempo y esperamos volver a intercambiar impresiones pronto. ¡Muchas gracias, Francesc!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Entrevista a Pepe Arqué: «Estoy centrado en el carcross y el rallycross»

Entrevista a Pepe Arqué: «Estoy centrado en el carcross y el rallycross»

En estos meses de parón por la pandemia que asola al planeta, con las carreras detenidas y la incertidumbre por bandera, los protagonistas del deporte de motor han continuado con su preparación para seguir en forma ante un eventual regreso de la competición. Es el caso de Pepe Arqué, piloto de kartcross y rallycross que participa en el Campeonato de España de Autocross con el equipo Speedcar. Con él tuvimos el placer de hablar el año pasado en la cita de Esplús.

Pepe Arqué es un piloto que tiene un futuro interesante por delante. Su pasión por las carreras le ha llevado hacia el mundo de las competiciones en circuitos de tierra y mixtos, proclamándose en 2017 Campeón de España de Car Cross Junior. El año pasado dio sus primeros pasos en rallycross, siendo el primer español en pasar por la RX Academy. Hemos vuelto a tener la oportunidad de hablar con él, sobre ello y también acerca de su papel en el CEAX.

EL ACELERADOR (EA): Es inevitable hablar de la situación actual provocada por el COVID 19. ¿Cómo has gestionado el confinamiento para poder seguir en forma?

PEPE ARQUÉ (PA): Mi preparación física, mental y la nutrición la llevo a cabo en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat; y durante el confinamiento, he ido siguiendo desde casa las pautas y rutinas que me ha ido mandando mi coach. Aunque no es lo mismo que el entrenamiento presencial, me ha permitido seguir en forma y motivado para no perder el ritmo. Además, he podido realizar mucho cardio desde casa con máquinas estáticas.

EA: ¿Cómo crees que la crisis económica derivada de la pandemia va a afectar al automovilismo en Europa y, concretamente, en España?

PA: Está por ver, ya que hasta el momento no se han reanudado calendarios y se siguen cancelando pruebas que ya habían sido aplazadas para agosto y septiembre. En cualquier caso, será complicado poder cubrir objetivos con sponsors y programas con equipos. De todas formas, al ser una situación global habrá que gestionarla de la mejor manera para pasar el 2020 y empezar a pensar pronto en el 2021.

Pepe Arqué durante la cita del año pasado del Campeonato de España de Autocross en Esplús. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Pasemos a hablar de lo que atañe a la competición. Speedcar ha presentado el nuevo modelo de carcross Wonder. ¿Lo has probado?

PA: Sí, lo he probado. De hecho, he estado con el equipo Speedcar todo el invierno haciendo tests para evolucionarlo y tener un carcross competitivo con una base excelente.

EA: ¿Qué diferencias has notado respecto al Xtrem?

PA: El Xtrem es ya muy buen coche, por ello al principio parecía difícil conseguir que el nuevo modelo Speedcar Wonder fuese mejor, más rápido y efectivo que el actual. Creo que se ha conseguido, sin embargo, no sabemos hasta qué punto habrá evolucionado también la competencia. Habrá que esperar a las primeras carreras para verlo.

EA: ¿Vas a competir este año en el Campeonato de España de Autocross con el Wonder?

PA: En principio, dadas las circunstancias y lo avanzado que está el calendario, voy a competir con el Xtrem actual, lo que permitirá al equipo hacer comparaciones directas con el nuevo modelo Wonder.

Pepe Arqué, subido en el Speedcar Xtrem, en la preparrilla de una de las carreras de Car Cross del World Rallycross de Catalunya de 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Se habla de que el CEAX arrancará en Carballo, pero todavía no es seguro. ¿Cómo te planteas esta temporada?

PA: Yo estoy preparado a tope. Este invierno hemos hecho una pretemporada excelente, con muchos tests y pruebas de material. Y a nivel personal, estoy en plena forma y muy motivado ya que como comentaba anteriormente, he seguido el programa de entrenamiento de manera intensa. Además, conseguimos ganar la única prueba que se ha disputado hasta el momento en lo que llevamos de 2020, por lo que pienso que podemos estar en condiciones de luchar por la victoria en todas las pruebas de este reducido campeonato.

EA: Si consigues ganar el Campeonato de España de Autocross, ¿cuáles serían los siguientes pasos a dar?

PA: Es complicado saber con tanta antelación porque el motorsport no vive su mejor momento; y si las marcas no se involucran de una manera más directa, es difícil hacer planes de futuro ya que los presupuestos son cada vez más altos. De todas formas, a mí personalmente me gusta mucho el carcross porque es muy rápido, muy exigente y el mejor entrenamiento para cualquier piloto. Por ello, el siguiente paso natural sería poder participar en el recién creado Campeonato de Europa FIA de Carcross.

