Rubén Martínez domina en Motorland Aragón

Rubén Martínez domina en Motorland Aragón

El Campeonato de Aragón de Velocidad ha bajado la persiana un año más en el circuito de casa, en Motorland Aragón. La disputa del Trofeo de Velocidad Motorland – Memorial José Antonio Vicente ha visto las dos victorias de Rubén Martínez con el Cupra TCR de RC2 Junior Team, partiendo desde la Pole Position en ambas mangas. Además, Javier Cicuéndez se ha proclamado Campeón de Aragón de Turismos, tras un apretado año en el que ha tenido que batir a sus dos máximos rivales, Joaquín Rodrigo y Jaime Latapia.

La última jornada de competición del calendario autonómico de velocidad daba comienzo en Motorland Aragón con la pista mojada. La lluvia hizo acto de presencia durante la noche, pero la salida del sol auguraba un día tan caluroso como el sábado. Los primeros entrenamientos libres vieron a los pilotos tener que enfrentarse a un asfalto todavía húmedo que deparó algunos derrapajes y salidas de pista sin consecuencias. Ya desde los primeros instantes, Rubén Martínez marcó los mejores registros, con su hermano Raúl escoltándolo justo detrás.

La sesión de calificación dio comienzo en el momento óptimo, con el calor acechando y la pista totalmente seca. La primera cronometrada determinó la parrilla de salida para la primera carrera del día, con Martínez marcando el mejor registro y adjudicándose la Pole Position con un tiempo de 2:01.680. Alex Cosin e Isidoro Díaz-Guerra consiguieron terminar justo detrás para completar el Top 3. Por su parte, la lucha por el campeonato entraba en una fase crítica, con Joaquín Rodrigo calificando octavo, justo por delante de Javier Cicuéndez y Jaime Latapia.

Salida de la primera carrera del día. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La segunda sesión cronometrada conformó la parrilla de salida para la segunda carrera, y de nuevo, Rubén Martínez sacó todo el jugo al Cupra TCR de RC2 Junior Team para volver a conseguir la Pole Position, esta vez con un 2:00.645, mejorando en poco más de un segundo el registro de la primera cronometrada. Julio Carayol, con el Cupra Mk 3 TCR de Milesocasiones.com, e Isidoro Díaz-Guerra, con el Seat León TCR de Escudería Motor Terrassa, hicieron el segundo y tercer mejor tiempo. Los contendientes al título volvieron a quedar igualados, pero esta vez, con un invitado mezclado entre ellos, Francho Echegoyen. Javier Cicuéndez colocó a su Renault Clio en sexto lugar, con Joaquín Rodrigo justo detrás, y Echegoyen octavo, por delante de Jaime Latapia.

A mediodía, como marca la tradición en el mundo de las carreras, se apagaron los semáforos para dar la salida a la primera batalla. Martínez arrancó bien, pero perdió la primera posición en la frenada de la primera curva con Alex Cosin, recuperando la plaza momentos después. En medio del grupo, comenzó a fraguarse una intensa lucha cuerpo a cuerpo entre Rodrigo y Cicuéndez. Durante varias vueltas, ambos Renault Clio estuvieron peleando por conseguir la mejor posición final.

Philippe Fitou, clavando frenos con el Dodge Viper en la entrada de la curva 5. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La entrada de la curva 5 de Motorland Aragón fue un constante festival de apuradas de frenada entre los dos contendientes al título. Finalmente, ambos entraron casi a la par en meta, pero con Joaquín Rodrigo por delante de Javier Cicuéndez. Por su parte, Jaime Latapia experimentó problemas con el sistema de arranque en su coche, sufriendo dificultades para luchar contra sus rivales. Rubén Martínez entró ganador en meta, con Cosin y Díaz-Guerra completando el podio.

La tarde todavía tenía que ofrecer la última carrera. La que decidiría el campeonato. Rubén Martínez volvió a mantener su posición de ventaja, volando sobre el trazado de Alcañiz desde los primeros metros. Rodrigo y Cicuéndez se emparejaron en la primera curva, con el piloto del Automóvil Club Zaragoza superando momentáneamente al de SLT Racing. Pero la escaramuza duró poco, pues fruto de ella, Rodrigo cayó a la parta baja de clasificación. A partir de ahí, nos deleitó con una remontada para terminar en séptimo lugar.

