La aventura de Iván Ares en el Titans RX

La aventura de Iván Ares en el Titans RX

En agosto de 2019, el certamen europeo Titans RX se desplazó a Portugal para disputar dos citas de su calendario, la quinta y sexta prueba del año. El circuito de Montalegre se desquitaba así de su ausencia en el Campeonato del Mundo de Rallycross acogiendo una prueba del que es el segundo campeonato más importante de la especialidad. Además de los hermanos Hansen, Toomas Heikkinen y otros nombres habituales del panorama internacional, Iván Ares se puso al volante del Pantera RX6.

El ayuntamiento de Montalegre y la cámara de comercio de la localidad sabían de la importancia de esta cita, de manera que se volcaron en la promoción y difusión de las carreras. Como la pista se encuentra a muy pocos kilómetros de la frontera con nuestro país, de donde proceden ingentes cantidades de aficionados cada vez que hay eventos allí, creyeron importante que un piloto español participara en las dos pruebas del Titans RX. La Federación Galega de Automobilismo, con la que trabajan de manera estrecha, recomendó a Ares y allí se presentó el piloto coruñés.

Habitual en rallyes y autocross, Iván Ares se proclamó Campeón de España de Rallyes de asfalto en 2017, tras sus dos triunfos absolutos en 2011 y 2014 en el certamen gallego. El año pasado terminó subcampeón del CERA. Además, participa de manera activa en el Campeonato de España de Autocross en división Car Cross, donde el año pasado terminó en décima posición, y en el Campeonato de Europa de la especialidad. Por lo tanto, su experiencia tanto en asfalto como en tierra se presentaba como una gran herramienta de cara a afrontar el desafío. Una aventura por la que declaró estar intrigado de ver a qué nivel podría rendir.

Iván Ares pilotando el Pantera RX6 a los pies de las montañas que rodean Montalegre. Foto: @TitansRX

El sábado diez de agosto empezaba bien para el piloto gallego. En la primera fase de la calificación, la Q1, luchaba de tú a tú contra Jérôme Grosset-Janin, con toques y golpes incluídos, para terminar doblegando al francés y terminar en tercera posición. A pesar de la falta de experiencia con este tipo de coches y en este tipo de carreras, el Pantera RX6 azul con el dorsal número 60 se movía como pez en el agua en manos de Ares. Si bien, aún se notaba cierto conservadurismo en frenada, pues todavía era pronto para arriesgar, había que ir paso a paso.

La Q2 empezó con una genial arrancada del piloto de Cambre, logrando ponerse en segunda posición, por detrás del portugués Armindo Araújo. Sin embargo, el húngaro Lukács Kornél “CSUCSU” comenzó a presionarle, llegando a emparejarse al término de la primera vuelta, pero Ares se mantuvo firme y sujetó con mano de hierro la posición. Tras ello, puso tierra de por medio con sus perseguidores y se lanzó a la caza de Araújo, recortándole tiempo en cada paso por meta. Era el piloto más rápido en pista, pero la carrera llegó a su fin. En la Q3 pudo luchar de tú a tú con los grandes pilotos de la especialidad, con los favoritos.

Iván Ares peleando con el piloto húngaro Lukács Kornél «CSUCSU». Foto: Titans RX

Los dos hermanos Hansen, Timmy y Kevin, Toomas Heikkinen, Craig Breen e Iván Ares. Todo por decidir y el objetivo puesto en entrar en semifinales. En la salida fue muy conservador, perdiendo plazas, pero eso le sirvió para esquivar el toque entre Timmy Hansen y Craig Breen, superando a ambos por el interior de la primera curva. Pero el mayor de los hermanos suecos le presionó con habilidad, teniendo que ceder la posición ante el empuje del futuro Campeón del Mundo de Rallycross. Ahora le tocaba defenderse de Breen, que lo achuchó sin tregua hasta que pudo meterle el morro en la sección de tierra. Ambos se tocaron y el irlandés pasó adelante. El coche de Ares quedó tocado, entrando en meta en último lugar. Pero a pesar de todo, estaba octavo, por lo tanto, era uno de los doce primeros. Estaba en semifinales.