EA: En principio, tu compañero en Speedcar Juanjo Moll estará este año en el europeo de autocross. ¿Podríamos verte competir allí este año o el próximo?

PA: Este año es complicado y dependerá mucho de cómo evolucione el calendario. En cualquier caso, si hiciéramos alguna prueba sería más a nivel de soporte y apoyo al equipo. Para el año que viene sí que me gustaría estar.

Pepe Arqué repetirá este año montura en el CEAX. Foto: @RFEdeA (Twitter)

EA: El año pasado diste tus primeros pasos en rallycross y lo hiciste muy bien. ¿Vas a volver al RX Academy este año? Y de ser así, ¿qué objetivos te planteas?

PA: La idea inicial era poder hacer la RX Academy completa este año, pero finalmente el campeonato no se convocó y fue una pena, porque realmente es un campeonato donde se aprende mucho rallycross y compites contra los mejores especialistas de la disciplina, que son los nórdicos y siempre con coches iguales.

El año pasado debutamos en la RX Academy participando en las pruebas de Finlandia y Suecia. La verdad es que aprendimos mucho y fue una experiencia extraordinaria. Conseguimos llegar a la final en las dos pruebas ante el asombro de aficionados y equipos, al ser la primera vez que un piloto español participaba en pruebas de rallycross en los países nórdicos.

EA: ¿Te veremos en algún otro campeonato de rallycross este año o el próximo?

PA: Antes de saber que la RX Academy no se iba a disputar este año 2020, recibimos una propuesta de un equipo sueco para competir en el campeonato RallyX Nordic y en el Euro RX (Campeonato de Europa de Rallycross, N. del E.) con un supercar. La oferta era muy atractiva, pero decidimos posponerla un año para poder ganar experiencia en la disciplina de rallycross, y también analizar detenidamente nuestras opciones y presupuesto.

Para la próxima temporada, todo está por ver ya que no sabemos en qué condiciones quedarán afectados los campeonatos y colaboradores.

Pepe Arqué en plena batalla durante la salida de una de las mangas del RX Academy en Kouvola (Finlandia)

EA: El rallycross goza de una gran popularidad en otros países de Europa, pero no ocurre lo mismo en España. ¿Qué crees que necesita el rallycross para despegar en nuestro país? Y por otra parte, ¿qué piensas sobre el trabajo que se está llevando a cabo para crear la Copa de España de Rallycross, por parte de la RFEDA?

PA: En España no hay tradición de RX porque nunca ha habido campeonato nacional de rallycross. Creo que la idea de la RFEDA de crear una Copa de España de Rallycross con carreras en España y Portugal es una buena iniciativa y un buen primer paso para que el rallycross gane popularidad en España. Opino que una buena fórmula podría ser establecer una categoría tipo RX Academy, otra para vehículos 4×4, además de los espectaculares carcross. Con estas tres categorías, creo que se podría hacer una buena base para impulsar y promocionar el RX en España.

EA: ¿Podríamos verte competir en alguna otra especialidad, como en rallyes o subidas de montaña, en un futuro cercano?

PA: Todo es posible, no descarto nada, pero actualmente estoy centrado en el carcross y el rallycross, ya que es lo que más me gusta y lo que mejor se me da. Sí que es verdad que me gustaría probar un día un Speedcar GTR en una subida de montaña o en una prueba de circuitos, ya que te aporta sensaciones espectaculares. Así como también, me gustaría probar algún rally para vivir las experiencias que disfrutó mi padre en su etapa de piloto. Aunque no se cómo me las apañaría con tanta gente dentro del coche, ya que yo siempre he ido solo.

Pepe Arqué liderando el pelotón en una de las carreras en Tierp (Suecia), durante el RX Academy de 2019

Sea lo que tenga que ser, ojalá que algún día Pepe Arqué pueda disfrutar en otras disciplinas, tanto como lo hace en autocross y rallycross. Le agradecemos su tiempo y su amabilidad, y le deseamos mucha suerte para su futuro. Esperemos que la normalidad regrese pronto y el mundo de las carreras pueda recuperarse de este bache en el camino para que tantos pilotos jóvenes como él puedan continuar con su carrera y conseguir sus objetivos. ¡Muchas gracias y mucha suerte, Pepe!

Foto de portada: @CEAX_RFEdA (Twitter)

Entrevista a Juju Noda: «Quiero crecer como persona y como piloto»

Entrevista a Juju Noda: «Quiero crecer como persona y como piloto»

En estos primeros meses del año, la piloto japonesa Juju Noda realizó sus primeros entrenamientos de pretemporada con su equipo, Noda Racing, en varios circuitos españoles. Posteriormente, se trasladaron a Italia para continuar con la preparación de la temporada, durante la cual, disputará el Campeonato de Dinamarca de Fórmula 4. La joven nipona es un talento en bruto. Con apenas catorce años, ya ha realizado pruebas con un Fórmula 3 en el circuito de Okayama, logrando registros muy interesantes. También ha participado en varias carreras de la Formula U17.

