Johan Kristoffersson se reinventa para ganar el Rallycross de Cataluña

Johan Kristoffersson se reinventa para ganar el Rallycross de Cataluña

Parecía que esta vez sí, habían encontrado su punto débil. Pero nada más lejos de la realidad. Johan Kristoffersson consiguió darle la vuelta a la tortilla y contra todo pronóstico batió a todos y cada uno de sus rivales para conseguir la victoria en el Rallycross de Cataluña, con polémica en la final incluida. El sueco se pone a tiro de piedra de su tercer título de Campeón del Mundo de Rallycross. Timmy Hansen no pudo repetir el triunfo de ayer, pero consiguió una magnífica segunda posición; mientras que Anton Marklund regaló a GCK un podio que sabe a gloria.

La segunda jornada de rallycross en el Circuit de Barcelona-Catalunya repitió los mismos patrones climáticos que la primera. Con el sol calentando la tierra y el asfalto, dio comienzo la sesión de entrenamientos libres, en la que Niclas Grönholm marcó el mejor tiempo. A continuación, arrancó la primera sesión de calificación, la Q1. Mattias Ekström consiguió el registro más rápido, por delante de Timmy Hansen y Robin Larsson. Johan Kristoffersson sólo pudo ser sexto, tras quedarse atrapado detrás de un Kevin Hansen que lo taponó a conciencia.

La Q2 dio inicio con los pilotos más lentos de la sesión anterior saltando los primeros al trazado. Ekström repitió victoria, con Kevin Hansen y Andreas Bakkerud dando la primera sorpresa del día al calificarse en segunda y tercera posición. Kristoffersson trató de batirles, peleando en cada recta y cada curva, pero se tuvo que conformar con la cuarta plaza. Por su parte, Liam Doran protagonizó un curioso incidente, al estrellarse contra las protecciones de la entrada a meta yendo líder.

Johan Kristoffersson lo tuvo difícil desde el principio, peleando contra sus rivales directos. Foto: FIAWorldRallycross.com

Lamentablemente para el británico, su Renault Mégane RS RX quedó tocado tras el golpe, con problemas en el propulsor, por lo que no pudo participar en la Q3. Esta dio comienzo con muchas cosas por decidir y Kristoffersson teniendo que pelear a la contra, algo no visto hasta ahora durante la temporada. Bakkerud logró el triunfo, lo que le sirvió para calificar segundo absoluto. Mattias Ekström firmó la Pole Position y Kevin Hansen se hizo con el tercer puesto. Además de ellos, Timmy Hansen, Johan Kristoffersson, Anton Marklund, Robin Larsson, Niclas Grönholm, Timo Scheider, Timur Timerzyanov, Tamás Kárai y Enzo Ide pasaron a las semifinales.

Las dos sesiones para determinar a los seis pilotos participantes en la final dieron comienzo tras la pausa de mediodía. Mattias Ekström defendió la primera posición en la primera semifinal, pero Johan Kristoffersson arrancó de manera espectacular, como lleva haciendo todo el año y se colocó segundo, superando a Kevin Hansen. A continuación, presionó al piloto de KYB Team JC, adelantando su paso por la Joker Lap en un cambio de estrategia que fue clave y recortando la diferencia. Cuando Ekström hizo el recorrido alternativo, Kristoffersson se puso líder y se llevó la victoria. Además de ellos dos, Robin Larsson también se ganó un puesto en la final, dejando fuera a Kevin Hansen.

La segunda semifinal se desarrolló con algo menos de intensidad y las estrategias conservadoras marcaron el devenir de la carrera. Andreas Bakkerud consiguió aguantar en primera posición para llevarse el triunfo, logrando a su vez el mejor tiempo para asegurarse la línea interior en la salida de la final. Tras él, Timmy Hansen y Anton Marklund cruzaron la línea de meta, evitando el pase a los dos pilotos de GRX Taneco, Niclas Grönholm y Timur Timerzyanov, que no han encontrado el ritmo en todo el fin de semana.

