“Cohete” Suárez sigue intratable en las G Series

“Cohete” Suárez sigue intratable en las G Series

Las G Series volvieron a la acción este sábado con la G2, la segunda cita del campeonato de carreras sobre hielo que se disputa cada año en el Circuit Andorra, en la que José Antonio “Cohete” Suárez sumó el mayor número de puntos, triunfando en las finales, en la categoría principal GIAND. Los prototipos de PCR Sport volvieron a marcar las emociones, junto a los buggyes de Side by Side, los coches de dos ruedas motrices y las motos de los Ice Gladiators.

A pesar de la ausencia de algunos protagonistas habituales, como Xevi Pons, el evento contó con la participación de pilotos de renombre mundial, tanto de cuatro como de dos ruedas. Mikel Azcona, piloto del mundial de turismos (WTCR), se acercó al trazado de Pas de la Casa para probar por primera vez la esencia de las carreras sobre hielo con uno de los GIAND; mientras que Álex Rins y Joan Mir, vigente Campeón del Mundo de MotoGP, cambiaron sus motos por un buggy y un GIAND, respectivamente.

La acción en pista comenzó alrededor de las cuatro de la tarde, a puerta cerrada y bajo un exigente protocolo sanitario que incluyó una prueba TMA a todos los presentes. Tras las sesiones de entrenamientos de cada una de las categorías, dieron comienzo las calificatorias para definir los puestos en las parrillas de salida de las carreras finales. El francés Yohan Rossel consiguió una sorprendente Pole Position, por delante de José Antonio Suárez y Gil Membrado. El jovencísimo piloto catalán sigue asombrando a propios y extraños con cada actuación en pista, ya sea sobre la tierra del Campeonato de España de Autocross o sobre el hielo de las G Series.

El joven Gil Membrado preparado para salir a pista.  © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

El joven Gil Membrado preparado para salir a pista.  © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Tras el dominio del equipo Elegant Driver, el mejor piloto de la estructura PCR Sport fue Mikel Azcona, que se adaptó rápidamente a la conducción sobre superficie deslizante. Por su parte, Joan Mir fue séptimo, Albert Llovera firmó la novena plaza justo por delante de Gerard de la Casa, con Joaquín Rodrigo undécimo. En 2RM, Ian Porté consiguió el mejor tiempo de la super especial combinada por delante de Lluís Sala y Álex Español, mientras que en SbS fueron los hermanos Yan y Erwan Le Potier los que comandaron esta sesión.

Tras un parón para reacondicionar el hielo de la pista y dejarla preparada para la acción otra vez, llegó la hora de jugarse la victoria en las finales de cada categoría. En la categoría reina del campeonato, “Cohete” Suárez se hizo con la victoria tras dominar ambas finales con solvencia, susto con los doblajes incluido. Tras él, el joven Gil Membrado volvió a maravillar con una segunda posición luchada hasta el final. Cerró el podio el vigente campeón de MotoGP Joan Mir en su primera participación en la categoría sobre hielo. Destacar las buenas actuaciones de los incombustibles Albert Llovera y Joaquín Rodrigo, y la adaptación de Mikel Azcona a una disciplina totalmente desconocida para él.

Miquel Socias desliza el coche para negociar una de las curvas del trazado. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La categoría GIAND estuvo marcada por carreras muy movidas en todas las mangas de ambas finales, con peleas intensas bajo los focos y el frio. La tensión dentro de los coches se hizo evidente con varios golpes contra el talud y vistosas derrapadas sobre una pista que empezaba a mostrar cicatrices de guerra. La polémica también hizo acto de presencia cuando la victoria del dominador “Cohete” Suárez se vio seriamente amenazada por otro participante por no respetar las banderas azules.

En Side By Side, Ian Le Potier se volvió a mostrar firme y consiguió la victoria en la categoría. Franck Cabaner y Jose Roger le acompañaron en el podio de una categoría también marcada por las luchas cuerpo a cuerpo. El vencedor en las dos ruedas motrices fue finalmente para Lluis Sala a bordo de un Volkswagen Golf. Felipe Brandao y Alex Español se subieron al segundo y tercer cajón del podio respectivamente para cerrar una divertida  noche de carreras sobre la nieve del Circuit d’Andorra.

