Circuito El Gazapón, Calamocha (Teruel) | La localidad turolense de Calamocha ha vivido este fin de semana una gran fiesta del motor con la organización de una nueva edición del Autocross Villa de Calamocha por parte de la Escudería Jiloca. La pista de El Gazapón se preparó para acoger la prueba con todas las medidas de seguridad por la pandemia de COVID-19, sin asistencia de público pero con retransmisión en directo a través de YouTube. Miguel Ángel Cuerva, Francis Cañadas y Josep Maria Vilà se llevaron las victorias en cada una de las tres categorías presentes.

Tras las verificaciones realizadas en la jornada del sábado, el domingo amaneció con las nubes amenazando en el horizonte, aunque finalmente respetaron a la concurrencia. La primera manga de entrenamientos tuvo a Tomás Aranda, vigente Campeón de España de Autocross, como el más rápido, al volante del impresionante Citroën DS3, en División I. Carlos Arco firmó el mejor registro en División II y Josep Maria Vilà hizo lo propio entre los monoplazas de la categoría Car Cross.

Aranda volvió a imponerse en cuanto comenzó la primera de las semifinales de División I, siendo el favorito indiscutible a la victoria en su categoría. Sin embargo, un problema mecánico le obligó a abandonar en la segunda manga, lo que le penalizó a la hora de sumar puntos para determinar la parrilla de salida de la gran final. Miguel Ángel Cuerva, pilotando el Seat Ibiza de la Escudería Santa Bárbara, consiguió imponerse, lo que le sirvió para asegurar la Pole Position en la carrera decisiva.

Tomás Aranda, vigente Campeón de España de Autocross en División I, al volante del Citroën DS3. © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

Con la emoción contenida a punto de estallar, dio comienzo la final de División I, con una salida fulgurante de Tomás Aranda, mientras que Cuerva sólo pudo defenderse de los iniciales ataques de Juan Haro y Carlos Pamplona. Pero los problemas técnicos volvieron a cebarse con el Citroën que el año pasado dominó con mano de hierro esta categoría en el CEAX, dejando a Aranda parado junto al talud y sin premio final. El ritmo descomunal de Miguel Ángel Cuerva fue suficiente para consolidar la victoria, con Haro y Pamplona completando el podio.

En lo que respecta a División II, los alicientes no faltaron en unas semifinales muy reñidas y con numerosos toques en el revirado trazado calamochino. Carlos Arco mantuvo su posición de privilegio al frente de la parrilla para meterse en el bolsillo la primera semifinal. Pero en la segunda, Francis Cañadas sacó todo el arsenal para imponerse con gran ímpetu. Estos resultados permitieron a José Sancho hacerse con la posición de privilegio de cara a la final.

Miguel Ángel Cuerva, ganador del Autocross Villa de Calamocha en División I. © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

Esta tuvo enormes momentos de intensidad, con luchas en pista cuerpo a cuerpo desde los primeros metros, mientras los pilotos bailaban con sus monturas sobre la tierra de Calamocha. Las reparaciones en el Citroën Saxo de Carlos Arco obligaron a retrasar unos minutos la final, pero todo arrancó con normalidad en cuanto todos los coches se pusieron en sus lugares de salida. Sin embargo, Arco experimentó un nuevo problema que le hizo detenerse antes del paso por meta, lo que obligó a sacar bandera amarilla. Por su parte, un error al tomar la trazada por parte de Pedro Alpeñés terminó con su pequeño pero matón Peugeot 107 volcado. Dirección de Carrera decidió detener la contienda, mientras las rápidas asistencias se preparaban para entrar en pista para retirar ambos autos.

Una vez se reemprendió la marcha, con la obligación de pasar por la Joker Lap por parte de todos los participantes, Francis Cañadas vio la oportunidad de tirar en cabeza de carrera, construyendo una ventaja que le permitió crear un colchón lo suficientemente amplio como para gestionarla hasta cruzar la meta como ganador. José Sancho terminó segundo, mientras que la última plaza del podio fue de David Erruz, tras a un gran duelo mano a mano con Rodrigo Espés y José Navío.

Francis Cañadas, triunfador en División II en Calamocha. © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

El enjambre de avispas que conforman los sensacionales carcross se encargó de cerrar el día con su propia final. Pero antes, se disputaron las dos sesiones previas en forma de semifinales, que vieron a Josep Maria Vilà imponerse con mano de hierro, al volante de su Speedcar Xtrem. Tras él, Raúl Lacarra defendió el honor del nuevo modelo Wonder del constructor catalán, construido bajo reglamentación FIA.

La gran final no fue diferente a lo vivido en las mangas previas, con Josep Maria Vilà llevándose la victoria en Car Cross. Raúl Lacarra mantuvo una gran batalla con Roberto Peña, la cual llevaban disputándola por etapas desde la primera semifinal, para hacerse con la segunda posición y la victoria entre los Car Cross FIA. Tras Peña, segundo en su categoría y tercero en la final, finalizó Unai Apezetxea con el modelo navarro Nitokar.

Josep Maria Vilà, el gran dominador en Car Cross, se llevó una nueva victoria en el Autocross Villa de Calamocha. © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

Con el espectáculo de estas máquinas, finalizó una gran jornada de autocross en Calamocha, un pueblo que respira pasión por las carreras por los cuatro costados, como demostró la gran afición local, apostada en la valla del circuito para vivir, aunque desde la lejanía y guardando el distanciamiento social, la pasión por la competición. El XXIII Autocross Villa de Calamocha ya es historia, pero lo importante es que lo está por venir. El Campeonato de Aragón de Autocross ha comenzado y la localidad turolense tendrá mucho que decir a nivel autonómico, y quién sabe si también a nivel nacional…

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

You cannot copy content of this page