Monoplazas, turismos y GT vuelven a verse las caras en el Racing Weekend de Barcelona

Monoplazas, turismos y GT vuelven a verse las caras en el Racing Weekend de Barcelona

No ha sido sencillo juntar a tres de los campeonatos con mayor participación de nuestro país en la principal pista de carreras dentro de nuestras fronteras. Pero finalmente, el Racing Weekend aterriza un año más al Circuit de Barcelona-Catalunya para dar cabida a las pruebas del Campeonato de España de Resistencia y GT (GT-CER), Campeonato de España de Fórmula 4 y Clio Cup. Para el certamen de monoplazas significa el broche de oro a la temporada.

Hace unos meses, Vline.Org y la RFEdA acordaron volver a unirse para celebrar en Barcelona una nueva fiesta del motor, esta vez sin la participación del Campeonato de España de Turismos, que fue cancelado antes de comenzar la temporada. De esta manera, monoplazas, turismos y GT podrán compartir el asfalto del trazado catalán de nuevo, aunque sin presencia de público en las gradas que podrá seguir toda la acción a través de la retransmisión oficial en LaLiga Sports.

Francesc Gutiérrez y Josep Mayola llegan a Montmeló como líderes del Campeonato de España de GT para afrontar la única carrera de dos horas del certamen. No lo tendrán nada fácil ante los siempre competitivos de Porsche 911 de la Escuela Española de Pilotos o el de la pareja formada por Joan Vinyes y Jaume Font, así como los tres Vortex que tomarán parte. Por contra, tanto el Renault RS01 de Roald y Benji Goethe como el de Jürgen Smet marcan la ausencia en esta penúltima fecha de la temporada.

Ferrari 458 de Francesc Gutiérrez y Josep Mayola, líderes del GT-CER. Foto: V-Line.Org.

En el apartado de TCR, Evgenii Leonov acapara todos los focos como principal rival a batir por la enorme parrilla de turismos bajo esta reglamentación. Mikel Azcona no acudirá a su cita habitual con las series españolas al coincidir con la última ronda de la Copa del Mundo de Turismos (WTCR) en Motorland Aragón. Sin embargo, algunas caras conocidas se lanzarán a surcar el autódromo barcelonés, como el experimentado Jordi Gené, que competirá junto a Ferrán Méndez al volante de un Cupra TCR; Álvaro Fontes, que seguirá domando el Audi RS3 de SPV Racing; o Guillermo Aso, habitual con el Cupra TCR de PCR Sport.

Así mismo, entre el resto de turismos de las Divisiones 2, 3 y 5 del Campeonato de España de Resistencia, se cuenta con la presencia de Isidro Callejas y Nico Abella, actuales líderes de la Clase 1; y con José Luis y Marc Cejudo, primeros espadas en la Clase 2. Esta será una de las principales bazas de espectáculo en Barcelona, con peleas que estarán por todo lo alto para discernir quiénes llegarán con ventaja a la última cita de la temporada.

Kas Haverkort durante la cita pasada en el circuito del Jarama, donde se coronó Campeón de España de Fórmula 4. © Daniel Atán Romar.

En cuanto al Campeonato de España de Fórmula 4, Kas Haverkort ya es matemáticamente Campeón, pero está pendiente de ver el nombre del piloto que se hará con el subcampeonato. El español Mari Boya es el que cuenta con mayor ventaja para alcanzar ese honor, pero deberá pelar contra sus compañero en MP Motorsport, especialmente con el suizo Josh Dufek. Por su parte, Quique Bordás llega al Circuit de Barcelona-Catalunya como el mejor piloto clasificado en la general que no forma parte de la estructura neerlandesa, justo por delante de Lorenzo Fluxá. Todo está preparado para dar carpetazo a un año con una participación excepcional.

Por lo que respecta a la Clio Cup, la monomarca de turismos con los coches del fabricante francés se enfrentará a una nueva fiesta de las carreras en la que Isidro Callejas, David Pouget o Nicolás Milán pelearán por la gloria. Esta cita marca el final del campeonato, por lo que la atención estará centrada en una batalla final que promete ser espectacular, cerrando el primer año con una parrilla repleta de los nuevos Clio V que tantas dudas sembraron al principio. También estarán los aragoneses Joaquín Rodrigo y Javier Cicuéndez, habituales de los regionales de velocidad y de esta Copa Clio.

Las batallas de la Clio Cup volverán a ser uno de los platos fuertes en Montmeló. Foto: Renault Sport Series.

