Gran éxito de la Diada Off-Road de Lleida

Gran éxito de la Diada Off-Road de Lleida

Circuit de Lleida, Lérida | La Diada Off-Road de Lleida, evento organizado por la Escuderia Lleida en el trazado de la capital del Segre, ha podido celebrarse con gran éxito, tanto de participantes como de acción en pista. Las carreras al sprint del Campeonato de Cataluña de Autocross se celebraron durante la mañana, con victorias de Joan Salichs (Car Cross), Josep Aranda (Car Cross Junior) y Lluís Baradad (Turismos).

Una espesa niebla cubrió el circuito desde primeras horas de la matinal, pero poco a poco se fue despejando la visibilidad, llegando a salir el sol durante el mediodía. Los carcross fueron los primeros en lanzarse a probar el humedecido autódromo terroso, en una primera toma de contacto en forma de calificación, con Pepe Arqué estrenando su nuevo Speedcar Wonder en competición. Joan Salichs se hizo con la Pole Position, por lo que le tocó comandar al grupo en la parrilla de la primera semifinal (serie A).

En ella, el piloto catalán tuvo que vérselas con Jordi Puigvert, que se impuso finalmente con su Kincar. Pol Salichs no pudo tomar parte, tras experimentar un fallo en la caja de cambios en su vuelta final de la calificación. En la manga de la serie B, un impresionante Pepe Arqué colocó su Speedcar en primera posición, con un ritmo endiablado que fue imposible de seguir por sus rivales. Sin embargo, un error en el momento de completar su paso por la Joker Lap le dejó sin triunfo. Este recayó en manos de David Masoliver.

Pepe Arqué estrenó su nuevo Speedcar Wonder, consiguiendo muy buenos resultados. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La segunda semifinal barajó de nuevo las posiciones, lo que permitió vivir una batalla espectacular por el triunfo. Arqué, que partió bastante retrasado en la parrilla, se zafó de sus rivales para colocarse cuarto en la primera curva, pasando por primera vez por línea de meta en tercera plaza. La pelea entre Joan Salichs y Jordi Nualart por el liderato fue clave para que el de Martorell realizara su paso por la Joker Lap en el momento más oportuno, volando con terreno despejado y poniéndose en cabeza en cuanto Salichs y Nualart ejecutaron su maniobra por el recorrido alternativo. De esta manera, Pepe Arqué se hizo con la primera victoria en una manga para el Speedcar Wonder.

En la serie B, fue Jordi Puigvert el que repitió triunfo, por delante de Josep Maria Vilà y Francisco Pérez. Gracias a ello, Puigvert se quedó con la posición de privilegio de cara a la final, acompañado en la primera fila por Joan Salichs y Josep Maria Vilà. Por detrás, el Kincar de David Masoliver y el Casmat de Jordi Nualart, con el Speedcar Wonder de Pepe Arqué enfilado en la tercera línea, escoltado por Francisco Pérez e Iván Roqueta.

Joan Salichs, el gran triunfador de la Diada Off-Road de Lleida en Car Cross. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En la salida de la gran final, Joan Salichs encontró el hueco perfecto para meter su Speedcar Xtrem, poniéndose en cabeza después de pasar por la rápida primera curva. En la frenada de la curva dos se vieron algunos momentos de tensión, con varios toques. Pepe Arqué no pudo repetir la salida magnífica de la semifinal, viéndose envuelto en mitad de un pelotón muy compacto con algún que otro toque entre medias. Por delante, David Masoliver intentó pelear contra Salichs, pero este mantuvo un ritmo muy rápido en cabeza, cruzando la meta en primera posición para llevarse la victoria en esta Diada Off-Road de Lleida. Masoliver fue segundo y Jordi Puigvert, tercero. Pepe Arqué terminó cuarto, en un debut fantástico del Speedcar Wonder.

En Car Cross Junior, Pol Durán, Josep Aranda, Aleix Costa, Quim González y Júlia Vaqueras fueron los protagonistas de una prueba que vio a Aranda imponerse en la final por delante de González y Durán. Una primera toma de contacto para unos jóvenes que buscarán esta temporada llamar la atención en el mundo del carcross y, también algunos, con vistas a preparar el año en la misma división del Campeonato de España de Autocross. En la división reservada a los turismos, Lluís Baradad se llevó la gloria al volante de un Opel Corsa, por delante de Francesc Torrelles con un Citroën Saxo y Jordi Fabregat con un Volkswagen Golf.

