Breves apuntes sobre el Extreme E

Breves apuntes sobre el Extreme E

Este fin de semana dio comienzo un nuevo concepto de carreras, el Extreme E. Este campeonato aúna varias de las principales características que mejor están calando en la mente de los aficionados de este siglo, siendo un punto de encuentro entre el rallycross, los raids y las pruebas de velocidad, generando un producto visualmente interesante a la par que atractivo debido a los parajes en los que se desarrolla.

La utilización de coches de propulsión eléctrica sigue el camino establecido hace unos años por la Fórmula E, siendo sus organizadores los mismos que se encargan de dar vida al certamen mundial de monoplazas eléctricos. Esto significa un paso adelante para la competición con esta tecnología, que cada vez está copando más lugares en el panorama automovilístico internacional, siguiendo el camino trazado por las nuevas políticas medioambientales y el impulso de las marcas.

La presencia de pilotos del Campeonato de Mundo de Rallycross, representados en las figuras de los campeones mundiales Johan Kristoffersson, Mattias Ekström y Timmy Hansen, ha hecho que muchos vean en el Extreme E un nuevo formato cercano en su filosofía a las de las carreras sobre trazados mixtos de asfalto y tierra. Pero lo cierto es que no tienen nada que ver, salvo por las peleas cuerpo a cuerpo.

El coche de Molly Taylor y Johan Kristoffersson, ganador de la primera cita del Extreme E.

La larga longitud de los circuitos diseñados en esos parajes naturales y la ausencia de asfalto hacen que no podamos hablar de rallycross propiamente dicho, aunque esas batallas y el formato de eliminatorias, semifinales y gran final que se ha puesto sobre la tabla nos hagan recordarlo sumamente. Tampoco son carreras de raids, aunque compitiendo en el desierto las imágenes nos recuerden a la última edición del Rally Dakar. En la prueba reina de los rallyes todo terreno es el cronómetro el que dictamina al vencedor, no la posición en la que se llega a la meta.

Por lo tanto, no podemos hablar de rallycross, ni raids, sino de Extreme E. Es otro concepto que hasta ahora no se había materializado, aunque hayan habido tentativas e ideas en el pasado, y como tal debe de ser vendido para que tenga un futuro y una personalidad propia. El uso de coches de gran tamaño, extremadamente parecidos a los buggyes del Rally Dakar, pero denominados con las famosas siglas SUV, es la piedra angular de este proyecto.

Quedan varias citas todavía por delante, compitiendo en algunos parajes de gran belleza. Con una prueba celebrada, es pronto para juzgar si su implantación ha sido un éxito; pero sí podemos atisbar algunas líneas generales de por donde deberían ir los pasos en cuanto a su integración en el panorama automovilístico y la aceptación por parte de los aficionados, que son, en definitiva, para quienes va destinado este proyecto.

El Odissey 21 de Hispano Suiza, pilotado por Christine Giampaoli y Oliver Bennett.

De entrada, los problemas derivados de la visibilidad por el polvo levantado por los coches han provocado que las carreras se hayan decidido en las salidas. Poco más han podido hacer los pilotos en cuanto se han visto envueltos en esa nube de arena. Las diferencias provocadas han imposibilitado esas peleas cuerpo a cuerpo que se esperaba que fueran características del Extreme E. Está por ver qué sucederá cuando compitan en Senegal, Groenlandia, Brasil y Argentina, pero se debe encontrar una solución si los organizadores esperan esa emoción que ha faltado en la cita en el desierto arábigo.

Por otra parte, el formato de eliminatorias no se ha explicado de forma clara, aunque se han puesto todos los medios para ello. Es necesario que se haga cierta pedagogía para que todo aquel que se ponga frente a la pantalla para disfrutar del espectáculo sepa en todo momento quiénes pasan a las semifinales y en qué condiciones. Para un seguidor del rallycross puede ser fácil, pero la gran base de público también debe de venir de otras disciplinas donde este sistema no se usa, de ahí esta necesidad.