Este Racing Weekend tiene una pinta estupenda y marca el inicio de la recta final de los campeonatos españoles. Para la Fórmula 4 española y la Clio Cup será el punto final al año, mientras que el GT-CER aún tendrá una cita más por delante en la pista alcañizana de Motorland Aragón. Lo que suceda en Barcelona será capital para el devenir del campeonato, con muchas sorpresas todavía por descubrir.

El GT-CER arranca en Navarra

El GT-CER arranca en Navarra

Ha pasado mucho tiempo, pero la pasión por las carreras se abre camino a pesar de las circunstancias. Ha terminado la espera para volver a ver a los coches del Campeonato de España de Resistencia y del Campeonato de España de GT rugir en las pistas. Este fin de semana, el Circuito de Navarra dará el pistoletazo de salida al GT-CER, el principal certamen de esta categoría en nuestro país.

La crisis sanitaria provocada por el COVID 19 obligó a retrasar su inicio, pero ha llegado el momento de volver a disfrutar de las carreras de coches bajo la batuta de VLine.Org. Será junto al Campeonato de España de Fórmula 4, que también comienza su calendario este fin de semana en Los Arcos. Se alternarán la actividad en pista para ofrecer el mejor espectáculo sobre el asfalto, aunque será a puerta cerrada, como marcan los protocolos de seguridad para evitar al máximo los posibles contagios.

De cara a este año, el GT-CER presenta algunas novedades de calado. Por un lado, los TCR tomarán todo su protagonismo en el Campeonato de España de Resistencia, contando con una parrilla de salida independiente de los GT y con carreras separadas con respecto a las Clases 1 y 2 del apartado de resistencia. De esta forma, habrán dos carreras por fin de semana para los TCR y los GT, que competirán juntos; y otras dos carreras por fin de semana para el resto de coches del CER. Cada una de ellas tendrá una duración de 48 minutos más una vuelta, salvo en la cita de Barcelona, donde se disputará una única manga de dos horas.

Salida de una de las carreras del GT-CER en el Circuito de Navarra el año pasado. Foto: @VLineOrg (Twitter)

El Circuito de Navarra acoge desde hoy el primer día de actividad competitiva, tras la jornada del viernes en la que se llevó a cabo un test colectivo opcional. Los entrenamientos libres ocupan toda la mañana, para dar paso a las sesiones de calificación pasado el mediodía y a las primeras carreras por la tarde. El domingo, toda la competición quedará concentrada durante la mañana y el mediodía, terminando hacia las cuatro de la tarde.

La participación será excepcional, con multitud de caras conocidas en esta primera cita del GT-CER en el Circuito de Navarra. Entre los GT, destacan Josep Mayola y Francesc Gutiérrez, que vuelven a ponerse al volante del Ferrari 458 de PCR Sport; Roald y Benjy Goethe con el Renault RS01; o Joan Vinyes y Jaume Font con el Porsche 911 GT3 Cup. Por su parte, en la categoría TCR, destaca la multitud de Cupra TCR, a los que se sumarán los nuevos Audi RS3 TCR de SPV Racing.

Lucha entre el Mosler MT900 y el Ferrari 458 en el Circuito de Navarra. Foto: @VLineOrg (Twitter)

El piloto de la Copa del Mundo de Turismos (WTCR), Mikel Azcona, volverá a su circuito de casa, tras dominar el pasado fin de semana la cita de los regionales aragonés y navarro, para disputar la primera prueba del 2020 del nacional de resistencia en la categoría TCR. El de Falces volverá a compartir el volante del Cupra TCR con Evgenii Leonov para luchar por conseguir el título de campeón.

De cara a este año, VLine.Org ha dado un giro a su certamen de carreras de vehículos clásicos. El hasta el año pasado conocido como Campeonato de España de Clásicos, Legends y Youngtimers (CECLY) da paso al nuevo Open Oldtimer, en el que se concentrarán una importante cantidad de autos de competición de estas características, en las que se jugarán en la pista varios trofeos. Por un lado, los modelos anteriores a 1986 pasarán a englobarse en la denominación Classic, mientras que los que se ubiquen entre 1987 y 1999 lo harán dentro de Legends. Así mismo, será la primera cita del Trofeo V-Line Emotions, exclusivo para los BMW 325i E36.