Su posición le daba derecho a partir en la segunda fila. Ahora, el objetivo era meterse en la final. Craig Breen hizo una salida en falso, por lo que tuvo que cumplir con su sanción de pasar por la Joker Lap, que en este campeonato únicamente se usa para penalizar. Un rival menos para Iván Ares. En cuanto el semáforo se apagó, se lanzó a la estela de Kevin Hansen, colocándose en segunda posición. Los toques por detrás suyo favorecieron su escapada, tratando de seguir el ritmo del pequeño de los Hansen. El gallego logró el pase a la final terminando segundo, firmando una grandísima carrera. Un gran logro para un debutante.

Iván Ares al volante del Pantera RX6, preparado para una de las carreras del fin de semana

Sin embargo, la final no fue como se esperaba. Estar allí era un éxito, pero tras su gran actuación en las fases previas, un problema en su Pantera RX6 le condenó al abandono al poco de empezar la carrera. El español había arrancado desde la segunda fila, junto a Timmy Hansen, pero poco pudo hacer cuando la mecánica comenzó a fallar. En cualquier caso, su actuación fue para enmarcar, colándose dentro del exclusivo grupo de finalistas formado por algunos de los mejores pilotos de rallycross del mundo. Kevin Hansen se llevó el triunfo.

Todavía quedaba el domingo para conseguir un buen resultado en su primera experiencia en rallycross. El formato compacto del Titans RX permite disputar dos pruebas en cada fin de semana, de manera que la estructura de competición del día anterior se repitió en la segunda jornada. La sesión calificativa empezó de manera fantástica, con una segunda posición en la Q1, por detrás de Kevin Hansen, tras una rocambolesca salida en la que Ares se tocó con Araújo. La segunda parte de la calificación vio una mala salida del coruñés, que lastró sus opciones en carrera para terminar cuarto. La última manga fue todavía más complicada, con un toque en la primera curva que dañó la suspensión trasera del Pantera RX6 y le hizo perder tiempo. Finalmente, se clasificó para semifinales de la misma manera que el sábado.

Iván Ares trata de ponerse a la estela de Kevin Hansen, dejando atrás a Ronny C’Rock y CSUCSU. Foto: Titans RX

Partiendo desde la tercera fila, volvía a aspirar a pasar a la gran final. Aunque se desembarazó de Grosset-Janin, le faltó un poco, apenas unos metros para alcanzar el tercer lugar, y con ello el pase. Consiguió entrar en la pelea entre “CSUCSU” y Andrew Jordan en los últimos compases, pero definitivamente fue el húngaro el que se llevó el gato al agua. De esta manera, terminó la primera participación de Iván Ares en una cita de rallycross, su particular aventura en el Titans RX. Hacía bastante tiempo que un piloto español no participaba en una prueba de tal magnitud en esta especialidad automovilística, pero Iván Ares cumplió con creces las expectativas.

Foto de portada: Titans RX

Llega el Pure ETCR

Llega el Pure ETCR

Hace unos días, Eurosport Events, promotor de la Copa del Mundo de Turismos (WTCR), presentó el campeonato que pretende revolucionar el mundo de las carreras de coches eléctricos. Se trata del Pure ETCR, un certamen en el que los turismos tengan todo el protagonismo y puedan mostrar al público sus capacidades como automóviles de competición, y se muestren similares a los vehículos que se pueden adquirir en cualquier concesionario.

El Pure ETCR tratará de llevar este tipo de competición a otro nivel, primando las batallas en pista y dejando de lado el ahorro energético. En este punto, intentará marcar una cierta separación con la Fórmula E y otros campeonatos eléctricos mediante un formato de carreras muy distinto a lo que es habitual. Para empezar, habrá que olvidarse de las carreras tradicionales. Los participantes se separarán en varios grupos, los cuales disputarán carreras cortas, entre ocho y diez kilómetros, que serán llamadas Batallas.

Los pilotos pasarán a la siguiente batalla en una nueva fase de grupos que vendrá determinada por su posición en la carrera anterior. El ganador de la final será el vencedor de la prueba y se convertirá en rey o reina del evento, tras sumar todos los puntos cosechados en las batallas anteriores. Puede parecer complicado, pero se resume en ir pasando el corte como en un sistema de calificación, aunque en formato carrera, y sin que ningún piloto quede eliminado.

Goodyear será el suministrador oficial de neumáticos del Pure ETCR

Los coches tendrán una potencia aproximada de 500 Kw, unos 670 CV, y una aceleración estimada de 0 a 100 Km/h en 3,2 segundos. Con ello, se esperan batallas intensas cuerpo a cuerpo en un corto espacio de tiempo. La primera de ellas se librará durante el Festival de la Velocidad de Goodwood de este año, aunque será en formato contrarreloj, antes de que el trazado austríaco de Salzburgring vea las primeras carreras de este revolucionario campeonato, en la cita compartida con el WTCR en julio.