Podio del Desert X Prix, con Molly Taylor y Johan Kristoffersson en lo más alto, junto a Catie Munnings y Timmy Hansen por un lado y Cristina Gutiérrez y Sébastien Loeb por el otro.

En cualquier caso, el futuro del Extreme E pinta interesante, con parejas de pilotos masculino-femenino que han rendido a un gran nivel, especialmente algunas que no entraban, a priori, en el cartel de favoritos. La próxima cita en tierras africanas debe de ser el momento para probar cosas nuevas que solucionen los problemas de juventud vistos en Arabia Saudí. Quizás el uso de una Joker Lap podría ayudar a ver más variabilidad estratégica y solucionar en parte la falta de visibilidad a alta velocidad. La experiencia inicial ha sido satisfactoria, falta por terminar de pulir algunos detalles para que el campeonato goce de las virtudes que le proporciona la novedad.

Johan Kristoffersson alcanza el tricampeonato sin fiesta final

Johan Kristoffersson alcanza el tricampeonato sin fiesta final

Desde luego, este será un año para recordar en el Campeonato del Mundo de Rallycross, como en la mayoría de certámenes automovilísticos mundiales. Las cancelaciones de pruebas llevaron a un nuevo calendario con varias citas dobles, que al final han sido la tabla de salvación de la temporada. Pero por encima de todo, lo más destacado es la coronación de Johan Kristoffersson por tercera vez como rey absoluto de la especialidad.

Una vez que se celebraron las dos pruebas en el Circuit de Barcelona – Catalunya, todavía quedaban dos más en Spa-Francorchamps y Nürburgring. Pero la situación sanitaria fue empeorando en Bélgica y la cancelación del Rally de Ypres llevó por los mismos derroteros al Rallycross de Benelux. Cuando semanas más tarde se confirmó que el Rallycross de Alemania seguiría el mismo camino, las matemáticas auparon a Kristoffersson como Campeón del Mundo de Rallycross 2020. Un éxito que, de alguna manera, queda un poco empañado al quedarse sin un fin de fiesta a la altura.

El piloto sueco ha sacado todo el potencial a su Volkswagen Polo, el mismo con el que se alzó con el título en 2017 y 2018, para no dar tregua a sus rivales. La simbiosis que demuestran conductor y máquina ha sido clave en un año corto pero con gran variedad de protagonistas por la victoria en cada manga. Pero en cuanto Kristoffersson arrancaba desde la Pole Position en cualquier eliminatoria, poco podían hacer por contrarrestar la buenísima tracción del coche y los reflejos del piloto.

Johan Kristoffersson ha sido el gran triunfador y dominador al volante del Volkswagen Polo. Foto: FIAWorldRallycross.com

Curiosamente, fue Mattias Ekström el único que le ha podido plantar cara de tú a tú de manera consistente durante todo el año. El Campeón del Mundo de 2016 se presentó en la primera cita en Höljes con la idea de hacer una única participación doble como tercer piloto de KYB Team JC. Sin embargo, su victoria en la segunda final dio a pie a poder continuar su aventura en el World RX, sobretodo tras la baja de Janis Baumanis, teórico primer piloto del conjunto.

El mundial se encaminó hacia Finlandia, para regresar después de seis años a Kouvola. Kristoffersson volvió a dominar la primera ronda, con Niclas Grönholm estrenándose como ganador este año en un fin de semana que vio a un sorprendente Juha Rytkönen tomar parte con el tercer Hyundai de GRX Set e impresionar en su debut en el Campeonato del Mundo de Rallycross, consiguiendo la segunda posición por detrás de Kristoffersson.

Bikernieki volvió a acoger una cita del mundial. El espectacular trazado letón no defraudó a la hora de ofrecer enormes dosis de emoción, pero las victorias en esta tercera cita doble de la temporada fueron una vez más para Johan Kristoffersson y Mattias Ekström. De esta manera, la clasificación general se ponía cada vez más de cara para el sueco al volante del Volkswagen Polo.