Andreas Bakkerud dio la sorpresa al ganar la Q3 y llevarse la segunda semifinal con el Renault Mégane RS RX de GCK RX Cartel. Foto: FIAWorldRallycross.com

Bakkerud, Kristoffersson, Ekström, Timmy Hansen, Marklund y Larsson se prepararon para disputar una gran final del Rallycross de Cataluña que no dejaría indiferente a nadie. La salida fue un auténtico caos en el que Andreas Bakkerud y Robin Larsson se quedaron fuera de carrera. Johan Kristoffersson traccionó perfectamente y ganó unos metros a Bakkerud, pero el líder del mundial cerró la trayectoria, por lo que ambos se tocaron. El piloto de GCK RX Cartel impactó contra la barrera interior de la primera curva y, a continuación, fue embestido por Larsson al quedarse varado en su camino.

Por su parte, Kristoffersson logró continuar, seguido de Mattias Ekström, Timmy Hansen y Anton Marklund, que pudieron esquivar la melé. Pero Ekström cometió un error de pilotaje al trazar la última curva, derrapando y perdiendo cualquier opción de victoria. Finalmente, Johan Kristoffersson cruzó la línea de meta en primera posición, seguido de Hansen, ganador en la jornada de ayer, y Marklund. Los comisarios deportivos abrieron una investigación por lo sucedido en la arrancada, pero determinaron no aplicar ninguna sanción.

Momento posterior al toque entre Kristoffersson y Bakkerud en la salida, con el noruego siendo embestido por Larsson. Foto: FIAWorldRallycross.com

Con estos resultados, Johan Kristoffersson aumenta su ventaja al frente del Campeonato del Mundo de Rallycross, con 27 puntos de margen sobre Mattias Ekström y 56 respecto a Timmy Hansen. Ellos tres son los únicos con opciones de llevarse el título. La próxima cita del mundial será el Rallycross de Benelux, en la pista de Spa-Francorchamps, dentro de poco más de un mes. Si Kristoffersson suma cuatro puntos más que Ekström, se proclamará matemáticamente Campeón del Mundo de Rallycross a falta de una cita.

Foto de portada: FIAWorldRallycross.com

El World RX se despliega con una doble cita en Barcelona

El World RX se despliega con una doble cita en Barcelona

Los protagonistas del Campeonato del Mundo de Rallycross ya se están preparando en el Circuit de Barcelona-Catalunya para una nueva cita que por primera vez será doble. A imagen y semejanza de las celebradas en Suecia, Finlandia y Letonia, el trazado catalán acogerá este fin de semana dos rondas más del certamen, cada una con su propia denominación. El sábado se celebrará el Rallycross de Pirineos-Barcelona 2030, en alusión a la candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno; y el domingo será el turno del Rallycross de Cataluña, que mantendrá el nombre de los últimos años.

El World RX llega a España con muchas dudas sobre su continuidad, tras el anuncio de IMG de dejar de ser el promotor del campeonato. Sin embargo, hace pocas horas se ha sabido que la Federación Internacional de Automovilismo ha abierto un concurso público para licitar un nuevo contrato de explotación del certamen. La intención de la FIA no es otra que continuar apostando por una especialidad que se ha destapado como una de las más espectaculares del automovilismo mundial y que cada año crece, atrayendo más y más aficionados a los circuitos. Se barajan varios nombres, pero todavía es pronto para confirmar el futuro del Campeonato del Mundo de Rallycross.

En cualquier caso, el mundial llega a España en plena batalla por el título, con un Johan Kristoffersson que se entiende a las mil maravillas con su Volkswagen Polo GTi RX, liderando la clasificación general. Pero tras él se encuentra Mattias Ekström, que empezó la temporada anunciando un programa parcial pero que vistas sus actuaciones ha decidido seguir para pelear contra su compatriota al volante de uno de los Audi S1 RX de KYB Team JC. Apenas diecisiete puntos separan a ambos competidores.

