Entrevista a Mikel Azcona: “Siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar”

Entrevista a Mikel Azcona: “Siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar”

Mikel Azcona es un piloto que destaca por su capacidad para ser agresivo cuando toca y su templanza cuando la situación no es propicia para jugársela. Desde muy joven se decantó por las competiciones de turismos tras el aprendizaje en el karting. Diferentes campeonatos monomarca han visto su evolución, pero fue la consecución del Campeonato de Europa de Turismos en 2018 lo que le catapultó a la élite.

La Copa del Mundo de Turismos es su hogar desde comienzos de este año, como integrante del equipo PWR Racing. En el WTCR ha conseguido una victoria y tres podios más que le valen para sujetar la quinta posición en la clasificación general del campeonato. Piloto fiel a Cupra, defiende los colores de la marca española de la misma manera que lleva el nombre de su pueblo, Falces, por todo el mundo. Y también por nuestra geografía, pues entre carrera y carrera del mundial, disputa el Campeonato de España de Resistencia en categoría TCR, junto a su compañero Evgeni Leonov.

Durante el último Racing Weekend del año en el Circuit de Barcelona – Catalunya, Azcona no faltó a su cita con el CER. En un muy buen fin de semana, consiguió adjudicarse la victoria en la carrera de dos horas que se celebró el domingo como colofón a un gran año de competición del certamen organizado por VLine.Org. Pudimos hablar con él, y a falta de dos citas para acabar su gira internacional, en Macao y Malasia, es el momento de hacer balance de una magnífica temporada deportiva para el navarro.

Mikel Azcona lidera el pelotón camino de la victoria en Vila Real (Portugal). Foto: WTCR

El Acelerador (EA): Mikel, nos gustaría empezar hablando de tu temporada en el WTCR. Cuéntanos, ¿qué valoración haces de lo que has conseguido este año?

Mikel Azcona (MA): Pues a falta de dos pruebas, en un año bastante bueno y positivo para mí, superando las expectativas, estar quinto en la clasificación general y haber hecho cuatro podios, ya en el primer fin de semana en Marrakech haciendo el primero, significa que desde el primer momento he estado al nivel. Obviamente, cada fin de semana voy aprendiendo y he aprendido muchísimo. Así que una valoración muy positiva y muy buena.

EA: Llevas varios años compitiendo con el Cupra TCR, casi lo conoces como tu casa. ¿Qué destacarías del coche?

MA: De coches TCR es el único que he probado, pero es verdad que llevo cuatro años con él y he hecho muchas carreras. Destacaría que es un coche que tiene un balance muy bueno. No es que destaque en todos los aspectos, pero en general está muy bien balanceado. Tanto en frenada como en paso por curva. El problema de estos coches de tracción delantera es que tiendes a tener muy rápido subviraje. Pero con las evoluciones que le han ido haciendo y en el coche del WTCR de este año, este problema que lo hemos tenido todos los años, se ha solucionado bastante. Antes íbamos luchando muchísimo para combatir el subviraje y ahora no tenemos tantos problemas. Así que es algo que caracteriza al Cupra.

EA: En los test de pretemporada del WTCR, te preguntamos por cómo esperabas enfrentarte a Nürburgring y Macao. Nos comentaste que venías de probar en el legendario circuito alemán y que la primera vuelta fue “acojonante”. Después has competido allí. ¿Sigues pensando que lo es?

MA: Sí, sigo diciendo que es “acojonante”. Nunca he conducido en un circuito tan difícil y, a la vez, tan divertido. Pero para la cabeza es machacador. Durante los nueve minutos que dura la vuelta, estás sin parar de pensar, sin parar de estar concentrado, sin relajarte, … Y esto es una gran tensión para el piloto. Cuando llegas a la recta de atrás tienes unos treinta segundos de descanso, pero después vuelve a ser una constante estar todo el rato en tensión. Tienes cambios de dirección, saltos, cambios de asfalto, diferentes niveles de adherencia, curvas que agarran más y otras que agarran menos, … Nürburgring es una mezcla de todo lo que puede haber en todos los circuitos del mundo. Y esto hace que sea muy difícil ir rápido allí. Psicológicamente es matador.

Mikel Azcona trazando el Karusell, la famosa curva del legendario circuito de Nürburgring. Foto: WTCR

EA: ¿Cómo estás preparando Macao?

MA: Macao también es un circuito nuevo para mí. Llevo una semana dando unas ochenta o noventa vueltas en el simulador cada día y quiero llegar allí con alrededor de quinientas o seiscientas para tener todo memorizado y hacerlo automático. Y una vez allí, pues tocará arriesgar lo necesario y coger confianza.

EA: ¿Qué expectativas tienes

MA: Mi objetivo es coger los máximos puntos posibles. Lo que tengo claro es que en la calificación habrá que atacar, es el 90% de la carrera ya que no se puede adelantar. Pero todo dependerá de mi feeling durante los entrenamientos libres. Si me siento cómodo y el coche me va bien, atacaré.

EA: Por otra parte, participar en las carreras del Campeonato de España de Resistencia te ofrece la posibilidad de seguir preparándote. ¿Cómo las afrontas y qué objetivos te marcas?

MA: El objetivo aquí siempre es ganar. Hemos ganado tres carreras en el CER este año y creo que estamos al nivel para poder ganar el campeonato. Hay bastante nivel porque hay muchos TCR y no nos lo ponen nada fácil, pero hay que ganar en el Campeonato de España de Resistencia.

Mikel Azcona durante la cita del Campeonato de España de Resistencia en Motorland Aragón.

EA: Faltan dos citas para terminar la temporada del WTCR, que son seis carreras en total. ¿Cómo te planteas la recta final?

MA: Sinceramente, no tengo ninguna presión, porque siendo mi primer año y estando quinto en el campeonato, el trabajo que había que hacer ya está hecho. No obstante, siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar. Sé que es muy difícil, pero siempre que salgo a pista voy a ir a ganar, no a hacer un quinto o un sexto puesto. Todo esto dependiendo de las circunstancias. Si te estás jugando el campeonato, vas a hacer ese quinto o ese sexto y coges puntos. Pero el objetivo siempre es salir a ganar. Voy sin presión, pero sí que quiero defender la quinta posición en el mundial. No va a ser nada fácil. Si consigo quedar entre los cinco primeros del campeonato, sería un triunfo. El objetivo cumplido, además, con creces.