Mattias Ekström regresó para plantarle cara a Kristoffersson, pero se ha tenido que conformar con el subcampeonato. Foto: FIAWorldRallycross.com

Un halo de esperanza para algunos apareció cuando el World RX aterrizó en Barcelona. Timmy Hansen maquilló con su victoria un año nefasto para los intereses del Team Hansen, campeones el año pasado y totalmente desaparecidos en este 2020 tan complicado. Pero Kristoffersson sacó todo el aplomo posible para darle la vuelta a la tortilla en la segunda ronda y dejar sentenciado, con las cancelaciones posteriores, el Campeonato del Mundo de Rallycross.

Esta temporada se ha visto un retorno a los éxitos de Johan Kristoffersson con Volkswagen y de los Audi S1 con el regreso de Mattias Ekström. La salida de los fabricantes a finales de 2018 fue un jarro de agua fría que permitió brillar el año pasado a los Hansen y Andreas Bakkerud, así como florecer a Niclas Grönholm con los nuevos Hyundai i20. Pero en cuanto los dominadores de los años anteriores ha puesto las ruedas en la pista, poco han podido hacer. Han peleado y luchado, pero tendrán que esperar a 2021 para poder enfrentarse cara a cara.

Aunque el año ha sido muy extraño, el mundial de rallycross ha seguido manteniendo su esencia y emoción hasta el final. Foto: FIAWorldRallycross.com

La pandemia de COVID-19 ha puesto contra las cuerdas a una especialidad que ha vivido un mundial más corto de lo habitual y totalmente restringido a Europa. Pero finalmente, se ha podido llevar a cabo con gran esfuerzo y con el hándicap de tener que disputar los eventos a puerta cerrada, privando a los aficionados de disfrutar de una de las disciplinas más espectaculares del panorama internacional. 2020 ya es historia, el futuro se abre paso a la espera de un promotor que tome las riendas del Campeonato del Mundo de Rallycross.

Foto de portada: FIAWorldRallycross.com

Johan Kristoffersson se reinventa para ganar el Rallycross de Cataluña

Johan Kristoffersson se reinventa para ganar el Rallycross de Cataluña

Parecía que esta vez sí, habían encontrado su punto débil. Pero nada más lejos de la realidad. Johan Kristoffersson consiguió darle la vuelta a la tortilla y contra todo pronóstico batió a todos y cada uno de sus rivales para conseguir la victoria en el Rallycross de Cataluña, con polémica en la final incluida. El sueco se pone a tiro de piedra de su tercer título de Campeón del Mundo de Rallycross. Timmy Hansen no pudo repetir el triunfo de ayer, pero consiguió una magnífica segunda posición; mientras que Anton Marklund regaló a GCK un podio que sabe a gloria.

La segunda jornada de rallycross en el Circuit de Barcelona-Catalunya repitió los mismos patrones climáticos que la primera. Con el sol calentando la tierra y el asfalto, dio comienzo la sesión de entrenamientos libres, en la que Niclas Grönholm marcó el mejor tiempo. A continuación, arrancó la primera sesión de calificación, la Q1. Mattias Ekström consiguió el registro más rápido, por delante de Timmy Hansen y Robin Larsson. Johan Kristoffersson sólo pudo ser sexto, tras quedarse atrapado detrás de un Kevin Hansen que lo taponó a conciencia.

La Q2 dio inicio con los pilotos más lentos de la sesión anterior saltando los primeros al trazado. Ekström repitió victoria, con Kevin Hansen y Andreas Bakkerud dando la primera sorpresa del día al calificarse en segunda y tercera posición. Kristoffersson trató de batirles, peleando en cada recta y cada curva, pero se tuvo que conformar con la cuarta plaza. Por su parte, Liam Doran protagonizó un curioso incidente, al estrellarse contra las protecciones de la entrada a meta yendo líder.

