Sophia Flörsch: “Volveré a Macao”

Sophia Flörsch: “Volveré a Macao”

La piloto alemana Sophia Flörsch compite este año en la nueva Fórmula Regional Europea, un campeonato con base en Italia que se disputa con monoplazas bajo reglamentación de Fórmula 3. Dentro de la estructura Van Amersfoort Racing, Flörsch ha conseguido 108 puntos en lo que va de año, lo que la sitúa en sexta posición de la clasificación general, con dos cuartos puestos como mejores resultados.

La joven de Grünwald se hizo célebre el año pasado tras experimentar un impactante accidente durante la disputa del Gran Premio de Macao. En lo que respecta a su carrera, Flörsch ha competido desde edad muy temprana en el karting, pasando a disputar el Ginetta Junior Championship, donde tras dos victorias, se dio a conocer internacionalmente. Dos años en Fórmula 4, principalmente en el campeonato alemán, le dieron la experiencia necesaria para afrontar su primera temporada en Fórmula 3.

Tras un año complicado en el campeonato europeo de la especialidad, y una vez ha podido recuperarse de las lesiones sufridas en la antigua colonia portuguesa, la alemana está logrando destacar en un certamen que aglutina nombres de la talla de Frederik Vesti, Enzo Fittipaldi, Igor Fraga, o el también alemán David Schumacher. Este fin de semana, todos ellos se encuentran disputando la cita española de la Fórmula Regional Europea en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Sophia Flörsch trazando una de las curvas de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Sophia tuvo a bien atendernos tras los entrenamientos libres del viernes. Comenzamos preguntándole sobre su rendimiento este año. Es difícil de valorar. Empezamos el campeonato sin experiencia previa, así que poco a poco hemos ido ganando competitividad y aprendiendo un montón. Cada vez hemos ido mejorando más y haciendo progresos importantes, comentó Flörsch.

La normativa actual de los Fórmula 3 es significativamente distinta de la anterior. Sophia disputó el campeonato de Fórmula 3 el pasado año, con la especificación antigua, mientras que los monoplazas de la Fórmula Regional están construidos con la nueva. Sobre las diferencias entre ambas monturas, nos explicó que “entre ambos hay una gran diferencia. El coche de este año es más pesado, por lo que la manera de pilotarlo es distinta. Tiene menos aerodinámica y eso nos condiciona el estilo de pilotaje.” Pero también hay otros factores que han de tener en cuenta, como los neumáticos o el motor. “Están los neumáticos, que también son distintos. Y tenemos un motor turbo. Así que es diferente.” Opina que “esto supone una buena preparación para los próximos años.”

Sophia Flörsch preparada, esperando para salir a pista. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras hablar de su presente, quisimos conocer algo sobre su futuro. La alemana es una de las féminas con mayor proyección del panorama internacional, pero su futuro todavía es una incógnita. Considera varias opciones, pero todavía es pronto. “No estoy muy segura de lo que haré el año que viene. Tenemos varias opciones. Por supuesto, la Eurofórmula Open es muy interesante, tienen un buen coche y el año que viene estrenan el nuevo Dallara. Pero también la FIA Fórmula 3 parece interesante, compites junto a la Fórmula 1…” Cree que todo el apoyo que tiene será importante para escoger la mejor opción. “Estoy contenta por tener el apoyo que tengo detrás, así que ya veremos.”

Lo cierto, es que sus resultados este año son destacables, tras un invierno duro de recuperación de su estado físico. Después de tener accidentes tan aparatosos como el suyo, es importante dejar de lado los pensamientos negativos y volver a centrarse en pilotar rápido. Sobre la manera de resetear la mente y volver a tono, nos comentó que en su caso no fue para nada difícil. “Bueno, este deporte es mi vida desde hace años. Para mí, el accidente no fue tan impactante. Y el problema no fue tanto mental. Pero sí tuve problemas físicos derivados del golpe, de los cuales he tenido que ir rehabilitándome. He seguido un programa de entrenamientos bien planificado para poder volver a estar en condiciones de volver a pilotar. Así que fue un tema físico más que mental. Me encanta el deporte, disfruto conduciendo y sólo pensaba en volver a subirme al coche para pilotarlo”, sentenció Sophia.

