De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

Comparte nombre con uno de los mayores genios de la música de nuestro país, y como el maestro Rodrigo, es capaz de hacer arte. Su especialidad no son las notas ni los acordes, aunque de su precioso Renault Clio emana un sonido tan armónico como cualquiera de las partes del famoso Concierto de Aranjuez. Lo suyo es ir rápido, trazar y dar gas antes que su rival. Es el arte de pilotar coches de carreras.

Durante el fin de semana de las 4 Horas de Barcelona, además de prototipos y GT, los pequeños pero matones Renault Clio hicieron acto de presencia en el circuito de Montmeló. Allí se dio cita la Clio Cup francesa, y entre los participantes se encontraba el aragonés Joaquín Rodrigo, con quien cogimos un capazo en el que tratamos diferentes asuntos, pero siempre hablando de carreras y de su punto de vista. Por su experiencia, es una de las voces autorizadas para hablar de esto que a tantos nos apasiona.

Precisamente, lo primero que tratamos fue sobre cómo ha cambiado el automovilismo en nuestro país. Rodrigo habló de la profesionalización que ha experimentado el deporte en estos últimos años. “Se ha profesionalizado mucho. Antes íbamos en plan amateur. Un poco como sigo yendo yo. Vas con los amigos, el coche en el remolque… Y te lo hacías así. Ahora, si quieres funcionar, tienes que ir con un equipo.” Y esto, a pesar de la última crisis económica que tanto afectó. Considera que sus estragos todavía no han pasado. “De momento no se ve ningún brote verde. Tiene pinta de seguir igual.

Joaquín Rodrigo surcando la recta de meta de Montmeló durante la carrera del viernes. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto al presente inmediato, hablamos sobre la manera de plantearse la carrera que le restaba por hacer el pasado fin de semana. Tras las pruebas, la calificación y la primera carrera, el sábado tocaba volver al asfalto para una segunda manga. “El problema es que como ya sales un poco atrás, pues dependes de lo que pase en la primera vuelta. Ayer vi un accidente delante, un coche en una frenada se chocó contra el muro, y luego, justo en la siguiente curva, el que iba delante de mí se tocó también y salió despedido. Así que la primera vuelta es un poco caótica y hay que esperar un poco a que se tranquilice todo para empezar a correr.

Además, yo voy con un poco de cuidado para no tener ningún problema en ese aspecto. Por eso digo que la primera vuelta es para ver la expectativa. Salgo bien, normalmente arranco bien. Pero luego, cuando veo los coches de un lado para otro, cruzados, levanto el pie y espero. Así que la primera vuelta, un paso atrás y luego toca remontar un poco.

Joaquín Rodrigo pilota un Renault Clio, uno de los coches de turismo más vendidos en nuestro país durante muchos años. Sobre las diferencias entre su coche y cualquiera de los que circulan por nuestras carreteras, nos comentó que “no se parecen en nada.” Su vehículo está estrictamente preparado para la competición, y su parecido se reduce “únicamente a la forma exterior. Todo es de competición. Las suspensiones son muy duras, el cambio de marchas es con levas, no se toca el embrague salvo para parar y arrancar, … Así que no se parecen en casi nada”, afirmó Rodrigo.

Joaquín Rodrigo metiendo su Renault Clio en la curva 10 de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A pesar de ser un habitual en las competiciones en nuestro país, de vez en cuando cruza la frontera de los Pirineos para ir a competir. Por ello conoce de primera mano las características de los campeonatos francés y el español de Renault Clio. A pesar de que no haya demasiadas diferencias, sí que destaca el mayor número de pilotos en el certamen galo. “Más o menos son igual. En lo que hay más diferencia es en el nivel. Allí, en Francia, están treinta pilotos, y en España somos unos quince o veinte, viniendo ellos a correr. Este año, la mitad del campeonato se hace junto con Francia. Aquí, en Montmeló, vienen ellos, y en la siguiente prueba en Magny-Cours nos desplazaremos los españoles que queramos ir.