Trabajos en el Pit Lane durante la jornada de test de ayer en el Circuito de Navarra. Foto: @VLineOrg (Twitter)

El circuito ubicado en Los Arcos, a veinte minutos de Logroño, pero en tierras navarras, será el encargado de dar el pistoletazo de salida a la temporada de tres campeonatos españoles. Este fin de semana está marcado en el calendario para que la competición automovilística de nuestro país, a nivel nacional, pise el acelerador a un año que por momentos parecía que nunca iba a arrancar. Por fin, han vuelto las carreras.

Foto de portada: @VLineOrg (Twitter)

Los campeonatos y circuitos españoles se van recuperando del COVID 19

Los campeonatos y circuitos españoles se van recuperando del COVID 19

La crisis del coronavirus SARS-CoV-2 está afectando de forma alarmante a la mayoría de campeonatos automovilísticos. Los certámenes en circuito de nuestro país han visto en las últimas semanas como se han ido postergando unas citas y cancelando otras. Y a pesar de que la esperanza por disputar las fechas dentro del año en curso se mantiene, la acumulación de carreras en el segundo semestre puede suponer un gran problema.

No es seguro que todos los eventos aplazados para los meses a partir de julio puedan llevarse a cabo. Muchos pilotos y equipos realizan programas dobles que debido a los aplazamientos podrían solaparse desde las próximas semanas, obligando a elegir una carrera y rechazar otra. Si sumamos esto a los problemas económicos, falta de liquidez y patrocinadores que han volado a causa de la crisis, la situación no es nada alagüeña.

Aún con todo, los equipos han seguido trabajando, dentro de lo que las medidas del confinamiento les han permitido. Tanto el Campeonato de España de Turismos como el Campeonato de España de Fórmula 4 viven momentos de incertidumbre, pero también de ilusión, aderezados por la presencia de nuevas estructuras y nuevos participantes. En el CET, el trabajo se centra en conseguir que estén listos los Alfa Romeo Giulietta de Araújo Competiçao y el Renault Mégane RS de VSR Motorsport, las principales novedades en 2020. Según la última versión del calendario publicado por la Real Federación Española de Automovilismo, Cheste será la pista que dé el pistoletazo de salida en el mes de septiembre.

El Campeonato de España de Fórmula 4 afrontará, si la situación lo permite, una temporada ilusionante. Foto: @F4Spain (Twitter)

Por su parte, el Campeonato de España de Fórmula 4 ha sido el foco de atención en las últimas semanas, con el anuncio oficial por el cual la Agrupación Deportiva Fórmula 4 Spain se convierte en el promotor del certamen. La entidad está formada por buena parte de los equipos que componen la parrilla y viene a continuar la labor realizada por estos mismos en los últimos tiempos. A su vez, se confirmó el nuevo calendario para esta temporada, siendo el circuito de Navarra el que dé el banderazo de salida el 18 y 19 de julio. Además, se espera la llegada de algún nuevo equipo y más caras jóvenes en un campeonato que, tras un arranque complicado en sus primeras ediciones, parece que ha encontrado su acomodo en el panorama nacional.

En lo que respecta a los campeonatos organizados por Vline.Org, el Campeonato de España de Resistencia y el Campeonato de España de GT, así como el Open Oldtimer, vieron aplazadas sus citas iniciales, pero, junto a la Fórmula 4, comenzarán en el mes de julio en la pista navarra de Los Arcos. De cara a este año, los TCR y Clase 1 se separarán de los Clase 2 en lo que respecta al CER, con los turismos tomando su propio protagonismo como categoría independiente. Mientras, el certamen de GT mantendrá el orden de sus categorías.

La clase TCR del GT-CER tendrá mucho más protagonismo este año. Foto: @VLineOrg (Twitter)

La situación también ha afectado de manera intensa a los campeonatos organizados por GT Sport. Tanto la Eurofórmula Open como el International GT Open y el GT Cup Open Europe vieron como sus entrenamientos de pretemporada oficiales se suspendían en los primeros compases del COVID 19 en Europa, donde iban a poder estrenar oficialmente el nuevo Dallara 320. Fueron los primeros en adelantarse a las consecuencias y decidieron anular toda actividad hasta que la crisis sanitaria remitiera. Finalmente, han podido anunciar un nuevo calendario, aunque muy mermado y con ausencias destacadas.

Quizás, la más notable sea la del Gran Premio de Pau, fecha puntuable de la EF Open desde el año pasado. La legendaria carrera francesa está cancelada y pospuesta para 2021 por la imposibilidad de montar con todas las garantías el circuito urbano en la ciudad situada a los pies de los Pirineos. En otro orden de cosas, finalmente se anunció la cancelación del Gran Premio del Mediterráneo en el trazado italiano de Pergusa, teniendo que esperar al año que viene para ver a los veloces monoplazas rodar alrededor del lago siciliano. Con todo, el reajuste de fechas deja un final con doble cita en España, en Montmeló y en el Jarama (en este caso, sólo para el certamen de monoplazas). La temporada comenzará el fin de semana del 8 y 9 de agosto en Hungaroring.