Sophia Flörsch surcando la recta de meta del trazado catalán. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A propósito de esto, nos comentó que quiere volver a correr en Macao. “Realmente, espero que sí. Quizás para la carrera de este año, pero todavía no estoy segura. Habrá que ver, porque se harán unos test previos para probar los coches, porque los nuevos Fórmula 3 nunca han competido allí. Así que veremos. Si no es este año, será el siguiente. Pero seguro que volveré a Macao.”

Tras unos minutos de charla amena y distendida en la carpa de su equipo, nos despedimos de Sophia. Una chica que impacta por su presencia y determinación. Su carácter luchador bien puede ser una gran baza de cara al futuro. Por nuestra parte, le deseamos toda la suerte del mundo y esperamos que consiga alcanzar sus objetivos. Y por supuesto, le agradecemos su tiempo y amabilidad. Danke und viel Glück, Sophia!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Marino Sato domina con mano de hierro la Eurofórmula Open

Marino Sato domina con mano de hierro la Eurofórmula Open

Tras seis de las nueve citas disputadas de la Eurofórmula Open, el japonés Marino Sato, piloto del equipo Motopark, lidera la clasificación general con mano de hierro. Su ventaja respecto al segundo clasificado, Lukas Dunner, es de más de cien puntos, gracias a todas las victorias que ha ido encadenando antes del verano. Seis triunfos consecutivos, ganando las dos carreras de los fines de semana de Spa-Francorchamps, Hungaroring y Red Bull Ring.

Y esto es después de que Yuki Tsunoda se llevara la segunda carrera en el circuito de Hockenheim, pues el dominio podría ser todavía mayor. Sato ya ganó la primera prueba en el circuito alemán, y la segunda carrera del año en Paul Ricard. Pero el rendimiento mostrado en los meses de junio y julio ha sido demasiado para sus rivales, que no han podido parar a un Marino Sato que va camino de ganar el campeonato si nada ni nadie lo remedia.

Desde la primera cita en Paul Ricard, ya se atisbó que los Dallara F312 con motor Volkswagen de Motopark estaban un paso por delante del resto. Con las victorias de Liam Lawson y Sato en ambas carreras, sumado a los podios conseguidos por Julian Hanses y Yuki Tsunoda, todo quedó bastante claro. El año parecía que iba a ser un monólogo del conjunto alemán. La pregunta era qué piloto conseguiría alzarse sobre sus compañeros. Y todo apuntaba a que Lawson tenía todas las papeletas.

Marino Sato consigue su primera victoria del año en Paul Ricard. © GT Sport / euroformulaopen.net

El piloto neozelandés iba compaginando su participación en la Eurofórmula Open con el Campeonato de Fórmula 3 bajo el paraguas de la FIA. Una situación que le obligaba a trabajar mucho más. Su rendimiento en Paul Ricard fue sensacional, pero tras la primera carrera en Pau todo cambió. El circuito urbano de la ciudad de los Pirineos no concede error alguno, y en un alarde de optimismo, se llevó por delante a su compañero Hanses al intentar adelantarlo en un lugar imposible. Los dos pilotos de Motopark quedaban fuera, entregando al victoria del Gran Premio de Pau en bandeja de plata a un inteligente Billy Monger, dando a Carlin el único triunfo del año.

Después, Marino Sato se encargó de superar a su compañero y rival en cada carrera, que cometió otro error de novato en Spa-Francorchamps, donde volvió a llevarse por delante a un compañero de equipo, en este caso a Tsunoda. Después se perdió la cita en el Red Bull Ring por coincidencia de fechas con el FIA F3, situación propicia para que cayera a la tercera posición del campeonato, en favor de un Lukas Dunner. El austríaco de Teo Martín va paso a paso colocándose como uno de los mejores del certamen.

Las grúas retiran los monoplazas de Yuki Tsunoda y Liam Lawson, tras el toque entre ambos en Spa-Francorchamps. © GT Sport / euroformulaopen.net

Si bien es cierto que el dominio de Motopark y de Marino Sato está ensombreciendo el rendimiento del resto de pilotos de la Eurofórmula Open, si miramos un poco más allá de los resultados netos, podemos apreciar el gran trabajo que están realizando algunos de ellos, que con menos medios están plantando cara en la medida de sus posibilidades. Es el caso de los pilotos de la estructura Double R, Linus Lundqvist y Jack Doohan, que han tenido un rendimiento positivamente sorprendente.