Por último, hablamos de la situación general del automovilismo en Aragón, región de origen del protagonista y de quien escribe estas líneas. Rodrigo considera que, en los tiempos actuales, la situación es buena. “Yo lo veo bien. En circuitos está funcionando bastante bien. Hay unos precios muy buenos, pueden correr dos pilotos, … Se está viendo gente. Estamos unos veinte pilotos, más o menos. Y también vienen de fuera. Nos juntamos con los navarros, catalanes, y también con valencianos, como cuando corrimos en Cheste. Estábamos unos veinticinco coches. Por eso que en circuitos lo veo bien.

El Renault Clio de Joaquín Rodrigo volando sobre el asfalto. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto a otras disciplinas del automovilismo aragonés, no cree que la situación sea mala, pero apunta a que no lo controla tanto. “La carretera la sigo menos. Echo una mano al Automóvil Club Zaragoza con una grúa cuando me lo piden. En el Rallysprint de Borja y también en el de Tabuenca. La tierra parece que está bastante bien, funciona y viene gente de fuera. En fin, yo lo veo bastante bien, para los tiempos que corren”, afirma Rodrigo.

Tras unos minutos de conversación, llego el momento de poner punto y final a este interesante capazo. Algo que sucede de manera natural, como en todos los capazos. Nos despedimos de Joaquín Rodrigo dándole las gracias por su tiempo y deseándole toda la suerte del mundo. Y, por supuesto, con la esperanza de volver a encontrarnos por los circuitos. Algo que no descartamos, pues ya sea sobre hielo o sobre asfalto, en invierno o en verano, Rodrigo es un apasionado de la competición que siempre está ahí donde hay una carrera. ¡Gracias, Joaquín!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

De capazos por el paddock: Dani Clos

De capazos por el paddock: Dani Clos

Durante el día de ayer, en el que los equipos participantes en las European Le Mans Series, Michelin Le Mans Cup y Renault Clio Cup se dedicaron, básicamente, a probar y probar de cara a las carreras del domingo, tuvimos la ocasión de pararnos por el paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya para hablar un rato con Dani Clos, el único piloto español que compite en el campeonato de resistencia continental. Hablamos de esto, de lo otro y de lo de más allá en un ambiente distendido como es la plaza del pueblo de las carreras, el paddock.

Comenzamos el capazo hablando sobre su inicio de temporada. Tratándose de su regreso a la competición con un equipo debutante en LMP2, reconoce que ha sido un poco complicado. “Más que nada porque somos un equipo ‘rookie’, por decirlo de alguna manera, y haces errores, o algunas cosas que salen, que son imprevistos y no los tienes controlados. Al final, con kilómetros las cosas se van consiguiendo, se entiende mucho más el coche,… Y tanto el equipo como yo necesitamos este proceso.

Sin embargo, cree que este fin de semana tiene mejor pinta que los dos anteriores, celebrados en los circuitos de Paul Ricard y Monza. “Parece que aquí vamos algo mejor. Vamos entrando en ritmo y confío mucho en los compañeros. La verdad que estoy motivado por correr en casa”, afirma Clos, destacando que afronta el fin de semana “muy tranquilo”. Considera que el hecho de competir en casa, delante de su gente, no le mete más presión, sino todo lo contrario.

Los mecánicos del equipo Inter Europol trabajando en el Ligier que pilota Dani Clos. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A mí me da mucha motivación y tranquilidad correr aquí. Mañana será un día espectacular. Estará toda la gente. Todos los seguidores, tanto de las carreras como del canal de YouTube, dándolo todo. Y a mí esto me anima muchísimo”, sentencia el piloto barcelonés con una sonrisa de emoción dibujada en la cara.

Esto puede ayudarle en el objetivo de logar un buen resultado, algo que les vendría de perlas tanto a él como a su equipo, que en este inicio del curso sólo han podido sumar un punto en el campeonato. “Lo importante es que sumemos buenos puntos aquí, que hagamos un resultado correcto o muy bueno, y que aprendamos para las siguientes carreras. Al final, estamos mirando de acabar todas las carreras lo mejor que podamos. Y yo, personalmente, hacer kilómetros e ir demostrando que si hemos vuelto es para quedarnos.