Johan Kristoffersson lidera el Campeonato del Mundo de Rallycross. Foto: FIAWorldRallycross.com

La distancia con sus perseguidores es algo más holgada, con Niclas Grönholm amarrando el tercer lugar, con el vigente Campeón del Mundo Timmy Hansen, Robin Larsson y Kevin Hansen al acecho. Lo cierto es que este año, ni los Peugeot 208 WRX del Team Hansen ni los Hyundai i20 WRX de GRX Taneco están al máximo nivel, pues ese lo han determinado los coches de KYB Team JC y del Volkswagen Dealerteam Bauhaus de Kristoffersson. Sus prestaciones son las mismas, pero la línea ha subido y eso se está notando. Los principales espadas de 2019 están un poquito más atrás de lo esperado.

Es algo que toma todavía más dramatismo en el caso de Andreas Bakkerud o Liam Doran, que cambiaron sus monturas por los Renault Mégane RX de la estructura de Guerlain Chicherit. Bajo el nombre de Monster Energy GCK RX Cartel, siguen trabajando en desarrollar un coche que poco a poco va recortando la diferencia con los de cabeza, pero que todavía no está fino del todo. Llegan a Barcelona en plena pugna con los Seat Ibiza RX de Münnich Motorsport por la cuarta posición del mundial de equipos.

Espectáculo sobre la tierra con cuatro coches peleando por el mejor puesto. Foto: FIAWorldRallycross.com

El autódromo catalán ya está preparado para ser la sede del rallycross mundial este fin de semana. Los operarios del Circuit de Barcelona-Catalunya han estado trabajando esta semana para dejar el trazado impoluto, colocando las barreras y todos los elementos necesarios para armar un circuito mixto de asfalto y tierra en el último sector de la pista, que habitualmente se usa para el resto de categorías automovilísticas, consiguiendo un carácter muy técnico que pone a prueba a pilotos y máquinas.

Lamentablemente, la cita española con el mundial de rallycross será a puerta cerrada. Debido a la pendemia, los aficionados no podrán acceder a las instalaciones de Montmeló para vibrar con el ambiente de estas impresionantes carreras. El protocolo de seguridad sanitaria de la FIA y las directrices de la administración local han sido un escollo con el que la organización ha tenido que bregar para llevar el evento adelante. Finalmente, se ha conseguido, pero será sin público y con un número muy restringido de periodistas acreditados.

Batallas cuerpo a cuerpo, esto es lo que aguarda este fin de semana de rallycross en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Foto: FIAWorldRallycross.com

De esta manera, la única alternativa que queda será seguir el espectáculo a través de los canales oficiales del World RX en YouTube y otras redes sociales, que retransmitirán las mangas en riguroso directo. También será posible hacerlo a través de la web de Esport 3. El canal de deportes de la corporación catalana de televisión también ofrecerá la posibilidad de disfrutar de las dos rondas de rallycross en Montmeló. Todo para que, a distancia, podamos seguir con entusiasmo un nuevo capítulo del Campeonato del Mundo de Rallycross 2020.

Foto de portada: FIAWorldRallycross.com

El World RX ante una temporada incierta

El World RX ante una temporada incierta

La crisis provocada por la expansión a nivel mundial del coronavirus SARS-CoV-2 y su enfermedad, el COVID-19, está poniendo en jaque al mundo de las carreras. El Campeonato del Mundo de Rallycross no está siendo ajeno a todo este movimiento de cancelaciones y aplazamientos que estamos viviendo, y ya se han pospuesto algunas pruebas para cuando esta situación remita. Pero antes de la eclosión de la pandemia, el mundial vivía su propia vorágine de pretemporada, con cambios de pilotos y equipos.

El campeonato viene de concluir una temporada espectacular con tres pilotos luchando por el título. Timmy Hansen se llevó el trofeo tras rematar su mejor año en el certamen, ganando cuatro de las diez citas de la temporada para alzarse Campeón del Mundo ante sus principales rivales, Andreas Bakkerud, con quien empató a puntos en una dramática final en Killarney, y su hermano Kevin Hansen. Sin embargo, no estuvieron presentes algunos de los protagonistas de los últimos años. La salida de los fabricantes supuso la marcha de los campeones Petter Solberg, Mattias Ekström y Johan Kristoffersson, además del múltiple campeón de rallyes Sébastien Loeb. En otras palabras, ningún piloto defendió corona el año pasado.