Johan Kristoffersson lo tuvo difícil desde el principio, peleando contra sus rivales directos. Foto: FIAWorldRallycross.com

Lamentablemente para el británico, su Renault Mégane RS RX quedó tocado tras el golpe, con problemas en el propulsor, por lo que no pudo participar en la Q3. Esta dio comienzo con muchas cosas por decidir y Kristoffersson teniendo que pelear a la contra, algo no visto hasta ahora durante la temporada. Bakkerud logró el triunfo, lo que le sirvió para calificar segundo absoluto. Mattias Ekström firmó la Pole Position y Kevin Hansen se hizo con el tercer puesto. Además de ellos, Timmy Hansen, Johan Kristoffersson, Anton Marklund, Robin Larsson, Niclas Grönholm, Timo Scheider, Timur Timerzyanov, Tamás Kárai y Enzo Ide pasaron a las semifinales.

Las dos sesiones para determinar a los seis pilotos participantes en la final dieron comienzo tras la pausa de mediodía. Mattias Ekström defendió la primera posición en la primera semifinal, pero Johan Kristoffersson arrancó de manera espectacular, como lleva haciendo todo el año y se colocó segundo, superando a Kevin Hansen. A continuación, presionó al piloto de KYB Team JC, adelantando su paso por la Joker Lap en un cambio de estrategia que fue clave y recortando la diferencia. Cuando Ekström hizo el recorrido alternativo, Kristoffersson se puso líder y se llevó la victoria. Además de ellos dos, Robin Larsson también se ganó un puesto en la final, dejando fuera a Kevin Hansen.

La segunda semifinal se desarrolló con algo menos de intensidad y las estrategias conservadoras marcaron el devenir de la carrera. Andreas Bakkerud consiguió aguantar en primera posición para llevarse el triunfo, logrando a su vez el mejor tiempo para asegurarse la línea interior en la salida de la final. Tras él, Timmy Hansen y Anton Marklund cruzaron la línea de meta, evitando el pase a los dos pilotos de GRX Taneco, Niclas Grönholm y Timur Timerzyanov, que no han encontrado el ritmo en todo el fin de semana.

Andreas Bakkerud dio la sorpresa al ganar la Q3 y llevarse la segunda semifinal con el Renault Mégane RS RX de GCK RX Cartel. Foto: FIAWorldRallycross.com

Bakkerud, Kristoffersson, Ekström, Timmy Hansen, Marklund y Larsson se prepararon para disputar una gran final del Rallycross de Cataluña que no dejaría indiferente a nadie. La salida fue un auténtico caos en el que Andreas Bakkerud y Robin Larsson se quedaron fuera de carrera. Johan Kristoffersson traccionó perfectamente y ganó unos metros a Bakkerud, pero el líder del mundial cerró la trayectoria, por lo que ambos se tocaron. El piloto de GCK RX Cartel impactó contra la barrera interior de la primera curva y, a continuación, fue embestido por Larsson al quedarse varado en su camino.

Por su parte, Kristoffersson logró continuar, seguido de Mattias Ekström, Timmy Hansen y Anton Marklund, que pudieron esquivar la melé. Pero Ekström cometió un error de pilotaje al trazar la última curva, derrapando y perdiendo cualquier opción de victoria. Finalmente, Johan Kristoffersson cruzó la línea de meta en primera posición, seguido de Hansen, ganador en la jornada de ayer, y Marklund. Los comisarios deportivos abrieron una investigación por lo sucedido en la arrancada, pero determinaron no aplicar ninguna sanción.

Momento posterior al toque entre Kristoffersson y Bakkerud en la salida, con el noruego siendo embestido por Larsson. Foto: FIAWorldRallycross.com

Con estos resultados, Johan Kristoffersson aumenta su ventaja al frente del Campeonato del Mundo de Rallycross, con 27 puntos de margen sobre Mattias Ekström y 56 respecto a Timmy Hansen. Ellos tres son los únicos con opciones de llevarse el título. La próxima cita del mundial será el Rallycross de Benelux, en la pista de Spa-Francorchamps, dentro de poco más de un mes. Si Kristoffersson suma cuatro puntos más que Ekström, se proclamará matemáticamente Campeón del Mundo de Rallycross a falta de una cita.