Dani Clos ha regresado este año a la competición, tras unos años en los que su actividad ha sido menor, pero en los que ha estado “haciendo otras cosas…”. Respecto a ello, le preguntamos si ha notado esa inactividad al volver a la competición este año. Responde que sí, que es algo que ha sentido. “Se nota, obviamente que se nota. Pero si estoy aquí es porque el equipo vio, al subirme al coche, que estaba preparado al 100% y no dudaron en ficharme. Yo me sentí muy bien en el coche desde el primer minuto”, recalca.

Dani Clos pilotando el Ligier JSP217 #34 durante los entrenamientos libres de las 4 Horas de Barcelona. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En estos años, Dani Clos ha aprovechado para trabajar su presencia en redes sociales y otros canales mediáticos, como YouTube, donde tiene un canal en el que explica sus vivencias en el mundo de las carreras. Sobre su implicación y la manera de compaginarlo con sus obligaciones, dice que “lo estoy haciendo muy natural. Al final una cosa va con la otra”. Considera que “algo que necesitan los pilotos es trabajar el tema mediático, y es lo que he estado trabajando hasta ahora. Las dos cosas pueden convivir juntas.

Yo llego al circuito, hago mi trabajo y, a parte, tengo a una persona que me graba, después editamos el vídeo y enseñamos todo lo que pasa. Al final, creo que esto nos aporta mucho a todos, tanto al campeonato como al equipo. También a mí y a las marcas que nos puedan patrocinar, porque la difusión que damos es mayor y se da a conocer mucho más todo esto.

El Ligier pilotado por Dani Clos sobre los pianos del circuito de Monza. © European Le Mans Series

Por último, tras un rato de conversación amena y distendida, le preguntamos por sus deseos de futuro. Qué pediría al genio de la lámpara si tuviera la oportunidad. Y claro, como piloto de carreras y apasionado al motor que es, no puede sino contestarnos con un contundente “seguir dedicándome a esto lo más que pueda”. Así terminamos nuestro capazo con Dani Clos, a quien agradecemos su tiempo y le deseamos toda la suerte del mundo.

Foto de portada: © European Le Mans Series / www.jakobebrey.com

Juan Pablo Montoya: “Estamos en una buena posición”

Juan Pablo Montoya: “Estamos en una buena posición”

Juan Pablo Montoya es uno de esos pilotos que son capaces de saltar de una categoría a otra y continuar siendo muy rápidos. Antes de llegar a competir en Fórmula 1 en el año 2001, corrió y ganó en Europa, donde ganó el prestigioso Gran Premio de Pau en 1997 y 1998, además del campeonato de Fórmula 3000, la antesala de la máxima categoría. Tras ello, volvió a América para participar en la CART. Allí también triunfó, destacando su victoria en las famosas 500 Millas de Indianápolis del año 2000.

En el gran circo compitió para Williams desde el 2001 y para McLaren en 2005 y 2006, antes de regresar otra vez a América. Durante esos años, fue siempre uno de los contendientes a la victoria final, siendo uno de los pilotos más correosos en las batallas cuerpo a cuerpo. La NASCAR le abrió las puertas a mediados de 2006, y durante varias temporadas fue su morada y el campeonato donde pudo volver a ir muy rápido. Hasta que se centró en la IndyCar. Y en 2015 repitió su gran gesta, volviendo a triunfar en las 500 Millas de Indianápolis. Ahora, está centrado en el campeonato de resistencia IMSA, compitiendo con los Acura del Team Penske como piloto oficial de la marca. El cinco de mayo pasado, el circuito de Mid-Ohio vivió una nueva victoria del as colombiano, la cual le situó en una posición óptima para afrontar la conquista del campeonato.

Durante el fin de semana del Gran Premio de España de Fórmula 1, Juan Pablo Montoya estuvo presente en el Circuit de Barcelona – Catalunya. El piloto de Bogotá nos atendió en un interludio de carreras en el paddock de las categorías soporte, durante un corto paseo. Preguntado por cómo piensa afrontar las carreras restantes a partir de ahora, nos cuenta que lo hará de la misma manera de siempre. “Yo creo que es complicado porque la diferencia de puntos siempre es pequeña, entonces perder, recuperar o ganar puntos es difícil. La verdad que estamos bien. Creo que estamos en una buena posición ahora”.