Cupra ya ha anunciado su participación en el certamen. La marca española se presentará para disputar el Pure ETCR con el e-Racer, su modelo de turismo de competición eléctrico, siendo Mattias Ekström y Jordi Gené los encargados de pilotarlo. Este vehículo ya fue presentado con antelación en el circuito de Montmeló a finales de 2018, coincidiendo con el anuncio de la creación del ETCR. Gené pudo rodar por la pista catalana, demostrando las capacidades del prototipo desarrollado por la casa de Martorell.

Recreación digital del nuevo Cupra e-Racer

Por su parte, Hyundai mostró sus intenciones de competir en el ETCR, en su caso con el Veloster N ETCR, pero todavía no se ha hecho oficial su entrada en esta nueva categoría, aunque todo apunta a que es cuestión de tiempo. Alfa Romeo se encuentra en una tesitura similar a la del fabricante surcoreano. La firma italiana está desarrollando el Giulia ETCR, y las últimas informaciones apuntan a un desembarco en el Pure ETCR. La idea es la coexistencia de distintos fabricantes dentro del mismo campeonato y que cada uno de ellos pueda luchar con sus propias armas. De esta manera, serían tres los que se enfrentarían en esta primera fase.

El Pure ETCR echará a andar este mismo año, pero no será hasta 2021 cuando el campeonato funcione como tal. Por ahora, serán eventos de exhibición. Goodwood, Salzburgring y Copenhague serán las ubicaciones encargadas de mostrar el certamen en Europa, antes de poner rumbo a Asia de la mano del WTCR y sus citas en Corea del Sur y China. Esta fase de preparación terminará a principios del próximo año en Estados Unidos. Las 24 Horas de Daytona serán el escenario perfecto para rematar esta gira de exhibiciones y poder comenzar con la competición real.

El nuevo Hyundai N Veloster ETCR estuvo presente en la presentación del Pure ETCR

Los eventos tendrán en cuenta la presencia de los aficionados. Los coches que se encuentren en fase de recarga de energía se aparcarán en una zona habilitada en medio del paddock, llamada Energy Station. Allí, el público podrá contemplar los procesos de carga de baterías y admirar los coches que protagonizarán estas batallas de alto voltaje, en un entorno seguro repleto de actividades para todos los públicos.

La primera piedra fue la presentación del ETCR como un campeonato eléctrico al nivel del WTCR. La versión “cero emisiones” de la Copa del Mundo de Turismos. El Pure ETCR es un paso más en el camino de Eurosport Events y WSC, la empresa dirigida por Marcello Lotti, para hacer cada vez más atractivas las carreras de turismos. Funcione o no, es innegable que la apuesta por este formato es interesante. Veremos si cumple con el objetivo y consigue ofrecer grandes dosis de espectáculo.

Sin nieve no hay paraíso… O sí

Sin nieve no hay paraíso… O sí

Un Rally de Suecia sin nieve no es un Rally de Suecia. Al menos, eso es lo que pensábamos. Salvo en ciertos tramos, y apenas una capa muy fina, el manto blanco tan característico de esta prueba ha brillado por su ausencia en la edición de este año y la organización se ha visto obligada a realizar modificaciones en el plan inicial. Recortes en el kilometraje y variaciones en el programa, día a día, que la han convertido en una cita diferente a la que esperábamos. Y eso ha propiciado algunas sorpresas.

Elfyn Evans ha conseguido lo que se le resistió en el Rally de Montecarlo. Su segunda victoria mundialista le coloca en una posición muy buena para afrontar el año del Campeonato del Mundo de Rally. Pero, ¿lo habría logrado en condiciones de nieve? Eso nunca lo sabremos. Los pilotos nórdicos son los grandes especialistas en este tipo de superfície y siempre ha sido difícil brillar para conductores de otras regiones del mundo. El de Toyota ha sabido gestionar las complicadas condiciones sobre tierra y grava húmeda para llevarse un triunfo que le coloca como el mejor de la marca japonesa en lo que va de curso.