La lucha entre Joaquín Rodrigo y Javier Cicuéndez fue de alto voltaje. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Entre tanto, Rubén Martínez se alzó con el triunfo y Javier Cicuéndez con el campeonato, tras pasar en quinta posición por meta. Julio Carayol e Isidoro Díaz-Guerra mantuvieron la pugna por el segundo escalón del podio, pero finalmente, mantuvieron sus posiciones de salida para acabar en segundo y tercer lugar, respectívamente. Definitivamente, Jaime Latapia no pudo plantar cara a Cicuéndez y Rodrigo, pero pudo terminar décimo con el Renault Clio de la estructura SMC Junior Motorsport.

Los veinte pilotos que participaron en estas dos últimas pruebas del año del Campeonato de Aragón de Velocidad consiguieron deleitar al público que no quiso perderse las carreras en el Bajo Aragón. Emoción y un gran ambiente de competición es lo que se ha podido vivir y respirar estos días en Alcañiz. La temporada 2019 ya es historia. Ahora es el momento de descansar, volver a llenar los depósitos de combustible y preparar la próxima temporada.

Javier Cicuéndez, Campeón de Aragón de Turismos 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cierre de temporada en Alcañiz

Cierre de temporada en Alcañiz

Falta poco más de un mes para que acabe el año y la mayoría de campeonatos ya han echado el cierre. Se acerca el invierno, tiempo en el que las carreras de coches, salvo los certámenes de carreras sobre hielo, se toman un merecido descanso. Pero antes, queda la última cita de la temporada. Motorland Aragón se engalana para recibir a los participantes de los 500 Kilómetros de Alcañiz, la carrera que cerrará el calendario de competiciones en circuito de nuestro país.

La prueba, organizada por V-Line Org y Motorland Aragón, se celebrará junto a las últimas carreras del Campeonato de España de Clásicos, Legends y Youngtimers (CECLY), antes de que el Campeonato de Aragón de Velocidad tome la pista del Bajo Aragón para disputar sus entrenamientos y carreras. En definitiva, un fin de semana cargado de actividad que pondrá el punto final al año de competición nacional en circuitos en tierras turolenses.

Desde primeras horas de la mañana del sábado, se celebrarán los entrenamientos libres y cronometrados, tanto del CECLY como para la gran carrera de resistencia. A mediodía llegará el momento de disputar la primera carrera del campeonato de clásicos, legends y youngtimers, que servirá de aperitivo para la carrera principal del programa, que comenzará sobre la una menos diez de la tarde. Tras ella, la segunda carrera del CECLY para terminar el día. El domingo, el regional de velocidad tomará el asfalto para celebrar los entrenamientos libres y cronometrados durante la mañana, y las dos carreras de diez vueltas durante la tarde. Con ello, terminará el fin de semana de competición en Alcañiz.

Coches de diferentes categorías trazan el «sacacorchos» de Motorland Aragón. © V-Line Org

Los 500 Km de Alcañiz no forman parte de ningún campeonato. Pero ello no es inconveniente para que algunas de las máquinas más potentes del panorama nacional se den cita allí. Sucede lo mismo con los pilotos y equipos que participarán en una prueba que ha sido un éxito año tras año. Kosta Kanaroglou, vigente Campeón de España de GT y nueve veces ganador de la carrera, hará su aparición al volante del Mosler MT900, junto a Manuel Cintrano y Javier Morcillo. Además de ellos, lo harán otros pilotos habituales del Campeonato de España de Resistencia y GT (GT-CER), como Francesc Gutiérrez y Josep Mayola con el Ferrari 458 de PCR Sport, o Joan Vinyes y Jaume Font con el Porsche 911 de Baporo Motorsport.