Juan Pablo Montoya durante el Gran Premio de Estados Unidos de 2004

Destaca que el Balance of Performance que les aplica el IMSA actualmente les deja en una buena posición. “En la parte que respecta al BoP, el balance de potencia, creo que estamos en un buen sitio”. Pero reconoce que pueden haber carreras donde incida de manera importante en su posición inicial, como ya ha sucedido esta temporada. “En unas pistas vamos a estar delante y en otras nos va a costar, como nos pasó en Long Beach. Pero el balance general es muy bueno”.

Durante estos días se ha anunciado que los nuevos coches con los que se competirá en los próximos años en el IMSA serán los nuevos Daytona Prototype (DP) híbridos. La introducción de la electricidad como parte de la tecnología en competición es una novedad en este certamen, por lo que todavía es pronto para valorarlo, considera Juan Pablo. “Toca esperar a ver qué pasa”. Cree que habrá que ver hasta qué punto llega la hibridación, y si es interesante, se verá más adelante. “Cuanto de híbridos van a ser, no lo sé”, declaró Montoya.

Juan Pablo Montoya, fotografiado en 2014

Por otra parte, la hibridación del IMSA es un tema por el que tampoco siente un especial interés. Asegura que no presta demasiada atención a estas cosas, que se enfoca más en el transcurso de lo que sucede cada día. “La verdad, no le pongo mucha atención a esas noticias. Me preocupo más del día a día, de lo que está pasando”. Cree que tampoco habrá un cambio sustancial en el desarrollo de las carreras cuando se adopte este tipo de configuración para los motores de los Prototipos de Daytona. “Yo creo que no cambiará mucho”, sentenció Juan Pablo Montoya.

Además de sus dos victorias en las 500 Millas de Indianápolis, Juan Pablo Montoya conquistó en 2003 el Gran Premio de Mónaco a bordo de su Williams – BMW FW25, con el que luchó aquella temporada por el título de campeón del mundo de pilotos. Con estos dos resultados bajo el brazo, el piloto colombiano es uno de los dos pilotos en activo en disposición de conseguir la Triple Corona, premio virtual que se otorga al piloto que gana la carrera americana, triunfa sobre el asfalto monegasco y se hace con la victoria absoluta en las 24 Horas de Le Mans. El otro piloto que puede conseguir la hazaña es Fernando Alonso.

Juan Pablo Montoya negociando la última chicane del circuito de Sonoma en 2015

Preguntado sobre si le atrae la idea de correr en la gran carrera francesa para lograr esa Triple Corona, Juan Pablo Montoya afirma que no piensa en ello porque en su situación actual tampoco puede correr allí con ese objetivo. “Corrí en Le Mans el año pasado y quedamos terceros en la categoría LMP2. Pero no lo pienso, porque no puedo”. El de Bogotá tiene contrato con la marca Acura, la cual participa en el campeonato de resistencia del IMSA, pero no en el WEC ni en las 24 Horas de Le Mans. “Tengo un contrato con Acura y mientras esté con ellos no puedo. Y estoy muy contento de estar con ellos”.

Así pues, tras esta breve pero agradable conversación con Juan Pablo Montoya, nos despedimos de él. Sus compromisos le llamaban, así que sólo nos quedó felicitarle por su victoria en Mid-Ohio, desearle mucha suerte para las próximas carreras y darle las gracias por su tiempo y amabilidad. ¡Hasta la vista, Juan Pablo!

Juan Pablo Montoya ganando en Mid-Ohio

Liam Lawson: “Es muy emocionante competir en Pau”

Liam Lawson: “Es muy emocionante competir en Pau”

Uno de los pilotos que destaca sobre los demás en el panorama internacional de los distintos campeonatos de Fórmula 3 es Liam Lawson. El piloto de Nueva Zelanda compite este año en la Eurofórmula Open, donde es el líder del campeonato, y en el Campeonato de Fórmula 3 de la FIA. Además, viene de ganar la Toyota Racing Series, por lo que se encuentra en un momento de motivación extrema. Hemos podido hablar con él en el paddock del circuito urbano de Pau, donde este fin de semana está corriendo en el prestigioso Gran Premio de la ciudad francesa.