Ante los preparativos para la nueva temporada, la organización presentó en septiembre del pasado año el nuevo Projekt E, el certamen eléctrico de rallycross que se disputaría a partir de 2020 durante algunos fines de semana conjuntos con el World RX. Por otra parte, se presentó el circuito de Nürburgring como nueva sede del Rallycross de Alemania y se anunció una nueva prueba en Rusia, en la pista Igora Drive de reciente construcción, que tiempo después fue anulada. También se anunció el regreso de alguna cara conocida y varios cambios de cromos que pusieron el mercado de fichajes patas arriba, incluyendo cambios de pilotos y de coches en varios equipos.

El Campeón del Mundo de Rallycross de 2019, Timmy Hansen. Foto: World RX

Uno de los movimientos más sonados es el de Monster Energy RX Cartel, el equipo en el que militaban en 2019 Andreas Bakkerud y Liam Doran. Ambos pilotos han decidido abandonar los Audi S1 que en su día representaron a la estructura EKS para competir bajo el paraguas de GCK al volante de sendos Renault Mégane RS. La escuadra liderada por Guerlain Chicherit se ve así reforzada con la llegada de dos de los pilotos más experimentados del campeonato. La estructura francesa mantendrá a Anton Marklund a los mandos del Mégane de la temporada anterior, pasando Chicherit a pilotar uno de los Renault Clio RS, junto a Rokas Baciuška.

A su vez, el equipo sueco JC Raceteknik anunció un acuerdo de colaboración con EKS por la que se harán cargo de los Audi S1 pertenecientes a la estructura de Mattias Ekström. Robin Larsson y Janis Baumanis serán los encargados de dar rienda suelta a su potencia en los circuitos del mundial, y se espera que el propio Ekström compita de forma puntual en alguno de ellos. JC Raceteknik ya operó un S1 el pasado año, y tanto Larsson como Baumanis aseguraron en su momento sentirse confiados por las posibilidades que ofrece esta montura de cara a conseguir grandes resultados.

El Ford Fiesta desarrollado por STARD para el Projekt E. © Teddy Morellec / World RX

Johan Kristoffersson, Campeón del Mundo de Rallycross en 2017 y 2018, anunció su regreso a la máxima categoría mundial de la especialidad, tras un año en el que se dedicó a probar suerte en la Copa del Mundo de Turismos (WTCR). El piloto sueco volverá al volante de un Volkswagen Polo GTI operado por la estructura KMS (Kristoffersson Motorsport), bajo la denominación de Volkswagen Dealerteam Bauhaus. Finalmente, Münnich Motorsport apostará por poner dos Seat Ibiza en pista, con Timo Scheider repitiendo montura y el propio René Münnich retornando al volante de uno de sus coches.

Todo esto sucedió antes de que la situación generada por el COVID-19 parase el mundo. Desde entonces, los anuncios de cancelaciones y aplazamientos han sido la tónica general, no sólo en el Campeonato del Mundo de Rallycross, sino también en otros certámenes. Las primeras pruebas en caer fueron las citas española y portuguesa. Las autoridades de los dos países ibéricos decretaron sendos confinamientos que hacían imposible la disputa de las carreras. A continuación, fue el turno del Rallycross de Benelux, en el circuito de Spa-Francorchamps, que encontró acomodo en una nueva fecha a principios de octubre.

Eau Rouge, principal atractivo del trazado de rallycross de Spa-Francorchamps, sede del Rallycross de Benelux. Foto: World RX

Días después, las restricciones en Noruega obligaron al aplazamiento de su cita anual con el campeonato. Los responsables del trazado de Lånkebanen, al igual que los de Montalegre y Montmeló, siguen en conversaciones con la FIA, las federaciones nacionales y los organizadores del certamen, IMG, para encontrar algún hueco en el calendario, tratando de aplazar y no cancelar ninguna prueba. Sin embargo, el alargamiento de los estados de confinamiento en toda Europa y las medidas para restringir los viajes entre los países, sumado a la falta de movilidad, pueden suponer problemas para organizar las siguientes citas en Suecia y Alemania.