En cuanto la normalidad regrese, volveremos a disfrutar de carreras tan emocionantes como las vividas el año pasado en el International GT Open. Foto: @GT_Open (Twitter)

Sin duda alguna, la situación por la que pasan los campeonatos de automovilismo de nuestro país no es la mejor. Pero el mero hecho de que se estén publicando calendarios y se atisbe movimiento en ellos, da esperanza de que regresen los coches a la pista en un futuro cercano. Por lo pronto, parece ser que será en Navarra, en pleno mes de julio, donde podamos volver a presenciar la magia de las carreras en circuito de ámbito nacional. Ya queda menos…

Foto de portada: @RacingWeekend20 (Twitter)

La Fórmula 4 como base de los monoplazas

La Fórmula 4 como base de los monoplazas

No hace tanto tiempo que la Fórmula 4 se convirtió en el primer escalón de la escalera que la Federación Internacional de Automovilismo diseñó para llegar a la Fórmula 1. Esta categoría tiene como principal objetivo suavizar el paso del karting a los monoplazas, antaño un salto excesivo para la mayoría de pilotos, tanto desde el punto de vista deportivo como económico.

Al igual que la Fórmula 3, cada región tiene su campeonato. En el caso de la F4, las regiones son mucho más pequeñas y, generalmente, coinciden con países. De hecho, lo más habitual es que los campeonatos de Fórmula 4 sean nacionales. Únicamente el Campeonato de Fórmula 4 NEZ (zona noreuropea) y el certamen del sudeste asiático son supranacionales. El resto, a pesar de que algunos puedan competir en circuitos de países vecinos, son de ámbito estatal.

Un total de dieciséis campeonatos de Fórmula 4 se celebran bajo certificación de la FIA, cuyos monoplazas cumplen con la normativa técnica establecida por el máximo organismo automovilístico mundial. Empezando por Europa, hay un total de siete: Italiano, británico, alemán, danés, francés, español y el de la zona noreuropea (Finlandia, Suecia, Estonia, Rusia y Países Bajos). En Asia se celebran un total de cuatro: Japonés, chino, emiratí y del sudeste asiático. Otros cuatro son los que se disputan en suelo americano: Brasileño, argentino, mexicano y estadounidense. Y uno en Oceanía, el australiano.

Juju Noda pilotando el F4 del campeonato danés. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Existen varios fabricantes de monoplazas de F4, aunque cada campeonato usa un único modelo. En total, cuatro constructores de chasis se reparten el pastel: Dome, Ligier, Mygale y Tatuus; junto a seis preparadores de motores: Abarth, Ford, Geely, Honda, Renault y TOM’s. Son los campeonatos quienes se encargan de establecer las combinaciones óptimas de chasis y propulsor. Además, en los Motorsport Games organizados por la Federación, existe la disciplina de Fórmula 4, disputada con monoplazas desarrollados por KCMG. A continuación, se detallan los distintos modelos de coches bajo reglamentación de Fórmula 4 que se encuentran en activo.

Dome F110

El constructor japonés Dome es el encargado de dar vida al chasis con el que los pilotos deben entenderse en el Campeonato Japonés de Fórmula 4. La idea partió de la base de apoyar a la industria automotriz nipona. El coche cuenta con un motor originario de Toyota, pero desarrollado y puesto a punto por TOM’s. Se trata de un propulsor de cuatro cilindros en línea, conectado a una caja de cambios fabricada por Toda Racing, secuencial de seis velocidades. La potencia estimada para el conjunto es de unos 160 CV.

Dome F110 del certamen japonés de Fórmula 4

KCMG KC MG-01:

KCMG es una empresa de Hong Kong que, de un tiempo a esta parte, se ha involucrado en los deportes de motor con equipos propios y desarrollando vehículos. Una de sus obras es este monoplaza de Fórmula 4 destinado para los Motorsport Games. Es el primero que cuenta con el sistema HALO para la protección de la cabeza del piloto y el único cuyo sistema propulsor es híbrido. Cuenta con un motor térmico Abarth de 1,4 Litros y 176 CV; y otro eléctrico (MGU) fabricado por Magnetti Marelli de 12 KW (16 CV).