Motorizados por Mercedes Benz, han sabido colarse en las posiciones de puntos de manera asidua y sin hacer mucho ruido, consiguiendo algún podio y poniéndoles las cosas algo más difíciles a los hombres de Motopark. Una situación muy parecida a la que comparten Christian Hahn y Teppei Natori, compañeros en Carlin, quienes también han podido hacer buenas actuaciones en lo que va de curso.

Billy Monger en lo más alto del podio de Pau, junto a Nicolai Kjaerdgaard y Yuki Tsunoda. © GT Sport / euroformulaopen.net

Con un rendimiento más irregular, encontramos a Billy Monger y Nicolai Kjaergaard, que tras una gran actuación bajo la lluvia en Pau, donde consiguieron el doblete para Carlin, en el resto de carreras no han sido capaces de mantener esa buena forma, en líneas generales. Están por detrás de un Calan Williams que mantiene los colores del equipo Fortec dentro de los diez primeros, gracias a varias actuaciones que le han valido sumar valiosos puntos.

Por otra parte, Guilherme Samaia y Aldo Festante han obtenido resultados dispares. Si su compañero Dunner es segundo en la general, ellos no han podido calcar ni de lejos ese buen rendimiento. Quizás en las seis próximas carreras puedan mejorar. No son los únicos. Cameron Das y Rui Andrade, también pilotos que están realizando el año completo, no han podido obtener grandes resultados, a pesar de sus innegables esfuerzos.

El pelotón de la Eurofórmula Open trazando la mítica Eau Rouge camino del Raidillon. © GT Sport / euroformulaopen.net

Así pues, el campeonato afronta su recta final. En ella veremos los fines de semana de carreras en tres de los grandes circuitos europeos: Silverstone, Montmeló y Monza. Y será allí, en el templo de la velocidad, donde se termine de decidir un certamen cuyo vencedor virtual tiene nombre y apellidos. Que vayan esculpiendo el nombre de Marino Sato en el trofeo de campeón, porque mucho tiene que torcerse la cosa para que el japonés no consiga alzarse con la gloria.

Foto de portada: © GT Sport / euroformulaopen.net

Billy Monger se consagra en Pau

Billy Monger se consagra en Pau

Billy Monger ha ganado la 78ª edición del Gran Premio de Pau, una de las carreras legendarias del automovilismo. El británico partía desde la undécima posición, pero una hábil estrategia de neumáticos y una remontada espectacular, le aupó al primer lugar y a la victoria final. El podio lo completaron Nicolai Kjaergaard y Yuki Tsunoda.

El día grande del Gran Premio de Pau comenzó de nuevo con las nubes cubriendo el cielo. Los Fórmula 3 de la Eurofórmula Open se preparaban en la entrada al Pit Lane desde el paddock, al tiempo que empezaban a caer las primeras gotas. La sesión de calificación arrancó cuando empezó a llover, aunque sin la intensidad suficiente como para mojar la pista. Los coches empezaron fuertes, hasta que se vio la primera bandera roja. Billy Monger se quedó cruzado en las enlazadas del Parque de Beaumont, con Aldo Festante bloqueado tras él. Ambos pudieron continuar una vez que los comisarios empujaron sus bólidos.

Se reanudó la sesión, pero a falta de siete minutos para su conclusión, Jack Doohan perdió el coche en la entrada de la tercera curva, empotrándose contra la barrera de neumáticos. Los comisarios volvieron a ondear la bandera roja. Tras ello, bandera verde una vez más, pero el asfalto estaba cada vez más húmedo, y como consecuencia se pudieron ver varias cruzadas cuando los pilotos trataban de dar gas intentando no perder la zaga de sus monoplazas. Finalmente, Julian Hanses fue el más avispado, consiguiendo la Pole Position para la 78ª edición del Gran Premio de Pau.

