Todo listo para el WTCR 2019

Todo listo para el WTCR 2019

La Copa del Mundo de Turismos, heredera del WTCC, ha terminado sus entrenamientos oficiales de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya, antes de dirigirse a Marruecos para disputar el primer fin de semana de carreras del año. Los participantes del WTCR han podido trabajar en la puesta a punto de los coches antes de que empiece una batalla sin piedad por llevarse a casa el título de campeón.

Todas las estructuras han hecho acto de presencia en el trazado catalán, aunque han habido algunas ausencias, destacando las de Augusto Farfus y Nicky Catsburg. Ambos se encuentran en el circuito de Laguna Seca para disputar las 8 Horas de California del IGTC. Los que no faltaron a la cita fueron las “leyendas” del certamen, como así los ha definido la organización. Hablamos del vigente campeón Gabriele Tarquini, de Yvan Muller, Robert Huff y Thed Björk, del bicampeón del mundo de Rallycross Johan Kristofersson, y de Andy Priaulx, que este año vuelve al campeonato donde se encumbró al olimpo del automovilismo.

Los equipos se centraron en preparar la puesta a punto de los coches y en seguir los procesos de adaptación de los pilotos que debutan este año. Lo mismo que Cyan Racing, que puso en pista los nuevos Lynk & Co. Los coches del fabricante chino todavía se encuentran en una fase de desarrollo, por lo que será difícil, a tenor de lo visto estos días, que luchen por las posiciones de privilegio desde el principio. Aunque en un campeonato tan impredecible, todo podría pasar.

Gordon Shedden, el más rápido de estos test, encarando su Audi RS3 LMS hacia la chicane del circuito de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El escocés Gordon Shedden fue el piloto más rápido de los test, con un 1:54.434, situando a su Audi RS3 LMS del Leopard Racing Team en lo alto de la tabla de tiempos. Los dos pilotos argentinos de Münnich Motorsport, Néstor Girolami y Esteban Guerrieri, llevaron a sus Honda Civic Type R TCR hasta la segunda y tercera posición. Por detrás, Jean Karl Vernay y Ma Qing Hua, que cerró el Top 5.

Por su parte, Mikel Azcona terminó en décimosegundo lugar final, con un crono de 1:56.305, conseguido en la mañana del segundo día. El navarro se tomó su tiempo en salir a pista el jueves, pues sus mecánicos seguían trabajando en los reglajes del coche una vez comenzó la sesión matutina. Azcona saltó al asfalto de Montmeló hacia la mitad de la sesión con el objetivo de completar el programa de puesta a punto para Marrakech y seguir aclimatándose a un entorno que es nuevo para él.

Tom Coronel intercambiando impresiones junto a su coche. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La curiosidad de estos entrenamientos la protagonizó el campeón en título Gabriele Tarquini. El italiano tuvo que suplir las ausencias de sus compañeros en los equipos Hyundai de Farfus y Catsburg, subiéndose a los coches de ambos para poder trabajar en sus set up, una vez terminó el trabajo en su propia montura. El otro piloto de la marca coreana, el húngaro Norbert Michelisz, completó el programa en la mañana del primer día y no volvió a establecer ningún tiempo en el resto de sesiones.

El dominador del Campeonato del Mundo de Rallycross el año pasado, Johan Kristofersson, llega al certamen tras la cancelación del programa que Volkswagen mantenía junto a la estructura de Petter Solberg en las series mundiales de la especialidad. El piloto sueco competirá con un Volkswagen Golf GTI TCR con el que marcó un mejor tiempo absoluto de 1:57.115, quedando en la parte baja de la tabla de tiempos. Esto no es para nada significativo, y aunque su experiencia en el campeonato de turismos escandinavo le servirá, todavía tiene que terminar de adaptarse a la copa del mundo, donde la exigencia de equipos y marcas es mayor.

Johan Kristoffersson trazando el ‘curvone’. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El Team Mulsanne, operado por Romeo Ferraris, pone en pista los dos Alfa Romeo Giulietta Veloce TCR con los que compiten Ma Qing Hua y Kevin Ceccon. El piloto italiano reconoció que aún tienen trabajo por delante para terminar de ajustar el coche, pero se mostró optimista por las buenas sensaciones tras las pruebas. “Tenemos que aprender un poco más de estos nuevos neumáticos, pero las sensaciones son buenas. Hasta Marrakech no sabremos donde estamos”, comentó Ceccon. “No sé lo que podremos hacer con este coche, pero mi objetivo es llegar al podio”.