EA: A principios de octubre estuviste compitiendo en la Spa 500, una carrera de resistencia en el legendario circuito de Spa-Francorchamps para coches TCR en la que terminaste en el podio. ¿Qué tal fue la experiencia?

MA: Estuvo muy divertida, me lo pasé muy bien. Era mi primera carrera de 24 horas y es otro concepto. Conservar el coche, los neumáticos, no subirte por los pianos, … Todo lo opuesto a lo que hago yo. En el mundial vas a degüello. Me lo pasé genial porque es un trabajo en equipo. Éramos cinco pilotos en nuestro coche y el ambiente que había durante la carrera estuvo muy bien. Aprendí muchas cosas. Me gustó y me gustaría seguir haciendo carreras de 24 horas. Me enganchó.

Mikel Azcona en el podio de Ningbo, junto al ganador Yvan Muller y Ma Qing Hua, segundo clasificado. Foto: WTCR

EA: Hablando de esto, ¿qué carrera, en turismos o en cualquier otro tipo de coche, te gustaría hacer?

MA: Después de esta carrera de veinticuatro horas en Spa, me di cuenta de que me encantan. El hecho de salir a las cuatro de la mañana, sólo con las luces de tu coche, vas en Eau Rouge a fondo, sin luces en el circuito y en medio de la selva, … Fue una sensación que dices: “¡Qué gozada!”. Tiene que ser brutal hacer las 24 horas de Nürbugring. Meterte en el Nordschleife por la noche, que no ves nada, sólo las fogatas de la gente que está asando carne en los laterales, … Tiene que ser impresionante. Además, la neblina que hay lo hace como aterrador. Las condiciones son muchas, diferentes y muy difíciles. La verdad es que me encantaría hacer esa carrera.

EA: Una curiosidad al respecto. ¿Es cierto que dentro del coche os llega el olor de la carne asándose?

MA: Sí, se huele. Precisamente, en la carrera del WTCR en Nürbugring, pasábamos por el Nordschleife y olía a carne. Era muy curioso.

EA: Para terminar, ¿qué coche de competición te gustaría probar en el futuro?

MA: Ahora mismo estoy muy bien en el WTCR, pero es verdad que nunca he probado un GT y es algo que me gustaría hacer alguna vez. Sigo mucho las carreras y me llama la atención para un futuro. Tengo la curiosidad de ver cómo funcionan.

EA: Pues esto ha sido todo. Muchas gracias por tu tiempo, Mikel.

MA: Gracias a tí.

Mikel Azcona trazando el circuito urbano de Marrakech, donde debutó en el WTCR. Foto: WTCR

Tras un buen rato de alegre y distendida charla, damos por terminada nuestra conversación con Mikel Azcona. El navarro se enfrenta este fin de semana a uno de los circuitos legendarios del automovilismo. Macao le recibirá con su mezcla de zonas rápidas y reviradas curvas, amenizadas por los icónicos guardarraíles amarillos y negros. Le deseamos mucha suerte y esperamos volver a coincidir con él en los circuitos. ¡Gracias, Mikel!

Foto de portada: WTCR

Tertulia nipona con Koji Obara y Àlex Garcia (Parte II)

Tertulia nipona con Koji Obara y Àlex Garcia (Parte II)

En la primera parte de esta conversación hablamos sobre las diferentes concepciones que se tienen del automovilismo en Europa y en Japón, de la mano de dos protagonistas que conocen con bastante acierto el asunto: Koji Obara y Àlex Garcia. La tertulia continúa hablando del presente y el futuro del automovilismo japonés, pero haciendo un alto para que el señor Obara nos explique en qué consiste Natural Tunning.

Pablo López (El Acelerador): “Señor Obara, usted está involucrado en la promoción de un producto desarrollado en su país que pretende bajar las emisiones de efecto invernadero de los coches de calle. Cuéntenos algo sobre ello.”

Koji Obara: “Nuestra intención con Natural Tunning es, en primer lugar que la gente entienda que el tunning no es solamente convertir un coche de calle en un coche de carreras. Hay muchos tipos de tunning. En nuestro caso, utilizamos un producto para mejorar la eficiencia de un motor. Buscamos sacar el máximo potencial del motor, tanto a nivel de rendimiento y aguante, como a nivel de mejorar las emisiones. A veces, por no funcionar de la manera más eficiente, el residuo del motor sale junto a los gases de escape, en vez de salir de una manera más sostenible con el medio ambiente. Básicamente, nuestro producto, Natural Tunning, lo que hace es que la mezcla haga una combustión más sencilla al funcionar a temperatura más baja. Usamos una pintura que aísla térmicamente el motor y un catalizador para que las reacciones químicas que se producen en la combustión sean más eficientes, reaccionando antes y a una temperatura menor. De esta manera, el motor trabaja menos forzado y se llega a notar en el momento de la conducción. El punto interesante es que se pueden reducir entre un 45% y un 50% las emisiones de CO2

Salida de la última carrera del Super GT en 2018, en el trazado de Motegi.

P. López: “¿Cómo veis el futuro del automovilismo japonés a medio plazo y su proyección a nivel internacional?”

K. Obara: “Tengo la impresión de que se está abriendo más al automovilismo internacional, tanto de pilotos que vienen a correr, como de pilotos japoneses que se van fuera. Entonces, se está produciendo una mezcla de culturas que ayuda a los pilotos de Japón a crecer en todos los niveles, gracias a esa influencia externa. Y lo mismo para los pilotos europeos, que aprenden por influencia japonesa. También creo que es un buen momento para que el automovilismo en general tenga mayor presencia japonesa. Y además, que se vea que las categorías japonesas pueden ser un destino y no sólo un paso.”

Àlex Garcia: “Por mi parte, voy un poco en la misma línea. Sobretodo que no haya miedo por parte de nadie a explorar ese camino. Es cierto que el idioma es una barrera y hay pilotos que no entienden el automovilismo japonés, pero hay muchos que se llevan una grata sorpresa cuando llegan allí. Es un lugar con muchas ganas de vivir carreras, con una gran afición, incluso en categorías inferiores o con menos proyección mediática. Esto es más difícil de ver en Europa, mientras que allí es algo normal.”

André Lotterer, tres veces ganador de las 24 Horas de Le Mans y Campeón del Mundo de Resistencia, apostó hace años por competir en Japón. En la imagen, durante la prueba de la Super Formula en Fuji, en 2017

P. López: “Se habla de la llegada de algún piloto japonés a la Fórmula 1 por medio del programa de pilotos de Honda. Ya los hubo en el pasado, en el Campeonato del Mundo de Resistencia los hay y en el de rallyes parece que poco a poco se van abriendo hueco. ¿Es quizás el RallyCross la única disciplina que falta por descubrir?”

K. Obara: “Es curioso porque es una disciplina que, a pesar de contar con un Campeonato del Mundo, en Japón no es muy conocida. Personalmente me gusta, y me gustaría probar algún coche de rallycross. Quizás, el problema es que en Japón existe la tendencia a querer emular a los pilotos de las máximas categorías, y si el rallycross fuera más popular a nivel mundial, tal vez habría pilotos que les interesara llegar a competir en él. Por otra parte, es verdad que si los promotores, organizadores y equipos no se meten en un entorno en el que quieran hacer esto, no va a haber nunca una atracción. Habría circuitos en Japón que estarían dispuestos a organizar algo, pero tiene que haber interés por parte de la organización.”

P. López: “El año que viene, la Fórmula 3 japonesa cambiará de nombre y estrenará los nuevos chasis Dallara 320, algo que hará a su vez la Eurofórmula Open, campeonato con base en España. ¿Cómo valoráis este cambio, tanto para la SuperFormula Lights como para la Eurofórmula Open? ¿Es quizás el intento de sobrevivir ante el aplomo de la FIA y su escalera hacia la F1?”

K. Obara: “Hoy en día, en el automovilismo mundial hay muchas categorías parecidas, sin embargo, no tienen un trabajo común. De ahí que la elección entre unas y otras se base en ver cuáles son mejores, con más competitividad. Quizás, un punto clave sería aunar fuerzas para buscar que todos los certámenes salieran ganando, tuvieran una situación mejor y más cómoda, siendo más atractivos para los pilotos. Pero todo esto tiene que ver con los promotores, han de ser ellos los que den ese primer paso. Aunque no siempre sea posible.”

À. Garcia: “Para mí, una misma Fórmula 3 a lo largo del mundo nos podría dar como resultado algo como lo que es el Gran Premio de Macao. Supongamos una FIA Fórmula 3 en Japón, o en América. Esto permitiría que los pilotos llegaran mucho más preparados a Europa. Desde luego, el movimiento que han hecho en Japón tiene mucho sentido, habrá que ver como se da en el caso de Europa, al haber más categorías.”

El Honda NSX no volverá a la pista con la misma configuración. En la imagen, el GT nipón en una de las últimas carreras del Super GT

P. López: “Hablemos del Super GT. ¿Cómo valoráis el presente año?”

K. Obara: “Ha sido un año con mucha presencia de lluvia, muy difícil para ciertos equipos, incluso algunos que lo han pasado muy mal. Entre ellos se han ayudado para poder sobrevivir, lo que demuestra la cultura que hay allí al respecto. Se ha notado el cambio de cara a la presencia del DTM y el futuro conjunto de ambas categorías. Hay mucha ilusión por esa carrera conjunta en Fuji. Por otra parte, los aficionados están viendo un cambio generacional. Va a haber un cambio importante en los coches en 2020 con la entrada de la versión previa del Class One. Entonces, los aficionados lo han visto como una última oportunidad de ver esos coches.”

À. Garcia: “A nivel general, coincido con el señor Obara. Ha sido el último año para ver al Honda NSX con motor central, o al Lexus, pues Toyota volverá el año que viene. La implementación del Class One para equiparar el campeonato con el DTM se está haciendo poco a poco, pero se están notando los cambios. En cuanto a lo deportivo, es difícil de valorar. Ha estado todo muy abierto. Y luego, es bonito ver a pilotos de fuera como Heikki Kovalainen, Jenson Button o Nick Cassidy tener buenos resultados.”

P. López: “Uno de los pilotos que compite allí es Álex Palou, nuestro representante en esas tierras tan lejanas. En la Super Formula lo ha hecho increíblemente bien, luchando por el título hasta la última carrera; aunque sus resultados en el Super GT han sido más discretos. ¿Qué os transmite este piloto?

K. Obara: “Antes de este año no era muy consciente de la presencia de Álex Palou, ni de su nacionalidad, pero tras hablar con Àlex me he ido fijando y me ha gustado lo que he visto. Me alegro de que haya un piloto español compitiendo en Japón con buenos resultados. Para mí es difícil valorar su trabajo y lo que puede hacer en el futuro, pero evidentemente, si este año ha ganado una carrera y el año que viene sigue allí, sin duda que tendrá una buena opción para estar peleando por cosas importantes. Pelear por el título es muy caro porque hay mucha igualdad y son pocas carreras, pero si continúa tendrá opciones. Tal vez tenga más en Super Formula que en Super GT, porque dependes más de la máquina. Este año, el BoP que le ha tocado a su McLaren no está muy allá y eso le ha comprometido.”

À. Garcia: “Para mí lo ha hecho muy bien en el Super GT. Ha tenido varios momentos en los que ha podido demostrar su talento, como en Fuji bajo la lluvia, remontando muchas posiciones donde luego ganó en la Super Formula, lo cual ya dejó entrever que había algo muy bueno. Y en Motegi, donde marcó la Pole Position y el récord de vuelta en GT300, o sea que es el piloto que ha ido más rápido en un coche de estos allí. Ha demostrado ser uno de los pilotos más espectaculares esta temporada, y de hecho, es el único que ha repetido Pole Position en la Super Formula. Ha hecho tres en siete carreras, mostrándose rapidísimo a una vuelta. En carrera, creo que lo que le faltó fue ese rendimiento a principios de año, uno o dos momentos que podría haber sumado unos puntos de más. Y luego todo sumado a esa malísima suerte con el conducto del motor que le falló en Suzuka y que le dejó sin un título que ya tenía prácticamente hecho. Es una pena porque me hubiera encantado verle ganar el campeonato, se lo merecía mucho, pero creo que al final le ha quedado claro a todo el mundo que lo que ha hecho ha sido espectacular y muy especial.”

Àlex Palou, pilotando su Dallara-Honda SF19 del equipo Nakajima Racing durante la cita de la Super Formula en Autopolis. Foto: @AlexPalou

P. López: “Por último, terminamos con un par de cosas algo más personales. ¿Qué coche de competición histórico os gustaría probar? Y, ¿qué coche de calle os gustaría tener?”

K. Obara: “Bueno, el piloto que más he admirado es Ayrton Senna, así que lo que me gustaría es probar el McLaren-Honda MP4-6 de 1991, con el motor V12. Respecto al coche de calle, tal vez me decantaría por el McLaren 720 o el Porsche 911 GT3. Un coche, especialmente el Porsche, que tenga un cierto componente de usarlo en el día a día, pero que lo puedas meter en un circuito y disfrutarlo como es debido.”

À. Garcia: “Es difícil porque cuantas más carreras ves, más coches te gustan. Pero si tuviera que elegir, lo haría más por una cuestión de corazón y quizás elegiría el Ferrari 412 T2 de 1995, el último V12 en Fórmula 1, en la primera temporada que seguí, y que además lo pude ver en directo. En cuanto al coche de calle, si me centro en el día a día tal vez elegiría el Toyota Supra, quizás el actual con algún tipo de preparación más personalizada.”

P. López: “¿Repetiréis experiencia a bordo del Nissan GT-R?”

K. Obara: “¡Por supuesto!”

À. Garcia: “Sería un placer…”

Koji Obara y Àlex Garcia antes de rodar sobre la pista de Sugo a bordo del coche de seguridad. © Àlex Garcia

La agradable conversación llegó a su fin. Hablar de automovilismo con gente tan apasionada siempre es un placer. Gracias a Koji Obara y a Àlex Garcia por acceder a mantener esta tertulia tan emocionante como instructiva. Japón nos queda un poco lejos, así que es de agradecer que haya personas que nos acerquen un poco su automovilismo y su interesante cultura. Se quedaron cosas en el tintero, pero seguro que en otra ocasión podremos continuar donde lo dejamos. Quién sabe si en una sala de prensa o a bordo de un Nissan GT-R en el circuito de Sugo.

Foto de portada: © Sergi Garcia Campamà

De capazos por el paddock: Belén García

De capazos por el paddock: Belén García

Un circuito de carreras siempre es un buen lugar para conversar. Sea de lo que sea. Y no siempre se habla de la competición. Hay muchos temas que tratar. Pero cuando entablas una breve tertulia con un piloto, en este caso con Belén García, que además viene de competir en los Motorsport Games, y este fin de semana disputa las últimas carreras del año de la Fórmula 4 española, es justo y necesario hablar de carreras.

Como decimos, en esta ocasión cogimos un capazo en el paddock del circuito de Montmeló con la piloto catalana. García se encuentra disputándose el trofeo de mejor fémina en el Campeonato de España de Fórmula 4 contra Irina Sidorkova y Nerea Martí, y ha sido seleccionada como piloto de las W Series para 2020. Además, fue la representante nacional en la copa de Fórmula 4 que tuvo lugar en la pista de Vallelunga, cercana a Roma, durante los “Juegos Olímpicos del motor”. En un fin de semana que fue de menos a más, logró terminar en sexta posición en la carrera final, firmando una actuación muy sólida.

Sobre su participación allí, nos comentó que fue una gran experiencia. “Fue una pasada. Un evento increíble, todo a lo grande. La verdad es que estuvo a la altura de las expectativas. Lo que se esperaba era unos Juegos Olímpicos del motor y la verdad es que me gustó muchísimo la experiencia en sí. Y el cómo nos fue todo, fue la guinda del pastel.”

Belén García rodando en Vallelunga durante los Motorsport Games. Foto: @MediageCom

Allí, todos los participantes en Fórmula 4 usaron un monoplaza desarrollado por KCMG que equipaba dos novedades para Belén, un sistema de propulsión híbrido y el Halo. Sobre ello, nos dijo que en comparación con el monoplaza de F4 que lleva pilotando toda la temporada, “había una pequeña diferencia, sobre todo en los bajos del motor. Pero no se nota excesivamente, porque con el Halo se ganaban unos cuantos kilogramos de peso y al final una cosa con la otra se compensaban. En el resultado global no se notaba demasiado.”

Por otra parte, “en lo que más diferencias noté fue en las ruedas. En el Campeonato de España de Fórmula 4 usamos neumáticos Hankook toda la temporada y allí se usaron Pirelli. Me costó adaptarme un poco, pero al final entendí como funcionaban y conseguí hacerlo más o menos bien”, valoró García.

El monoplaza de Fórmula 4 que pilota Belén García descansa en el garaje de Global Racing Service. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto al circuito, nos comentó que nunca había competido en Vallelunga. ”Sólo había hecho simulador. Lo que me ha dado tiempo, porque vine de Portimao, luego fui a Abu Dhabi, y no me dio tiempo a prepararlo en las semanas justo antes. Pero lo poco que pude, lo preparé e intenté hacerlo lo mejor posible. Pero era mi primera vez en pista”, nos reconoció.

Su primera temporada corriendo con monoplazas de Fórmula 4, con el equipo Global Racing Service, está siendo de aprendizaje, logrando una victoria en el circuito de Navarra a principios de temporada y luchando carrera tras carrera por ser la mejor piloto femenina del campeonato. Belén se mostró satisfecha por su papel en la categoría este año. “Es una experiencia increíble, la verdad. Puedo ganar el campeonato femenino, pero pase lo que pase este fin de semana, estoy muy contenta con lo que he aprendido, con la experiencia en sí. Estar aquí es, simplemente, un regalo. No me lo hubiera esperado nunca. Así que con lo que me llevo estoy contentísima.”

Belén García trazando la segunda curva del circuito de Montmeló. © Jordi Gimeno Bureu

Respecto a su futuro, Belén García se presentó a las pruebas de selección que las W Series llevaron a cabo en el circuito de Almería. Allí probó el monoplaza de categoría Fórmula 3 que se usa. Sobre él y su comparación con el Fórmula 4 al que está acostumbrada, nos explicó que “entre el coche de las W Series y el Fórmula 4 no hay demasiada diferencia. Se nota un poco más la potencia, pero no es lo que más llama la atención. Yo creo que los frenos y la aerodinámica, junto con el paso por curva, sobre todo en curvas rápidas, es lo que más se nota.”

Tras las pruebas, su actuación fue suficiente para que fuera elegida como piloto para la temporada 2020. Nos comentó que “para el año que viene he sido confirmada como piloto de las W Series y de momento sólo tengo seguro eso.” Su intención es la de complementar su participación en el campeonato exclusivamente femenino con otro certamen en el que conseguir más experiencia. “Estamos intentado buscar un campeonato para complementar, con el mismo coche, para poder aprender sobre él y tener más kilómetros encima”, nos confirmó la piloto barcelonesa.

Belén García durante la última cita del Campeonato de España de Fórmula 4 en Montmeló. © Jordi Gimeno Bureu

Tras unos minutos de agradable conversación, el capazo llegó a su final. Como siempre decimos, los capazos se pueden reproducir en cualquier otro lugar y en cualquier otro momento. Así que seguro que en otro paddock y en otra carrera podremos volver a coger un capazo con Belén García. Fue un placer hablar con ella y le deseamos toda la suerte del mundo en su carrera. ¡Muchas gracias por tu tiempo, Belén!

Foto de portada: © Jordi Gimeno Bureu

Tertulia nipona con Koji Obara y Àlex Garcia (Parte I)

Tertulia nipona con Koji Obara y Àlex Garcia (Parte I)

Más de 10.000 Kilómetros separan nuestro país de Japón. Una distancia que parece enorme, y lo es, pero no insalvable. El desarrollo de la tecnología aérea nos permite reducirla casi al absurdo y compartir momentos tan interesantes como especiales. Hace unos meses, en una sala de prensa de un circuito se juntaron dos personas que ya se conocían. Una era occidental y la otra oriental. Y ambas, buenas conocedoras de la situación del automovilismo en sus respectivos países. Un tercero, quien les escribe, tuvo la oportunidad de compartir una conversación agradable y amena sobre carreras de coches con estos dos señores. Se trata de Koji Obara y Álex Garcia.

Koji Obara es el piloto del coche de seguridad del circuito japonés de Sugo. Debido a su condición, ha conpartido pista con las grandes estrellas del Super GT y la Super Formula. Pilotos de la talla de Jenson Button, Kenta Yamashita, Naoki Yamamoto, Kazuki Nakajima, Nick Cassidy o Álex Palou. Además, está involucrado en la promoción de Natural Tunning, un producto desarrollado en el país del sol naciente que ayuda a la mejor combustión de los motores de explosión, reduciendo la emisión de gases contaminantes. Por su parte, Àlex García es periodista automovilístico, uno de los comentaristas este año del Campeonato del Mundo de Rally y especialista en automovilismo japonés. Como tal, conoce los intríngulis de la cultura automovilística del país y es capaz de moverse como pez en el agua en los innumerables campeonatos que se corren allí.

Es el momento de conocer de primera mano las impresiones de estos dos personajes. La conversación dio para mucho, así que empezaremos en esta primera parte hablando de las concepciones japonesa y europea del automovilismo, y del trabajo de los dos protagonistas. Comenzamos hablando de la experiencia de Àlex Garcia en el circuito de Sugo, cuando Koji Obara le dio una vuelta al trazado nipón a bordo del Safety Car.

Vista aérea del circuito japonés de Sugo

Pablo López (El Acelerador): “Hace un tiempo, compartisteis coche para dar una vuelta al circuito de Sugo. Sabemos que para Àlex fue una gran experiencia. Señor Obara, ¿sintió mucha presión por la responsabilidad de llevar a bordo a Àlex? ¿Le tentó la idea de llevar el coche al límite para asustarle un poco?”

Koji Obara: “Bueno, una persona que viene de tan lejos, de España, y va a Japón por el interés que tiene por las categorías que se corren allí, y por ir al circuito de Sugo, pues intentas que la experiencia sea algo interesante y emocionante. Te guardas un poco, ese último 10% para no entrar en riesgo. Pero como la vuelta en Sugo es muy corta, puedes dar más de una e ir acortando ese margen de seguridad. No tuve sensación de presión por la responsabilidad porque conozco muy bien el circuito, he dado muchas vueltas allí. Y sobre intentar asustar a Àlex, pues esperaba que se sorprendiera más, no lo ví muy sorprendido.”

Àlex Garcia: “Creo que fue más por disfrutar de la experiencia que por la falta de sorpresa.”

P. López: “En vosotros se unen dos concepciones culturales distintas y dos maneras de ver las carreras. ¿Qué diferencias observáis en la manera de afrontar las carreras en Japón y en Europa?”

K. Obara: “Para mí, el estándar del deporte de motor está en Europa. Es donde nació y donde se ha desarrollado. Considero que la sensación que tenemos en Japón es como de un padre y un hijo. El automovilismo nació en Europa, pero en Japón ves similitudes con lo europeo y cosas que se han adaptado a las necesidades que tenemos allí.”

À. Garcia: “Quizás, en Japón se centra todo un poco más de cara al público. Es más un entretenimiento para todo el mundo. Es habitual ver familias enteras llenando los circuitos, algo que también ocurre en Europa, pero no tanto. Se parece más al estilo americano. El espectáculo es una parte muy importante. Desde hace tiempo, existen normativas para igualar las mecánicas en pos de mejorar la igualdad y mantener la emoción hasta el final. Además, el hecho de que haya tantas marcas automovilísticas ha contribuido a mantener una cultura del automóvil muy potente. De hecho, tienen más seguimiento, en general, las categorías nacionales que las internacionales, salvo la Fórmula 1. Quizás sea la única excepción.”

Àlex Garcia en el muro de boxes del circuito de Sugo. © Àlex Garcia

P. López: “Señor Obara, su labor como piloto del coche de seguridad en el Super GT y en otras competiciones de Japón es crucial para el desarrollo de las mismas. Como no he tenido nunca la oportunidad de hablar con un piloto de Safety Car, cuénteme: ¿En qué se basa su trabajo?”

K. Obara: “Nuestro trabajo es el de ayudar a Control de Carrera. Lo que se ve fácilmente es cuando hay una situación en que la carrera no puede proseguir de manera normal y nosotros salimos con el coche de seguridad a pista. Entonces es cuando tengo que salir en el momento exacto para ponerme delante del primer clasificado, reducir mi velocidad y encontrar un ritmo adecuado. Dentro del coche tenemos radio, por lo que la comunicación es bidireccional con Control de Carrera. Nosotros podemos darles información de lo que vemos y ellos a nosotros también. Es importante saber qué hacen los coches que llevamos detrás, cuando hacen zigzags para calentar los neumáticos o las pruebas de frenado que practican durante ese período en el que la carrera está neutralizada. Sobretodo, por si cometemos un error o realizamos una maniobra fuera de lo habitual, porque podemos tener un choque por alcance de alguno de los participantes que no nos haya visto. Luego, es muy importante, a la hora de volver a entrar al Pit Lane, saber el momento en el que tienes que apagar las luces, el momento en el que tienes que acelerar y escaparte de los coches. Porque hay que evitar una situación en la que los coches te puedan volver a alcanzar antes de que hayamos entrado en el carril de boxes. Y también, durante el fin de semana nos encargamos de mantener el Coche de Seguridad, que esté operativo y en perfectas condiciones en todo momento. Revisamos todos los coches que tengamos que usar durante esos días. Incluso, llevamos cajas de herramientas por si nos surgiera algún contratiempo de última hora.”

Koji Obara comandando el pelotón al volante del Safety Car, durante una carrera de la Super Formula en Sugo

P. López: “Señor Garcia, usted es una referencia periodística en cuanto al automovilismo japonés se refiere. ¿De dónde viene su afición por las carreras japonesas?”

À. Garcia: “La verdad es que a mí siempre me interesó mucho la cultura japonesa. Sobretodo porque cuando era pequeño, veía las carreras de allí, con coches muy coloridos, parecidos a los que había aquí en Europa, pero con unas decoraciones distintas, muy elaboradas. Aquello me llamó la atención. Y además, coincidió con la época en la que Pedro de la Rosa competía en la Formula Nippon, así que el hecho de tener un piloto de España, de casa, compitiendo en el otro lado del mundo, y que además fuera un lugar que a mí ya me había llamado la atención, pues hizo que estuviera más pendiente. Recuerdo leer las pequeñas reseñas en las revistas, que con el tiempo he sabido que en todo aquello trabajó Raimón Durán, con el que luego he tenido una buena relación. Era la única manera de estar al tanto de todo aquello. Con el tiempo llegó Internet y la posibilidad de ver algún trozo de alguna carrera vía satélite. Te encuentras que compiten coches que has visto en las 24 Horas de Le Mans y todo aquello te desconcierta un poco… Sigo las competiciones japonesas de manera regular desde hace unos diez años y de manera profesional desde 2012. Por esa época empecé a estudiar japonés, lo cual me permite acceder a información que de otra manera me sería prácticamente inaccesible.”

P. López: “Señor Obara, ¿qué cree que el automovilismo japonés puede importar del automovilismo europeo?”

K. Obara: “Desde mi punto de vista, me da la impresión de que en Europa, entre los pilotos hay más respeto, más aprecio, tanto a nivel profesional como amateur. Es algo que he visto desde fuera y me parece que se podría aplicar más en Japón. Sí es cierto que entre pilotos de la misma categoría hay mucha amistad, pero no se aplica entre pilotos de distintos niveles. Da la sensación de que aquí hay una admiración hacia los pilotos, sea cual sea su categoría, pero esto no se da allí de la misma manera.”

P. López “Señor Garcia, ¿qué cree que el automovilismo europeo puede importar del automovilismo japonés?”

À. Garcia: “Ante todo, entender el concepto que hay detrás del automovilismo. Detrás de cada equipo, detrás de cada carrera y detrás de cada campeonato hay gente. Sobretodo, allí hay una cultura que hace que las marcas entiendan que hay un valor. Este valor está porque les gusta mucho el automovilismo, entonces te puedes encontrar un campeonato pequeño que tenga más de treinta coches participando, el doble que en muchos campeonatos europeos. Y no es porque sea más barato competir, sino porque hay muchos más patrocinadores pequeños con ganas de estar relacionados con las carreras. No sólo con Fórmula 1 o Super GT, sino con pilotos que están creciendo y que tienen un punto atractivo. El comprador ya entiende que por patrocinar a alguien en categorías inferiores, el producto ya es de alta tecnología, algo que no sucede aquí. Así que si hay algo que se pueda aprender en Europa, es precisamente esa cultura.”

El Circuit Safari, en el que los aficionados pueden montar en un autobús que da vueltas a la pista mientras los coches de competición ruedan en ella, es un claro ejemplo del espíritu japonés por fomentar el espectáculo y acercarlo a la gente

Terminamos la primera parte de nuestra tertulia. En la segunda, trataremos del presente y el futuro del automovilismo japonés, su relación con nuestro país a corto y medio plazo, y algunas cosas más relacionadas con nuestros dos protagonistas.

Foto de portada: © Àlex Garcia

Fernando Navarrete: “Ojalá siga la racha”

Fernando Navarrete: “Ojalá siga la racha”

Fernando Navarrete es uno de esos pilotos que son capaces de manejar muy rápido cualquier tipo de coche. Ya sean de rallyes o turismos, el manchego consigue domar su montura con una aparente facilidad de la que suelen hacer gala los grandes pilotos. Este año está realizando una de sus mejores campañas, gracias a su participación en el renacido Campeonato de España de Turismos (CET) con Hyundai, y a las pruebas sueltas del GT Open Cup y Blancpain Series en las que ha competido.

Desde luego, es una de sus temporadas con menos tiempo libre, pues a sus habituales intercambios entre turismos y GT, se sumará su participación en los nuevos FIA Motorsport Games, como representante de España, junto a su compañero Álvaro Lobera, en la categoría reservada a los GT con un Lamborghini Huracán GT3.

Durante la cita española del International GT Open, Navarrete compitió en la categoría GT Open Cup con el Aston Martin Vantage del Team Virage. Pudimos hablar con él en un interludio entre carreras en el garaje del equipo. Nos comentó que “aquí hemos venido a preparar la cita de Roma de los Motorsport Games. Para nosotros es muy importante. Es un orgullo muy grande representar a nuestro país y queremos hacerlo lo mejor posible siempre”, aludiendo a su compañero Álvaro Lobera.

Fernando Navarrete pilotando el Aston Martin Vantage del Team Virage en el Circuit de Barcleona-Catalunya. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A pesar de lo completo que está su calendario, todavía mantiene la esperanza de añadir una última prueba a su lista de deseos. “Siempre hacemos el Rally de Madrid, que es el último de la temporada. Este año tenemos una opción buena de hacerlo con el Hyundai R5, pero no sabemos todavía si podremos hacerlo o no.” En cualquier caso, sostiene que su objetivo principal es hacerlo bien en el CET. “Tengo la mirada puesta en el CET, sobretodo. Es mi trabajo principal, donde tengo que ganar o hacerlo lo mejor posible.”

Precisamente, el Campeonato de España de Turismos está afrontando su primera temporada desde su renacimiento. Navarrete considera que “cuando empieza un campeonato nuevo, la gente tiene mucho miedo de entrar. Por mi parte, estoy encantado. La Federación pone todo de su parte, ayudan en todo, ponen test gratis… No hay marcas oficiales, pero nos ayudan con lo que pueden. El campeonato va muy bien, con pocos pilotos pero de mucha calidad. Tenemos a gente que ha estado en GP2 o en el campeonato de Europa de TCR…”

Para Fernando Navarrete, la ayuda de las marcas está contribuyendo al crecimiento del campeonato. “Hyundai se está portando de una manera espectacular, y de hecho, el año que viene pondrá otros cuatro coches más. Además, para la cita en el circuito del Jarama entran los Alfa Romeo y los Peugeot… Hay un Renault Mégane que están preparando… Con lo cual, ya seremos cerca de quince o dieciséis, que ya es una parrilla digna”, recalcó.

Fernando Navarrete, atento para salir a pista al volante de su Hyundai del CET. Foto: @CET_RFEdA

El piloto español tiene ganas y muchas esperanzas de ver fuerte al Campeonato de España de Turismos. “Tengo mucha esperanza de que este campeonato vaya bien, porque es con el que crecí, viendo a Villamil, a Pérez-Sala,… Pilotos míticos para mí. Pero no queremos que llegue a convertirse en algo como lo que fue el CET anterior, con presupuestos desorbitados. Correr aquí cuesta algo menos que hacerlo en alguna copa monomarca. Nosotros tenemos un presupuesto de 40.000€ por coche. Es mucho menos de lo que cuesta un TCR. Compites con un coche potente de 300 cv, la gente te ve por televisión… En mi caso, mis patrocinadores están muy contentos porque salimos mucho por allí. Y al final, lo que ellos quieren es eso.”

Sobre la valoración que hace de su año en competición, nos comentó que “es 2019, nací un día 19 y el diecinueve es mi número de la suerte. Y este año está yendo muy bien, sin duda. He corrido en toda clase de coches. Pero este año, por varias cosas, está siendo el mejor año de mi vida a nivel deportivo. Hemos estado en las 24 Horas de Spa, compitiendo contra René Rast, contra Gary Paffett, contra Giancarlo Fisichella,… Para mí son cosas muy importantes. Ahora vamos a ir a los FIA Motorsport Games; hago el CET, en el que estoy para ganar; estamos haciendo alguna carrera del GT Open Cup,… La verdad que no puedo pedir mucho más. Estoy ahora mismo en un momento muy bueno y ojalá siga la racha.”

Fernando Navarrete pilotando el Lamborghini durante las 24 Horas de Spa 2019. Foto: @navarrexracing

Dado su afán por cambiar de tipo de coche con asiduidad, especialmente en este 2019 tan prolífico para él, Fernando Navarrete nos contó que tiene que modificar su manera de pensar cada vez que pasa de pilotar un turismo a un GT, y viceversa. “Las tres primeras vueltas que doy con cada coche, siempre freno pronto o tarde, doy gas pronto,… Vienes de otra cosa diferente, pero al final, cuando tienes tanta experiencia, toda la vida pilotando coches, a la cuarta vuelta ya vas a tope. Te adaptas y haces lo necesario para poder ir bien en cada auto”, sentenció el experimentado competidor.

Tanto él como Álvaro Lobera, tratarán de llevar la bandera española a lo más alto del podio de Roma, en los Motorsport Games. Por ello, su preparación para esta suerte de olimpiadas automovilísticas que estrenará la FIA este próximo noviembre, es crucial. “Hace unas semanas estuvimos en Roma entrenando. Alquilamos un Porsche GT3 y anduvimos un día entero dando vueltas en el circuito, el cual es precioso. Llevamos mucho entrenamiento físico, los GT son coches muy exigentes. Luego tendremos unos entrenamientos allí con el Lamborghini, y un pequeño test previo para probar el coche, durante los días anteriores. Son coches con mucho downforce, mucha aerodinámica, y no son fáciles de conducir”, señaló Navarrete.

Fernando Navarrete volando sobre la recta de meta de Montmeló, bajo la lluvia. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Falta poco para terminar el año, y el futuro cercano va tomando forma. También para Fernando. Nos contó que “de momento, mi objetivo es que mis patrocinadores aguanten conmigo, que estén contentos, y seguir en el CET. Para el año que viene tenemos un doble objetivo, que sería hacer el CET y el International GT Open, pero son palabras mayores. Ojalá lo consigamos, porque a mí los turismos me flipan, pero el mundo de los GT me llama mucho. Espero que podamos conseguir un programa con un coche de la máxima categoría”, nos comentó Fernando Navarrete, con gran esperanza.

Tras unos minutos de agradable charla con Fernando Navarrete, llegó el momento de dar por finalizado nuestro encuentro. La conversación fluyó de manera sencilla y distendida, y nos mostró al piloto, pero también a la persona que se encuentra dentro del casco. Un deportista que es un trabajador nato de lo suyo, las carreras de coches. Le damos las gracias por su tiempo y amabilidad, y le deseamos toda la suerte del mundo. ¡Muchas gracias, Fernando!