En la anterior cita del campeonato organizado por GT Sport, Lawson marcó un fin de semana de ensueño, ganando la primera carrera y agarrando el liderato del certamen. Sobre ello, nos cuenta que “fue un comienzo impresionante de la temporada. El coche está yendo realmente rápido gracias al equipo”. Liam compite en dos campeonatos de Fórmula 3 este año, algo que con lo que tiene que lidiar esta temporada. “Este año es muy exigente para mí, por el hecho de estar compitiendo en dos campeonatos diferentes, con coches distintos, así que es difícil prepararte bien para uno y otro”.

Sobre la diferencia que destaca entre los dos coches, el Fórmula 3 de la Eurofórmula Open con el que voló ayer sobre las calles de Pau, y el Fórmula 3 que utiliza en el campeonato de la FIA, nos comenta que “los coches son completamente distintos. No tienen nada que ver el uno con el otro. Este coche tiene menos potencia, pero puedes empujar siempre y disfruto mucho conduciéndolo. El otro es similar a los de GP3 del año pasado, con una potencia similar, pero más que los de Eurofórmula Open, más pesado y con mayor carga aerodinámica, lo que cambia la manera de pilotarlo”.

El Fórmula 3 de Liam Lawson preparado en la carpa de Motopark. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En la jornada de ayer, el joven piloto neozelandés lideró a su equipo, el conjunto Motopark, en la consecución de un triplete en la primera carrera del fin de semana. Sobre el hecho de estar disputando una carrera con tanta historia en un trazado de leyenda, opina que “es una locura estar aquí compitiendo, después de ver las carreras por televisión desde hace unos años. Es la primera vez que estoy en un circuito urbano después de competir en Australia, y es muy emocionante competir en Pau”. Por ello, también quiere terminar de redondear el fin de semana. “Hoy queremos ser sólidos. Ayer tuvimos un día muy bueno, pero hoy es la carrera principal, así que queremos hacerlo tan bien como ayer”.

Liam Lawson es el actual líder del campeonato de pilotos de la Eurofórmula Open, y además, su equipo se está mostrando como el más fuerte de todos. Ante estas circunstancias, sólo vale ganar el título a final de año, un hecho del que Lawson considera que “Es un objetivo difícil. El equipo es fuerte pero tengo compañeros de equipo muy fuertes también, así que tenemos que seguir en esta línea, mis compañeros también tienen un plan, sobretodo para esta carrera”.

Liam Lawson pasando por el Pit Lane camino de la pista durante la sesión de calificación del domingo. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cree que lo más importante es “no cometer errores, e intentar hacer algo para mantener el liderato del campeonato”, afirma Lawson. Pero es un objetivo que no comparte para el Campeonato de Fórmula 3 de la FIA, cuya situación es también diferente. Su meta para este año es firmar un buen papel en líneas generales, aprendiendo y cometiendo los menos errores posibles. Su inicio en Barcelona no fue todo lo bien que hubiera querido, máxime después de las esperanzadoras pruebas de pretemporada.

Básicamente, mi meta para este año es intentar hacerlo lo mejor posible. Tuvimos un inicio muy complicado en Barcelona, con muchos problemas, … Por lo que es difícil de decir. En las pruebas de pretemporada fuimos rápidos pero eso no se ha reflejado en nuestra posición en el campeonato, así que hay que intentar hacerlo mejor. El objetivo no es tan claro, pero terminar el año entre los cinco primeros estaría bien”, dice el piloto oceánico.