Lluís Baradad, ganador en la división reservada a los turismos. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras la acción matutina y los trabajos para reacondicionar el Circuit de Lleida, la tarde quedó reservada para la carrera de 3 horas de resistencia, en la que se llevaron la victoria David Bolta y Vicente de la Torre a los mandos de un Peugeot 205. De esta manera, se puso fin a un gran día de competición off-road que ha servido, a su vez, como preparativo para la gran temporada 2021 de autocross y carcross que se avecina, con el comienzo del CEAX dentro de un mes, precisamente en esta misma pista.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Ehrlacher sale líder del arranque del WTCR

Ehrlacher sale líder del arranque del WTCR

La Copa del Mundo de Turismos (WTCR) ha conseguido dar su pistoletazo de salida a una temporada que por momentos estuvo en serio riesgo de no poder llevarse a cabo. Sin embargo, el trabajo de la organización y el compromiso de los equipos han permitido que el campeonato haya disputado sus dos primeras fechas en dos trazados legendarios, Zolder y Nürburgring. De ellas, el piloto francés Yann Ehrlacher ha salido líder de la clasificación general, habiendo sumado un par de victorias.

La caravana del certamen organizado por Eurosport Events y Marcello Lotti puso rumbo a Bélgica para la primera ronda. El circuito de Zolder fue la alternativa a la cancelación unilateral del evento en Salzburgring, y allí llegaron los equipos y pilotos para comenzar una nueva temporada. Desde el principio, los Honda y los Lynk & Co tomaron el protagonismo, con los Audi a un paso de ellos. La nota discordante la pusieron los Hyundai y los Cupra, que estrenaban el nuevo León Competición TCR en el mundial. Así mismo, hicieron su debut los Renault Mégane RS TCR de Vukovic Motorsport.

La primera carrera vio al argentino Néstor Girolami arrancar desde la Pole Position. El piloto de Münnich Motorsport mantuvo la primera plaza, colocándose a su zaga Thed Björk y Attila Tassi. Las peleas por posición fueron la tónica habitual en mitad del pelotón, con Mikel Azcona y Norbert Michelisz intentando remontar, mientras que Esteban Guerrieri sufría problemas en el motor de su Honda Civic Type R TCR que lo obligaban a abandonar.

Néstor Girolami defendió la primera posición para ganar en Zolder. Foto: Media WTCR.

Lamentablemente, no iban a acabar ahí las preocupaciones de Honda y Münnich Motorsport, pues Tiago Monteiro rompió su propulsor varias vueltas después. La atención se centraba en Néstor Girolami, que con la misma mecánica continuaba líder de carrera. Finalmente, consiguió pasar primero por línea de meta, seguido de Björk y Tassi. Tom Coronel terminó cuarto, con Jean-Karl Vernay, Santiago Urrutia y Yann Ehrlacher tras él. Norbert Michelisz fue el mejor de los Hyundai (11º) y Mikel Azcona fue 16º.

En la segunda manga, Nathanaël Berthon defendió la Pole Position, compartiendo primera línea con su compatriota Ehrlacher. Sin embargo, Berthon se adelantaba la salida, siendo sancionado con un Drive Through, y el francés de Lynk & Co perdía posiciones con Gilles Magnus y Santiago Urrutia, cayendo a la cuarta posición. Varias curvas después lograba recuperarse para regresar al segundo puesto. Las batallas también eran intensas en mitad del pelotón, con Thed Björk chocando contra la pila de neumáticos de la primera chicane, lo que obligó a la salida del Coche de Seguridad. Tras la relanzada, Magnus presionó a Ehrlacher pero no pudo superarle.

Por detrás, Néstor Girolami se defendía de los ataques de Tom Coronel, mientras que Mikel Azcona conseguía ascender posiciones, alcanzando la undécima plaza para ponerse en el grupo encabezado por Norbert Michelisz. Pero el protagonismo lo tomaban Tiago Monteiro, Jack Young, Attila Tassi y Gabriele Tarquini. El británico se defendía a capa y espada de la presión de sus perseguidores, hasta que Tassi le tocó y el Renault quedó empanzado en la grava, obligando a un nuevo Safety Car con el que terminó la carrera. Yann Ehrlacher se hizo con el triunfo, con Yvan Muller segundo y Santiago Urrutia tercero.

Yann Ehrlacher se llevó la victoria en la segunda manga en Zolder. Foto: Media WTCR.

El WTCR puso rumbo a Nürburgring, donde los pilotos deberían enfrentarse al infernal Nordschleife y la lluvia que no quiso perderse el espectáculo. Todos salvo Hyundai y sus equipos, que decidieron no participar por discrepancias con la normativa. Yvan Muller partió desde la Pole Position en la primera carrera, dándose la salida detrás del Coche de Seguridad. El galo mantuvo el primer lugar, pero Guerrieri llegaba muy rápido y le superó por el exterior de Aremberg.

Por detrás, los pilotos eran muy cautelosos dadas las especiales condiciones del asfalto, con mucha agua acumulada. Lamentablemente, Mikel Azcona se vio obligado a abandonar debido a problemas en su motor, dejando el Cupra aparcado a la salida del Karussell. En la últma vuelta, Attila Tassi impactó contra el guardarraíl, retirándose de la carrera. Finalmente, Esteban Guerrieri cruzó ganador la línea de meta, seguido de Yvan Muller y Yann Ehrlacher.

Esteban Guerrieri domó el Nordschleife para asegurarse la victoria en Nürburgring. Foto: Media WTCR.

La segunda manga también comenzó bajo régimen de Coche de Seguridad, pues el agua continuaba impregnando la capa asfáltica de Nürburgring. Néstor Girolami defendió la Pole Position, con Yann Ehrlacher apretándole desde los primeros compases. Sin embargo, los comisarios abrieron una investigación al argentino por un error en el procedimiento de salida, lo que se tradujo en una sanción de 30 segundos a su tiempo total de carrera, lo cual terminó con sus opciones de alcanzar la gloria. Ehrlacher pasó a ser el líder de carrera, mientras Mikel Azcona protagonizaba una sensacional remontada.

El piloto navarro de Cupra le estaba cogiendo el pulso al Nordschleife en mojado y estaba compitiendo a un ritmo imparable. Aprovechó el rebufo en la recta final para superar a Esteban Guerrieri y conseguir terminar en cuarta posición. Ganó Yann Ehrlacher, con Thed Björk segundo y Attila Tassi tercero. Con la sanción, Néstor Girolami sólo pudo ser undécimo.

Mikel Azcona persiguiendo a sus rivales sobre un mojado Nürburgring.

En la clasificación general, Yann Ehrlacher lidera cómodamente con 92 puntos, seguido de Girolami y Björk. Mikel Azcona ocupa el duodécimo lugar con 19 tantos. La próxima cita de la Copa del Mundo de Turismos será en el circuito eslovaco de Slovakia Ring, el fin de semana del 10 y 11 de octubre; antes de poner rumbo a Hungaroring. Después llegará el momento de competir en Motorland Aragón, en el que será el debut del trazado aragonés en el calendario. El broche final lo pondrá la pista italiana de Adria, a mediados de noviembre.

Foto de portada: Media WTCR.

El Campeonato de España de Turismos echa el cierre

El Campeonato de España de Turismos echa el cierre

La situación global derivada de la pandemia de COVID 19 ha planteado cambios en los programas deportivos de la gran mayoría de campeonatos. Y en el peor de los casos, algunos han decidido abandonar el 2020 para centrarse en el año que viene. Es el caso del Campeonato de España de Turismos, que ha anunciado su cancelación esta temporada para fijar sus objetivos en regresar en 2021.

En un principio, la Real Federación Española de Automovilismo, organizadora y promotora del CET, realizó una serie de cambios en el calendario, retrasando su inicio hasta pasadas las vacaciones de verano para poder dar tiempo a equipos, pilotos y circuitos de organizarse ante un panorama de concentración de carreras en muy pocos meses. Las fechas que se valoraron fueron menos de las inicialmente planeadas, pero siguieron siendo suficientes para salvar la papeleta y poder disputar un certamen que regresó a la vida el año pasado.

Sin embargo, las complicaciones por la crisis sanitaria, con equipos que ya decidieron dar por concluido 2020 para focalizarse en 2021 y sin la posibilidad de celebrar las pruebas con público en las gradas, han terminado por empujar a la organización hacia la cancelación de la temporada y centrarse en un 2021 que tampoco tiene todos los números para disputarse con normalidad. Pero sí parece que, al menos, será un año en el que las carreras podrán regresar con una mentalidad mucho más positiva.

Borja García, Campeón de España de Turismos 2019, deberá esperar al año que viene para defender la corona.

El cierre definitivo del CET ha provocado quebraderos de cabeza en algunos de sus participantes. No en vano, algunos equipos, como el Team Gibralfaro, ya han puesto a la venta los coches con los que compitieron en 2019 y pretendían repetir sobre los circuitos españoles en esta extraña temporada. Con ello, buscarán programas alternativos que puedan sustituir sus actividades deportivas y no pasar doce meses en el dique seco.

Algunos preparadores ya tomaron la decisión, aunque de puntillas y sin una convicción definitiva, de centrar sus esfuerzos, al menos hasta el comienzo del Campeonato de España de Turismos, en otros certámenes de similar atractivo, como el Campeonato de España de Resistencia y GT, en el que también compiten vehículos de estas características en alguna de sus diferentes divisiones. Otros, han decidido descartar su regreso a las pistas de carreras y está por ver que puedan volver el año que viene.

Los coches del CET trazan el sacacorchos de Motorland Aragón.

Ciertamente, las arcas monetarias de algunos competidores han sufrido los estragos de la crisis económica derivada de la difícil situación a nivel mundial. Muchos patrocinadores han retirado sus apoyos en una claro afán de evitar posibles consecuencias en sus cuentas ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir a corto y medio plazo. Toda esta amalgama de dificultades ha provocado que la RFEdA se decantara por la única opción viable.

Y esto genera enormes dudas hacia un certamen que desde el principio ha estado en boca de numerosos detractores por la política técnica seguida desde la organización. A diferencia de la mayoría de campeonatos de turismos nacionales de nuestro entorno, en el que se siguen las normativas emanadas de la FIA, y concretamente las regulaciones TCR, el CET tiene su propia reglamentación técnica, que aunque pueda ayudar a la construcción de coches más baratos, tanto en su preparación como en su mantenimiento, provoca un lastre a la hora de compartir piezas entre otras estructuras más allá de nuestra fronteras, e incluso dentro de ellas.

Salida de una de las carreras del CET en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Por ello, algunos equipos, que presumiblemente podían ver bien el renacer del Campeonato de España de Turismos de cara a sus intereses, declinaron participar en él para continuar sus actividades deportivas en otros certámenes, con un mayor número de participantes en cada una de sus citas. De esta manera, el futuro del CET tiene un color indeterminado, pero seguro que desde la organización trabajan al máximo para devolver al principal campeonato nacional de turismos a su máximo esplendor.

El regional de velocidad aragonés echa a andar

El regional de velocidad aragonés echa a andar

Este fin de semana regresa a la competición uno de los certámenes regionales más esperados, el Campeonato de Aragón de Velocidad. El circuito de Navarra acogerá la primera cita de un calendario que ha tenido que adaptarse por la crisis sanitaria del COVID 19. La pista ubicada en Los Arcos será la que le dé el pistoletazo de salida mañana.

La edición del año pasado vio una intensa lucha por el título entre Javier Cicuéndez, Joaquín Rodrigo y Jaime Latapia, que se saldó con el primero alzándose Campeón de Aragón. El trazado de Motorland Aragón fue decisivo, con una última ronda en la que Rubén Martínez dominó a placer, mientras la batalla se centraba en un apasionante cuerpo a cuerpo entre Cicuéndez y Rodrigo.

La pista navarra volverá a dar cabida al campeonato, en un día de alto voltaje con la disputa de la Copa Open del regional de velocidad navarro. Durante meses, la situación ha sido muy complicada y se temía que no pudiera llevarse a cabo el inicio del certamen. Sin embargo, el trabajo conjunto de las federaciones aragonesa y navarra de automovilismo han dado sus frutos y por fin, los principales protagonistas de estas dos comunidades autónomas se verán las caras una vez más.

El Circuito de Navarra se prepara para dar el pistoletazo de salida al regional de velocidad aragonés y al certamen navarro.

El vigente campeón, Javier Cicuéndez, defenderá su título estrenando el nuevo Renault Clio Cup V, inscrito por el Motor Club Sabadell dentro de la Clase 2. Por su parte, Joaquín Rodrigo volverá al asfalto, tras su paso invernal por las gélidas G Series andorranas, para ponerse al mando de su Renault Clio Cup IV, inscrito por el Automóvil Club Zaragoza. El tercer piloto en discordia del año pasado, Jaime Latapia, regresará a la batalla con el equipo SMC Junior Motorsport y el Renault Clio Cup III.

Los pilotos del R.A.C. Circuito Guadalope, Carlos Rivera y Lucas Rivera, compartirán el volante del Renault Clio Cup IV; mientras que Emilio Lizarbe se presentará con un Seat León y Ander Gamón hará lo propio con el habitual Mercedes AMG, sumando puntos tanto para el certamen aragonés como para el navarro. En el caso del ACZ, pondrán en pista otros tres coches compartidos, con los hermanos Eduardo y Pablo Escolano al volante de un Seat Ibiza; Carlos Sanz y Guillermo Aso pilotando un Hyundai Coupé; y Ánchel Echegoyen y Jordi Fonayet con otro Hyundai Coupé.

Javier Cicuéndez persigue a Joaquín Rodrigo durante la última cita del regional aragonés de 2019, en Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Además, dentro de los pilotos que puntuarán para el regional aragonés, la prueba contará también con los nombres de Luis Ruiz, pilotando un Seat León Supercopa, y Daniel de Sousa, con un Mini Cooper, entrando también en la disputa de la Copa Macisa. Su compañero en la estructura SLT Racing, Fernando Domínguez, participará con un Hyundai Coupé. Julio Garde será el otro piloto del Motor Club Sabadell, con otro Renault Clio Cup IV.

En la clase reservada para los TCR, competirá la cara más conocida que habitará el paddock de Los Arcos este fin de semana. Mikel Azcona, piloto de la Copa del Mundo de Turismos (WTCR), disputará esta primera cita válida para el Campeonato de Aragón de Velocidad. El piloto navarro podrá sacarse la espina y prepararse de cara al mundial, después de tantos meses sufriendo el parón en la competición, en una cita en la que, de nuevo, pilotará un Cupra TCR, dentro del equipo Volcano Motorsport. Su compañero de equipo, Evgenii Leonov, hará lo propio con la otra unidad Cupra. Por su parte, Luis García manejará un tercer Cupra TCR, inscrito por la Escudería LeMans; mientras que Julio Carayol volverá a enfundarse los guantes para hacer bailar a su Seat Cupra TCR.

Mikel Azcona, al volante de su Cupra del WTCR durante los test de pretemporda del año pasado. El piloto navarro participará este fin de semana en la cita regional en Los Arcos. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Todos ellos compartirán pista con los pilotos del certamen navarro, sumando un total de veinticinco coches inscritos y veintinueve pilotos. Nada mal para ser la primera cita del año, tras una pandemia mundial, una incertidumbre económica derivada y una situación difícil en la que lo más importante es evitar los contagios. Serán los grandes protagonistas de una cita que comenzará el domingo a las diez y media de la mañana con la primera sesión de entrenamientos libres.

Serán dos sesiones de pruebas de veinticinco minutos cada una, con la segunda comenzando a partir de las doce menos cinco minutos. A las 13:30 horas, llegará el turno de la sesión de calificación, dividida en dos mangas de quince minutos cada una, que conformarán la parrilla de salida para las carreras. La primera de ellas comenzará a las tres y cuarto de la tarde, y la segunda verá la salida dos horas después. Ambas se disputarán a diez vueltas.

La parrilla estará muy competida en Navarra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La espera ha terminado. Las carreras regionales vuelven a los circuitos y, en este caso, lo hacen con un programa muy completo y una parrilla más que interesante. El Campeonato de Aragón de Velocidad echará a andar mañana y será el momento de volver a disfrutar con el espectáculo. El evento será a puerta cerrada, pero os contaremos lo que suceda en el Circuito de Navarra. Veremos si se repite de nuevo el apasionante duelo que nos mantuvo en vilo la pasada temporada.

Foto de portada: @FadaInfo (Twitter)

El coronavirus limita el WTCR a Europa

El coronavirus limita el WTCR a Europa

Las consecuencias de la pandemia por COVID 19 en el automovilismo están forzando a los organizadores a diseñar planes alternativos para poder llevar a cabo un número de carreras mínimo que pueda ser tenido en cuenta a la hora de repartir los premios a final de año. En el caso de la Copa del Mundo de Turismos (WTCR), Eurosport Events ha tomado la decisión de restringir la actividad y no desplazar la caravana fuera de Europa.

Lo cierto es que el certamen mundial de vehículos de turismo llevaba unos años gozando de la múltiple presencia de marcas (oficialmente, de manera privada) que pueblan su parrilla, compitiendo en diversos escenarios a lo largo del globo. Sin embargo, la situación actual ha obligado a revisar un calendario más que interesante para centrar sus esfuerzos en sacar adelante varias carreras en el viejo continente. De esta manera, algunos mercados muy importantes para la venta de vehículos como los que aquí compiten se verán huérfanos por la ausencia esta temporada del WTCR.

Ni China, ni Japón, ni Malasia,… Varios gigantes en cuanto a posibles compradores de coches se quedarán sin su cita anual. Tampoco Macau tendrá su aventura en el circuito urbano de Guia. Así, el campeonato bajo las directrices de la organización de Marcello Lotti realizará un tour europeo con visitas a Austria, Alemania, Eslovaquia, Hungría, España e Italia. Seis países y seis fines de semana de carreras en los que Norbert Michelisz tratará de defender el enorme trofeo que ganó en 2019. Y a su vez, sus rivales tratarán de levantarle la corona de laureles.

Los Honda de Esteban Guerrieri y Néstor Girolami, y el Alfa Romeo de Kevin Ceccon presentaron mucha batalla el año pasado. Foto: Media WTCR

Pero habrá que esperar hasta septiembre para ello. El nuevo calendario marca los días 12 y 13 de ese mes para que el WTCR arranque de nuevo. Será en la pista de Salzburgring, que se engalanará para recibir a los equipos, bajo estrictas medidas de seguridad que incluirán un tope de seis personas por coche. De igual manera, se prohibirá el acceso a las instalaciones antes de la tarde a la jornada anterior a las verificaciones. Además, queda previsto un día de entrenamientos oficiales de pretemporada en el trazado austriaco, en el que los protagonistas podrán volver a verse las caras tras la última carrera de 2019 en Sepang. Será el momento de prepararse para un sprint de competición de apenas tres meses.

Tras la cita junto a la ciudad que vio nacer a Mozart, el WTCR pondrá rumbo al circuito de Nürburgring. La versión del Nordschleife volverá a ser el centro de atención del mundo del motor del 24 al 27 de septiembre, pues el certamen formará parte del programa de carreras que acompañará a la gran prueba del fin de semana, las 24 Horas de Nürburgring. Sin casi tiempo para recuperarse de los cambios de rasante y virajes del “Infierno Verde”, la pista de Slovakiaring será la siguiente cita del calendario el fin de semana del 10 y 11 de octubre.

Pasará tiempo hasta que los carriles del pit lane del WTCR vuelvan a estar tan abarrotados. Foto: Media WTCR

Una semana después, Hungaroring será la pista protagonista del campeonato, antes del cierre de un apretado mes en Motorland Aragón. El circuito de Alcañiz debutará finalmente en el WTCR, siendo la cita principal que irá acompañada del Racing Weekend de la Real Federación Española de Automovilismo. Será un buen momento para comparar dos modelos de autos de turismo tan diferentes, como los TCR y los del CET. Finalmente, el trazado italiano de Adria dará el banderazo de cuadros a la temporada el 14 y 15 de noviembre. De esta manera, el WTCR se disputará únicamente durante un trimestre con máxima actividad.

A su vez, entre los pilotos y equipos se verán algunos cambios de relevancia. A la salida de Volkswagen y Audi de manera “oficial”, se sumará la absorción por parte de Münnich Motorsport de los Honda Civic Type R que gestionó el año pasado KCMG, pasando Tiago Monteiro y Attila Tassi a compartir equipo con Esteban Guerrieri y Néstor Girolami. Por su parte, Andy Priaulx, uno de los pilotos más laureados de la especialidad, dejará su asiento en uno de los cuatro Lynk & Co 03 como consecuencia de las restricciones de viaje por la pandemia y por no poder evitar los solapamientos que provocará la concentración de los nuevos calendarios.

El espectáculo y la acción intensa del WTCR volverá, si todo sigue lo planeado, en septiembre. Foto: Media WTCR

Con todo esto, la Copa del Mundo de Turismos, aunque mantendrá su carácter mundial, pasará a disputarse íntegramente en Europa. Dadas las circunstancias, esto no afectará a su estatus, y podría no ser el único campeonato en verse obligado a competir únicamente dentro del continente para salvar la temporada. Veremos en las próximas semanas como se va articulando el ambiente de las carreras a nivel internacional, pero por lo pronto, las bases están asentadas firmes para poder disfrutar del gran espectáculo del mayor campeonato de turismos del planeta.

Foto de portada: Media WTCR