Los buggys de SBS aderezaron el espectáculo en el Circuit d’Andorra. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Tras la G2, Jose Antonio “Cohete” Suarez sigue dominando el campeonato andorrano en categoría GIAND y tan solo Gil Membrado y Miquel Socias parecen poder amenazar al piloto asturiano. Yan Le Potier se afianza a la cabeza de la clasificación general con Franck Cabaner y Jose Roger en segunda y tercera posición, y en las dos ruedas motrices Alex Español y Lluis Sala empatan a puntos en para dominar la disciplina, seguido de Felipe Brandao que les persigue en la lucha por el campeonato. La próxima cita de las G Series será el 30 de enero.

 

Foto de portada: © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Los GIAND toman las riendas de las G Series

Los GIAND toman las riendas de las G Series

La nueva temporada de carreras sobre hielo en Andorra está a punto de dar a luz. Las G Series 2021 cuentan las horas para volver al circuito ubicado en el Port d’Envalira, a 2400 metros de altura, donde se verán interesantes novedades en la G1, la primera cita del año, tanto en vehículos en pista como en organización de cada fin de semana de carreras y en los horarios.

En este 2021, los protos y turismos de cuatro ruedas motrices que llenaban las parrillas de la categoría GS se quedarán hibernando en sus garajes. Pero la clase principal no se quedará huérfana, pues serán los GIAND, preparados por PCR Sport, los que tomarán las riendas del campeonato para convertirse en los protagonistas indiscutibles de las G Series.

Estos prototipos llevan atronando las montañas andorranas desde hace algunos inviernos, deslizándose con maestría por el hielo del Circuit Andorra en cada cita del campeonato con los mejores especialistas al volante. En el momento de su presentación, contaban con 580 Kg de masa que englobaban el chasis tubular de acero, la carrocería de fibra de vidrio y el motor Suzuki Hayabusa de 1300 centímetros cúbicos, capaz de dar 180 CV. Un pequeño pero matón coche de carreras que cuenta con tracción total y una caja de cambios de seis velocidades.

Los GIAND traccionan en la salida de una de sus mangas en la G1 de las G Series 2020. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

De cara a este año, la empresa dirigida por Pep Codinach ha realizado una serie de retoques y mejoras para hacer de estos GIAND los auténticos amos y señores del hielo andorrano. PCR Sport cuenta con una basta experiencia en la gestión de vehículos de competición y desde hace varias temporadas se encargan de suministrar este modelo a los pilotos que se pelean por el título cada año, dos por cada montura. Este año serán nueve unidades.

Otro de los cambios para esta temporada será la ausencia de los carcross, que en estas fechas cambiaban su habitual puesta en escena sobre tierra por el hielo. No eran pocos los pilotos del Campeonato de España de Autocross o del regional catalán de la disciplina que se desplazaban hasta Andorra para, bien comenzar su temporada o bien preparar la siguiente, sobre otro tipo de superficie deslizante.

Los espectaculares buggyes de Side by Side volverán a demostrar sus fuerza sobre el hielo. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La falta de los GS y de los Carcross será suplida de alguna manera por las motos de los Ice Gladiators, que ya el año pasado compitieron junto a las G Series, pero que este año se integran dentro del propio campeonato como una categoría más. Junto a ellos y los GIAND, estarán presentes una vez más los coches de dos ruedas motrices (2RM) y los buggyes de la categoría Side by Side, tan capaces como los demás de negociar las desafiantes curvas del Circuit Andorra. Esta pista volverá a ser el gran escenario de la competición.

Después de muchos años de carreras sobre hielo en el antiguo circuito de Pas de la Casa, desmantelado durante las obras para construir el Túnel de Envalira, el Circuit Andorra, ubicado a poca distancia de su predecesor pero a unos cuantos metros de altura por encima, tomó la alternativa para garantizar cada invierno unos espesores de nieve óptimos y una temperatura lo suficientemente baja para que hubiera el hielo necesario.

El atardecer andorrano garantizará una calidad óptima del hielo. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Sin embargo, en los últimos años ha sido complicado para la organización mantener esas condiciones. El aumento de las temperaturas ha puesto en jaque las rondas finales de las G Series, de manera que para este 2021, la actividad se compactará en la tarde de cuatro sábados de enero y febrero durante las horas más frías, desde las cuatro de la tarde hasta la medianoche, garantizando frío y condiciones inmejorables para la competición sobre hielo. El campeonato comenzará este próximo día 9 de enero con la G1, siendo las siguientes fechas el 16 de enero (G2), 30 de enero (G3) y 6 de febrero (G4).

Las avispas del motor

Las avispas del motor

Su sonido parece el de una avispa y cuando se juntan varios es el avispero más sonoro del mundo. Los Car Cross, Kartcross o Cross Car, según quién los nombre y en qué idioma, son unos pequeños pero matones coches de carreras que hacen las delicias del que los pilota y del que los visiona. Un motor pequeño en un chasis muy pequeño, un propulsor de moto que empujando tan poco peso, desata toda su fuerza para mover esa masa que tan poco abarca.

Su popularidad es enorme en nuestro país. Hasta tres categorías del Campeonato de España de Autocross están protagonizadas por estos monoplazas. Y en los campeonatos regionales son también los reyes de la fiesta. Su precio contenido y su mantenimiento sencillo son un gran aliciente para quien busca adentrarse en esto de las carreras. Pero los Car Cross no entienden de edades. Desde los más pequeños, en sus primeros pasos; hasta los más mayores, disfrutan de su pilotaje sobre tierra, asfalto o nieve.

Se podría decir que son como una especie de karts con techo, o también una variante de los buggyes, pero más pequeña. Lo cierto es que no son ni una cosa ni la otra, aunque su uso puede estar destinado para lo mismo que ambas tipologías de coche de competición. Sirven para los jóvenes que se inician en el automovilismo, para aquellos que les tira más un buen derrapaje en medio del polvo que buscar la trazada perfecta con tiralíneas. Esos niños que se sienten más atraídos por los rallyes que por los monoplazas.

Derrapaje sobre nieve en un Car Cross. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero también sirven para participar en competiciones fuera de pista, en el desierto, campo a través, como si de un Side by Side se tratara. Realmente, los kartcross sirven para todo. Incluso se los ha visto subiendo montañas. Aparte de las barquetas, prototipos o GT, animan como los que más las carreras en cuesta. Su poco peso y ligereza es una ventaja de cara a afrontar los revirados giros de las carreteras de montaña. Cambiando los neumáticos de tacos por gomas para asfalto y algún que otro pequeño ajuste, el coche está listo para dinamitar el mejor tiempo.

Pero no nos engañemos. Hacen falta manos y una buena dosis de sensibilidad al volante. Precisamente, su potencia en tan poco peso hace que sean extremadamente nerviosos. La tracción trasera provoca que toda la fuerza del motor mueva las ruedas de atrás, por lo que es importante saber jugar con los golpes de acelerador y mantener el volante recto en cada pisada. Un mal juego de manos y pies puede terminar con un accidente o un vuelco, algo que acostumbra a ser más habitual que en otro tipo de monturas.

Sobre asfalto también son capaces de sacar todo su potencial. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Existen distintos fabricantes de kartcross y cada maestrillo tiene su librillo. Generalmente, estos son constructores pequeños, ensamblando cada pieza del coche de forma artesanal. Por ello, cada cross car es un poco diferente. Pero en resumidas cuentas, todos tienen una serie de características básicas. Cuentan con un motor de unos 600cc, con una potencia de 120 – 125 CV, y una transmisión formada por una caja de cambios de seis velocidades y una cadena que transmite la fuerza del motor al tren trasero. Cuentan con suspensión independiente a las cuatro ruedas, chasis multitubular y carrocería de fibra de vidrio. Sus dimensiones son de 2,6 metros de largo, 1,6 metros de ancho y 1,2 metros de alto. Todo el conjunto acumula un total de 320 Kg de masa.

Los kartcross pueden presumir de un auge que los está llevando a ir desbancando poco a poco a los hasta ahora grandes protagonistas en los distintos campeonatos de autocross que se celebran en Europa. No en vano, la FIA está intentando aprovechar esa popularidad para comvertirlos en el escalón principal en la formación de pilotos de rallyes y rallycross. En los Motorsport Games previstos para este año tendrán su propia categoría y se estudia implantarlos como campeonato independiente a nivel europeo.

Arrancada de una carrera del CEAX sobre tierra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En España ya han cogido la delantera en el CEAX a los monoplazas de autocross, los participantes de la División III. El bajo coste de los kartcross hace que sea imposible que los Super Buggyes puedan competir con ellos. No es extraño que las parrillas de Car Cross sean las más pobladas en los últimos tiempos. Y en los campeonatos regionales sucede algo similar, con estos pequeños prototipos de competición ganándose el favor de competidores y aficionados. Un avispero volando hacia la primera curva, de bajo coste y emoción sin límites. ¿Alguien da más?

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La falta de nieve complica las G Series

La falta de nieve complica las G Series

Estamos viviendo uno de los inviernos más secos en el sur de Europa. Y, a la vez, uno de los más calurosos. La falta de precipitaciones en forma de nieve está poniendo en jaque a varias pruebas automovilísticas que se disputan en esta estación del año sobre superfícies congeladas. El Rally de Suecia ya se vio alterado por esta situación, y parece que las andorranas G Series están con el mismo problema.

La competición pirenaica de carreras sobre hielo y nieve tenía que haber finalizado el pasado fin de semana. Sin embargo, la falta de un manto blanco óptimo sobre el asfalto del Circuit Andorra de Pas de la Casa ha hecho inviable la celebración de las pruebas. La poca nieve que hay no es suficiente para garantizar una pista en buen estado. Competir allí sería peligroso y un riesgo que es mejor no asumir. Es por ello que la cuarta cita del campeonato se anuló, para posteriormente retrasar unas semanas la última fecha.

La temperatura que se ha ido registrando en el circuito permanente más alto del mundo ha estado por encima de los cero grados, incluso de noche. Respecto a la cancelación de la G4, se intentó apurar al máximo la toma de la decisión, como comentó Álex Bercianos, máximo responsable del Circuit Andorra. Pero dadas las circunstancias, no habría sido posible tener unas instalaciones con el mínimo de condiciones, de manera que no quedó otro salida que anular la cita.

Los buggyes de la categoría Side by Side trazando el Circuit Andorra con muy poca nieve, el año pasado.

Posteriormente, se decidió la anulación de la G5 en las fechas iniciales para intentar que se dispute el fin de semana del 7 y 8 de marzo, siempre y cuando, bajen las temperaturas y la climatología dé algo de tregua. Si finalmente, esto no sucede, la idea es buscar una fórmula alternativa para que las últimas carreras del certamen se puedan celebrar sobre asfalto, una vez haya terminado el invierno. Una alternativa que, evidentemente, no casaría con la celebración de carreras sobre hielo, pero es la única solución que se vislumbra, dada la situación.

De esta manera, y de poderse celebrar la G5, serían cuatro citas las que habrían compuesto las G Series 2019-2020. Las tres primeras fechas ya se han celebrado, y dejan un panorama muy interesante de cara a esa final que todavía no se sabe si podrá disputarse sobre nieve y hielo. Xevi Pons y Miquel Socias, compañeros de equipo en la estructura Elegant Driver, luchan por llevarse el título en GS. El vigente Campeón de España de Rallyes de Tierra lidera la tabla por veintiún puntos de ventaja sobre el balear. Por detrás, Ferrán Pujol se mantiene firme en la tercera posición.

Entre los GIAND, José Roger Chalmeta continúa firme en el liderato del campeonato, manteniendo a raya al joven Gil Membrado, la gran sorpresa de estas G Series. 169 puntos para Roger Chalmeta y 148 tantos para Membrado, así que no hay nada decidido. La final puede deparar grandes emociones. Detrás de ambos, José Luis Diego sujeta el tercer puesto, por delante de Joan Sabater y José Luis García, empatados a puntos. Joaquín Rodrigo cierra el Top 6. En la clasificación de 2RM, Carles Porté es el líder, y si nadie lo remedia, será el campeón de esta edición.

Albert Llovera trazando con su GIAND. Foto: @albertllovera

Ángel Moñino mantiene la primera posición en la clasificación general de Car Cross. Con 168 puntos, suma catorce más que Jaume Vilardell, su principal rival a estas alturas por la corona de campeón. Toni Arrufat es tercero, algo más descolgado, con Santi Guitart y Jordi Vilardell a su zaga, peleando entre ellos por la cuarta plaza. Marc Battle se sitúa un puesto por debajo. El piloto catalán, habitual del CEAX, se perdió la primera cita, pero en las G2 y G3 sumó valiosos puntos para recuperar parte del terreno perdido.

En Side by Side, Cyril Ferrei está plantando cara a los hermanos Le Potier. Tras una primera G1, en la que Yann Le Potier sacó sus galones de campeón en título para ponerse líder, su ausencia en la G3 propició su caída a la cuarta plaza. En cualquier caso, el papel de Ferrei en estas G Series está siendo encomiable. Ha ganado todas sus finales y domina la tabla con mano de hierro. Erwan Le Potier y Franck Cabaner cierran el Top 3, con dos puntos de separación entre ellos. Por detrás, la batalla se centra en qué piloto se quedará con la última plaza del Top 5. Andreu Cachafeiro la defiende, con Themis López al acecho.

Gran batalla entre Marc Batlle y Toni Arrufat en Car Cross. © G Series

Sería una verdadera lástima que la climatología no permitiera la celebración de la última cita de las G Series 2019-2020 sobre superfície deslizante. La batalla en todas las categorías está siendo muy emocionante y no hay nada decidido. Pero estamos en un invierno que está teniendo muy poco de invierno. Mucho calor y pocas precipitaciones que están teniendo en las carreras de coches uno de sus grandes perjudicados. Esperemos que la situación remita y el campeonato andorrano de carreras sobre hielo pueda poner un gran broche de oro a su temporada.

Foto de portada: @CreditSupport_

Xevi Pons: “Las G Series nos vienen muy bien”

Xevi Pons: “Las G Series nos vienen muy bien”

Xevi Pons no necesita presentación. Es uno de los pilotos españoles con mejor palmarés en rallyes de la historia, con cinco Campeonatos de España de Rallyes a sus espaldas y un Campeonato del Mundo de Rally en categoría Super 2000. Ha sido durante años uno de los habituales en el WRC, y en estos últimos tiempos ha centrado sus esfuerzos en el nacional de rallyes de tierra, del que es el actual defensor del título. También ha participado en el Rally Dakar y en otras pruebas de larga distancia, pero cuando llega el invierno, no duda en dejarse caer por las andorranas G Series.

El campeonato de carreras sobre hielo y nieve que se disputa en el “País de los Pirineos” atrae las miradas, desde hace tiempo, de muchos pilotos que prefieren pasar activos el tiempo invernal. Xevi Pons disputa, desde hace ya algunos años, este certamen con el objetivo de seguir compitiendo y estar activo en estos meses sin pruebas de rallyes. “Las G Series nos vienen muy bien para entrenar, para no estar parados durante tres meses. En este parón que tenemos en los rallyes, me viene bien venir aquí y estar activo”, nos comenta durante uno de los interludios entre mangas en el Circuit Andorra.

La verdad es que ahora las estaba esperando desde hace tiempo”, reconoce Pons respecto a las G Series. Estas carreras se disputan en el circuito permanente más alto del mundo, el Circuit Andorra, a 2400 metros de altitud, junto al Port d’Envalira. Desde hace años, Pas de la Casa contó con una pista para celebrar este tipo de pruebas, pero la construcción de estas instalaciones dio un nuevo giro a la competición con un circuito muy técnico y desafiante. En palabras de Xevi Pons, “te hace esforzarte. Es un circuito muy pequeñito y cualquier error, o no error, hace la diferencia. Así que siempre viene bien.”

Xevi Pons pilotando el Peugeot 208 R5 de Elegant Driver durante los primeros entrenamientos en el Circuit Andorra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pons compite en las G Series dentro del equipo Elegant Driver, al volante de un Peugeot 208 R5. El coche lo comparte con el vigente campeón del certamen en categoría GS, Miquel Socias. Respecto a la presente temporada, que dio comienzo el pasado fin de semana, Pons considera que han comenzado bien. No en vano, es el líder de la clasificación general en la categoría reina, la GS. “Hemos empezado bien. Miquel, mi compañero, también lo ha hecho bien y está muy cerca. Pero cada día cambia el circuito. Es igual, pero la superfície cambia dependiendo del hielo y la nieve. Intentaremos ir ganando.”

Respecto a sus objetivos, estos son muy claros. “La idea es que si estamos aquí es para ganarlo. Si se puede, bien; y si no, también. Es como un buen entrenamiento para nosotros, pero a la vez, venimos para ganar, no solo para pasarlo bien”, declara el piloto catalán. Su equipo ganó las G Series el año pasado, y tras la primera cita en Pas de la Casa, parece que han comenzado con muy buen pie. Pons consiguió la Pole Position y el mejor tiempo en el acumulado, y terminó segundo en ambas finales, sumando 51 puntos que le colocan en lo alto de la tabla.

Xevi Pons y el Peugeot 208 R5 bailando bajo la noche andorrana. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Las carreras sobre hielo y nieve tienen un componente, la temperatura, que debe ser solventado. Especialmente fuera del coche, durante las pausas entre las mangas calificatorias y las distintas carreras. Sobre ello, Xevi nos comenta que “normalmente, tenemos unas botas y las vamos cambiando con los botines. Lo otro, lo vamos aguantando bien.” Una vez en pista, la cosa cambia y no es necesario llevar ropa de más. “Dentro del coche hace calor y se está bien”, afirma el piloto de Vic.

Cuando el frío invierno termina, la competición habitual vuelve. Pero antes de todo ello, una prueba destaca por encima de las demás. El Rally Dakar, que se celebra durante este inicio del año, no es desconocido para Xevi Pons. El catalán ha competido en él en varias ocasiones y reconoce que le encantaría volver a hacerlo. “Me gustaría mucho, siempre estamos luchando para ir. Lo que pasa es que para ir con un buen coche necesitas un presupuesto muy grande y a día de hoy no somos capaces de reunir la cantidad que piden las marcas. Pero no lo descarto.”

Xevi Pons atraviesa la estela de nieve en polvo levantada por otro piloto durante las G Series. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pons ha tenido grandes momentos de protagonismo en el raid más famoso del mundo, especialmente en 2017, cuando compitió para la estructura oficial de Ford. Recuerda con satisfacción sus participaciones y se sincera al conceder que tiene una deuda pendiente. “Hice algunas etapas muy buenas cuando fui allí y tengo ganas. Tengo una espina clavada y me gustaría poder ir otra vez”, reconoce.

Pero su carrera deportiva ha estado siempre ligada al mundo de los rallyes y sus tramos. Es el actual Campeón de España de Rallyes de Tierra y terminó el año pasado como subcampeón del Supercampeonato de España de Rallyes, un certamen que mezcla algunos de los rallyes de asfalto y de tierra que se corren en ambos campeonatos nacionales. Respecto a sus planes para este año, es pronto para desvelar algunas cosas, aunque nos adelantó que defenderá su corona. “Este año voy a hacer el Campeonato de España de Rallyes de Tierra y el Supercampeonato. Todavía no puedo decir el equipo, pero voy a hacer los dos campeonatos. Tengo muchas ganas.”

Xevi Pons volando sobre la tierra, junto a su copiloto Rodrigo Sanjuan, en uno de los tramos del CERT. Foto: @SuperCER_RFEdeA

Tras unos minutos de agradable conversación con uno de los pilotos más importantes del panorama automovilístico de nuestro país, llegó el momento de dejar a Xevi Pons con sus quehaceres. Su Peugeot 208 R5 le esperaba para la disputa de una nueva manga sobre el hielo y la nieve en la noche andorrana. Volvemos a darle las gracias por su tiempo y le deseamos mucha suerte, tanto en las G Series como en el CERT y el S-CER. ¡Muchas gracias, Xevi!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)