Andrea Rosso al volante del KCMG KC MG-01 de la Copa de Fórmula 4 de los Motorsport Games

Ligier JS F4:

La empresa francesa Onroak es el fabricante de este chasis, originalmente denominado Crawford F4-16. La estructura cuenta con unas dimensiones de 2,745 metros de largo por 1,750 metros de ancho y una masa de 570 Kg. Es el protagonista del Campeonato de Estados Unidos de Fórmula 4, donde equipa un motor Honda K20 C2 de cuatro cilindros en línea, acoplado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades, capaz de dar una potencia de 158 CV.

Ligier JS F4 del campeonato de Estados Unidos

Mygale M14-F4:

El fabricante de chasis francés Mygale es el responsable de producir el monoplaza de Fórmula 4 más popular del planeta. El M14-F4 está fabricado bajo la misma especificación FIA y es el elegido en ocho de dieciséis campeonatos de Fórmula 4: Británico, danés, francés, argentino, mexicano, australiano, chino y del sudeste asiático. Permite una gran variedad de motores, que cada certamen elige a placer. El Ford Ecoboost de 1,6 Litros es el elegido en Gran Bretaña, Australia y México. Por su parte, el Geely G-Power de 2,0 Litros se utliza en China y Argentina. Finalmente, el Renault F4R, también de 2,0 Litros, empuja a los F4 de Mygale en Dinamarca, Francia y el sudeste asiático.

El Mygale M14 de Noda Racing. Foto: @NODA_Racing

Tatuus F4-T014:

Por último, el Tatuus F4-T014 protagoniza los restantes seis campeonatos FIA de Fórmula 4: Brasileño, emiratí, italiano, alemán, español y del norte de Europa. El pequeño pero matón monoplaza italiano cuenta también con las mismas características técnicas que el resto, siempre bajo la normativa oficial. En este caso, únicamente monta un modelo de motor, el Abarth de 1,4 Litros, que unido a una caja de cambios secuencial de seis velocidades, es capaz de dar una potencia de 160 CV.

Franco Colapinto manejando el Tatuus F4-T014 del equipo Drivex del Campeonato de España de Fórmula 4. © Jordi Gimeno Bureu

Como podemos ver, todos los monoplazas están fabricados y ensamblados bajo las mismas características técnicas y similares directrices. El resultado da unos coches que, aunque de aspecto puedan diferir, sus prestaciones son relativamente similares. Bajo ciertas condiciones, pueden haber diferencias sensibles de rendimiento, pero en líneas generales, todos son capaces de cumplir con su cometido de acompañar a los jóvenes pilotos en su paso del karting a los monoplazas, el primer escalón hacia la Fórmula 1.

Foto de portada: © Jordi Gimeno Bureu

Alba Cano cierra el último Racing Weekend sentenciando el campeonato

Alba Cano cierra el último Racing Weekend sentenciando el campeonato

Domingo de carreras en Montmeló. De carreras emocionantes que han visto grandes batallas y enormes victorias. Y la proclamación de Alba Cano como Campeona de España de Resistencia. La victoria de la carrera del GT-CER, de casi dos horas de duración, fue para Roald y Benji Goethe, al volante del Renault RS01 de GPX, tras superar al Ferrari de Francesc Gutiérrez y Josep Mayola en los compases finales. Los pilotos de PCR Sport terminaron segundos, dejando el tercer escalón del podio ocupado por el Campeón de España de GT Kosta Kanaroglou, junto a su compañero de asiento, Oliver Campos.

El día comenzó húmedo. La lluvia caída durante la noche dejó el asfalto muy frío y mojado. Pronto, los Fórmula 4 tomaron la pista para afrontar la segunda sesión de calificación, en la que Glenn van Berlo marcó la Pole Position, relegando al campeón Franco Colapinto al tercer puesto. En la segunda carrera del fin de semana, disputada a mediodía, el argentino pudo recomponerse para llevarse la victoria, con Filip Ugran en segunda posición y Tijmen van der Helm en la tercera. Por su parte, Nerea Martí recortó más puntos a Belén García en su lucha por el trofeo femenino al terminar en noveno puesto.

