La tierra y el asfalto en España sufren de diferente manera el COVID 19

La tierra y el asfalto en España sufren de diferente manera el COVID 19

Todos los campeonatos a nivel nacional han experimentado problemas para llevar sus pruebas a buen puerto tras la irrupción de la pandemia por COVID 19 en nuestro país. Ya comentamos cómo los campeonatos en circuito habían ido bregando con las dificultades. Ahora toca hablar de la situación por la que pasan los rallyes -tanto el certamen de asfalto, como el de tierra-, la montaña y el mundo off-road en circuito en España.

Por sus propias características, los rallyes son la disciplina automovilística que más pueden sufrir las consecuencias del aplazamiento de pruebas. No es fácil conseguir los permisos para celebrar una competición en una vía pública por la que habitualmente circula el tráfico, con la obligatoriedad de cortar el tránsito para el paso de los vehículos competidores. Más aún lo es reprogramar fechas para que cuadre dentro de las posibilidades de cortar carreteras, pistas y caminos. Cada afección al tráfico rodado supone problemas de movilidad para los vecinos de las localidades afectadas que no siempre son bien recibidas.

El Rally de Lloret de Mar abrió la temporada de rallyes en febrero, antes de que el Tierras de Lorca arrancara la temporada del Campeonato de España de Rallyes de Tierra y del Supercampeonato de España de Rallyes. Después, el silencio. Se espera que sea el Rally de Ourense Termal el que reemprenda la actividad a finales de julio en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Aunque al final se ha podido cuadrar un calendario bastante aceptable en cuanto a pruebas a disputar de cara a la segunda mitad del año, algunas citas han tenido que ser canceladas definitivamente. Ocho rallyes han sido cancelados, cuatro en el certamen de asfalto y otros cuatro en el de tierra.

Los aficionados agolpados en las cunetas al paso de los coches, una imagen que será más difícil de ver en un tiempo.

Los rallyes todo terreno tampoco lo están pasando mucho mejor. La noticia desagradable llegó con la cancelación definitiva de la Baja Aragón, prueba puntuable para la Copa del Mundo de Bajas y para el Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno. La Baja Almanzora y el Rally TT Jaén Mar de Olivos también se han sumado a la lista de pruebas que no verán la luz este año. Al menos, se han podido mantener cuatro citas de un corto calendario que comenzará en septiembre con el Rally Todo Terreno Villa de Zuera y acabará en noviembre con la Baja Dehesa Extremadura.

Por lo que respecta a la montaña, el Campeonato de España de la especialidad contaba para este año con un gran número de pruebas calendadas, así como con una buena previsión de vehículos inscritos. Sin embargo, una vez que la incertidumbre y la imposibilidad de disputar las pruebas se apoderaron de la realidad, comenzaron a sucederse los aplazamientos y cancelaciones. En este caso, la reprogramación de fechas también da sus problemas al tener que cortar carreteras al tráfico.

Este año veremos arrancar menos pruebas en el CEM. La Pujada a Alp 2500 es una de las afectadas.

Lamentablemente, la Subida Internacional de Montaña al Fito, la prueba más importante de nuestro país, válida para el Campeonato de Europa de Montaña, no se celebrará este año. Tampoco veremos a los pilotos bailar con sus monturas en Guía de Isora o Ibi. La Pujada a Alp 2500 seguirá un camino similar, aunque los organizadores, Cerdanya Racing y Vline.Org, mantendrán en marcha la prueba de rallysprint que se iba a celebrar de forma conjunta en el mismo tramo que la carrera en cuesta.

El nuevo calendario del Campeonato de España de Montaña contempla disputar seis citas, comenzando el fin de semana del 8 y 9 de agosto en Peña Cabarga y terminando con la Subida al Pico San Pedro el último fin de semana de noviembre. En esos meses, se celebrarán la Subida a Chantada, la Subida a la Santa de Totana, la Subida Internacional a Ubrique y la Subida Estepona – Peñas Blancas.

La magia de la montaña se verá reducida este año.