Los responsables del circuito de Höljes, sede del Rallycross de Suecia, se muestran optimistas a día de hoy, pero no descartan tener que ceder ante las medidas que la pandemia está obligando a tomar en todo el planeta. Por su parte, la prueba que debía disputarse de forma novedosa en Nürburgring, pende de un hilo. Las autoridades alemanas han prohibido las competiciones deportivas hasta el 31 de agosto, de manera que la cita que ha de disputarse el primer fin de semana de ese mes debería ser cancelada o aplazada debido a esa restricción impuesta por el gobierno federal.

Toca esperar para volver a disfrutar de imágenes como esta en el Campeonato del Mundo de Rallycross. Foto: World RX

La última noticia ha sido el aplazamiento para introducir los Supercar eléctricos el próximo año. La FIA, con el consentimiento de las partes implicadas y la aprobación por el Consejo Mundial del Motor, ha decidido posponer la electrificación del mundial hasta 2022. La incertidumbre es ahora mismo la nota dominante. No se sabe a ciencia cierta qué va a ocurrir en el futuro a corto y medio plazo, por lo que es difícil atisbar cuáles serán los pasos a seguir, si habrá o no más cancelaciones y/o aplazamientos, o cuándo se podrá volver a reemprender la actividad automovilística. Por ahora, esta es la situación de un Campeonato del Mundo de Rallycross que se enfrenta a su temporada más incierta.

Foto de portada: World RX

El rallycross en España (Parte III): Una sequía de 25 años

El rallycross en España (Parte III): Una sequía de 25 años

En las dos primeras entregas de este reportaje tratamos la llegada del rallycross a España (Parte I) y el desarrollo de las carreras de carácter internacional en el Circuit de Sils (Parte II). A continuación, el tercer y último capítulo.

Hasta la organización de la primera cita del Campeonato del Mundo de Rallycross en el Circuit de Barcelona – Catalunya en el año 2015, no hubo ninguna prueba más de carácter internacional de esta especialidad en España. Veinticinco años de sequía para un país en el que las carreras sobre tierra siempre han atraído a multitud de participantes. El norte de la península cuenta con una tradición sin parangón en lo que respecta a este tipo de competición, pero por alguna razón, el rallycross llegó, pero no cuajó. Ni siquiera cuando los X Games aterrizaron en Barcelona en 2013.

El estadio olímpico Lluís Companys, situado en Montjuïc, la montaña mágica, cuna de grandes carreras en su antiguo circuito urbano, estaba preparado para la ocasión. El regreso del rallycross a nuestro país se iba a materializar. Se preparó un trazado mixto en el interior del estadio, en el que se jugarían el tipo las grandes estrellas de la especialidad vinculadas a los X Games, como Travis Pastrana o Ken Block. También, algunos pilotos invitados para esta cita, que iba a ser la primera en mucho tiempo, como Carlos Sainz o Nani Roma.

Pero el mal tiempo jugó en contra. La lluvia puso el circuito impracticable, haciendo del barro el mayor enemigo. Los pilotos intentaban mantener los coches en la trazada, pero estos eran incapaces de seguir la ruta. Con grandes volantazos luchaban por enderezar las máquinas en medio de una superfície que cada vez iba acumulando más y más agua. Tras unos minutos de entrenamientos, los comisarios ondearon bandera roja. La pista estaba impracticable. Después, la cita se suspendió y los allí presentes se quedaron con la miel en los labios.

La pista preparada en el Estadio Lluís Companys de Barcelona quedó impracticable en los X Games de 2013. Foto: Brett Wilhelm / ESPN

Por suerte, no hubo que esperar mucho para disfrutar, esta vez sí, de una cita de rallycross en condiciones. Con sus mangas eliminatorias y sus carreras espectaculares. El 19 de septiembre de 2015, los Supercars del mundial tomaron la pista preparada en la zona del estadio, el último sector, del Circuit de Barcelona – Catalunya. Ese fin de semana, los aficionados pudieron vibrar por fin con el espectáculo de esta disciplina en nuestro país. Montmeló tomaba el relevo a Sils dos decenios y un lustro después. Al día siguiente, Petter Solberg escribía su nombre con letras de oro en el palmarés de ganadores de la prueba.

El Rallycross de Barcelona, llamado oficialmente World RX of Catalunya, ha servido para volver a traer la esencia de las carreras al sprint en circuito mixto una vez más. Y por ahora, parece que es para quedarse unos cuantos años. La cita anual en el trazado vallesano aglutina a un gran número de aficionados en un ambiente de fiesta. Además, la cita mundialista suele estar acompañada de una prueba de Car Cross y algunas otras actividades que complementan el programa del fin de semana. Con todo, sirve para que algunos de los pilotos habituales del Campeonato de España de Autocross puedan conocer los secretos de su especialidad hermana.

Salida de una de las mangas de Car Cross durante el Rallycross de Cataluña de 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En estos últimos años, los pilotos nórdicos se han impuesto cada temporada, igual que en su día lo hicieron en Sils. Al experimentado piloto noruego Petter Solberg, se han sumado después los suecos Mattias Ekström, con dos triunfos seguidos en 2016 y 2017; Johan Kristoffersson en 2018 y Timmy Hansen en 2019. Lo han hecho en uno de los circuitos más técnicos del campeonato. Pilotos, ingenieros y mecánicos coinciden en señalar el trazado catalán como uno de los más difíciles del año, tanto desde el punto de vista del pilotaje, como desde el del reglaje de los coches.

El éxito de la cita, puntuable para el Campeonato del Mundo de Rallycross, puede ser el inicio de algo importante. Desde los más altos estamentos ya se están planteando ideas para que el rallycross eche raíces de una vez por todas en nuestro país. A finales del año pasado, la Real Federación Española de Automovilismo anunció la creación de la Copa de España de Rallycross, aunque a día de hoy es una incógnita. La realidad es que aparte de la pista de Montmeló, que puede prepararse como circuito mixto, no existen más trazados aptos para rallycross a nivel estatal, aunque habría alguno que podría adaptarse.

Una de las primeras carreras de rallycross celebradas en Montmeló, en 2015. © EKS/McKlein

En cualquier caso, lo cierto es que la historia del rallycross en España ha sido muy convulsa. Pero hay una cosa cierta. Esta disciplina está en auge a nivel mundial, y ya no son sólo los nórdicos los que llevan la voz cantante. Francia es un ejemplo de país, con gran tradición en el autocross, que supo acoger el rallycross como una especialidad más. Se puede tomar al país vecino como ejemplo. Es el momento para que las carreras por mangas en circuito mixto calen en los aficionados, y que pilotos y equipos se lancen a la aventura del rallycross. Como se lanzó en su día Paco Gutiérrez y la Escudería Girona. La sequía ha terminado y la semilla está plantada. Es el momento de que eche raíces.

Este reportaje ha sido posible gracias a la colaboración de Francesc Gutiérrez. Le agradecemos su predisposición para cedernos algunas de las fotografías que ilustran el texto, así como por la información que nos proporcionó sobre el Circuit de Sils y la figura de Paco Gutiérrez. Gracias por todo ello, por su amabilidad y hospitalidad. Agradecimientos también para José Francisco Muñoz, autor de «Historia del automóvil en Málaga«, por permitirnos el uso de las fotografías que aparecen en su blog.

Foto de portada: Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Un día de verificaciones técnicas en RallyCross

Un día de verificaciones técnicas en RallyCross

Las verificaciones técnicas son uno de los aspectos clave de un fin de semana de carreras. No suelen aparecer por televisión, y en general los medios informamos poco o nada de ellas, salvo cuando se produce una situación anómala para un participante. De hecho, es un proceso bastante monótono que no aporta nada de emoción, salvo que alguien tenga un especial interés en ello. Sea Fórmula 1, Resistencia o RallyCross, como es nuestro caso.