Su padre, Hideki Noda, fue piloto desde finales de los años ’80. Participó en Fórmula 1 en 1994, además de en las series norteamericanas IRL y las 24 Horas de Le Mans. En su Japón natal compitió durante años en el Super GT y la Formula Nippon. Actualmente, dirige una academia de jóvenes pilotos, Noda Racing Academy, para impulsar el automovilismo japonés. Mientras, traza el camino de su hija Juju en sus primeros pasos en el automovilismo. Así mismo, el español Àlex Garcia trabaja con la joven como mánager. Pudimos entrevistarla y esto es lo que nos contó.

El Acelerador (EA): Juju, es un placer poder entrevistarte. En primer lugar, quremos hablar de tus test realizados en España. Cuéntanos, ¿cómo te has sentido con el coche y qué conclusiones sacas?

Juju Noda (JN): Fue una nueva experiencia para mí. Coche nuevo y circuitos nuevos. El sitio en el que más experiencia tengo es Okayama, y circuitos como los de Motorland y Barcelona son muy rápidos. Fue una experiencia muy exigente, pero la disfruté. Además, me ayudó a ganar confianza. El Mygale de la F4 danesa es 80 Kg más pesado y 20 CV menos potente que los Tatuus de la F4 española, y a veces era algo frustrante. La próxima vez que vaya allí, quiero hacerlo en un coche más rápido.

EA: Has probado en circuitos muy distintos entre sí, todos con mucha historia detrás, algunos más modernos que otros, pero todos forman parte de la historia del automovilismo en España. Primero estuviste en Motorland Aragón, luego en Barcelona, después en Calafat y finalmente en Albacete. ¿Cómo ha sido tu experiencia en todos ellos?

JN: No tenía experiencia pilotando en circuitos de alta velocidad como Motorland o Barcelona, así que fue algo nuevo de lo que aprendí mucho. Calafat y Albacete se parecen más a lo que estoy habituada y me adapté más rápido. Por otra parte, tuvimos algunos problemas en Barcelona y pudimos rodar apenas medio día. Ojalá hubiera podido rodar más allí ya que es donde más ganas tenía de pilotar.

Juju Noda sale del garaje para su primera tanda de test en Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: En estos test has probado el coche con el que disputarás este año la F4 danesa. ¿Qué nos puedes contar del Mygale F4?

JN: Es algo pesado y le falta algo de potencia, así que hay que ser muy suave con el pilotaje. No puedes sobreconducirlo y en ese sentido es distinto al F3 o al F4 japonés. A veces es algo frustrante, ya que el coche perdona muy poco los errores. La ventana de pilotaje del coche es estrecha y es fácil perder tiempo.

EA: En Japón ya probaste un Fórmula 3. En comparación, ¿qué echas en falta en el Fórmula 4 respecto al Fórmula 3?

JN: Principalmente, la carga aerodinámica; aunque también, la ligereza del Fórmula 3. Al final, todo eso hace que el Fórmula 4 no reaccione igual de rápido ante lo que el piloto hace.

EA: Cada vez falta menos para comenzar tu andadura en la F4 danesa. Nos gustaría hablar de cómo estás llevando tu preparación. Cuéntanos, Juju, ¿cómo estás preparándote físicamente para este primer año compitiendo fuera de Japón?

JN: Hago fitness como los demás pilotos, claro. Pero realmente no he cambiado demasiado lo que ya hacía siempre en Japón. Voy paso a paso. Siendo una chica, es difícil competir contra los chicos. Tienen más musculatura y más fuerza, y para llegar al mismo nivel tengo que trabajar mucho más que ellos. Las mujeres tenemos normalmente menos peso y menos músculo por nuestras bases biológicas. Las normativas de los campeonatos nos igualan el peso pero nadie me da más músculos a mí ni se los quitan a los chicos.

No sé si esta normativa es justa o no, pero es algo con lo que las mujeres hemos tenido que combatir en el mundo del motor. Sé que el inicio de temporada será difícil porque en Dinamarca sólo podemos probar en un circuito y en los que no he rodado me tocará clasificarme tras sólo veinte minutos de entrenamientos libres.

Juju Noda se baja del Mygale F4 con el que participará este año en Dinamarca. Foto: @NODA_Racing (Twitter)

EA: Has vivido siempre en Japón, pero ahora te toca ir fuera de tu país. Y además, eres aún muy joven. ¿Cómo afronta una chica de catorce años un cambio en su vida tan drástico?