Foto de portada: FIAWorldRallycross.com

Victoria estratégica de Timmy Hansen en el Rallycross de Pirineos-Barcelona 2030

Victoria estratégica de Timmy Hansen en el Rallycross de Pirineos-Barcelona 2030

Timmy Hansen ha conseguido lo que parece casi imposible en este Campeonato del Mundo de Rallycross 2020, doblegar al dominador Johan Kristoffersson. El vigente Campeón del Mundo ha pilotado con maestría y se ha apoyado en una estrategia del Team Hansen perfectamente ejecutada para adelantar al líder del mundial y llevarse la victoria en el Rallycross de Pirineos-Barcelona 2030, la primera esta temporada. A su vez, Kevin Hansen ha terminado tercero, en un día sensacional para el equipo sueco.

La mañana amaneció soleada y así se mantuvo durante el resto de la jornada. Tras los primeros entrenamientos libres, en los que Johan Kristoffersson marcó el ritmo, los pilotos se prepararon para las tres mangas de calificación que determinarían la Pole Position y los nombres de los doce participantes con acceso a las semifinales. Además de los habituales, varias caras no tan conocidas pelearon por superar la eliminatoria: la alemana Mandie August, el británico Oliver Bennett, el húngaro Tamás Kárai, el francés Patrick Guillerme y el belga Enzo Ide.

Kristoffersson se llevó el mejor tiempo en la Q1, con una actuación arrolladora en la que voló sobre la pista de Montmeló. Aunque la sorpresa la dio Mattias Ekström, que se saltó la salida en su carrera y tuvo que realizar dos pasos por la Joker Lap, lo cual le condenó a la décima posición, mermando sus aspiraciones a una buena posición de arrancada en las semifinales. Por su parte, Timmy Hansen y Anton Marklund lograron la segunda y la tercera posición, respectivamente.

La batalla fue intensa desde por la mañana en la primera cita de la temporada del mundial de rallycross en nuestro país. Foto: FIAWorldRallycross.com

En la Q2 fue Andreas Bakkerud el que, contra todo pronóstico, marcó el mejor crono. El piloto noruego empezó a mostrar las capacidades de su Renault Mégane RS RX, cuya evolución parece estar acorde a las necesidades del subcampeón del año pasado y que se adapta perfectamente a las características del trazado catalán. Johan Kristoffersson tuvo que sobreponerse a una encerrona contra el muro por parte de Robin Larsson y Anton Marklund que casi hizo volcar su Volkswagen. Por ello, el piloto sueco de KYB Team JC fue sancionado con diez puntos en su total de calificación que lo hicieron caer fuera de los doce primeros. Por su parte, Timo Scheider se recuperó de su abandono en la Q1 para terminar cuarto.

En la última manga de la calificación, la Q3, Johan Kristoffersson volvió a imponerse a sus rivales para asegurarse la Pole Position. Además del líder del campeonato, lograron puntos suficientes para pasar a las semifinales Timmy Hansen, Andreas Bakkerud, Kevin Hansen, Mattias Ekström, Niclas Grönholm, Timur Timerzyanov, Anton Marklund, Timo Scheider, Liam Doran, Oliver Bennett y Enzo Ide. Sin embargo, el piloto belga de JC Raceteknik no pudo tomar parte en su respectiva semifinal, por lo que su lugar fue ocupado por Robin Larsson.

Después de la pausa para comer, los equipos y pilotos calificados se prepararon para las últimas mangas competitivas del día. Johan Kristoffersson, Andreas Bakkerud, Mattias Ekström, Timur Timerzyanov, Timo Scheider y Oliver Bennett formaron la parrilla de salida de la primera semifinal; mientras que Timmy Hansen, Kevin Hansen, Niclas Grönholm, Anton Marklund, Liam Doran y Robin Larsson hicieron lo propio en la segunda.