Estas condiciones no han sido moco de pavo. Para empezar, los rallyes sobre nieve se afrontan de una manera distinta. Los neumáticos con clavos se convierten en los grandes protagonistas en el suelo deslizante, y saber gestionar los golpes de acelerador para no pasarse con la potencia es una tarea ardua que requiere de un pilotaje extremadamente suave y preciso. Pero al no haber nieve, los clavos eran más un incordio que una ayuda. Algunos se preguntarán por qué no se tomó la decisión de competir con gomas aptas para las condiciones que hubo. La explicación es más sencilla que la resolución del problema.

Este año no se pudo disfrutar de las imágenes típicas del Rally de Suecia, con los tramos envueltos en nieve. © Red Bull Content Pool

En eventos de gran envergadura, como los rallyes mundialistas, la logística y el tiempo son factores clave en los que se debe trabajar de manera férrea. Con poco tiempo de maniobra y todo el material viajando hacia Suecia, se hace prácticamente imposible llevar neumáticos de tierra, en vez de los de nieve. Estos ya están camino del parque de asistencia, así que para cuando se ve que será inevitable competir en condiciones distintas, ya no se puede cambiar de planes. Así que los pilotos se vieron obligados a competir con unas ruedas que perdían sus clavos a los pocos kilómetros, debido a los derrapajes sobre la grava y la tierra, que los arrancaban. Esto plantea un grave problema de seguridad.

Sin la adherencia óptima y conduciendo a velocidades de escándalo por las estrechas pistas nórdicas, casi es más fácil salirse a la cuneta que mantenerse sobre lo marrón. Las gomas de nieve con clavos no están pensadas para traccionar sobre piedras sueltas y barro. Además, están fabricadas para trabajar en unos rangos de temperatura inferiores a los que se tuvieron que enfrentar este fin de semana, de manera que experimentaron problemas de sobrecalentamiento, con lo que ello conlleva. Mayor desgaste y menor durabilidad, agravando el problema de seguridad.

Pero claro, en el caso de Evans, quizás fue clave competir en estas circunstancias. El galés conoce de primera mano las pistas de barro, gravilla húmeda y piedras sueltas. Son la seña característica de su rally de casa, el Rally de Gales. Pensándolo bien, no fue tan extraño que se alzara como el gran triunfador en tierras de Escandinavia. Aunque atribuir su victoria únicamente a esto, no sería justo. Elfyn Evans ha comenzado el año de una manera sensacional. Ya lo demostró en el Montecarlo, primera cita de la temporada. Allí no pudo contener los ataques de sus perseguidores y terminó cediendo ante Thierry Neuville, ganador final, y Sébastien Ogier. Pero en Suecia, sí.

Sólo algunas pistas estuvieron cubiertas de una fina capa de nieve. © Red Bull Content Pool

Lo único es que su victoria se vio un tanto ensombrecida por un joven que está llamado a ser una de las grandes estrellas del WRC en los próximos años. Kalle Rovanperä, a sus 19 años, logró su primer podio en el mundial y marcó su primer scratch, llevándose la Power Stage. Y lo hizo aguantando los ataques por la tercera plaza del hexacampeón del mundo, Sébastien Ogier. Una gran sorpresa, que no lo es tanto si observamos su precoz carrera hasta la fecha, pero que asombra por su juventud.

Por su parte, los tres pilotos favoritos, el propio Ogier, Thierry Neuville y el vigente campeón del mundo, Ott Tänak, tuvieron resultados dispares. El estonio pudo alcanzar el segundo lugar del podio, recuperando parte de terreno en la lucha por el campeonato, tras su abandono por accidente en el Montecarlo. Ogier remató la faena cosechando el cuarto mejor tiempo, mientras que Neuville tuvo que conformarse con la sexta posición, cediendo el liderato del campeonato ante Elfyn Evans. Ambos empatan a puntos, pero los resultados dan la primera posición en la tabla al galés.

Toyota, de la mano de Elfyn Evans y Kalle Rovanperä, fue la marca que más partido sacó a un Rally de Suecia distinto. © Red Bull Content Pool

No hubo casi nada de nieve, pero el espectáculo volvió de nuevo a las pistas de la provincia de Värmland. Porque sin nieve también hay paraíso. Quizás un paraíso un tanto descafeinado, con menos tramos a disputar y sin esa belleza que transmite el manto blanco, pero con unas condiciones diferentes que han dado como resultado un rally diferente. Ni mejor ni peor, símplemente, distinto. Esto no quita para que el año que viene tenga que volver el típico rally sobre nieve. El regreso de ese paraíso gélido e invernal que esta temporada hemos echado de menos.