Este año hay una serie de cambios, como en el sistema de puntuación o la introducción del ‘Balance of Performance’. En base a ello, varios pilotos coinciden en que una de las claves este año será la regularidad. Así lo remarcó Esteban Guerrieri, quien destacó el hecho de que “puedes ser el más rápido del fin de semana y no sumar la mayor cantidad posible de puntos”. Por ello, será importante la constancia durante todo el año, evitando incidentes en la salida, sobretodo con la inversión de parrilla para la segunda carrera. Guerrieri añadió que su objetivo “es llegar a la última carrera en mejor posición que el año pasado. Cualquier cosa puede pasar durante todo el año, pero por lo menos tener más opciones de luchar al final”.

Mehdi Bennani surcando la recta principal del Circuit de Barcelona-Catalunya

Han sido dos días de intenso trabajo, sobretodo para mecánicos e ingenieros dentro de los garajes, pero la preparación está lista. A partir de ahora será fuego real cuando los turismos del WTCR pisen el asfalto del circuito urbano Moulay El Hassan de Marrakech el próximo fin de semana, en casa de Mehdi Bennani. El piloto marroquí se mostró muy ilusionado por recibir el calor del público cada vez que compite allí como local, reconociendo que le da ánimos para empezar el campeonato con fuerza. Un campeonato que contará desde ese momento con un total de treinta carreras. Esas serán las pruebas que les esperan para determinar quién y quienes serán los campeones de 2019.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Mikel Azcona: “Mi objetivo principal es ser campeón del mundo”

Mikel Azcona: “Mi objetivo principal es ser campeón del mundo”

Mikel Azcona hará su debut este año en la Copa del Mundo de Turismos como vigente campeón europeo de TCR. El piloto navarro está probando estos días en el Circuit de Barcelona-Catalunya el Cupra TCR con el que disputará la nueva temporada del WTCR, dentro de la estructura del equipo PWR Racing. Hacia el final de la primera jornada de entrenamientos de pretemporada de la categoría en el trazado catalán, el de Falces contestó a las preguntas de la prensa.

Azcona comentó que tras probar el coche, estaba “muy contento y con muy buenas sensaciones. Hemos podido probar varias cosas de cara al set up para Marrakech”, donde será la primera cita del campeonato y su debut oficial en las series mundiales. Supone “un gran salto de nivel, un cambio muy grande” respecto al campeonato europeo. También ha notado el cambio respecto a los equipos en el que estuvo el año pasado y en el que compartirá en la presente campaña. “PCR que era un equipo familiar y PWR es un equipo muy profesional. Me estoy adaptando y no me resulta difícil, aunque el cambio ha sido muy grande.” Destacó que, aunque es uno más dentro de Cupra, “me siento bastante arropado, como en casa. Llevo ya cuatro años con ellos y me siento muy a gusto”.

Mikel Azcona al volante del Cupra TCR en el Circuit de Barcelona-Catalunya. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Mikel remarcó que “voy con mentalidad de ganar, pero al final tienes claro que hay muchos campeones del mundo y va a estar muy difícil. El objetivo es luchar por estar entre los 5 primeros y ganar alguna carrera. Sería muy bueno para mí y para Cupra”. De cara al futuro no descarta nada. “Mi objetivo principal es ser campeón del mundo, pero me encantaría poder hacer otros campeonatos, como DTM o Blancpain, pero ahora estoy aquí. Llevo ya unos años con este tipo de coches, tengo mucha más experiencia y tenemos que terminar de conseguir los títulos. A partir de ahí, si hubiera la posibilidad, pues sí”.

Respecto a las novedades de este año, destacó que la parte negativa es su desconocimiento de la mayoría de circuitos en los que correrá. “Es el punto más negativo este año. Ocho de los diez circuitos no me los conozco y los dos que conozco son del año pasado. Aún así no me da miedo, porque me adapto rápido a los circuitos, y en pocas vueltas puedo estar ahí. El trabajo de simulador me hace coger referencias, lineas, …”

Este año será su primera vez en trazados como Nürbugring Nordschleife o Macao. Comentó que “son dos circuitos donde es difícil ir al límite y donde puedes chocar con facilidad. Necesitas muchas vueltas para poder ir al límite”. Respecto a su experiencia en el Infierno Verde, habló de sus pruebas recientes en el legendario circuito. “En Nürburgring estuve el viernes pasado y mi primera vuelta fue ‘acojonante‘. No me quería subir al coche. Pasé miedo, la verdad. Y aunque había hecho vueltas en el simulador, en la realidad no tiene nada que ver. Notas todas las inercias… Es una montaña rusa”.

Mikel Azcona hablando con su ingeniero antes de salir a pista. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

De cara a este año, destacó que la regularidad será uno de los puntos fuertes, como lo fue el año pasado en su lucha por el campeonato europeo. “El año pasado sólo gané una carrera y el resto del año fui muy constante, y esto fue lo que me hizo ganar el campeonato. Este año va a ser una estrategia para utilizar. Cuando tengamos coche para apretar se apretará, pero cuando no, habrá que utilizar la cabeza y puntos para el bolsillo”. También remarcó la importancia que supondrá el Balance of Performance de cara a la estrategia. “Habrá que tenerlo muy en cuenta. Cuando nos sea beneficioso, habrá que apretar y cuando no, tocará aguantar”.

Por último, el único representante español habló sobre la afición que ha generado en su localidad de origen, donde cada carrera de su piloto causa sensación. “En mi pueblo somos 2000 habitantes y siempre me han seguido. Cuando hay carreras ponen las carreras en directo en el cine de mi pueblo. Somos poca gente y nos conocemos todos”. En el imaginario colectivo persiste el recuerdo de la celebración que llevó a cabo su gente el año pasado en el Circuit de Barcelona-Catalunya tras ganar el campeonato europeo de TCR. Reconoce, en tono jocoso, que si gana el campeonato, sus vecinos, amigos y familiares son capaces de llevarlo a hombros hasta su pueblo.

Mikel Azcona surca la recta hacia el final de la sesión. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Ya está aquí el WTCR 2019

Ya está aquí el WTCR 2019

Ayer por la tarde se presentó en el centro cultural de El Born de Barcelona la nueva temporada de la Copa del Mundo de Turismos WTCR. El histórico edificio del centro de la ciudad condal acogió la presentación en la que se dieron cita todos los protagonistas del campeonato, que bajo el auspicio de la organización de Marcello Lotti y la FIA, afrontará su segundo año con la reglamentación TCR que supuso el año pasado, entre otras cosas, su cambio de denominación, de Campeonato del Mundo de Turismos (WTCC) al actual.

Este año, el WTCR disputará diez fines de semana de carreras, comenzando el del 6 y 7 de abril en Marruecos con las tres primeras. El circuito urbano Moulay el Hassan de Marrakech acogerá el primer evento del año en el que Gabriele Tarquini, con su Hyundai i30 N TCR, se presentará como el campeón en título. Su nombre es el primero que luce en el nuevo trofeo de campeones que se presentó ayer. El subcampeón, Yvan Muller, cambiará de montura este año, pasando a pilotar los nuevos Lynk & Co 03 TCR en manos de la estructura Cyan Racing. El fabricante chino hará así su debut en competición en el WTCR, siendo la principal novedad de esta temporada.

Otras novedades las protagonizarán algunas caras nuevas que llegan al certamen con la intención de quedarse y triunfar. Entre ellas, la del piloto navarro Mikel Azcona, vigente campeón del europeo de TCR, que pilotará uno de los Cupra León TCR del equipo PWR Racing, contando con el apoyo de Cupra Racing, la división deportiva de la marca española. El de Falces buscará repetir los éxitos cosechados el año pasado en el campeonato regional.

François Ribeiro, responsable de Eurosport Events, durante la presentación

Tras esta primera cita en tierras africanas, el WTCR pondrá rumbo a Europa para disputar nuevas carreras en los circuitos de Hungaroring, Slovakia Ring y Zandvoort, antes de afrontar el reto de competir, un año más, en Nürburgring Nordschleife. El Infierno Verde recibirá a los pilotos del campeonato de turismos en su escenario histórico, al que tendrán que dar 3 vueltas en cada una de las tres carreras que se celebrarán como parte del fin de semana de las 24 Horas de Nürburgring.

Después será el turno del circuito urbano de Vila Real, en Portugal, uno de los trazados más peculiares que se puedan imaginar, pero donde siempre se dan carreras emocionantes. Tras la visita al país luso, la caravana del WTCR pondrá rumbo a China, donde el circuito de Ningbo acogerá la séptima cita del año. El periplo asiático los llevará al legendario circuito de Suzuka y al urbano de Macao, el histórico final de temporada del campeonato. Este año, el Circuito da Guia será el penúltimo trazado de la temporada.

Parrilla de pilotos 2019 del WTCR, posando junto al nuevo trofeo de campeones

El campeonato 2019 del WTCR terminará en el circuito malayo de Sepang. Será su debut en las series mundiales de turismos y lo hará de una manera inédita. La FIA y la FIM se han puesto de acuerdo para auspiciar un fin de semana de carreras compartido por coches y motos. El sábado será el turno de las 8 Horas de Sepang de motociclismo, reservando el domingo para la gran final del campeonato de turismos. Así mismo, será un evento visualmente espectacular, disputándose carreras desde el día hacia la noche gracias al sistema de iluminación del autódromo del sudeste asiático.

Allí se cerrará la temporada, y se espera que sea allí donde se decidan los títulos de campeón de este año. Pero antes de que todo dé comienzo, los protagonistas del WTCR están, desde hoy y hasta mañana, en el Circuit de Barcelona-Catalunya celebrando los entrenamientos oficiales de pretemporada. El circuito catalán acoge las últimas pruebas donde todo tiene que quedar listo antes de afrontar un nuevo año de carreras y batalla sobre el asfalto.

La magia del sistema Air Jack

La magia del sistema Air Jack

Es por todos sabido que las paradas son un elemento clave en el devenir de una carrera. Y cuanto menos tiempo se tenga el coche, mejor. Así que siempre se ha buscado la forma de facilitar el trabajo de los mecánicos para que se pierda el menor tiempo posible. Y para eso se inventaron los “Air Jack”.

Un Audi R8 suspendido sobre el sistema Air Jack en las Blancpain Series. Foto: © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Si hay que cambiar los neumáticos, es necesario levantar el coche del suelo para que el equipo pueda trabajar en las ruedas. Y aquí es donde los más avispados habrán notado una diferencia crucial entre, por ejemplo, la F1 y las carreras tipo GT. En el caso de las carreras de monoplazas, como la F1, estamos acostumbrados a ver a dos mecánicos con sendos gatos que levantan el coche mientras otros se encargan de las ruedas. Pero en el caso de las carreras de GT o prototipos, como pueden ser las de resistencia, los coches suelen pesar mucho más, casi todos por encima de los 1000 kg, así que sería difícil cargar todo ese peso entre dos mecánicos. Además, al ser coches carrozados dejan más espacio para introducir soluciones técnicas para lidiar con este tipo de problemas. Si alguna vez han visto una parada en boxes de este tipo de coches, verán que el vehículo se despega del suelo “solo”, sin que ningún mecánico empuñe una herramienta para tal propósito. Sin embargo, siempre puede verse un mecánico conectando una especie de cable al coche justo antes de que éste se levante. Este “cable” no es más que una manguera conectada a un sistema neumático (muchas veces unas simples bombonas presurizadas de aire).

En este caso la válvula donde se conecta el sistema está dentro de la “trompeta” al lado del escape. Foto: © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

El sistema es más simple de lo que parece: Cuando el coche para, un mecánico conecta esta manguera a una válvula que lleva incorporada el coche y la presión del aire hace salir unos resortes del fondo del coche, así el peso del vehículo se apoya en esas patas y queda suspendido a unos centímetros del suelo. De esta forma, los mecánicos pueden trabajar en el coche cuando para durante la carrera e incluso en el garaje si el sistema se mantiene conectado.

Cuando el trabajo ha terminado solo hay que desconectar la bombona y la disminución de presión hace que las patas vuelvan a su sitio, así las ruedas vuelven al suelo y el coche está listo para rodar con normalidad. Es un sistema que añadiría demasiado peso a un monoplaza, pero en un coche carrozado es necesario y hace más cómodo trabajar para tener el coche listo en poco tiempo. Sólo un poco de aire presurizado, una manguera que manipula un único mecánico y unos sencillos resortes. Simple y brillante a la vez, ¿no les parece?

Este sistema permite a los mecánicos trabajar incluso dentro del garaje. Foto: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

 

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El CER-GT llega a Montmeló para cerrar la temporada

El CER-GT llega a Montmeló para cerrar la temporada

Este fin de semana se va a celebrar en el Circuit de Barcelona-Catalunya una nueva reunión de categorías para cerrar sus respectivos calendarios anuales. En el trazado catalán se van a dar cita el Campeonato de España de Resistencia y GT (CER-GT) junto a la Copa de España de Clásicos, Legend y Youngtimer (CECLY), y las Mitjet Series. Los tres campeonatos buscan coronar a sus campeones el domingo, mientras que el sábado se realizarán las verificaciones técnicas y administrativas, y los entrenamientos privados. Además, compartirán carreras con el Campeonato de Cataluña de Automovilismo y la Copa Cataluña de Clásicos, Legend y Youngtimers.

El CER-GT celebrará su última carrera de la temporada, de dos horas de duración, en la que 51 pilotos lucharán por el triunfo. Entre ellos, David Cebrián y Max Llobet llegan líderes del Campeonato de España de Resistencia, con un punto de ventaja sobre la pareja formada por el andorrano Joan Vinyes y el catalán Jaume Font. También estarán los ganadores de las dos últimas carreras en el circuito del Jarama, Gonzalo de Andrés y Enrique Hernando, con el nuevo Peugeot 308 TCR. Los coches bajo normativa TCR serán los más numerosos, con un total de 14.

En el Campeonato de España de GT, Pedro Marreiros y Nuno Batista llegan con el título amarrado gracias a los 80 puntos de margen sobre sus más inmediatos perseguidores. Por detrás, Manuel Cintrano y Javier Morcillo, con el Mosler MT900, buscarán agarrar el subcampeonato ante José Roger Chalmeta, durante las dos horas de duración de la prueba.

Salida de una de las carreras del CER-GT en el circuito de Alcañiz

En el Campeonato de España de Clásicos, Legend y Youngtimers se celebrarán dos carreras de 10 minutos cada una, con 31 coches en pista. Lluís Portal con su Volkswagen Golf GTI MkII de 1982 llegará líder al trazado barcelonés, por delante de Albert Pecanins y Jorge López Atienza, ambos con sendos Porsche 911 3.0 RS, el de Pecanins de 1975 y el de López Atienza de 1977. En Legend, Marc García (Honda Civic) sigue líder del certamen y es el máximo favorito para llevárselo, gracias a la ventaja que acumula. En Youngtimers, Alex Millán (Mazda MX5 Cup) y Jordi Puig (Porsche 993 GT2) lucharán por la victoria en la clasificación general.

Las Mitjet Series celebrarán sus tres últimas carreras de los dos campeonatos que engloban, Mitjet 2L y Supertourisme. En Mitjet 2L, Victor Weyrich es el líder de la clasificación general con 850 puntos, tras la anterior carrera en el circuito francés de Albi. Le sigue su compañero de equipo, Sébastien Baud con 826 puntos. En categoría Supertourisme, Nerses Isakyaan copa el primer puesto de la tabla con 840 puntos, perseguido por Romain Carton con 808 puntos y Alexandre Guesdon con 797.

Las Mitjet Series en la anterior cita en el circuito de Albi. © Gayral Laurent Photographie

La actividad en pista comenzará el sábado a las 9 de la mañana con los entrenamientos privados del CER-GT. A las 11:20 horas será el turno de los Mitjet y a las 12 horas el de los participantes del CECLY. Por la tarde se repetirá el orden de los entrenamientos, con los coches del CER-GT saliendo a pista a las 14:20 horas, cerrando el día los pilotos del CECLY que terminarán a las cinco y media.

El domingo será el día fuerte, momento en el que la tensión será máxima. El circuito abrirá sus puertas para que todos los aficionados puedan ir a disfrutar de la pasión por las carreras de coches. La actividad arrancará con las sesiones de calificación de cada uno de los campeonatos a las nueve menos veinte de la mañana. Los primeros serán los Mitjet, a quienes seguirán los CECLY y por último los CER-GT. A las 11:55 horas arrancará la primera carrera del fin de semana, donde los Mitjet harán las delicias del público. A continuación, serán los clásicos, legends y youngtimers, que servirán de antesala del plato fuerte, la carrera de resistencia de dos horas del CER-GT, que comenzará a las 13:15 horas. Cerrarán el evento los CECLY, y las dos últimas carreras de la Mitjet Series a las cinco de la tarde.

La Copa de España de Clásicos, Legend y Youngtimers en el circuito de Cheste

Fotos: © VLine.Org | Gayral Laurent Photographie (Mitjet Series)