El incidente en la salida de la primera carrera de la Q2, que casi deja fuera a Kristoffersson y le costó una sanción a Larsson. Foto: FIAWorldRallycross.com

Sin sorpresas, Kristoffersson se llevó el gato al agua en la primera eliminatoria, sin casi oposición por parte del resto de contendientes. Pero la batalla fue muy intensa entre Mattias Ekström y Andreas Bakkerud por la segunda posición y con Timur Timerzyanov por la última plaza hacia la final. Finalmente, se impuso Ekström con Bakkerud entrando en meta a su zaga. La mala noticia la dio Timo Scheider, que volvió a experimentar problemas en su Seat Ibiza RX que lo obligaron a abandonar.

La segunda semifinal tuvo algo más de chicha, con los hermanos Hansen ensayando la estrategia para la final. Pero primera debían pasar la eliminatoria. Timmy Hansen se llevó la victoria, con Kevin aguantando los ataques de Niclas Grönholm, que terminó en tercer lugar. Anton Marklund y Robin Larsson intentaron imponerse, pero les fue imposible. Como también le sucedió a Liam Doran, que lejos de abandonar la carrera tras quedarse descolgado del pelotón, se dedicó a dar espectáculo por su cuenta.

Salida de la gran final del Rallycross de Pirineos-Barcelona 2030. Foto: FIAWorldRallycross.com

La gran final tuvo una primera fila comandada por Johan Kristoffersson y Timmy Hansen. En cuanto el semáforo se puso en verde, ambos pelearon por la primera posición, con el piloto del Volkswagen Dealerteam Bauhaus tocando el muro interior de la primera curva y rompiendo el morro. Los hermanos Hansen se quedaron tras él, siguiéndole y presionándolo en busca del error. Por detrás, Grönholm, Bakkerud y Marklund realizaron sus pasos por la Joker Lap en las primeras vueltas.

Pero la estrategia del equipo Hansen empezó a trabajar con una sincronización perfecta. Timmy hizo la Joker Lap y salió con terreno despejado para recortar tiempo, quedándose Kevin al acecho de Kristoffersson. Cuando el líder pasó por el recorrido alternativo, la diferencia con el mayor de los Hansen había decrecido de tal manera que el Peugeot se colocó por delante del Vokswagen. Poco pudo hacer Kristoffersson, que había perdido todo el frontal de su coche, para evitar la victoria de Timmy Hansen.

Timmy Hansen cruza ganador la línea de meta, por delante de Johan Kristoffersson. Foto: FIAWorldRallycross.com

Así pues, Johan Kristoffersson aumenta en ocho puntos su ventaja al frente del mundial, con Mattias Ekström que sigue a la espera de una gran oportunidad. Por su parte, Timmy Hansen se coloca tercero, con cinco tantos de margen sobre Niclas Grönholm. Mañana se celebrará el Rallycross de Cataluña, siguiente ronda del Campeonato del Mundo de Rallycross 2020. Dependiendo de los resultados, el título podría quedar bastante decidido.

Foto de portada: FIAWorldRallycross.com

El World RX se despliega con una doble cita en Barcelona

El World RX se despliega con una doble cita en Barcelona

Los protagonistas del Campeonato del Mundo de Rallycross ya se están preparando en el Circuit de Barcelona-Catalunya para una nueva cita que por primera vez será doble. A imagen y semejanza de las celebradas en Suecia, Finlandia y Letonia, el trazado catalán acogerá este fin de semana dos rondas más del certamen, cada una con su propia denominación. El sábado se celebrará el Rallycross de Pirineos-Barcelona 2030, en alusión a la candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno; y el domingo será el turno del Rallycross de Cataluña, que mantendrá el nombre de los últimos años.