Además, habrá representación local. El Real Automóvil Club Circuito Guadalope, antiguo organizador de las carreras en el circuito urbano de Alcañiz, ha inscrito un Porsche 911 que pilotarán Luis López, Álvaro Rodríguez, Tomás Moreno y Ángel Martínez. También estará presente Álvaro Bajo, Subcampeón de España de Turismos 2019, que pilotará el Peugeot RCZ de la Escuela Española de Pilotos, junto a Antonio Sainero y Ana Sainero. Unas inscripciones que completarán una parrilla de 13 coches.

El Mosler MT900 del campeón de España de GT, Kosta Kanaroglou, surcando la recta de meta de Motorland Aragón. © Fotos Alcobendas (V-Line Org)

En lo que respecta al Campeonato de Aragón de Velocidad, la disputa del Trofeo de Velocidad Motorland – Memorial José Antonio Vicente traerá el fin de fiesta del regional a casa, con el Campeonato de Aragón de Turismos al rojo vivo. Joaquín Rodrigo lidera la general con apenas dos puntos de ventaja sobre Jaime Latapia. Por su parte, Javier Cicuéndez se mantiene al acecho, a catorce puntos del liderato. Los tres son aspirantes a llevarse el trofeo de campeón este año. Además, la cita también es puntuable para los campeonatos navarro y valenciano de velocidad.

Esta carrera de resistencia de unas cuatro horas hereda el espíritu de la competición que se vivió años atrás en las calles de Alcañiz. El circuito urbano Guadalope atrajo, temporada tras temporada, a las máquinas más potentes y prestigiosas del mundo. Coches que se batían el cobre en las grandes carreras internacionales, como Le Mans, Daytona o la Targa Florio, llegaban a esta pequeña ciudad de Aragón donde los aficionados podían incluso tocar esas obras de arte. Y todo gracias al esfuerzo de un pueblo volcado con las carreras.

Uno de los Porsche 911 sale a la recta de atrás de Alcañiz en la edición de 2017. © V-Line Org

Hoy en día, el circuito es historia y un gran recuerdo para mucha gente. Pero su legado pervive en Motorland Aragón, el circuito que este fin de semana volverá a ser testigo del sonido de los motores, del olor a gasolina y caucho quemado, y de los gritos de júbilo de unos aficionados que disfrutarán con los coches de carreras como antaño otros lo hicieron detrás de los guardarraíles en las calles de Alcañiz.

Foto de portada: © V-Line Org

De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

Comparte nombre con uno de los mayores genios de la música de nuestro país, y como el maestro Rodrigo, es capaz de hacer arte. Su especialidad no son las notas ni los acordes, aunque de su precioso Renault Clio emana un sonido tan armónico como cualquiera de las partes del famoso Concierto de Aranjuez. Lo suyo es ir rápido, trazar y dar gas antes que su rival. Es el arte de pilotar coches de carreras.

Durante el fin de semana de las 4 Horas de Barcelona, además de prototipos y GT, los pequeños pero matones Renault Clio hicieron acto de presencia en el circuito de Montmeló. Allí se dio cita la Clio Cup francesa, y entre los participantes se encontraba el aragonés Joaquín Rodrigo, con quien cogimos un capazo en el que tratamos diferentes asuntos, pero siempre hablando de carreras y de su punto de vista. Por su experiencia, es una de las voces autorizadas para hablar de esto que a tantos nos apasiona.

Precisamente, lo primero que tratamos fue sobre cómo ha cambiado el automovilismo en nuestro país. Rodrigo habló de la profesionalización que ha experimentado el deporte en estos últimos años. “Se ha profesionalizado mucho. Antes íbamos en plan amateur. Un poco como sigo yendo yo. Vas con los amigos, el coche en el remolque… Y te lo hacías así. Ahora, si quieres funcionar, tienes que ir con un equipo.” Y esto, a pesar de la última crisis económica que tanto afectó. Considera que sus estragos todavía no han pasado. “De momento no se ve ningún brote verde. Tiene pinta de seguir igual.

Joaquín Rodrigo surcando la recta de meta de Montmeló durante la carrera del viernes. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto al presente inmediato, hablamos sobre la manera de plantearse la carrera que le restaba por hacer el pasado fin de semana. Tras las pruebas, la calificación y la primera carrera, el sábado tocaba volver al asfalto para una segunda manga. “El problema es que como ya sales un poco atrás, pues dependes de lo que pase en la primera vuelta. Ayer vi un accidente delante, un coche en una frenada se chocó contra el muro, y luego, justo en la siguiente curva, el que iba delante de mí se tocó también y salió despedido. Así que la primera vuelta es un poco caótica y hay que esperar un poco a que se tranquilice todo para empezar a correr.