Foto de portada: @CET_RFEdA

De capazos por el paddock: Fran Rueda

De capazos por el paddock: Fran Rueda

Ya sabemos que el paddock de un circuito de carreras es como la plaza de un pueblo. Allí se reúnen los vecinos para hablar de esto, de lo otro y de lo de más allá. En esta plaza, los vecinos van cambiando según la carrera que se celebre. Porque los habitantes de un circuito también cambian en función del campeonato que tome como suya la pista. Unos se van y otros vienen. Es ley de vida. O más bien, ley de las carreras.

En una de estas conocimos a Fran Rueda, piloto malagueño que es uno de los primeros espadas del International GT Open, uno de los principales campeonatos de GT en Europa. Con este, lleva tres años metido en la lucha por el campeonato, junto a su compañero Andrés Saravia. El año pasado, cuando coincidimos por primera vez, pudimos entrevistarlo. Volvimos a hacerlo antes de comenzar la temporada, pocos días después de que se confirmara su fichaje por McLaren, como parte de su programa de pilotos en GT. Esta vez, ha llegado el momento de que forme parte de nuestros “Capazos por el paddock”.

Nos encontramos con Fran. Acababa de salir de una reunión con sus ingenieros, pero no dudó en conversar un rato con nosotros y contarnos algunas cosas. Esas cosas que se cuentan en la plaza de un pueblo. O en el paddock de un circuito. Empezamos hablando del campeonato y de como se ha ido desarrollando. “Diría que este año ha sido complicado, porque han pasado muchas cosas. El accidente en Paul Ricard fue algo terrible, en Hockenheim tuvimos problemas, y luego en la vuelta de formación en Spa me quitaron de en medio rápido”, nos contó Rueda.

Fran Rueda durante la carrera del sábado del International GT Open en Montmeló, en la que lograron la victoria. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Añadió que “por un lado ha sido estresante; pero por otro, las carreras que hemos tenido limpias, siempre hemos estado en el podio o ganando. Así que en ese sentido, estoy muy contento. Es el primer año del coche, y estar luchando por las primeras posiciones, es algo por lo que tenemos que estar contentos.”

Este año, Teo Martín Motorsport, el equipo en el que milita, ha estrenado los nuevos McLaren 720S GT3 para competir a lo largo y ancho de Europa, en algunos de los circuitos míticos del automovilismo. Sobre ello, le preguntamos si cree que la máquina fabricada en Woking ha cumplido con las expectativas. “Sí, sin duda”, respondió tajante y firme. “No es fácil que sea competitivo un coche el primer año, como es el caso del McLaren. La pretemporada sí que fue complicada por problemas de fiabilidad. Un coche totalmente nuevo siempre tiene estas cosas, da igual el que sea. Ahora, en estas carreras, parece que no hay. Siempre hay algo que pulir, un coche de carreras nunca deja de mejorar. Pero ha cumplido con creces lo que yo esperaba, que es que fuera un coche muy rápido.”

El imponente McLaren 720S GT3 de Teo Martín Motorsport con el que compite Fran Rueda, entrando en la zona prepodio. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero no sólo provee coches a la estructura de Teo Martín. McLaren sigue muy de cerca los pasos del equipo madrileño y, por supuesto, de Fran. “Hay mucha más implicación que la que tenía BMW”, nos dijo, en referencia al fabricante alemán, anterior suministrador del coche. “Mucho más apoyo de fábrica, trabajamos más juntos. También porque el coche está todavía desarrollándose. Y en el equipo hay tres coches. Aparte de que somos los clientes ‘número uno’ y el mejor equipo que tiene McLaren ahora mismo. Se trabaja mejor conjuntamente, a nivel de pilotos e ingenieros. Además, el mejor alumno del máster que se imparte en el MSi trabaja un año becado en McLaren.” Para Rueda, la situación con el fabricante británico ha permitido que el equipo mejore en muchos aspectos debido a esa mayor implicación entre ambas partes. “La implicación es mucho más global. Ha sido un cambio muy acertado.”

Tras hablar de aspectos relacionados con el presente, nos pusimos a hablar del futuro. Empezamos haciéndolo del más inmediato. Fran Rueda y Andrés Saravia luchan contra Albert Costa y Giacomo Altoè por ganar el campeonato de pilotos del International GT Open. Fran tiene muy claro qué es lo que puede decantar la balanza para que sean ellos los grandes triunfadores. “Verdaderamente, lo que puede decantar la balanza hacia nuestro lado es que nosotros vayamos muy bien y que nuestros rivales fallen. Si no, es complicado”, considera Fran.

Fran Rueda atento al desarrollo de la carrera en el muro del equipo, preparado para subirse al coche. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cree que hay varios factores a tener en cuenta, pero es importante que los rivales no puedan conseguir los resultados que necesitan. “La distancia es la que es y también hay que tener en cuenta el hándicap. Así que, a priori, como no fallen se van a despegar. Pero a la mínima que lo hagan, nosotros vamos a estar ahí para recortar. En cualquier caso, todo está abierto aún”, nos reconoció con optimismo.

Con respecto al futuro más lejano, lo que vendrá el año que viene y su porvenir en el mundo de las carreras, nos dijo que “siempre pienso en ello, pero no puedo decir nada porque ni yo lo sé”. En cualquier caso, se mostró confiado respecto a sus opciones. Hay algunas posibilidades de campeonatos, pero no hay nada confirmado. Es pronto, todavía.”

Al ser el primer año que estoy enrolado en una fábrica, no sé tampoco como trabajan los tiempos. McLaren no tiene un programa de fábrica, pero hay estructuras como Teo Martín Motorsport que es lo más cercano a un equipo de fábrica. Se podría llamar “semioficial”. Espero estar con el mejor equipo, si puede ser con Teo Martín estupendo, y si no, tendré que ver qué otras oportunidades hay”, sentenció Fran.

Fran Rueda surcando la recta de meta del Circuit de Barcleona-Catalunya, camino de la victoria © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La conversación llegó a su fin en un ambiente relajado. Conversar con un piloto capaz de manejar uno de los GT3 más impresionantes del panorama actual, siempre es una gran experiencia. Si además, esta se desarrolla de manera sincera y cercana, poco más se puede pedir. Como en otras ocasiones, fue un placer conversar y compartir un buen momento de afición por las carreras con Fran Rueda. Le deseamos toda la suerte del mundo y esperamos volver a “capacear” por el paddock con él en otra ocasión. ¡Muchas gracias, Fran!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)