El World RX llega a España con muchas dudas sobre su continuidad, tras el anuncio de IMG de dejar de ser el promotor del campeonato. Sin embargo, hace pocas horas se ha sabido que la Federación Internacional de Automovilismo ha abierto un concurso público para licitar un nuevo contrato de explotación del certamen. La intención de la FIA no es otra que continuar apostando por una especialidad que se ha destapado como una de las más espectaculares del automovilismo mundial y que cada año crece, atrayendo más y más aficionados a los circuitos. Se barajan varios nombres, pero todavía es pronto para confirmar el futuro del Campeonato del Mundo de Rallycross.

En cualquier caso, el mundial llega a España en plena batalla por el título, con un Johan Kristoffersson que se entiende a las mil maravillas con su Volkswagen Polo GTi RX, liderando la clasificación general. Pero tras él se encuentra Mattias Ekström, que empezó la temporada anunciando un programa parcial pero que vistas sus actuaciones ha decidido seguir para pelear contra su compatriota al volante de uno de los Audi S1 RX de KYB Team JC. Apenas diecisiete puntos separan a ambos competidores.

Johan Kristoffersson lidera el Campeonato del Mundo de Rallycross. Foto: FIAWorldRallycross.com

La distancia con sus perseguidores es algo más holgada, con Niclas Grönholm amarrando el tercer lugar, con el vigente Campeón del Mundo Timmy Hansen, Robin Larsson y Kevin Hansen al acecho. Lo cierto es que este año, ni los Peugeot 208 WRX del Team Hansen ni los Hyundai i20 WRX de GRX Taneco están al máximo nivel, pues ese lo han determinado los coches de KYB Team JC y del Volkswagen Dealerteam Bauhaus de Kristoffersson. Sus prestaciones son las mismas, pero la línea ha subido y eso se está notando. Los principales espadas de 2019 están un poquito más atrás de lo esperado.

Es algo que toma todavía más dramatismo en el caso de Andreas Bakkerud o Liam Doran, que cambiaron sus monturas por los Renault Mégane RX de la estructura de Guerlain Chicherit. Bajo el nombre de Monster Energy GCK RX Cartel, siguen trabajando en desarrollar un coche que poco a poco va recortando la diferencia con los de cabeza, pero que todavía no está fino del todo. Llegan a Barcelona en plena pugna con los Seat Ibiza RX de Münnich Motorsport por la cuarta posición del mundial de equipos.

Espectáculo sobre la tierra con cuatro coches peleando por el mejor puesto. Foto: FIAWorldRallycross.com

El autódromo catalán ya está preparado para ser la sede del rallycross mundial este fin de semana. Los operarios del Circuit de Barcelona-Catalunya han estado trabajando esta semana para dejar el trazado impoluto, colocando las barreras y todos los elementos necesarios para armar un circuito mixto de asfalto y tierra en el último sector de la pista, que habitualmente se usa para el resto de categorías automovilísticas, consiguiendo un carácter muy técnico que pone a prueba a pilotos y máquinas.

Lamentablemente, la cita española con el mundial de rallycross será a puerta cerrada. Debido a la pendemia, los aficionados no podrán acceder a las instalaciones de Montmeló para vibrar con el ambiente de estas impresionantes carreras. El protocolo de seguridad sanitaria de la FIA y las directrices de la administración local han sido un escollo con el que la organización ha tenido que bregar para llevar el evento adelante. Finalmente, se ha conseguido, pero será sin público y con un número muy restringido de periodistas acreditados.

Batallas cuerpo a cuerpo, esto es lo que aguarda este fin de semana de rallycross en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Foto: FIAWorldRallycross.com

De esta manera, la única alternativa que queda será seguir el espectáculo a través de los canales oficiales del World RX en YouTube y otras redes sociales, que retransmitirán las mangas en riguroso directo. También será posible hacerlo a través de la web de Esport 3. El canal de deportes de la corporación catalana de televisión también ofrecerá la posibilidad de disfrutar de las dos rondas de rallycross en Montmeló. Todo para que, a distancia, podamos seguir con entusiasmo un nuevo capítulo del Campeonato del Mundo de Rallycross 2020.

Foto de portada: FIAWorldRallycross.com