Yuki Tsunoda durante la sesión de calificación. Billy Monger y Jack Doohan aparecen por detrás. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Yuki Tsunoda, compañero de Hanses en el equipo Motopark, le acompañó en la primera línea de la parrilla, por delante de su otro compañero japonés, Marino Sato. El líder del campeonato y dominador absoluto del día de ayer, Liam Lawson, sólo pudo conseguir el cuarto mejor tiempo, por delante del brasileño de Carlin Christian Hahn, que cerró el Top 5.

La salida de la carrera estaba prevista para las 15 horas y cuarto de la tarde, pero un accidente en la arrancada de la carrera del Campeonato de Francia de GT, retrasó el programa una hora debido a las reparaciones que se tuvieron de llevar a cabo en las barreras de la recta de meta. Entre tanto, la lluvia volvía a amenazar. Las primeras gotas fueron finas, pero Dirección de Carrera no dudó y declaró la carrera en mojado. Tras la vuelta de formación, algunos pilotos, entre ellos Billy Monger, optaron por entrar en boxes para montar neumáticos de mojado, en vez de formar la parrilla con los de seco.

Marino Sato pasando por boxes durante la calificación. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Hanses mantuvo la primera posición al llegar a la primera curva, seguido de Tsunoda y Lawson. Tras unas curvas, Rui Andrade se fue recto en la baja del Parque de Beaumont, chocando contra las barreras y provocando la salida de un breve Coche de Seguridad. Tras la relanzada, los tres pilotos de Motopark se mantuvieron muy pegados, rodando a un ritmo muy alto, inalcanzable para sus rivales. El único que venía más rápido era Monger, que empezó a batir los tiempos rodando con las gomas de agua, al tiempo que la lluvia empezaba a caer con mayor intensidad y constancia.

El piloto británico se deshacía de los coches que tenía delante con una facilidad pasmosa, realizando adelantamientos en lugares muy complicados, donde es imposible hacerlo en seco, salvo que el de delante cometa un error. En pocas vueltas había llegado a la sexta posición. Vista remontada de Billy Monger, algunos pilotos decidieron entrar a cambiar los neumáticos. En cabeza de carrera seguía la batalla, con un Liam Lawson que le lanzó el coche de Yuki Tsunoda en la última chicane, un punto del trazado donde escasamente caben dos monoplazas. El neozelandés ascendía al segundo lugar y se iba a la caza de Julian Hanses.

Lukas Dunner surcando la recta de subida al Palacio de Beaumont. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El asfalto estaba cada vez más mojado, y Monger ya era cuarto, achuchando a Tsunoda. Tras varias vueltas de batalla encarnizada, el inglés pudo adelantarlo al final de la recta de meta, colocándose en el tercer lugar, lo cual le valía el podio… O la victoria, porque la distancia con los dos líderes era inferior al tiempo que perderían si paraban a cambiar las ruedas. En ese momento, y en vistas de que cada vez llovía con más ganas, Monger era el líder virtual de la carrera.

Pero no hubo que esperar mucho, porque Lawson decidió repetir la maniobra de adelantamiento que le había aupado al segundo lugar con Hanses. Pero el alemán no abrió la trayectoria y el piloto de Nueva Zelanda se llevó por delante a su compañero de equipo. Ambos quedaban estampados contra la barrera de neumáticos. Las caras de los mecánicos de Motopark eran un poema. Todo lo contrario que las de los integrantes de Carlin, pues Monger heredaba el liderato de la carrera.

Linus Lundqvist pasando por la recta de meta. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Salía de nuevo el Safety Car, momento que aprovecharon algunos pilotos, como Linus Lundqvist, para parar en boxes. Tras la bandera verde, el propio piloto sueco se fue largo en la horquilla de la curva 4, taponando el paso y provocando un pequeño tapón en el que se vieron involucrados dos de los pilotos de Teo Martín Motorsport. No fue necesaria la intervención del Coche de Seguridad, pero la carrera vio recortada su distancia y se decidió por tiempo.