Borja García y Teo Martín protagonizan el regreso del CET

Borja García y Teo Martín protagonizan el regreso del CET

Cuando el Campeonato de España de Turismos echó el cierre a finales del siglo pasado por la subida de costes pero con una popularidad enorme, era difícil imaginar que hubieran de pasar tantos años para verlo de nuevo. Como otros campeonatos de aquella época, el CET murió de éxito. Pero ya entonces, hubo un equipo participante que protagonizó algunas de las temporadas doradas del certamen. Teo Martín ha vuelto de nuevo con el retorno del principal campeonato de turismos de nuestro país.

Para ello, ha contado con una estructura renovada y un plantel de pilotos que ha dado que hablar. Borja García, que se ha proclamado Campeón de España de Turismos, y Tony Albacete, el más joven de la parrilla. Ambos han pilotado los Honda Civic Type R que han encumbrado al equipo madrileño al olimpo del campeonato en su primer año. Un año difícil, no exento de dudas debido a la baja participación. Pero los comienzos nunca son fáciles y con la vista puesta en el futuro, ya preparan la próxima temporada con ilusiones renovadas.

A pesar de que fueron varios los fabricantes que decidieron dar un paso adelante cuando la Federación anunció el renacer del CET, únicamente Honda y Hyundai hicieron efectiva su entrada desde el primer momento. El año comenzó con dos carreras en el Circuito de Navarra. El trazado de Los Arcos vio el dominio aplastante de Fernando Navarrete, que pilotó su Hyundai i30 Fastback del equipo Hafesa Hormitech hacia la victoria en las dos pruebas, a pesar de los lastres por resultados que le fueron aplicados tras la primera manga.

Arrancada de una de las carreras del CET en Motorland Aragón. Foto: @CET_RFEdA

En la siguiente ronda en Motorland Aragón, un cambio de paradigma se vislumbró en el horizonte. Javier Sánchez Macías lograba imponerse en la primera carrera, aupando al equipo Gibralfaro a lo más alto. Pero Teo Martín Motorsport consiguió volver a la senda del éxito en la segunda, con Borja García dando la primera victoria al histórico equipo y a Honda. Se demostró la utilidad del sistema de lastres para equilibrar las prestaciones de los coches en cada prueba, de manera que todos tuvieran opciones de conseguir resultados destacados.

La teórica igualdad de la que se disfrutaba, continuó dando grandes dosis de emoción durante el resto del campeonato, a pesar de que Borja García encadenó dos triunfos más en el circuito de Cheste. Chema Reyes se incorporó al CET a partir de la cita en Jerez, sustituyendo a Mari Santonja cuando la estructura SMC Junior Motorsport se hizo con el control técnico del equipo TerraTraining, y lo hizo de una manera espectacular, ganando en su primera carrera. Fernando Navarrete se llevó el triunfo en la segunda manga.

Chema Reyes, con el Honda Civic Type R del equipo TerraTraining, gestionado por SMC Junior Motorsport. © Jordi Gimeno Bureu

El circuito del Jarama volvió a engalanarse de nuevo para recibir al Campeonato de España de Turismos más de veinte años después. Los rumores sobre la entrada de dos nuevos fabricantes persiguieron al certamen durante todo el año, pero finalmente únicamente fue Peugeot, con el 308 GTi de Mavisa y con Adrià Serratosa al volante, el que hizo su debut en el trazado de San Sebastián de los Reyes. Su objetivo fue ir poniendo a punto una máquina con la que pelear con el resto en 2020, ganando experiencia en pista.

Borja García sacó sus galones en la primera manga y regaló a Teo Martín la victoria en casa. Por su parte, Javier Sánchez Macías volvió a triunfar con el Hyundai de Gibralfaro en la segunda carrera. García sentenció el campeonato en casa de su equipo, haciendo valer su renta de puntos sobre sus rivales, dando a Teo Martín Motorsport el primer título en el nacional de turismos desde 1992, cuando Juan Ignacio Villacieros se proclamó Campeón de España de Turismos al volante del BMW M3 de la estructura madrileña.

Adrià Serratosa domando el Peugeot 308 GTi. Foto: @CET_RFEdA

El último Racing Weekend del año se celebró en el Circuit de Barcelona – Catalunya. También fue la última cita del CET en este 2019 y la pista de Montmeló vio rugir de nuevo a las bestias del certamen antes de acabar el año. Los Honda Civic Type R se mostraron intratables. Nada pudieron hacer los Hyundai i30 Fastback para contrarrestar el rendimiento de los coches japoneses. Tampoco el Peugeot 308 GTi. Chema Reyes se llevó la victoria en la primera manga, mientras que Álvaro Bajo se encontró finalmente con el triunfo en la segunda, dando a Monlau Competición el primer gran resultado del año en el campeonato.

Han sido cinco ganadores distintos en doce carreras, repartiendo las victorias entre Honda y Hyundai, con siete para la marca nipona y cinco para la surcoreana. Y cinco equipos diferentes los que han conocido las mieles del éxito. El trabajo se centra desde ya en el año que viene. 2020 promete mucho para un campeonato en el que la Real Federación Española de Automovilismo está echando el resto para que termine de despegar. Honda, Hyundai y Peugeot ya están, se espera la llegada de Alfa Romeo y hay un Renault que se está preparando para la normativa del CET. 2019 es historia, pero una gran temporada del CET se está cociendo entre bambalinas.

La parrilla 2019 del CET se despide del campeonato. En 2020, más… Foto: @CET_RFEdA

Foto de portada: © Jordi Gimeno Bureu

Fernando Navarrete: «Ojalá siga la racha»

Fernando Navarrete: «Ojalá siga la racha»

Fernando Navarrete es uno de esos pilotos que son capaces de manejar muy rápido cualquier tipo de coche. Ya sean de rallyes o turismos, el manchego consigue domar su montura con una aparente facilidad de la que suelen hacer gala los grandes pilotos. Este año está realizando una de sus mejores campañas, gracias a su participación en el renacido Campeonato de España de Turismos (CET) con Hyundai, y a las pruebas sueltas del GT Open Cup y Blancpain Series en las que ha competido.

Desde luego, es una de sus temporadas con menos tiempo libre, pues a sus habituales intercambios entre turismos y GT, se sumará su participación en los nuevos FIA Motorsport Games, como representante de España, junto a su compañero Álvaro Lobera, en la categoría reservada a los GT con un Lamborghini Huracán GT3.

Durante la cita española del International GT Open, Navarrete compitió en la categoría GT Open Cup con el Aston Martin Vantage del Team Virage. Pudimos hablar con él en un interludio entre carreras en el garaje del equipo. Nos comentó que “aquí hemos venido a preparar la cita de Roma de los Motorsport Games. Para nosotros es muy importante. Es un orgullo muy grande representar a nuestro país y queremos hacerlo lo mejor posible siempre”, aludiendo a su compañero Álvaro Lobera.

Fernando Navarrete pilotando el Aston Martin Vantage del Team Virage en el Circuit de Barcleona-Catalunya. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A pesar de lo completo que está su calendario, todavía mantiene la esperanza de añadir una última prueba a su lista de deseos. “Siempre hacemos el Rally de Madrid, que es el último de la temporada. Este año tenemos una opción buena de hacerlo con el Hyundai R5, pero no sabemos todavía si podremos hacerlo o no.” En cualquier caso, sostiene que su objetivo principal es hacerlo bien en el CET. “Tengo la mirada puesta en el CET, sobretodo. Es mi trabajo principal, donde tengo que ganar o hacerlo lo mejor posible.”

Precisamente, el Campeonato de España de Turismos está afrontando su primera temporada desde su renacimiento. Navarrete considera que “cuando empieza un campeonato nuevo, la gente tiene mucho miedo de entrar. Por mi parte, estoy encantado. La Federación pone todo de su parte, ayudan en todo, ponen test gratis… No hay marcas oficiales, pero nos ayudan con lo que pueden. El campeonato va muy bien, con pocos pilotos pero de mucha calidad. Tenemos a gente que ha estado en GP2 o en el campeonato de Europa de TCR…”

Para Fernando Navarrete, la ayuda de las marcas está contribuyendo al crecimiento del campeonato. “Hyundai se está portando de una manera espectacular, y de hecho, el año que viene pondrá otros cuatro coches más. Además, para la cita en el circuito del Jarama entran los Alfa Romeo y los Peugeot… Hay un Renault Mégane que están preparando… Con lo cual, ya seremos cerca de quince o dieciséis, que ya es una parrilla digna”, recalcó.

Fernando Navarrete, atento para salir a pista al volante de su Hyundai del CET. Foto: @CET_RFEdA

El piloto español tiene ganas y muchas esperanzas de ver fuerte al Campeonato de España de Turismos. “Tengo mucha esperanza de que este campeonato vaya bien, porque es con el que crecí, viendo a Villamil, a Pérez-Sala,… Pilotos míticos para mí. Pero no queremos que llegue a convertirse en algo como lo que fue el CET anterior, con presupuestos desorbitados. Correr aquí cuesta algo menos que hacerlo en alguna copa monomarca. Nosotros tenemos un presupuesto de 40.000€ por coche. Es mucho menos de lo que cuesta un TCR. Compites con un coche potente de 300 cv, la gente te ve por televisión… En mi caso, mis patrocinadores están muy contentos porque salimos mucho por allí. Y al final, lo que ellos quieren es eso.”

Sobre la valoración que hace de su año en competición, nos comentó que “es 2019, nací un día 19 y el diecinueve es mi número de la suerte. Y este año está yendo muy bien, sin duda. He corrido en toda clase de coches. Pero este año, por varias cosas, está siendo el mejor año de mi vida a nivel deportivo. Hemos estado en las 24 Horas de Spa, compitiendo contra René Rast, contra Gary Paffett, contra Giancarlo Fisichella,… Para mí son cosas muy importantes. Ahora vamos a ir a los FIA Motorsport Games; hago el CET, en el que estoy para ganar; estamos haciendo alguna carrera del GT Open Cup,… La verdad que no puedo pedir mucho más. Estoy ahora mismo en un momento muy bueno y ojalá siga la racha.”

Fernando Navarrete pilotando el Lamborghini durante las 24 Horas de Spa 2019. Foto: @navarrexracing

Dado su afán por cambiar de tipo de coche con asiduidad, especialmente en este 2019 tan prolífico para él, Fernando Navarrete nos contó que tiene que modificar su manera de pensar cada vez que pasa de pilotar un turismo a un GT, y viceversa. “Las tres primeras vueltas que doy con cada coche, siempre freno pronto o tarde, doy gas pronto,… Vienes de otra cosa diferente, pero al final, cuando tienes tanta experiencia, toda la vida pilotando coches, a la cuarta vuelta ya vas a tope. Te adaptas y haces lo necesario para poder ir bien en cada auto”, sentenció el experimentado competidor.

Tanto él como Álvaro Lobera, tratarán de llevar la bandera española a lo más alto del podio de Roma, en los Motorsport Games. Por ello, su preparación para esta suerte de olimpiadas automovilísticas que estrenará la FIA este próximo noviembre, es crucial. “Hace unas semanas estuvimos en Roma entrenando. Alquilamos un Porsche GT3 y anduvimos un día entero dando vueltas en el circuito, el cual es precioso. Llevamos mucho entrenamiento físico, los GT son coches muy exigentes. Luego tendremos unos entrenamientos allí con el Lamborghini, y un pequeño test previo para probar el coche, durante los días anteriores. Son coches con mucho downforce, mucha aerodinámica, y no son fáciles de conducir”, señaló Navarrete.

Fernando Navarrete volando sobre la recta de meta de Montmeló, bajo la lluvia. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Falta poco para terminar el año, y el futuro cercano va tomando forma. También para Fernando. Nos contó que “de momento, mi objetivo es que mis patrocinadores aguanten conmigo, que estén contentos, y seguir en el CET. Para el año que viene tenemos un doble objetivo, que sería hacer el CET y el International GT Open, pero son palabras mayores. Ojalá lo consigamos, porque a mí los turismos me flipan, pero el mundo de los GT me llama mucho. Espero que podamos conseguir un programa con un coche de la máxima categoría”, nos comentó Fernando Navarrete, con gran esperanza.

Tras unos minutos de agradable charla con Fernando Navarrete, llegó el momento de dar por finalizado nuestro encuentro. La conversación fluyó de manera sencilla y distendida, y nos mostró al piloto, pero también a la persona que se encuentra dentro del casco. Un deportista que es un trabajador nato de lo suyo, las carreras de coches. Le damos las gracias por su tiempo y amabilidad, y le deseamos toda la suerte del mundo. ¡Muchas gracias, Fernando!

Foto de portada: @CET_RFEdA