Liam Lawson trazando la rápida primera curva del circuito urbano de Pau. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El hecho de competir casi cada fin de semana, y en dos campeonatos independientes, podría ser un problema difícil de gestionar. Sin duda lo es a nivel logístico y de preparación, pero Liam Lawson considera que “es fácil decir que sí porque me gusta correr y me encanta competir cada fin de semana”. Sostiene que “es complicado prepararse, pero me encanta. Sobretodo, conducir dos coches tan diferentes y afrontar dos campeonatos de manera distinta”, remata el piloto de Hastings.

Tras unos minutos de conversación, nos despedimos de Liam Lawson, que debe continuar con sus rutinas preparatorias de cada fin de semana de carreras. Le agradecemos su tiempo, y le deseamos mucha suerte, para esta carrera y para afrontar la complicada empresa de competir en dos campeonatos de Fórmula 3 tan iguales y, a la vez, tan diferentes.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Christian Lundgaard: “El Top 3 es posible”

Christian Lundgaard: “El Top 3 es posible”

El fin de semana pasado, en el rato de la mañana que precede a la disputa de la carrera dominical del Campeonato de Fórmula 3, pudimos hablar un rato con Christian Lundgaard. El piloto danés es el vigente subcampeón de la Eurocopa de Fórmula Renault, más conocida como la Fórmula Renault 2.0, habiendo ganado un año antes el Campeonato de España de Fórmula 4. Esta temporada compite con el equipo ART, compartiendo filas con David Beckmann y Max Fewtrell, su rival en 2018.

La primera cita de la temporada no empezó todo lo bien que Lundgaard hubiera deseado. Y no por los resultados, sino por la desazón que sufrió tras ganar la primera carrera, el sábado, cuando fue sancionado por no respetar adecuadamente el procedimiento del Coche de Seguridad Virtual. Con ello perdió la victoria, aunque pudo sujetar el segundo lugar final. La decisión fue un jarro de agua fría, tras superar al hombre de la Pole Position Robert Shwartzman, a la postre, el ganador.

Tras ello, la carrera del domingo se presentaba como una oportunidad para resarcirse e intentar seguir sumando puntos. “No tengo un plan en particular, podrían haber varios planes, pero las diferencias en la segunda carrera son menores, sobretodo por el tema de los neumáticos. Salimos séptimos, por lo que la idea es ganar posiciones, pero nuestro objetivo principal es estar en el podio. Es muy difícil subir al cajón durante la temporada, así que esa será nuestra meta”, nos comentaba una hora antes de afrontar esa segunda prueba.

Christian Lundgaard trazando la primera curva del Circuit de Barcelona – Catalunya durante la sesión de calificación. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Además de participar en el campeonato auspiciado por la marca Renault en 2018, también tuvo la oportunidad de participar en la GP3 Series, la categoría desde la que ha evolucionado el presente campeonato de F3, durante el fin de semana de carreras en el circuito francés de Paul Ricard. Allí pudo experimentar de primera mano las diferencias entre un Fórmula Renault 2.0 del año pasado y un monoplaza de GP3. Y así mismo, ahora es conocedor de las diferencias entre el coche de 2018 de GP3 Series y el de Fórmula 3 de este año.

Es muy similar, pero tiene algunas pequeñas diferencias”, nos dijo con respecto al vehículo de GP3 y al de F3. “Es más pesado, se nota más estable, tiene mayor carga aerodinámica,… Pero la potencia es la misma, tenemos el mismo motor”. A raíz de todo esto, en la pista se nota qué pilotos han conducido un GP3 y quienes son debutantes en el tercer escalón de monoplazas de la FIA. “Necesitas conducir el coche diferente, y se nota a los pilotos que han competido en GP3 Series con respecto a los debutantes”.

Christian Lundgaard liderando la primera carrera del Campeonato de Fórmula 3, por delante de Robert Shwartzman y Marcus Armstrong. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Por otra parte, cree que la mejora en carga aerodinámica es una buena noticia, ya que les permite empujar más fuerte y exprimir el coche mucho más que en años anteriores. “Al tener más carga aerodinámica, puedes empujar el coche hasta el límite”. Si bien es cierto, que ello conlleva ser muy cuidadoso con los neumáticos para evitar la degradación en la medida de lo posible. “Gestionar las gomas es algo muy difícil. El año pasado, en la Fórmula Renault 2.0., podía ir con el pedal a fondo en cada vuelta, pero aquí no puedes hacer eso porque te las cargas”.