JN: No será fácil para mí el habituarme a todo de golpe. Además, está el tema del idioma. Pero si quieres llegar lejos, debes hacer frente a las dificultades para que eso te haga más fuerte. Y estoy segura que acabará dando resultados.

EA: Suponemos que tu padre, Hideki, es una de las personas que más te inspiran. ¿Qué significa para tí Hideki Noda?

JN: Sabe lo que hay que hacer y me da sólo los consejos que son estrictamente necesarios. Sabe lo que necesito para ser rápida. Confiamos mucho el uno en el otro.

EA: Actualmente, cuentas con uno de los mayores especialistas en automovilismo que hay en España a tu lado. Me refiero a Àlex Garcia. ¿Cómo es tu relación con Àlex y cómo crees que él puede ayudarte en tu camino en el automovilismo?

JN: Àlex conoce a mucha gente y a varios amigos que pueden ayudarle en Europa. Le gusta Japón y sobre todo cree en mí. Es inteligente y trabajar con él es una gran ayuda para mi carrera profesional.

Juju Noda rodando en el circuito de Calafat. Foto: @NODA_Racing (Twitter)

EA: Estás empezando tu senda, pero seguro que imaginas cómo te gustaría que fuera. En el futuro, ¿en qué categorías te gustaría competir? F1, WEC, quizás en el WRC…

JN: Me gusta competir e ir rápido. Me gustaría competir en algunas de las grandes carreras del mundo del motor, en la Fórmula 1, la Fórmula E, Le Mans, IndyCar o NASCAR.

EA: Juju, para terminar, cuéntanos, qué esperas de esta temporada y cuáles son tus objetivos.

JN: Evidentemente, me encantaría ganar, pero espero aprender mucho y disfrutar de esta temporada. También quiero crecer como persona y como piloto. Sé que soy joven y no quiero ser impaciente.

Juju Noda trazando uno de los giros de la pista de Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Esto ha sido todo, Juju. Muchas gracias por tu tiempo y que tengas mucha suerte este año.

JN: ¡Gracias! (Dicho en español)

Foto de portada: @NODA_Racing (Twitter)

Xevi Pons: «Las G Series nos vienen muy bien»

Xevi Pons: «Las G Series nos vienen muy bien»

Xevi Pons no necesita presentación. Es uno de los pilotos españoles con mejor palmarés en rallyes de la historia, con cinco Campeonatos de España de Rallyes a sus espaldas y un Campeonato del Mundo de Rally en categoría Super 2000. Ha sido durante años uno de los habituales en el WRC, y en estos últimos tiempos ha centrado sus esfuerzos en el nacional de rallyes de tierra, del que es el actual defensor del título. También ha participado en el Rally Dakar y en otras pruebas de larga distancia, pero cuando llega el invierno, no duda en dejarse caer por las andorranas G Series.

El campeonato de carreras sobre hielo y nieve que se disputa en el “País de los Pirineos” atrae las miradas, desde hace tiempo, de muchos pilotos que prefieren pasar activos el tiempo invernal. Xevi Pons disputa, desde hace ya algunos años, este certamen con el objetivo de seguir compitiendo y estar activo en estos meses sin pruebas de rallyes. “Las G Series nos vienen muy bien para entrenar, para no estar parados durante tres meses. En este parón que tenemos en los rallyes, me viene bien venir aquí y estar activo”, nos comenta durante uno de los interludios entre mangas en el Circuit Andorra.

La verdad es que ahora las estaba esperando desde hace tiempo”, reconoce Pons respecto a las G Series. Estas carreras se disputan en el circuito permanente más alto del mundo, el Circuit Andorra, a 2400 metros de altitud, junto al Port d’Envalira. Desde hace años, Pas de la Casa contó con una pista para celebrar este tipo de pruebas, pero la construcción de estas instalaciones dio un nuevo giro a la competición con un circuito muy técnico y desafiante. En palabras de Xevi Pons, “te hace esforzarte. Es un circuito muy pequeñito y cualquier error, o no error, hace la diferencia. Así que siempre viene bien.”

Xevi Pons pilotando el Peugeot 208 R5 de Elegant Driver durante los primeros entrenamientos en el Circuit Andorra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pons compite en las G Series dentro del equipo Elegant Driver, al volante de un Peugeot 208 R5. El coche lo comparte con el vigente campeón del certamen en categoría GS, Miquel Socias. Respecto a la presente temporada, que dio comienzo el pasado fin de semana, Pons considera que han comenzado bien. No en vano, es el líder de la clasificación general en la categoría reina, la GS. “Hemos empezado bien. Miquel, mi compañero, también lo ha hecho bien y está muy cerca. Pero cada día cambia el circuito. Es igual, pero la superfície cambia dependiendo del hielo y la nieve. Intentaremos ir ganando.”