En la tercera carrera, celebrada durante la tarde, Colapinto volvió a marcar la pauta y cruzó primero la línea de meta. Glenn van Berlo intentó superarle, pero finalmente tuvo que conformarse con el segundo lugar. Entre tanto, Tijmen van der Helm y Filip Ugran lucharon por el último escalón del podio, que cayó en manos del piloto rumano de Jenzer Motorsport tras un apurado rebase al final de la recta principal. Finalmente, Nerea Martí no pudo alzarse con el trofeo femenino, a pesar de terminar séptima y seguir con su recortada de puntos, por lo que Belén García se ha llevado la copa, con un punto de ventaja sobre Martí. Con ello, el Campeonato de España de Fórmula 4 ha cerrado una nueva temporada.

El pelotón de monoplazas de la Fórmula 4 trazando las primeras curvas de Montmeló. © Jordi Gimeno Bureu

Tras la sesión de calificación celebrada en la tarde del sábado, la primera carrera del Campeonato de España de Turismos en Montmeló comenzó con el abandono de Fernando Navarrete antes de empezar la carrera. El piloto manchego no salió a pista, dejando la parrilla conformada por apenas ocho coches. Borja García partió desde la Pole Position, pero tras un par de vueltas liderando la contienda, experimentó problemas que le obligaron a abandonar. La lucha por la victoria se centró en Chema Reyes y Toni Albacete, que protagonizaron un mano a mano que se saldó en favor del piloto de SMC Junior, terminando el joven de Teo Martín Motorsport en segunda plaza, con Álvaro Bajo cerrando el podio.

La segunda carrera volvió a contar con la ausencia de Navarrete, y en ella se vivió una intensa batalla por la victoria. Luis Barrios arrancó desde la Pole Position, pero su afán por ganar no fue suficiente para contener al pelotón que llegaba por detrás. Álvaro Lobera le superó en la salida y varias curvas después, un toque con Chema Reyes propició su caída hacia el fondo del pelotón. Entre tanto, Álvaro Bajo, que partió desde la cuarta posición, comenzó una remontada que le aupó al liderato para cruzar la meta como vencedor tras una última vuelta de infarto. Toni Albacete volvió a firmar una buena actuación, firmando el segundo lugar, con su compañero de equipo, Borja García, desquitándose del abandono en la primera carrera para terminar tercero. Adrià Serratosa, Álvaro Lobera y Javier Sánchez Macías no pudieron terminar.

Álvaro Bajo, ganador de la segunda carrera del CET en el Circuit de Barcelona Catalunya. © Jordi Gimeno Bureu

El plato fuerte de la jornada, la carrera de una hora, cincuenta y cinco minutos, y una vuelta, dio comienzo con Josep Mayola arrancando desde la Pole Position, tras marcar el mejor tiempo en la calificatoria con el Ferrari de PCR Sport, compartiendo volante con Francesc Gutiérrez. El Mosler de Kosta Kanaroglou y Oliver Campos, y el Renault RS01 de Roald y Benji Goethe partieron justo detrás. Mayola y Gutiérrez gestionaron el liderato, construyendo un colchón que les permitiera compensar una penalización y mantener la posición.

Hacia el final de la carrera, el ritmo del Ferrari comenzó a caer. Con el mismo juego de neumáticos durante toda la prueba, los tiempos fueron cada vez más lentos, mientras que los Goethe, padre e hijo, cambiaron gomas en una de sus detenciones en boxes, imprimiendo un ritmo que les llevó a recortar toda la ventaja con el coche líder en apenas unas vueltas, dándole caza y superándole en la frenada de la curva 5. Finalmente, Benji Goethe cruzó la meta en primera posición, con Francesc Gutiérrez entrando segundo. El Mosler de Kanaroglou y Campos completó el podio.

El Renault RS01 de GPX, pilotado por Roald y Benji Goethe, ganador absoluto de la carrera del GT-CER. Foto: @RacingWeekend19

Por su parte, Alba Cano, con el Cupra TCR de Monlau Competición, terminó en quinta posición entre los TCR, junto a David Cebrián, sujetando el liderato del certamen y proclamándose Campeona de España de Resistencia. La victoria en la clase de turismos fue para la pareja formada por Mikel Azcona y Evgeni Leonov, con el Cupra TCR de Tecnicars Racing Team.

La última carrera del Racing Weekend en Montmeló fue la disputada por el Campeonato de España de Clásicos, Legends y Youngtimers, con el cielo tornándose oscuro a marchas forzadas, pero dando imágenes espectaculares con la puesta de sol al horizonte. Así ha terminado el último fin de semana de carreras del año, el último Racing Weekend. Una idea puesta en marcha por la Real Federación Española de Automovilismo y VLine.org en este 2019. Todo un éxito que ha visto a cientos de aficionados disfrutar de las carreras. El año que viene más.

Foto de portada: @monlaucompeti