Estas verificaciones se realizan antes de comenzar la acción en pista. El objetivo es comprobar, o verificar, que los coches que van a tomar parte en la prueba cumplen con todos y cada uno de los requisitos técnicos que indica el reglamento. En caso de aprobar este examen, pueden competir; mientras que en caso contrario, el que inscribe el coche será el responsable de modificar lo que sea necesario para que pueda superar el escrutinio, y así, convertirse en un vehículo legal.

Los coches entran en unos garajes habilitados a tal efecto, que en el caso del RallyCross, cuando compiten en circuitos que no son específicos de la especialidad, como no se utilizan los boxes, pues los coches duermen y son puestos a punto en las carpas que cada equipo monta en el paddock, no hay problema alguno de espacio y se utilizan varios a lo largo del Pit Lane. Cuando lo hacen en los circuitos propiamente dichos de RallyCross, o bien existe un garaje preparado o se monta una carpa con todo lo necesario.

Báscula que se utiliza para comprobar que la masa de los coches cumple con el rango establecido por el reglamento. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En cualquiera de los casos, allí de encuentran los comisarios técnicos. Ellos son los encargados de revisar cada parte del chasis, motor, suspensiones, … En definitiva, de todos y cada uno de los componentes susceptibles de poder incumplir la normativa. Con pequeñas linternas revisan hasta los más recónditos huecos.

A continuación, una vez superado este primer examen, los Supercars del Campeonato del Mundo de RallyCross se dirigen a una carpa colocada en medio de la calle de boxes. Allí les espera un señor con un curioso aparato que en otras categorías se utiliza para otros menesteres. Un sonómetro para indicar si el volumen de sonido que emite el motor del coche entra dentro de lo que dictan las normas. Incluso esto está regulado. Para ello, el piloto o un mecánico del equipo, acelera el coche hasta que el federativo considera que ha tomado la medida correcta. Superado este trámite, el coche es legal y puede correr.

El sonómetro midiendo el «ruido» del motor del coche de Anton Marklund. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero además, hay otro aspecto que podría tirar por tierra una verificación técnica favorable. También existen las verificaciones administrativas. En ellas, se examina que toda la documentación que permite que un coche, un piloto, o un equipo entero, esté en regla. Si por un supuesto, el responsable de un coche presentara esta documentación con algún error, aunque superara las verificaciones técnicas, lo más seguro es que los comisarios no le dieran el visto bueno para disputar la prueba.

Estas pruebas, aunque pueda parecer que los examinadores se las toman como si fueran pura rutina de tantas veces que lo han hecho, no son para nada una broma. Son sumamente estrictas y quienes las realizan son auténticos profesionales en detectar cualquier atisbo de trampa. No es fácil burlar estos controles, y aunque se han dado casos, finalmente los tramposos han terminado cayendo bajo las fauces de estos hombres de la ley automovilística.

Los comisarios inspeccionan uno de los coches participantes del Campeonato de Europa de RallyCross. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cada categoría tiene sus propios procesos de verificación, pero por lo general, se examina que el coche cumpla con el peso mínimo y las medidas establecidas por el reglamento. También que equipe una motorización acorde a la normativa. En definitiva, que el coche sea tal y como dice el libro. No valen las medias tintas, y aunque las verificaciones iniciales puedan permitir competir, si se produce la trampa tras superarlas, un coche puede ser descalificado a posteriori, pues también se hacen verificaciones a lo largo del fin de semana. Cada campeonato establece la frecuencia de estas y el formato de las mismas.

En definitiva, que lo que parece que es algo que no tiene la más mínima importancia para el público en general, es algo sumamente necesario e importante en el día a día de la gente que se dedica a esto de las carreras. Una rutina que hay que cumplir en cada circuito al que se va, o competición en la que uno quiera participar. Y no sólo con el coche, porque también se verifican los monos, los guantes y toda la ropa del piloto. Y el casco, por supuesto. Nada se deja al azar. Todo para que la competición se desarrolle con todas las garantías de deportividad, legalidad y seguridad.

El Renault Clio de Guillaume de Ridder bajo la carpa, en pleno proceso de verificación. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)