El anuncio de la creación de la Copa de España de Rallycross para esta temporada 2020 fue una buena noticia para el mundo off-road en circuito que de momento no se ha concretado. Nada se sabe al respecto y por ahora parece que todo está más que parado. Veremos si tras la pandemia es posible retomar la idea. Por lo pronto, el Campeonato de España de Autocross ha experimentado cambios de envergadura en su calendario. A la ya cancelada cita en Motorland Aragón por las obras para mejorar la superfície de la pista, se sumaron las de Lleida y Esplús. Por su parte, el circuito de Jerez de los Caballeros tenía previsto acoger la Copa de Escuderías, prueba que también ha sido dada de baja.

La última mala noticia ha sido la decisión del organizador del Autocross de Carballo de cancelar el evento, el cual iba a abrir el campeonato. De esta manera, el CEAX queda reducido a cuatro fechas, la mitad de las que se celebraron el año pasado. El certamen dará el pistoletazo de salida en Arteixo el 8 y 9 de agosto, rematando la faena en Mollerussa el 24 y 25 de octubre, con el Premi Ara Lleida que servirá para que la FIA inspeccione el circuito y la organización como paso obligatorio de la candidatura para entrar en el Campeonato de Europa de Autocross el año que viene.

No será en Carballo, pero se espera que finalmente los car cross, prototipos y turismos del CEAX echen a rodar cuanto antes.

Hasta ahora han sido muchos cambios, y aunque se han publicado los respectivos calendarios de cada campeonato, copa y trofeo de España, lo cierto es que nada asegura que todas las pruebas se puedan llevar a cabo. Todo dependerá del desarrollo de la pandemia y de cómo afecta el supuesto rebrote que se espera tras el verano. Que se puedan disputar el mayor número de eventos, uno tras otro, ya será una buena noticia. Y después, ya se verá…

Entrevista a Pepe Arqué: «Estoy centrado en el carcross y el rallycross»

Entrevista a Pepe Arqué: «Estoy centrado en el carcross y el rallycross»

En estos meses de parón por la pandemia que asola al planeta, con las carreras detenidas y la incertidumbre por bandera, los protagonistas del deporte de motor han continuado con su preparación para seguir en forma ante un eventual regreso de la competición. Es el caso de Pepe Arqué, piloto de kartcross y rallycross que participa en el Campeonato de España de Autocross con el equipo Speedcar. Con él tuvimos el placer de hablar el año pasado en la cita de Esplús.

Pepe Arqué es un piloto que tiene un futuro interesante por delante. Su pasión por las carreras le ha llevado hacia el mundo de las competiciones en circuitos de tierra y mixtos, proclamándose en 2017 Campeón de España de Car Cross Junior. El año pasado dio sus primeros pasos en rallycross, siendo el primer español en pasar por la RX Academy. Hemos vuelto a tener la oportunidad de hablar con él, sobre ello y también acerca de su papel en el CEAX.

EL ACELERADOR (EA): Es inevitable hablar de la situación actual provocada por el COVID 19. ¿Cómo has gestionado el confinamiento para poder seguir en forma?

PEPE ARQUÉ (PA): Mi preparación física, mental y la nutrición la llevo a cabo en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat; y durante el confinamiento, he ido siguiendo desde casa las pautas y rutinas que me ha ido mandando mi coach. Aunque no es lo mismo que el entrenamiento presencial, me ha permitido seguir en forma y motivado para no perder el ritmo. Además, he podido realizar mucho cardio desde casa con máquinas estáticas.

EA: ¿Cómo crees que la crisis económica derivada de la pandemia va a afectar al automovilismo en Europa y, concretamente, en España?

PA: Está por ver, ya que hasta el momento no se han reanudado calendarios y se siguen cancelando pruebas que ya habían sido aplazadas para agosto y septiembre. En cualquier caso, será complicado poder cubrir objetivos con sponsors y programas con equipos. De todas formas, al ser una situación global habrá que gestionarla de la mejor manera para pasar el 2020 y empezar a pensar pronto en el 2021.

Pepe Arqué durante la cita del año pasado del Campeonato de España de Autocross en Esplús. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Pasemos a hablar de lo que atañe a la competición. Speedcar ha presentado el nuevo modelo de carcross Wonder. ¿Lo has probado?

PA: Sí, lo he probado. De hecho, he estado con el equipo Speedcar todo el invierno haciendo tests para evolucionarlo y tener un carcross competitivo con una base excelente.

EA: ¿Qué diferencias has notado respecto al Xtrem?

PA: El Xtrem es ya muy buen coche, por ello al principio parecía difícil conseguir que el nuevo modelo Speedcar Wonder fuese mejor, más rápido y efectivo que el actual. Creo que se ha conseguido, sin embargo, no sabemos hasta qué punto habrá evolucionado también la competencia. Habrá que esperar a las primeras carreras para verlo.

EA: ¿Vas a competir este año en el Campeonato de España de Autocross con el Wonder?

PA: En principio, dadas las circunstancias y lo avanzado que está el calendario, voy a competir con el Xtrem actual, lo que permitirá al equipo hacer comparaciones directas con el nuevo modelo Wonder.

Pepe Arqué, subido en el Speedcar Xtrem, en la preparrilla de una de las carreras de Car Cross del World Rallycross de Catalunya de 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Se habla de que el CEAX arrancará en Carballo, pero todavía no es seguro. ¿Cómo te planteas esta temporada?

PA: Yo estoy preparado a tope. Este invierno hemos hecho una pretemporada excelente, con muchos tests y pruebas de material. Y a nivel personal, estoy en plena forma y muy motivado ya que como comentaba anteriormente, he seguido el programa de entrenamiento de manera intensa. Además, conseguimos ganar la única prueba que se ha disputado hasta el momento en lo que llevamos de 2020, por lo que pienso que podemos estar en condiciones de luchar por la victoria en todas las pruebas de este reducido campeonato.

EA: Si consigues ganar el Campeonato de España de Autocross, ¿cuáles serían los siguientes pasos a dar?

PA: Es complicado saber con tanta antelación porque el motorsport no vive su mejor momento; y si las marcas no se involucran de una manera más directa, es difícil hacer planes de futuro ya que los presupuestos son cada vez más altos. De todas formas, a mí personalmente me gusta mucho el carcross porque es muy rápido, muy exigente y el mejor entrenamiento para cualquier piloto. Por ello, el siguiente paso natural sería poder participar en el recién creado Campeonato de Europa FIA de Carcross.

EA: En principio, tu compañero en Speedcar Juanjo Moll estará este año en el europeo de autocross. ¿Podríamos verte competir allí este año o el próximo?

PA: Este año es complicado y dependerá mucho de cómo evolucione el calendario. En cualquier caso, si hiciéramos alguna prueba sería más a nivel de soporte y apoyo al equipo. Para el año que viene sí que me gustaría estar.

Pepe Arqué repetirá este año montura en el CEAX. Foto: @RFEdeA (Twitter)

EA: El año pasado diste tus primeros pasos en rallycross y lo hiciste muy bien. ¿Vas a volver al RX Academy este año? Y de ser así, ¿qué objetivos te planteas?

PA: La idea inicial era poder hacer la RX Academy completa este año, pero finalmente el campeonato no se convocó y fue una pena, porque realmente es un campeonato donde se aprende mucho rallycross y compites contra los mejores especialistas de la disciplina, que son los nórdicos y siempre con coches iguales.

El año pasado debutamos en la RX Academy participando en las pruebas de Finlandia y Suecia. La verdad es que aprendimos mucho y fue una experiencia extraordinaria. Conseguimos llegar a la final en las dos pruebas ante el asombro de aficionados y equipos, al ser la primera vez que un piloto español participaba en pruebas de rallycross en los países nórdicos.

EA: ¿Te veremos en algún otro campeonato de rallycross este año o el próximo?

PA: Antes de saber que la RX Academy no se iba a disputar este año 2020, recibimos una propuesta de un equipo sueco para competir en el campeonato RallyX Nordic y en el Euro RX (Campeonato de Europa de Rallycross, N. del E.) con un supercar. La oferta era muy atractiva, pero decidimos posponerla un año para poder ganar experiencia en la disciplina de rallycross, y también analizar detenidamente nuestras opciones y presupuesto.

Para la próxima temporada, todo está por ver ya que no sabemos en qué condiciones quedarán afectados los campeonatos y colaboradores.

Pepe Arqué en plena batalla durante la salida de una de las mangas del RX Academy en Kouvola (Finlandia)

EA: El rallycross goza de una gran popularidad en otros países de Europa, pero no ocurre lo mismo en España. ¿Qué crees que necesita el rallycross para despegar en nuestro país? Y por otra parte, ¿qué piensas sobre el trabajo que se está llevando a cabo para crear la Copa de España de Rallycross, por parte de la RFEDA?

PA: En España no hay tradición de RX porque nunca ha habido campeonato nacional de rallycross. Creo que la idea de la RFEDA de crear una Copa de España de Rallycross con carreras en España y Portugal es una buena iniciativa y un buen primer paso para que el rallycross gane popularidad en España. Opino que una buena fórmula podría ser establecer una categoría tipo RX Academy, otra para vehículos 4×4, además de los espectaculares carcross. Con estas tres categorías, creo que se podría hacer una buena base para impulsar y promocionar el RX en España.

EA: ¿Podríamos verte competir en alguna otra especialidad, como en rallyes o subidas de montaña, en un futuro cercano?

PA: Todo es posible, no descarto nada, pero actualmente estoy centrado en el carcross y el rallycross, ya que es lo que más me gusta y lo que mejor se me da. Sí que es verdad que me gustaría probar un día un Speedcar GTR en una subida de montaña o en una prueba de circuitos, ya que te aporta sensaciones espectaculares. Así como también, me gustaría probar algún rally para vivir las experiencias que disfrutó mi padre en su etapa de piloto. Aunque no se cómo me las apañaría con tanta gente dentro del coche, ya que yo siempre he ido solo.

Pepe Arqué liderando el pelotón en una de las carreras en Tierp (Suecia), durante el RX Academy de 2019

Sea lo que tenga que ser, ojalá que algún día Pepe Arqué pueda disfrutar en otras disciplinas, tanto como lo hace en autocross y rallycross. Le agradecemos su tiempo y su amabilidad, y le deseamos mucha suerte para su futuro. Esperemos que la normalidad regrese pronto y el mundo de las carreras pueda recuperarse de este bache en el camino para que tantos pilotos jóvenes como él puedan continuar con su carrera y conseguir sus objetivos. ¡Muchas gracias y mucha suerte, Pepe!

Foto de portada: @CEAX_RFEdA (Twitter)

La aventura de Iván Ares en el Titans RX

La aventura de Iván Ares en el Titans RX

En agosto de 2019, el certamen europeo Titans RX se desplazó a Portugal para disputar dos citas de su calendario, la quinta y sexta prueba del año. El circuito de Montalegre se desquitaba así de su ausencia en el Campeonato del Mundo de Rallycross acogiendo una prueba del que es el segundo campeonato más importante de la especialidad. Además de los hermanos Hansen, Toomas Heikkinen y otros nombres habituales del panorama internacional, Iván Ares se puso al volante del Pantera RX6.

El ayuntamiento de Montalegre y la cámara de comercio de la localidad sabían de la importancia de esta cita, de manera que se volcaron en la promoción y difusión de las carreras. Como la pista se encuentra a muy pocos kilómetros de la frontera con nuestro país, de donde proceden ingentes cantidades de aficionados cada vez que hay eventos allí, creyeron importante que un piloto español participara en las dos pruebas del Titans RX. La Federación Galega de Automobilismo, con la que trabajan de manera estrecha, recomendó a Ares y allí se presentó el piloto coruñés.

Habitual en rallyes y autocross, Iván Ares se proclamó Campeón de España de Rallyes de asfalto en 2017, tras sus dos triunfos absolutos en 2011 y 2014 en el certamen gallego. El año pasado terminó subcampeón del CERA. Además, participa de manera activa en el Campeonato de España de Autocross en división Car Cross, donde el año pasado terminó en décima posición, y en el Campeonato de Europa de la especialidad. Por lo tanto, su experiencia tanto en asfalto como en tierra se presentaba como una gran herramienta de cara a afrontar el desafío. Una aventura por la que declaró estar intrigado de ver a qué nivel podría rendir.

Iván Ares pilotando el Pantera RX6 a los pies de las montañas que rodean Montalegre. Foto: @TitansRX

El sábado diez de agosto empezaba bien para el piloto gallego. En la primera fase de la calificación, la Q1, luchaba de tú a tú contra Jérôme Grosset-Janin, con toques y golpes incluídos, para terminar doblegando al francés y terminar en tercera posición. A pesar de la falta de experiencia con este tipo de coches y en este tipo de carreras, el Pantera RX6 azul con el dorsal número 60 se movía como pez en el agua en manos de Ares. Si bien, aún se notaba cierto conservadurismo en frenada, pues todavía era pronto para arriesgar, había que ir paso a paso.

La Q2 empezó con una genial arrancada del piloto de Cambre, logrando ponerse en segunda posición, por detrás del portugués Armindo Araújo. Sin embargo, el húngaro Lukács Kornél “CSUCSU” comenzó a presionarle, llegando a emparejarse al término de la primera vuelta, pero Ares se mantuvo firme y sujetó con mano de hierro la posición. Tras ello, puso tierra de por medio con sus perseguidores y se lanzó a la caza de Araújo, recortándole tiempo en cada paso por meta. Era el piloto más rápido en pista, pero la carrera llegó a su fin. En la Q3 pudo luchar de tú a tú con los grandes pilotos de la especialidad, con los favoritos.

Iván Ares peleando con el piloto húngaro Lukács Kornél «CSUCSU». Foto: Titans RX

Los dos hermanos Hansen, Timmy y Kevin, Toomas Heikkinen, Craig Breen e Iván Ares. Todo por decidir y el objetivo puesto en entrar en semifinales. En la salida fue muy conservador, perdiendo plazas, pero eso le sirvió para esquivar el toque entre Timmy Hansen y Craig Breen, superando a ambos por el interior de la primera curva. Pero el mayor de los hermanos suecos le presionó con habilidad, teniendo que ceder la posición ante el empuje del futuro Campeón del Mundo de Rallycross. Ahora le tocaba defenderse de Breen, que lo achuchó sin tregua hasta que pudo meterle el morro en la sección de tierra. Ambos se tocaron y el irlandés pasó adelante. El coche de Ares quedó tocado, entrando en meta en último lugar. Pero a pesar de todo, estaba octavo, por lo tanto, era uno de los doce primeros. Estaba en semifinales.

Su posición le daba derecho a partir en la segunda fila. Ahora, el objetivo era meterse en la final. Craig Breen hizo una salida en falso, por lo que tuvo que cumplir con su sanción de pasar por la Joker Lap, que en este campeonato únicamente se usa para penalizar. Un rival menos para Iván Ares. En cuanto el semáforo se apagó, se lanzó a la estela de Kevin Hansen, colocándose en segunda posición. Los toques por detrás suyo favorecieron su escapada, tratando de seguir el ritmo del pequeño de los Hansen. El gallego logró el pase a la final terminando segundo, firmando una grandísima carrera. Un gran logro para un debutante.

Iván Ares al volante del Pantera RX6, preparado para una de las carreras del fin de semana

Sin embargo, la final no fue como se esperaba. Estar allí era un éxito, pero tras su gran actuación en las fases previas, un problema en su Pantera RX6 le condenó al abandono al poco de empezar la carrera. El español había arrancado desde la segunda fila, junto a Timmy Hansen, pero poco pudo hacer cuando la mecánica comenzó a fallar. En cualquier caso, su actuación fue para enmarcar, colándose dentro del exclusivo grupo de finalistas formado por algunos de los mejores pilotos de rallycross del mundo. Kevin Hansen se llevó el triunfo.

Todavía quedaba el domingo para conseguir un buen resultado en su primera experiencia en rallycross. El formato compacto del Titans RX permite disputar dos pruebas en cada fin de semana, de manera que la estructura de competición del día anterior se repitió en la segunda jornada. La sesión calificativa empezó de manera fantástica, con una segunda posición en la Q1, por detrás de Kevin Hansen, tras una rocambolesca salida en la que Ares se tocó con Araújo. La segunda parte de la calificación vio una mala salida del coruñés, que lastró sus opciones en carrera para terminar cuarto. La última manga fue todavía más complicada, con un toque en la primera curva que dañó la suspensión trasera del Pantera RX6 y le hizo perder tiempo. Finalmente, se clasificó para semifinales de la misma manera que el sábado.

Iván Ares trata de ponerse a la estela de Kevin Hansen, dejando atrás a Ronny C’Rock y CSUCSU. Foto: Titans RX

Partiendo desde la tercera fila, volvía a aspirar a pasar a la gran final. Aunque se desembarazó de Grosset-Janin, le faltó un poco, apenas unos metros para alcanzar el tercer lugar, y con ello el pase. Consiguió entrar en la pelea entre “CSUCSU” y Andrew Jordan en los últimos compases, pero definitivamente fue el húngaro el que se llevó el gato al agua. De esta manera, terminó la primera participación de Iván Ares en una cita de rallycross, su particular aventura en el Titans RX. Hacía bastante tiempo que un piloto español no participaba en una prueba de tal magnitud en esta especialidad automovilística, pero Iván Ares cumplió con creces las expectativas.

Foto de portada: Titans RX

Las avispas del motor

Las avispas del motor

Su sonido parece el de una avispa y cuando se juntan varios es el avispero más sonoro del mundo. Los Car Cross, Kartcross o Cross Car, según quién los nombre y en qué idioma, son unos pequeños pero matones coches de carreras que hacen las delicias del que los pilota y del que los visiona. Un motor pequeño en un chasis muy pequeño, un propulsor de moto que empujando tan poco peso, desata toda su fuerza para mover esa masa que tan poco abarca.

Su popularidad es enorme en nuestro país. Hasta tres categorías del Campeonato de España de Autocross están protagonizadas por estos monoplazas. Y en los campeonatos regionales son también los reyes de la fiesta. Su precio contenido y su mantenimiento sencillo son un gran aliciente para quien busca adentrarse en esto de las carreras. Pero los Car Cross no entienden de edades. Desde los más pequeños, en sus primeros pasos; hasta los más mayores, disfrutan de su pilotaje sobre tierra, asfalto o nieve.

Se podría decir que son como una especie de karts con techo, o también una variante de los buggyes, pero más pequeña. Lo cierto es que no son ni una cosa ni la otra, aunque su uso puede estar destinado para lo mismo que ambas tipologías de coche de competición. Sirven para los jóvenes que se inician en el automovilismo, para aquellos que les tira más un buen derrapaje en medio del polvo que buscar la trazada perfecta con tiralíneas. Esos niños que se sienten más atraídos por los rallyes que por los monoplazas.

Derrapaje sobre nieve en un Car Cross. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero también sirven para participar en competiciones fuera de pista, en el desierto, campo a través, como si de un Side by Side se tratara. Realmente, los kartcross sirven para todo. Incluso se los ha visto subiendo montañas. Aparte de las barquetas, prototipos o GT, animan como los que más las carreras en cuesta. Su poco peso y ligereza es una ventaja de cara a afrontar los revirados giros de las carreteras de montaña. Cambiando los neumáticos de tacos por gomas para asfalto y algún que otro pequeño ajuste, el coche está listo para dinamitar el mejor tiempo.

Pero no nos engañemos. Hacen falta manos y una buena dosis de sensibilidad al volante. Precisamente, su potencia en tan poco peso hace que sean extremadamente nerviosos. La tracción trasera provoca que toda la fuerza del motor mueva las ruedas de atrás, por lo que es importante saber jugar con los golpes de acelerador y mantener el volante recto en cada pisada. Un mal juego de manos y pies puede terminar con un accidente o un vuelco, algo que acostumbra a ser más habitual que en otro tipo de monturas.

Sobre asfalto también son capaces de sacar todo su potencial. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Existen distintos fabricantes de kartcross y cada maestrillo tiene su librillo. Generalmente, estos son constructores pequeños, ensamblando cada pieza del coche de forma artesanal. Por ello, cada cross car es un poco diferente. Pero en resumidas cuentas, todos tienen una serie de características básicas. Cuentan con un motor de unos 600cc, con una potencia de 120 – 125 CV, y una transmisión formada por una caja de cambios de seis velocidades y una cadena que transmite la fuerza del motor al tren trasero. Cuentan con suspensión independiente a las cuatro ruedas, chasis multitubular y carrocería de fibra de vidrio. Sus dimensiones son de 2,6 metros de largo, 1,6 metros de ancho y 1,2 metros de alto. Todo el conjunto acumula un total de 320 Kg de masa.

Los kartcross pueden presumir de un auge que los está llevando a ir desbancando poco a poco a los hasta ahora grandes protagonistas en los distintos campeonatos de autocross que se celebran en Europa. No en vano, la FIA está intentando aprovechar esa popularidad para comvertirlos en el escalón principal en la formación de pilotos de rallyes y rallycross. En los Motorsport Games previstos para este año tendrán su propia categoría y se estudia implantarlos como campeonato independiente a nivel europeo.

Arrancada de una carrera del CEAX sobre tierra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En España ya han cogido la delantera en el CEAX a los monoplazas de autocross, los participantes de la División III. El bajo coste de los kartcross hace que sea imposible que los Super Buggyes puedan competir con ellos. No es extraño que las parrillas de Car Cross sean las más pobladas en los últimos tiempos. Y en los campeonatos regionales sucede algo similar, con estos pequeños prototipos de competición ganándose el favor de competidores y aficionados. Un avispero volando hacia la primera curva, de bajo coste y emoción sin límites. ¿Alguien da más?

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El CEAX cierra con nota la temporada

El CEAX cierra con nota la temporada

El circuito de Cerro Negro, en Talavera de la Reina, cerró el Campeonato de España de Autocross 2019. Han sido ocho fines de semana de carreras sobre tierra, repartidos entre Aragón y Cataluña durante la primera parte del año, y Galicia y las dos Castillas en la segunda mitad. Ya en la cita de Miranda de Ebro quedaron decididos los títulos de cuatro de las seis categorías. Cerro Negro terminó de sentenciar Car Cross y Car Cross Promoción.

En ambas categorías se ha vivido una lucha sin cuartel durante todo el año. En el caso de la principal entre los kartcross, se ha visto cierta alternancia en la competitividad, pero han destacado tres hombres que han llegado a Talavera con opciones. Hablamos de Juanjo Moll, Iván Piña y Javier Ramilo. Finalmente, Moll se llevó el título, a pesar de las victorias de Piña en las tres últimas citas, incluyendo una espectacular remontada en Miranda de Ebro. Por su parte, Diego Varela se llevó la Copa de España de Car Cross Promoción, superando a Daniel Remuiñán y a Diego Pandelo, siendo los tres pilotos capaces de superar la barrera de los 100 puntos en la clasificación general.

Tras los cuatro primeros fines de semana de carreras, en Alcañiz, Lleida, Esplús y Mollerussa, el Campeonato de España de Autocross puso rumbo a Galicia, donde se disputarían dos eventos consecutivos, en dos circuitos separados por muy poca distancia. Primero fue el turno de Carballo, al que siguió el trazado de Arteixo. Después, Miranda de Ebro volvió a acoger un evento del certamen en el circuito Antonio Vadillo, antes de poner rumbo a Talavera de la Reina, donde la pista de Cerro Negro puso el broche de oro a la temporada.

Perfecto Calviño, el gran dominador en División I, liderando el pelotón. Foto: @CEAX_RFEdA

Perfecto Calviño ha dominado y ganado el Campeonato de España de Autocross 2019 en División I. El experimentado piloto no pudo continuar con su racha de triunfos en Carballo, pero volvió a la senda de la victoria con otras tres en Arteixo, Miranda de Ebro y Cerro Negro. Seis de ocho victorias posibles este año. Únicamente, Roberto Rodríguez, que no participó en las dos últimas citas, ha podido superarle, ganando en Motorland Aragón y Carballo, terminando en el tercer lugar del campeonato. Víctor Álvarez ha hecho buena su regularidad para terminar subcampeón de la categoría.