Respecto a sus objetivos, estos son muy claros. “La idea es que si estamos aquí es para ganarlo. Si se puede, bien; y si no, también. Es como un buen entrenamiento para nosotros, pero a la vez, venimos para ganar, no solo para pasarlo bien”, declara el piloto catalán. Su equipo ganó las G Series el año pasado, y tras la primera cita en Pas de la Casa, parece que han comenzado con muy buen pie. Pons consiguió la Pole Position y el mejor tiempo en el acumulado, y terminó segundo en ambas finales, sumando 51 puntos que le colocan en lo alto de la tabla.

Xevi Pons y el Peugeot 208 R5 bailando bajo la noche andorrana. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Las carreras sobre hielo y nieve tienen un componente, la temperatura, que debe ser solventado. Especialmente fuera del coche, durante las pausas entre las mangas calificatorias y las distintas carreras. Sobre ello, Xevi nos comenta que “normalmente, tenemos unas botas y las vamos cambiando con los botines. Lo otro, lo vamos aguantando bien.” Una vez en pista, la cosa cambia y no es necesario llevar ropa de más. “Dentro del coche hace calor y se está bien”, afirma el piloto de Vic.

Cuando el frío invierno termina, la competición habitual vuelve. Pero antes de todo ello, una prueba destaca por encima de las demás. El Rally Dakar, que se celebra durante este inicio del año, no es desconocido para Xevi Pons. El catalán ha competido en él en varias ocasiones y reconoce que le encantaría volver a hacerlo. “Me gustaría mucho, siempre estamos luchando para ir. Lo que pasa es que para ir con un buen coche necesitas un presupuesto muy grande y a día de hoy no somos capaces de reunir la cantidad que piden las marcas. Pero no lo descarto.”

Xevi Pons atraviesa la estela de nieve en polvo levantada por otro piloto durante las G Series. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pons ha tenido grandes momentos de protagonismo en el raid más famoso del mundo, especialmente en 2017, cuando compitió para la estructura oficial de Ford. Recuerda con satisfacción sus participaciones y se sincera al conceder que tiene una deuda pendiente. “Hice algunas etapas muy buenas cuando fui allí y tengo ganas. Tengo una espina clavada y me gustaría poder ir otra vez”, reconoce.

Pero su carrera deportiva ha estado siempre ligada al mundo de los rallyes y sus tramos. Es el actual Campeón de España de Rallyes de Tierra y terminó el año pasado como subcampeón del Supercampeonato de España de Rallyes, un certamen que mezcla algunos de los rallyes de asfalto y de tierra que se corren en ambos campeonatos nacionales. Respecto a sus planes para este año, es pronto para desvelar algunas cosas, aunque nos adelantó que defenderá su corona. “Este año voy a hacer el Campeonato de España de Rallyes de Tierra y el Supercampeonato. Todavía no puedo decir el equipo, pero voy a hacer los dos campeonatos. Tengo muchas ganas.”

Xevi Pons volando sobre la tierra, junto a su copiloto Rodrigo Sanjuan, en uno de los tramos del CERT. Foto: @SuperCER_RFEdeA

Tras unos minutos de agradable conversación con uno de los pilotos más importantes del panorama automovilístico de nuestro país, llegó el momento de dejar a Xevi Pons con sus quehaceres. Su Peugeot 208 R5 le esperaba para la disputa de una nueva manga sobre el hielo y la nieve en la noche andorrana. Volvemos a darle las gracias por su tiempo y le deseamos mucha suerte, tanto en las G Series como en el CERT y el S-CER. ¡Muchas gracias, Xevi!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Álvaro Bajo: «Ha sido un año intenso»

Álvaro Bajo: «Ha sido un año intenso»

Uno de los pilotos con más trabajo durante esta temporada ha sido Álvaro Bajo. Habitual en carreras de turismos y de resistencia, ha compaginado su participación en el Campeonato de España de Resistencia y GT con el Campeonato de España de Turismos, una aventura en la que, como otros tantos pilotos, se ha embarcado para conseguir ganar en el renacer de este certamen.

Bajo ha tenido que lidiar con el solapamiento de eventos, saltando de un campeonato a otro en el mismo fin de semana. Los cambios de coche y el poco tiempo entre unas mangas y otras ha sido un problema que ha tenido que ir solventando para poder dar lo mejor de sí en ambos campeonatos. Y no lo ha hecho nada mal, no en vano, se ha proclamado Subcampeón de España de Turismos gracias a la regularidad en cuanto a resultados que ha mostrado durante toda la temporada.