Además, yo voy con un poco de cuidado para no tener ningún problema en ese aspecto. Por eso digo que la primera vuelta es para ver la expectativa. Salgo bien, normalmente arranco bien. Pero luego, cuando veo los coches de un lado para otro, cruzados, levanto el pie y espero. Así que la primera vuelta, un paso atrás y luego toca remontar un poco.

Joaquín Rodrigo pilota un Renault Clio, uno de los coches de turismo más vendidos en nuestro país durante muchos años. Sobre las diferencias entre su coche y cualquiera de los que circulan por nuestras carreteras, nos comentó que “no se parecen en nada.” Su vehículo está estrictamente preparado para la competición, y su parecido se reduce “únicamente a la forma exterior. Todo es de competición. Las suspensiones son muy duras, el cambio de marchas es con levas, no se toca el embrague salvo para parar y arrancar, … Así que no se parecen en casi nada”, afirmó Rodrigo.

Joaquín Rodrigo metiendo su Renault Clio en la curva 10 de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A pesar de ser un habitual en las competiciones en nuestro país, de vez en cuando cruza la frontera de los Pirineos para ir a competir. Por ello conoce de primera mano las características de los campeonatos francés y el español de Renault Clio. A pesar de que no haya demasiadas diferencias, sí que destaca el mayor número de pilotos en el certamen galo. “Más o menos son igual. En lo que hay más diferencia es en el nivel. Allí, en Francia, están treinta pilotos, y en España somos unos quince o veinte, viniendo ellos a correr. Este año, la mitad del campeonato se hace junto con Francia. Aquí, en Montmeló, vienen ellos, y en la siguiente prueba en Magny-Cours nos desplazaremos los españoles que queramos ir.

Por último, hablamos de la situación general del automovilismo en Aragón, región de origen del protagonista y de quien escribe estas líneas. Rodrigo considera que, en los tiempos actuales, la situación es buena. “Yo lo veo bien. En circuitos está funcionando bastante bien. Hay unos precios muy buenos, pueden correr dos pilotos, … Se está viendo gente. Estamos unos veinte pilotos, más o menos. Y también vienen de fuera. Nos juntamos con los navarros, catalanes, y también con valencianos, como cuando corrimos en Cheste. Estábamos unos veinticinco coches. Por eso que en circuitos lo veo bien.

El Renault Clio de Joaquín Rodrigo volando sobre el asfalto. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto a otras disciplinas del automovilismo aragonés, no cree que la situación sea mala, pero apunta a que no lo controla tanto. “La carretera la sigo menos. Echo una mano al Automóvil Club Zaragoza con una grúa cuando me lo piden. En el Rallysprint de Borja y también en el de Tabuenca. La tierra parece que está bastante bien, funciona y viene gente de fuera. En fin, yo lo veo bastante bien, para los tiempos que corren”, afirma Rodrigo.

Tras unos minutos de conversación, llego el momento de poner punto y final a este interesante capazo. Algo que sucede de manera natural, como en todos los capazos. Nos despedimos de Joaquín Rodrigo dándole las gracias por su tiempo y deseándole toda la suerte del mundo. Y, por supuesto, con la esperanza de volver a encontrarnos por los circuitos. Algo que no descartamos, pues ya sea sobre hielo o sobre asfalto, en invierno o en verano, Rodrigo es un apasionado de la competición que siempre está ahí donde hay una carrera. ¡Gracias, Joaquín!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Esplús, capital del Autocross

Esplús, capital del Autocross

Este fin de semana, la localidad oscense de Esplús es la capital del Autocross, con la celebración de la tercera cita del Campeonato de España de Autocross (CEAX). El circuito Eduardo Lalana acoge una nueva edición del Autocross de Esplús, la tercera desde que el evento forma parte del certamen nacional. Allí se están congregando los principales espadas de las seis categorías que forman parte de la cita.