Finalmente, Billy Monger se hacía con la victoria de la 78ª edición del Gran Premio de Pau. Una victoria épica e histórica, pues es la primera victoria en esta carrera de un piloto doblemente amputado. Monger hizo una remontada en lluvia y en un circuito urbano tan complicado como es el de Pau digna de un gran maestro de la conducción, aderezada con una maniobra estratégica inicial digna de los mejores equipos. Tras él, han finalizado Nicolai Kjaergaard y Yuki Tsunoda, merecedores de sus respectivos trofeos de podium por saber navegar en una carrera muy difícil sin tomar excesivos riesgos.

Billy Monger, el ganador del 78º Grand Prix de Pau. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pau ha vuelto a demostrar lo complicado que es competir en su circuito urbano. La carrera de hoy ha sido un bálsamo contra todo riesgo de amenaza de perder una carrera que ha sufrido con el final del Campeonato de Europa de Fórmula 3 que le daba sustento, pero que ha recibido con brazos abiertos a una Eurofórmula Open con la que pueden crecer juntos. Y con carreras como la de hoy, seguro que lo hacen. La próxima cita del certamen será el fin de semana que viene en Hockenheimring.

Triplete de Motopark en la primera carrera de la Eurofórmula Open en Pau

Triplete de Motopark en la primera carrera de la Eurofórmula Open en Pau

Liam Lawson ha vuelto ha ganar, y lo ha hecho por primera vez en el circuito urbano de Pau, tras salir desde la Pole Position. El neozelandés se ha llevado la primera carrera de la Eurofórmula Open en el trazado francés, y junto a sus compañeros del equipo Motopark, Julian Hanses y Marino Sato, ha conseguido el triplete para el conjunto alemán. La victoria le asegura en la primera posición del campeonato, tras comenzar con muy buen pie en la primera cita del año en Paul Ricard.

El día ha amanecido nuboso y con la siempre constante amenaza de la lluvia. Pasadas las 11 horas de la mañana, daba comienzo la sesión de calificación para la carrera de hoy. Ayer, Liam Lawson fue el piloto más rápido en los entrenamientos libres, por lo que el piloto de Nueva Zelanda, comenzaba con el cartel de favorito. Y cumplió con las expectativas, marcando el mejor tiempo, lo que le otorgaba la Pole Position. Junto a él, Marino Sato partiría en la primera fila de la parrilla de salida. Y tras ellos, Julian Hanses y Lukas Danner, el primer piloto de un equipo que no fuera Motopark y el primer motor HWA.

Algunos pilotos pasaron los límites, y aquí cada error se paga muy caro. Teppei Natori y Calan Williams fueron los que más problemas tuvieron en este aspecto, con Natori golpeando las barreras en la curva 8 y Williams haciendo lo propio en la barrera exterior de la horquilla de la curva 3, provocando la bandera roja que interrumpió la sesión por unos minutos.

Cola de coches para salir del Pit Lane al inicio de la sesión de calificación. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras unas horas de parón para comer y otras sesiones de calificación y carreras de las distintas categorías que compiten este fin de semana en Pau, llegaba el momento de poner los monoplazas en la parrilla para disputar la primera carrera del fin de semana. La lluvia había terminado por hacer acto de presencia, mojando la pista lo suficiente como para que algunos competidores optaran por calzar neumáticos de mojado.

Liam Lawson hizo una salida magistral, manteniendo la primera posición y taponando cualquier intento de Marino Sato de superarle. El japonés perdió la segunda posición con su compañero Julian Hanses, llegando ambos emparejados a la frenada de la curva del Palacio de Beaumont. Lawson empezó a tirar desde el principio, imprimiendo un ritmo muy superior al de sus perseguidores, gracias en parte a su estrategia en cuanto a neumáticos.

Billy Monger preparado para salir a pista. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Por detrás, Billy Monger se veía superado por su compañero Christian Hahn y por Linus Lundqvist, que aprovecharon el rebujo para rebasarle en la recta de meta. Varias vueltas más tarde, el piloto de Carlin perdió la zaga a la salida de las enlazadas del Parque de Beaumont, impactando contra el guardarraíl y terminando empotrado contra las protecciones de la siguiente curva. La grúa situada estratégicamente en ese punto del trazado, actuaba con rapidez y no fue necesaria la salida del Coche de Seguridad.

Yuki Tsunoda experimentó algunos problemas mecánicos que le hicieron ir lento, entrando en el Pit Lane, donde se bajó del coche y abandonó la carrera. Todo ello, momentos antes de que Nicolai Kjaergaard cometiera el mismo error que Hahn unas vueltas antes, trompeando y golpeando con la parte trasera del coche contras las barreras de neumáticos en la misma curva que el brasileño. Una vez más, la veloz intervención de los comisarios de pista y del operario de la grúa hicieron innecesaria la interrupción de la prueba.

Rui Andrade surcando la recta en subida hacia el Palacio de Beaumont. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Por delante, Liam Lawson continuaba con su veloz ritmo, alejándose cada vez más de Hanses. El italiano Aldo Festante tuvo que detenerse en la calle de boxes a falta de siete vueltas, donde los mecánicos de Teo Martín Motorsport le hicieron unos pequeños ajustes, pudiendo continuar tras la detención. A falta de cuatro vueltas para la conclusión, llegó el momento en el que Jack Doohan probó el duro impacto de las barreras tras irse recto. Accidente sin consecuencias para el piloto australiano.

Finalmente, Liam Lawson cruzaba la línea de meta como vencedor de esta primera carrera la Eurofórmula Open en Pau, la tercera de la temporada, y firmando su segunda victoria del curso, lo que le hace aumentar su ventaja al frente de la clasificación general. Por detrás terminaron sus compañeros en Motopark, Julian Hanses y Marino Sato. Lukas Dunner y Linus Lundqvist completaron el Top 5.

El equipo dominador del día, Motopark, trabajando en los coches después de la carrera. Se preparan para el asalto decisivo del domingo. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El circuito urbano de Pau no detiene su actividad, pues mañana es el día grande del Gran Premio. El domingo se disputará una nueva edición de esta legendaria carrera, en la que los niños se convierten en hombres para dominar a sus bestias en los más de dos kilómetros de recorrido del trazado, durante 27 giros. Pero antes, a las diez y cuarto de la mañana, será el momento de decidir quien será el dueño de la Pole Position de la 78ª edición del Grand Prix de Pau.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Christian Lundgaard: “El Top 3 es posible”

Christian Lundgaard: “El Top 3 es posible”

El fin de semana pasado, en el rato de la mañana que precede a la disputa de la carrera dominical del Campeonato de Fórmula 3, pudimos hablar un rato con Christian Lundgaard. El piloto danés es el vigente subcampeón de la Eurocopa de Fórmula Renault, más conocida como la Fórmula Renault 2.0, habiendo ganado un año antes el Campeonato de España de Fórmula 4. Esta temporada compite con el equipo ART, compartiendo filas con David Beckmann y Max Fewtrell, su rival en 2018.

La primera cita de la temporada no empezó todo lo bien que Lundgaard hubiera deseado. Y no por los resultados, sino por la desazón que sufrió tras ganar la primera carrera, el sábado, cuando fue sancionado por no respetar adecuadamente el procedimiento del Coche de Seguridad Virtual. Con ello perdió la victoria, aunque pudo sujetar el segundo lugar final. La decisión fue un jarro de agua fría, tras superar al hombre de la Pole Position Robert Shwartzman, a la postre, el ganador.

Tras ello, la carrera del domingo se presentaba como una oportunidad para resarcirse e intentar seguir sumando puntos. “No tengo un plan en particular, podrían haber varios planes, pero las diferencias en la segunda carrera son menores, sobretodo por el tema de los neumáticos. Salimos séptimos, por lo que la idea es ganar posiciones, pero nuestro objetivo principal es estar en el podio. Es muy difícil subir al cajón durante la temporada, así que esa será nuestra meta”, nos comentaba una hora antes de afrontar esa segunda prueba.

Christian Lundgaard trazando la primera curva del Circuit de Barcelona – Catalunya durante la sesión de calificación. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Además de participar en el campeonato auspiciado por la marca Renault en 2018, también tuvo la oportunidad de participar en la GP3 Series, la categoría desde la que ha evolucionado el presente campeonato de F3, durante el fin de semana de carreras en el circuito francés de Paul Ricard. Allí pudo experimentar de primera mano las diferencias entre un Fórmula Renault 2.0 del año pasado y un monoplaza de GP3. Y así mismo, ahora es conocedor de las diferencias entre el coche de 2018 de GP3 Series y el de Fórmula 3 de este año.

Es muy similar, pero tiene algunas pequeñas diferencias”, nos dijo con respecto al vehículo de GP3 y al de F3. “Es más pesado, se nota más estable, tiene mayor carga aerodinámica,… Pero la potencia es la misma, tenemos el mismo motor”. A raíz de todo esto, en la pista se nota qué pilotos han conducido un GP3 y quienes son debutantes en el tercer escalón de monoplazas de la FIA. “Necesitas conducir el coche diferente, y se nota a los pilotos que han competido en GP3 Series con respecto a los debutantes”.

Christian Lundgaard liderando la primera carrera del Campeonato de Fórmula 3, por delante de Robert Shwartzman y Marcus Armstrong. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Por otra parte, cree que la mejora en carga aerodinámica es una buena noticia, ya que les permite empujar más fuerte y exprimir el coche mucho más que en años anteriores. “Al tener más carga aerodinámica, puedes empujar el coche hasta el límite”. Si bien es cierto, que ello conlleva ser muy cuidadoso con los neumáticos para evitar la degradación en la medida de lo posible. “Gestionar las gomas es algo muy difícil. El año pasado, en la Fórmula Renault 2.0., podía ir con el pedal a fondo en cada vuelta, pero aquí no puedes hacer eso porque te las cargas”.

La gestión del desgaste de los neumáticos será uno de los puntos a tener en cuenta en cada carrera, sobretodo para los pilotos, que como Christian Lundgaard, buscan pelear por el titulo de campeón. “En la primera carrera pude hacer una buena gestión. Habrá que seguir así el resto del año, siendo muy cuidadosos. Y también mejorar, para cuidarlas lo mejor posible. Yo intentaré hacerlo todo lo bien que sepa para poder luchar en cada vuelta. Pero sí, habrá que tratarlas bien, y si así podemos ganar, pues adelante”, comentó Lundgaard.

Detalle de Christian Lundgaard durante el fin de semana en Montmeló. © Dom Romney / LAT Images / FIA F3 Championship

El objetivo para este año está muy claro, máxime cuando compite dentro de una estructura como ART, una de las más completas y con mayores recursos del certamen. Y ese no es otro que ganar el campeonato. “Obviamente el objetivo es ganar siempre, pero habrá que ver. Siendo realistas, creo que el Top 3 es posible. Tenemos un coche muy fuerte, y somos tres pilotos en el equipo con capacidad para lograrlo”.

Quizás el mayor rival para este año sea el equipo Prema, que comenzó con mucha fuerza el campeonato, adjudicándose la victoria en las dos carreras del fin de semana, con Shwartzman y Daruvala. Christian Lundgaard se acuerda del equipo italiano y cree que tendrán que pelear muy duro para batirles. “Es verdad que Prema nos va a poner las cosas complicadas y que en la carrera del sábado metieron dos coches en el podio, pero necesitamos no estar lejos de ellos para conseguirlo”.

Lundgaard por delante de Shwartzman, Fewtrell, Tsunoda y Peroni, durante la carrera del domingo en Barcelona. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Para ello, buscará ser lo más regular posible en cuanto a resultados, una cualidad que le puede llevar a batir a sus rivales en un campeonato donde, por su propia naturaleza, es muy difícil encadenar resultados similares en la parte alta de la clasificación. “Sobretodo, hay que tratar de ser consistentes”, afirmó con rotundidad el joven Lundgaard.

Tras unos minutos de conversación distendida dentro de la carpa del equipo ART, nos despedimos de Christian Lundgaard y le deseamos toda la suerte del mundo. Sus mecánicos se apresuraban a poner a punto su coche, al tiempo que él debía ir a preparar los últimos detalles de la segunda carrera del fin de semana. Le agradecemos su tiempo y esperamos volver a verlo pronto.

Lundgaard tras salir de la curva cinco, perseguido por sus rivales. © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship

Foto de portada: © Joe Portlock / LAT Images / FIA F3 Championship