La gestión del desgaste de los neumáticos será uno de los puntos a tener en cuenta en cada carrera, sobretodo para los pilotos, que como Christian Lundgaard, buscan pelear por el titulo de campeón. “En la primera carrera pude hacer una buena gestión. Habrá que seguir así el resto del año, siendo muy cuidadosos. Y también mejorar, para cuidarlas lo mejor posible. Yo intentaré hacerlo todo lo bien que sepa para poder luchar en cada vuelta. Pero sí, habrá que tratarlas bien, y si así podemos ganar, pues adelante”, comentó Lundgaard.

Detalle de Christian Lundgaard durante el fin de semana en Montmeló. © Dom Romney / LAT Images / FIA F3 Championship

El objetivo para este año está muy claro, máxime cuando compite dentro de una estructura como ART, una de las más completas y con mayores recursos del certamen. Y ese no es otro que ganar el campeonato. “Obviamente el objetivo es ganar siempre, pero habrá que ver. Siendo realistas, creo que el Top 3 es posible. Tenemos un coche muy fuerte, y somos tres pilotos en el equipo con capacidad para lograrlo”.

Quizás el mayor rival para este año sea el equipo Prema, que comenzó con mucha fuerza el campeonato, adjudicándose la victoria en las dos carreras del fin de semana, con Shwartzman y Daruvala. Christian Lundgaard se acuerda del equipo italiano y cree que tendrán que pelear muy duro para batirles. “Es verdad que Prema nos va a poner las cosas complicadas y que en la carrera del sábado metieron dos coches en el podio, pero necesitamos no estar lejos de ellos para conseguirlo”.

Lundgaard por delante de Shwartzman, Fewtrell, Tsunoda y Peroni, durante la carrera del domingo en Barcelona. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Para ello, buscará ser lo más regular posible en cuanto a resultados, una cualidad que le puede llevar a batir a sus rivales en un campeonato donde, por su propia naturaleza, es muy difícil encadenar resultados similares en la parte alta de la clasificación. “Sobretodo, hay que tratar de ser consistentes”, afirmó con rotundidad el joven Lundgaard.

Tras unos minutos de conversación distendida dentro de la carpa del equipo ART, nos despedimos de Christian Lundgaard y le deseamos toda la suerte del mundo. Sus mecánicos se apresuraban a poner a punto su coche, al tiempo que él debía ir a preparar los últimos detalles de la segunda carrera del fin de semana. Le agradecemos su tiempo y esperamos volver a verlo pronto.

Lundgaard tras salir de la curva cinco, perseguido por sus rivales. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Foto de portada: © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Jüri Vips: “Es un buen reto pilotar este coche”

Jüri Vips: “Es un buen reto pilotar este coche”

El pasado domingo, antes de que empezara la actividad en el Circuit de Barcelona – Catalunya, tuvimos la oportunidad de hablar con Jüri Vips, uno de los pilotos del Campeonato de Fórmula 3 con más proyección. El estonio compite para el equipo Hitech, y desde este año cuenta con el apoyo de Red Bull. Tras ganar en 2017 el campeonato alemán de Fórmula 4, el año pasado terminó cuarto en el Campeonato de Europa de Fórmula 3, con un Dallara F315 del equipo Motopark. Este año volverá a verse las caras con muchos de sus rivales del año pasado.

Este primer fin de semana de carreras en Montmeló, no empezó demasiado bien para el joven piloto de Tallin, marcando el 11º mejor tiempo en calificación. Fue de los pocos pilotos que no pudo mejorar su tiempo, como nos contó. “En la calificación no tuvimos suerte, podíamos haberlo hecho mejor. No entendimos ni el coche ni los neumáticos. En la última vuelta, todo el mundo apretó mucho y mejoraron, y fui de los pocos que no pude mejorar la posición”.