A pesar del dominio de Cristian Escribano en la primera mitad del año, no dando opción a ninguno de sus rivales, el zamorano no pudo continuar con su racha en las siguientes pruebas. Sólo en Miranda de Ebro volvió a reencontrarse con la victoria, tras un fin de semana complicado en Arteixo. Pero la suma de puntos le hace campeón de la División II del CEAX. Josep Vidal, Joan Salichs Pont y Rafael Gallardo sólo han podido luchar por el subcampeonato. Por su parte, Gabriel Serrano, Esteban Serrano y Rafael Gallardo también han probado las mieles del triunfo, llevándose las finales de Carballo, Arteixo y Cerro Negro, respectivamente.

Lucha encarnizada en el Autocross de Arteixo, en División II. Foto: @CEAX_RFEdA

En estas cuatro citas finales, la participación mejoró en División III, al menos en algunas citas puntuales. Pero sigue siendo difícil que las inscripciones vean un número importante de estos prototipos. El cambio de paradigma en la competición y la popularidad de la que gozan los kartcross, hace que sea complicado que los pilotos apuesten por estas máquinas. En cualquier caso, Carlos Hernando se ha mantenido fiel a su montura y se ha llevado al título de campeón de la categoría.

Como apuntamos, todo lo contrario que en categoría Car Cross. Cincuenta y siete pilotos han disputado al menos dos citas esta temporada, sin contar las participaciones puntuales. Juanjo Moll se ha proclamado Campeón de España, ganando únicamente la final en Mollerussa, pero siendo muy regular en el resto de pruebas. Iván Piña mostró de lo que es capaz en Miranda de Ebro, con una remontada digna de un gran piloto, volando sobre la tierra y superando a sus rivales como si tal cosa.

Salida de una de las mangas de Car Cross en el circuito de Cerro Negro, con Iván Piña por delante de Joan Salichs y Juanjo Moll. Foto: @CEAX_RFEdA

Al final, Javier Ramilo ha quedado algo descolgado, pues no pudo plantar cara en Cerro Negro. A pesar de ello, el tercer puesto es un buen lugar para dar carpetazo al año. Joan Salichs Roura ha conseguido alcanzar la cuarta posición, tras un inicio de año complicado. Por su parte, a Pepe Arqué no le vino nada bien el periplo gallego, pudiendo resarcirse en Miranda de Ebro y, especialmente, en Cerro Negro, donde alcanzó el podio. Pero no ha sido suficiente para mejorar su posición en la tabla clasificatoria, quedando por detrás de Jordi Puigvert, Francisco Javier Lucena, David Masoliver y Marc Batlle.

En Car Cross Junior, Tony Herrerías continuó sometiendo a la competencia, arrasando en las dos citas en tierras de Galicia, llevándose el trofeo de campeón de la categoría, por delante de Sergi Pérez y Tommy Pintos. Herrerías pudo cambiar de categoría en la última cita en Talavera de la Reina, donde compitió en Car Cross Promoción, lo cual no cambió en absoluto su rol de campeón, habiéndolo conseguido matemáticamente.

El pelotón de los kartcross de Car Cross Promoción derrapando sobre la tierra gallega. Foto: @CEAX_RFEdA

Precisamente, fue la categoría de Car Cross Promoción del certamen nacional de autocross la que vio a Diego Varela llevarse el título. Lo consiguió ganando en Alcañiz, Esplús, Miranda de Ebro y Talavera de la Reina. Pero además de él, Daniel Remuiñán, subcampeón, se llevó las citas catalanas de Lleida y Mollerussa. Por su parte, Diego Pandelo ganó en Carballo, mientras que Iván Ferreiro hizo lo propio en Arteixo.

La edición de 2019 del Campeonato de España de Autocross ha llegado a su fin. Y lo ha hecho firmando un gran año de carreras sobre tierra, donde se ha visto un gran espectáculo en todas y cada una de las categorías. Si bien es cierto, que tanto la División I como la División II han sido dominadas por dos pilotos, Perfecto Calviño y Cristian Escribano, que no han dado opción a nadie, la lucha entre los pequeños pero matones kartcross ha sido digna de emociones fuertes. El año que viene más.

Foto de portada: @CEAX_RFEdA