El pasado fin de semana, Álvaro Bajo estuvo presente en Motorland Aragón, donde compitió en los 500 Km de Alcañiz con el Peugeot RCZ de E2P Escuela Española de Pilotos, junto a los hermanos Ana y Antonio Sainero. Durante uno de los interludios entre sesiones, pudimos hablar con él, antes de subirse de nuevo al coche con el que ha disputado este año el Campeonato de España de Resistencia y GT.

Álvaro Bajo saliendo del famoso complejo del «Sacacorchos» de Motorland Aragón con el Peugeot RCZ. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En una temporada tan compleja, con tantas carreras por disputar, varias durante un mismo fin de semana, nos comenta que “ha sido un año intenso y no hemos parado ni un momento. Se me presentaron los dos proyectos y soy un chico muy activo, me gusta estar en todo lo que puedo.” Por otra parte, su participación en el GT-CER le motiva de una manera especial. “Este proyecto con V-Line, tanto el GT-CER como los 500 Km de Alcañiz, con los hermanos Sainero, me motiva mucho. Ambos están empezando justo ahora, es su primer año y enseñar toda la experiencia que tienes a lo largo de los años, pasársela a ellos, es muy gratificante”, señala Álvaro Bajo.

Respecto a su desarrollo de la temporada en el Campeonato de España de Turismos, destaca que “ha sido un año duro. Era de aprendizaje para todos, pero es verdad que todos los problemas que podían tener los Honda, los hemos tenido nosotros. Al final, hemos ido rascando y no nos hemos llevado todas las victorias que podíamos, pero la regularidad nos ha hecho acabar subcampeones.”

Álvaro Bajo volando sobre el asfalto de Montmeló durante la última cita del CET. © Jordi Gimeno Bureu

La primera victoria se resistió, pero finalmente, en la cita en el Circuit de Barcelona-Catalunya, Álvaro Bajo consiguió ganar. “Costó, costó un montón. Ya pensaba que no iba a llegar. Llevo desde 2010 o 2011 consiguiendo una victoria, por lo menos, en todos los campeonatos que he participado y era esa espinita que tenía clavada. Eso que dices: ‘Tengo que acabar ganando una carrera por narices’. Y al final se juntaron varias cosillas. Preparamos mucho la carrera de Barcelona, además al ser la última, y con todos los problemas que habíamos tenido, teníamos un sabor de boca un poco agridulce. Lo preparamos bien y demostramos que cuando no tenemos problemas y todo va bien, estamos para ganar y para pelear.”

En el CET pilota un Honda Civic Type R de la estructura Monlau. Como todos los coches del campeonato, equipa una caja de cambios manual, lo que obliga a los pilotos a conducir a la antigua usanza. Un hecho al que Bajo se ha adaptado sin mayores problemas. “Bueno, yo empecé con un coche con cambio manual. Lo primero que hice en turismos fue con un Peugeot y usábamos una caja manual, punta tacón, … Entonces ha sido un poco tener que refrescarlo, pero es una conducción muy de la vieja escuela y muy pura. A mí me gusta mucho y lo he disfrutado.”

Álvaro Bajo pilotando el Honda Civic Type R de Monlau Competición en el CET. © Jordi Gimeno Bureu

Respecto al Honda, coche que ha batido a los Hyundai este año para ganar en la clasificación reservada a las marcas del CET, considera que “es un coche que es complicado de llevar, sobretodo porque de la primera vuelta a la última cambia bastante. El neumático te hace tener que cambiar la conducción radicalmente, pero es muy divertido de pilotar”, comenta Bajo.

Saltar de un coche a otro en un mismo día no es fácil. Álvaro Bajo lo ha venido haciendo esta temporada, pasando del Honda del CET al Peugeot del GT-CER. Sobre ello, cuenta que “tienes que hacer un cambio de chip grande. En uno tienes neumáticos slick, en el otro son semi slick… La experiencia te da ese punto de poder adaptarte. Das dos vueltas y ya cambias referencias de frenada, agarre… Al final, te vas adaptando. Pero no es nada fácil.”

Álvaro Bajo aparece tras el cambio de rasante entre las curvas 3 y 4 de Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Este año, los nuevos Racing Weekend han visto el regreso del Campeonato de España de Turismos, un certamen que está dando sus primeros pasos, pero ha acusado la falta de participación en su primera temporada. Sobre qué es lo que necesita el campeonato para consolidarse, Bajo opina que es necesario que las marcas se involucren. Además, señala que “es verdad que la Federación ha hecho un gran esfuerzo este año, pienso que van en el buen camino, y es cierto que no éramos muchos coches, pero hay que ver el nivel de esos coches. La gente que había estaba muy preparada y el nivel era muy alto. Se supone que el año que viene habrán más. Y sobretodo, que el público siga viniendo y que se involucren las marcas. Creo que poco a poco se puede volver a retomar lo que era el Campeonato de España de Turismos.”

Sobre su futuro y lo que hará el año que viene, cree que todavía es pronto para saberlo. Indica que su continuidad en el CET depende de varios factores, no siempre controlados por el propio piloto. “Es pronto para saberlo, pero lo vamos a intentar. La verdad es que me apetece ganarlo y me hace mucha ilusión. Todo depende un poco de los patrocinadores, que en un mundo así es muy complicado, pero desde luego que lo vamos a intentar”, concluye Álvaro Bajo.

Álvaro Bajo camino de la curva 5 de Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Con el tiempo apremiando para la vuelta al trabajo, concluimos la entrevista con Álvaro Bajo. La siguiente sesión iba comenzar y su labor iba a ser crucial para logar la victoria en su categoría en los 500 Km de Alcañiz, un gran resultado para cerrar esta intensa temporada. Gracias por el tiempo que nos dedicó y por su amabilidad. Le deseamos mucha suerte y que el año que viene volvamos a coincidir en las carreras. ¡Muchas gracias, Álvaro!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Antonio Albacete al cuadrado: «Estaría bien hacer una carrera juntos»

Antonio Albacete al cuadrado: «Estaría bien hacer una carrera juntos»

En el mundo del automovilismo es habitual encontrar sagas familiares de pilotos. Los Stuck, los Unser o los Schumacher se unen a nombres más cercanos como los Albacete. Antonio y Antonio Albacete, padre e hijo, comparten una vida común en las carreras. Una vida que comenzó el abuelo del hijo, también llamado Antonio, más conocido por su labor de preparador, pero también piloto de reconocido éxito. En la actualidad, los dos Antonio Albacete pilotos continúan compitiendo, cada uno en distintos certámenes.

El progenitor compitió hace años en el campeonato donde el vástago ha comenzado esta temporada su andadura en las clases superiores del automovilismo español. El Campeonato de España de Turismos es su hogar común, en el que pudimos hablar con ambos durante su última cita del año en el circuito de Montmeló. Para evitar confusiones, nos referiremos al padre como Antonio, y al hijo como Tony. Actualmente, Antonio Albacete continúa con su carrera en el Campeonato de Europa de Camiones, donde ha cosechado tres títulos y ha sido subcampeón en 2019.

El Acelerador (EA): Nos gustaría empezar contigo, Antonio, hablando de tu temporada en el Campeonato de Europa de Camiones. ¿Qué valoración haces?

Antonio Albacete (AA): Bien, la verdad es que hemos acabado contentos. Hemos sido subcampeones y lo cierto es que, tal y como teníamos montado todo este año con el equipo y con los medios con los que íbamos, creo que hemos hecho una temporada muy regular. No hemos tenido grandes problemas y terminar así es un exitazo. Así que estamos muy contentos de cómo nos ha ido.

Antonio Albacete pilotando su MAN durante el Gran Premio camión de España de 2013

EA: Toni, este año has dado el salto al Campeonato de España de Turismos, con Teo Martín Motorsport. Cuentános, ¿cómo te ha ido?

Tony Albacete (TA): Podríamos decir que está siendo una temporada agridulce. He tenido momentos buenos en los que he demostrado que puedo ir rápido y, sobretodo, constante; pero también momentos malos en los que hemos tenido varios abandonos, ya sean por tema mecánico o por incidentes con otros pilotos. Pero al final estoy contento porque estoy aprendiendo mucho y cada vez estoy más cerca de los pilotos top, como mi compañero Borja García, que me está enseñando mucho. Voy cogiendo una buena base de aprendizaje. Así que es positivo.

EA: Antonio, ¿qué recuerdos te trae el Campeonato de España de Turismos de tus tiempos en los que competiste en él?

AA: La verdad es que me trae muchos. Han sido unos cuantos años los que he estado en el CET. Empezando también con pocos pilotos, con coches muy diferentes unos de otros,… Pero al final, un campeonato que fue subiendo poco a poco hasta ser el referente en España y llegar a tener un plantel de pilotos súper profesionales. Muchos expilotos de Fórmula 1, pilotos extranjeros que venían a correr y yo tuve la suerte de formar parte de todo ese grupo que pudimos estar ahí, de ganar carreras, de estar luchando por el campeonato en varias ocasiones,… Y bueno, para mí también fue una buena escuela.

EA: En aquellos años, una de las citas anuales era Alcañiz, un trazado muy especial. Antonio, ¿cómo era competir en el circuito urbano Guadalope?

AA: Alcañiz era una fiesta. Toda la gente del pueblo echaba una mano para que todo saliese lo mejor posible, y el ambiente era fenomenal. Dentro del campeonato era el único circuito urbano que teníamos, aunque anteriormente hubo algún otro. Por otra parte, era peligroso porque se iba muy rápido. Había zonas muy rápidas con muy pocas medidas de seguridad. Pero era una carrera que todos, de una manera u otra, la estábamos esperando. Además, recuerdo que al principio, la de Alcañiz era la única carrera que se retransmitía en directo por televisión, entonces era una prueba que todos queríamos que llegara para hacerlo lo mejor psoible.

Antonio Albacete pilotando su BMW M3 en el CET

EA: El CET ha vuelto este año después de mucho tiempo. ¿Cuál creéis que es la clave para que el campeonato se consolide?

TA: Sobretodo que se involucren las marcas. Que empujen desde atrás, estén apoyando a los equipos y pongan parte del presupuesto. El campeonato no es muy costoso, pero al final los pilotos tenemos que poner bastante cantidad de dinero para hacer correr los coches. Yo creo que esa es una de las claves para poder alzar el campeonato. Lo bueno que tenemos es que corremos con coches que la gente puede comprar en el concesionario, por lo que es una buena manera de potenciarlo.

AA: Sí, a ver, todos los comienzos son difíciles. Yo he estado compitiendo en campeonatos en los que había pocos coches y creo que la involucración de las marcas es primordial. Aparte, habría que intentar de alguna manera que se difunda más el campeonato. Intentar involucrar a alguna televisión, si no es para que te eche una carrera en directo, para que te haga algunos resúmenes. Tener alguna carrera en directo puede ayudar a atraer, no solo a las marcas, sino a otro tipo de patrocinadores.

EA: Tony, compites con un Honda Civic Type R. ¿Qué es lo que más te llama la atención?

TA: Puedo decir que me llama todo, porque es el coche más potente con el que he corrido hasta ahora. Vengo de competir en una copa monomarca con un coche con pocos CV, entonces no tengo la experiencia previa de haber probado ni monoplazas ni ningún otro coche con mayor potencia. Destacaría sobretodo el tema de la velocidad punta, llegamos a velocidades a las que nunca había llegado. También el paso por curva con los neumáticos semi slick y la frenada. Es un coche divertido.

Tony Albacete negociando una de las curvas de Montmeló al volante de su Honda Civic Type R. © Jordi Gimeno Bureu

EA: Antonio, llevas muchos años compitiendo y nos preguntamos hasta cuándo te vamos a poder ver correr. ¿Cuánta gasolina te queda en el depósito?

AA: No sé, creo que ya no mucha. Este año hemos conseguido montar el equipo y estar en el campeonato, pero para el año que viene no sé como van a estar las cosas. Aparte, tampoco sabemos como tendremos el tema de los patrocinios y no hay nada cerrado. Entonces, si consigo volver a tener el apoyo de los patrocinadores que he tenido este año y conseguimos hacer un equipo en condiciones en el que la gente esté también animada con seguir, podremos continuar. Es un equipo en el que la mayoría de la gente está trabajando en otros sitios y vienen a las carreras por afición. Vamos a intentarlo mientras tengamos el apoyo, y yo tenga ganas y me vea competitivo. También pueden surgir otras cosas, estoy abierto a cualquier cosa. De momento no tengo pensada la retirada, pero ya veremos.

EA: Tony, en tu caso estás al principio de tu carrera deportiva. ¿Cómo te planteas el futuro?

TA: A mí me gustaría, a corto plazo, aguantar un par de temporadas más en el CET. Una vez que se haya consolidado y haya más equipos, creo que puede ser una buena manera de aprender y crecer como piloto. Por otra parte, uno de mis sueños sería, a lo mejor, hacer el europeo de turismos o el GT Open, en un rango de tres o cuatro años. Esa sería mi idea, más o menos.

Tony Albacete surcando el asfalto. © Jordi Gimeno Bureu

EA: Para terminar, una pregunta para los dos. ¿Os gustaría, en un futuro, hacer una carrera juntos?

AA: Pues eso estaría bien, ¿por qué no? La verdad es que sería una cosa agradable de hacer.

TA: ¿Por qué no? De hecho, el año pasado corrimos una carrera en el Jarama, pero con coches distintos. Pero nunca hemos compartido coche los dos. Estaría bien hacer una carrera juntos.”

La agradable conversación con los Albacete llegó a su conclusión. Una charla entretenida y amena en la que pudimos repasar algunos capítulos del pasado y el presente del automovilismo español desde la mirada de dos pilotos que forman parte de una las sagas familiares que mejor conocen este mundo. Antonio y Antonio. Tony y Antonio Albacete, muchas gracias por vuestro tiempo y buena suerte.

Foto de portada: @Circuitcat_cat