Tras las dos pruebas del campeonato, celebradas en Motorland Aragón y Lleida, los líderes de las clasificaciones generales para cada una de las categorías que participan en Esplús son: Perfecto Calviño en División I, Cristian Escribano en División II, Carlos Hernando en División III, Javier Ramillo en Car Cross, Antonio Herrerías en Car Cross Junior y Diego Varela en Car Cross Promoción. En total, serán 72 los pilotos participantes en este meeting, de los cuales, seis podrán sumar puntos para el Campeonato de Aragón de Autocross, el certamen regional de la especialidad.

El circuito de Esplús cuenta con una longitud de 975 metros, con un total de 10 curvas, 3 a derechas y 7 a izquierdas, girando en sentido contrario a las agujas del reloj; conformando un trazado muy técnico, donde la habilidad de los pilotos y la maniobrabilidad de sus monturas será clave para ir rápido.

Recta de parrilla, meta y última curva del Circuito Eduardo Lalana de Esplús. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras la salida, los pilotos deberán afrontar unas eses izquierda-derecha, que les llevarán a una pequeña recta que terminará en una horquilla. Allí será importante una buena tracción para encarar otra nueva recta hacia la parte más técnica del trazado. Un viraje a izquierdas les meterá en una curva rápida de derechas. A la salida, se encontrarán con una horquilla, tras la cual, una nueva recta les conducirá a una nueva curva de media velocidad de izquierdas, antes de trazar un ángulo en apoyo, de nuevo de izquierdas, previo a afrontar la parte final. Esta está formada por la recta trasera, que desemboca en dos curvas a izquierdas consecutivas que les dejarán en la línea de meta.

La tradición automovilística en Esplús se remonta muchos años atrás, pero fue en 2013 cuando se dio el paso definitivo para la celebración de carreras importantes, con la inauguración del circuito Eduardo Lalana, cuyo nombre se debe al alcalde que en su momento dio el impulso definitivo para la construcción del trazado. Tras cuatro años, el Campeonato de España de Autocross recaló en la localidad de La Litera, consagrando a la pista oscense como una de las referentes en el panorama nacional de la especialidad.

Verificaciones técnicas durante la mañana del sábado del Autocross de Esplús. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La actividad en pista ha comenzado hoy, sábado, a las nueve de la mañana, con los primeros entrenamientos libres. Tras ello, descanso en pista hasta la una y cuarto, cuando arranquen las sesiones de calificación, empezando por la categoría Car Cross Junior. Estas sesiones consistirán en carreras de seis vueltas al circuito, en los que se tendrá en cuenta el mejor tiempo de cada carrera. Así mismo, se celebrará una carrera por cada serie y categoría.

Tras el breve parón para comer, darán inicio las mangas de calificación de cada categoría, que serán un total de tres por cada una de ellas, y a su vez divididas en tres series, de acuerdo al número de participantes. En el caso de Car Cross Junior únicamente habrá una serie, mientras que en la categoría reina de Car Cross habrán tres. Hacia las ocho de la tarde terminará toda actividad en pista, según el horario, dejando las terceras mangas calificatorias para el día siguiente.

Uno de los KartCross trazando la última curva del trazado oscense. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El día grande del Autocross de Esplús comenzará con esas terceras mangas hacia las nueve de la mañana, para dejar paso a las 11:25 horas a las finales B y C de Car Cross. Estas se celebrarán sobre un total de siete vueltas al circuito. La hora cumbre llegará a la una menos cuarto del domingo, cuando arranque la primera de las seis finales, una por cada categoría, donde se decidirán a los ganadores del III Autocross de Esplús.

Los primeros en jugarse el tipo sobre la pista serán los Car Cross Junior, seguidos de los Car Cross Promoción y la División II. Después, turno de la gran final de Car Cross a las 14 horas. Y tras ella, las finales de División I y División III, terminando la actividad hacia las 15 horas. La jornada terminará con las ceremonias de podio de cada una de las categorías que participarán en esta tercera edición nacional del Autocross de Esplús.

Encarando la recta de meta del Circuito de Esplús. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)