Tras ello, la primera carrera, la del sábado, se presentaba como su oportunidad para resarcirse y poder empezar a remontar, cosa que pudo hacer desde que se apagó el semáforo. “En la carrera pudimos empezar bien, notaba el coche estable y pude apretar el pedal a fondo desde el principio. Teníamos el coche más fuerte en ese momento, hasta que las ruedas se desgastaron y no pudimos coger a los líderes. A pesar de ello, fue una buena carrera”.

Jüri Vips durante la sesión de calificación del viernes en Barcelona. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Jüri Vips logró alcanzar la sexta posición final, por lo que, aplicando la inversión de parrilla de los ocho primeros clasificados en la primera carrera, saldría tercero en la segunda manga, lo que le permitió “afrontar la carrera desde una buena posición”, como nos comentó. Su planteamiento fue el de no arriesgar en exceso en la salida para así poder mantenerse en la lucha durante la carrera. “El plan es intentar no hacer ninguna estupidez en la salida y no tomar riesgos, porque creo que podemos ser más rápidos que los pilotos que tenemos delante, así que podemos ganar si hacemos las cosas bien”

El joven Vips se tomó tan en serio el plan de no arriesgar, que incluso perdió un par de posiciones en la arrancada. Tras ello, remontó hasta la segunda posición final, lo que le permitió conseguir su primer podio en la categoría. La sexta plaza en la primera carrera, junto a la segunda de la prueba del domingo, le colocan en la quinta posición en la clasificación general del campeonato de pilotos de Fórmula 3, con 20 puntos.

Jüri Vips concentrado antes de la salida de la segunda carrera del fin de semana. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Es obvio que su adaptación a estos nuevos monoplazas va viento en popa. Unos coches diferentes a los que pilotó el año pasado, como nos explicó Jüri. “Creo que la mayor diferencia es el peso. Son más de 100 Kg que el coche del año pasado. Por lo tanto, es algo que puedes notar cuando pilotas. Otra diferencia es el trato con los neumáticos. Es mucho más sensitivo. El trabajo con ellos era mucho más simple en 2018, así que tienes que aprender a tratarlos bien, porque si no los destrozas rápidamente”.

Es un buen reto pilotar este coche pero aún tengo que entender algunas cosas”, afirmó Jüri Vips. En cualquier caso, considera que la clave para poder luchar por el campeonato no será tanto conocer con exactitud los secretos de su nueva montura, como entenderse con el equipo y trabajar todos juntos en una misma dirección. “Creo que la clave es entenderse con el equipo, trabajar juntos y mejorar en las cosas importantes”.

Jüri Vips en el segundo escalón de podio, junto a Jehan Daruvala y Niko Kari. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Pienso que el trabajo en equipo es la manera para poder mejorar cada vez más. Esa es la clave. Creo que así es como podemos luchar por el campeonato. Es pronto, ya veremos si se puede o no, pero es la forma, y creo que es posible”, nos dijo un Jüri Vips que, con 18 años a sus espaldas, muestra una madurez mental impropia para su edad, y un buen conocimiento de cómo funciona el deporte del automóvil.

Respecto a su objetivo para esta temporada, deja claro que el único que tiene es el de conquistar el título, pero reconoce que debe esforzarse si quiere lograrlo. “El objetivo siempre es ganar, pero tengo que dar lo mejor de mí para conseguirlo”, finalizó Jüri Vips, mientras los mecánicos arrancaban el motor de su coche para hacer comprobaciones previas a la última carrera del fin de semana.

Jüri Vips por delante de Robert Shwartzman y Christian Lundgaard durante la segunda carrera del fin de semana en Montmeló. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Tras una charla muy gratificante con uno de los jóvenes pilotos con mayor talento natural de su generación, nos despedimos de él. Seguiremos sus andanzas por Europa este año, junto a sus rivales naturales. Porque este año, el talento en la parrilla del campeonato de Fórmula 3 es de escándalo. Hoy, los nombres de Shwartzman, Armstrong, Lundgaard, Verschoor, o el propio Vips, son casi desconocidos para la mayoría de los aficionados, pero seguro que en unos años serán los protagonistas del mundo del automovilismo. ¡Gracias por tu tiempo, Jüri!

Foto de portada: © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship