Orange 1 FFF Racing se lleva las 3 Horas de Barcelona

Orange 1 FFF Racing se lleva las 3 Horas de Barcelona

El Lamborghini #563 de Orange 1 FFF Racing, pilotado por Andrea Caldarelli, Marco Mapelli y Albert Costa, ha ganado las 3 Horas de Barcelona de las Blancpain GT Series. Además, Caldarelli y Mapelli se han proclamado campeones de las Blancpain GT Series y Endurance Cup, dando la vuelta a la tortilla al superar a Mikhail Aleshin, Davide Rigon y Miguel Molina (SMP Racing), líderes hasta entonces del campeonato. La carrera estuvo marcada por los numerosos incidentes que se sucedieron.

Llegó el domingo y las cosas se pusieron serias. Los campeonatos de Blancpain GT Series, tanto la Endurance Cup como el Sports Club, cerraron la temporada con la cita barcelonesa y los títulos estaban todavía por decidir. Las carreras del sábado sirvieron de aperitivo para un domingo que ha administrado, al público asistente, acción de la buena durante todo el día.

Por la mañana, en la sesión calificativa de la Endurance Series, el Porsche 911 #98 de ROWE Racing fue el más rápido, lo que le permitió arrancar desde la Pole Position en la carrera programada para la tarde. Le acompañó en la primera fila el Mercedes AMG #4 de Black Falcon, que encontró un buen ritmo para luchar por el título en la última carrera del certamen. El Ferrari #72 de SMP Racing, con el que competía Miguel Molina, líder del campeonato hasta ese momento, calificó en la séptima fila, una por delante del Bentley #108 del madrileño Andy Soucek.

Momento de la salida lanzada, con el Porsche #98 y el Mercedes #4 en la primera fila. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Ya por la tarde, y en el plato fuerte del fin de semana, el Lamborghini #563 de Orange 1 FFF Racing arrancó la carrera de una manera estratosférica. En la salida, Albert Costa se puso en cabeza tras un espectacular y polémico adelantamiento a los dos coches que salían por delante de él. Más tarde, dirección de carrera le obligaba a devolver la posición bajo Safety Car, lo que le obligó a volver al ataque. La salida del Coche de Seguridad se produjo tras un duro accidente del Porsche #54 de Dinamic Motorsport a la salida de la curva 9, impactando contra las barreras y quedando boca abajo. Las barreras tuvieron que ser reparadas, lo que condicionó el desarrollo de la prueba, neutralizándose durante más de media hora.

Pero en esa primera vuelta, sucedió una de las claves de la carrera. Un pinchazo del Ferrari #72, tras un toque, obligaba al coche italiano de SMP Racing a parar en boxes, cayendo muchas posiciones en la tabla. Lo que podría haber sido una carrera tranquila para ellos, en la que llevarse el ansiado título, se transformó en una prueba contra todo y contra todos para evitar lo que finalmente sucedió.

La prueba se reanudó, pero los incidentes se fueron sucediendo. Salidas de pista, toques y pinchazos marcaron la tónica general de una carrera en la que Albert Costa imprimió un ritmo brutal para colocar al Lamborghini #563 en la primera posición. En SMP tenían que reaccionar. Pero un toque entre Molina y Soucek, terminó de arruinarles la prueba y el campeonato. El Lamborghini de Orange 1 FFF Racing cruzó la línea de meta en primera posición, ganando la prueba y sentenciando el campeonato a favor de sus pilotos Andrea Caldarelli y Marco Mapelli, con Albert Costa ganando la carrera de casa, tras su sustitución de última hora del danés Denis Lind, compañero durante el año de Caldarelli y Mapelli.

El Lamborghini #563 de Orange 1 FFF Racing liderando el pelotón, camino de la victoria y de sentenciar el campeonato. © FFF Racing

Así pues, mala carrera para el Ferrari #72 de SMP Racing en el que compiten Mikhail Aleshin, Davide Rigon y Miguel Molina. También del Bentley #108 con el que compite Andy Soucek, que ha acabado en 29º lugar. Además, el Audi #2 de Dries Vanthoor, Ezequiel Pérez Companc y Álex Riberas caía también hasta la posición 25, tras haber peleado por las primeras posiciones durante gran parte de la prueba. El Audi R8 #5 con el que compitió Iván Pareras, no pasaba del 25º lugar, y Antonio Forné con el Lamborghini #29 conseguía la 21ª plaza en la general y la primera en la categoría AM.

Dentro del campeonato general hay que destacar que en la subcategoría de la Silver Cup, para pilotos tipo plata, y que se corre junto con la Endurance Cup, el Audi #24 se ha hecho con la victoria en su categoría. Igualmente en la categoría Pro-Am la victoria ha sido para el Mercedes AMG #90.

Por la mañana, en la Blancpain GT Sports Club, Murad Sultanov con el Ferrari #23 de Kessel Racing ganó la segunda carrera del fin de semana tras aprovechar una salida de pista de los dos coches que le precedían en las primeras vueltas. Por detrás Jens Reno Möller, con el Honda NSX GT3 EVO #11 ha sentenciado el campeonato a su favor gracias a su sólida actuación en ambas carreras de la última cita del campeonato, en el Circuit de Barcelona – Catalunya.

Victor Martins ha vuelto a dominar la carrera para hacerse con otra victoria, que le deja en buena posición para el campeonato. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

En cuanto a la Fórmula Renault 2.0, Victor Martins ha vuelto a dominar la carrera saliendo desde la Pole Position, que aseguró en la práctica calificativa de la mañana. Xavier Lloveras y Kilian Meyer se vieron relegados a la parte final de la parrilla en un fin de semana complicado para ambos pilotos. En otro orden de cosas, la Porsche Cup francesa y el mismo campeonato de Benelux también disputaron conjuntamente la segunda carrera durante el mediodía, con victoria para el francés Florian Latorre, del equipo RMS, uno de los habituales de la Porsche Supercup.

El fin de semana del Festival de la Velocidad – Legado María de Villota terminó. El público que se ha acercado al trazado catalán durante estos días empezó a desfilar hacia las puertas de acceso y las caras de cansancio eran evidentes en el personal de los equipos. Finalmente los garajes empezaron a vaciarse y el silencio reinó en la tribuna de la recta principal. Los equipos recogen y se preparan para volver a casa, a por un más que merecido descanso.

Los grandes triunfadores de las 3 Horas de Barcelona de las Blancpain GT Series y del Festival de la Velocidad de Barcelona. © FFF Racing

Foto de portada: © Jordi Gimeno Bureu

Los GT2 vuelven a la pista

Los GT2 vuelven a la pista

El campeonato organizado por Stephane Ratel, el Blancpain GT World Challenge, es ahora mismo el más importante a nivel mundial en lo que a coches tipo GT3 se refiere. Estos coches, de alrededor de 500 cv, son una de las categorías más de moda ahora mismo y todos los campeonatos que los acogen, gozan de un buen espectáculo en carrera.

El organizador de los certámenes de Blancpain Series, SRO Motorsport Group, ha apostado fuerte por las carreras de coches de estilo “Gran Turismo”, y los GT4 y en especial los GT3 son la punta de lanza de sus certámenes. Pero Ratel busca un futuro todavía más brillante y ya esta temporada, ha apostado por un reglamento ya conocido pero cada vez más escaso sobre el asfalto. Los GT2 han vuelto, más o menos, pues el reglamento aerodinámico es más bien el de un GT4.

Audi presentó hace unos meses su contendiente para esta empresa: su R8 LMS GT2. Más tarde, Porsche se sumó a la fiesta con su versión del 911 para la ocasión y se sabe que hay otro fabricante preparado para desvelar a otra bestia para competir bajo reglamento GT2. En el caso del coche de la marca de los cuatro aros, una toma de aire para mejorar la refrigeración del motor, domina sobre el techo. Un alerón más alto y sencillo se encarga del agarre en la parte trasera, y el agresivo frontal dibuja una enorme boca con el nombre de la bestia en una posición privilegiada. En el caso de Porsche, varios de los 911 GT2 RS Clubsport que competirán la próxima temporada, se enfrentaron en una carrera monomarca de demostración, en las pasadas 24 horas de Spa, con una buena acogida.

La enorme “boca” se encarga tanto de refrigerar como de ofrecer algo de carga en la parte delantera. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Se trata de modelos derivados de calle, igual que en el caso de los GT3, pero con algo más de libertad en cuanto a motor. Se permite más potencia para llegar hasta los 700 cv, lo que les da una mayor velocidad. Pero a la vez, se limita el rendimiento aerodinámico, lo que lastrará su paso por curva. Con todo, se espera un tiempo por vuelta similar a los GT3 pero más condicionado por cada trazado.

En trazados de carga aerodinámica, como puede ser el mismo Circuit de Barcelona – Catalunya, los GT3 teóricamente sobresaldrán debido a una mejor aerodinámica; pero en trazados como Monza, en los que prima el motor, los GT2 plantarán batalla con su mayor potencia. Así que habrá que esperar a ver como se desarrolla el proyecto y si acaban por compartir el asfalto. De momento, en la cita de Montmeló, el Audi R8 LMS GT2 pilotado por James Sofronas, consiguió un podio en la primera carrera y una buena actuación en general durante el fin de semana.

La idea inicial del promotor es que ambas reglamentaciones compitan juntas en el campeonato de Sports Club, enfocado a los “gentleman drivers”. De esta forma, los pilotos que opten por competir en esta categoría podrán decidir con cual de estos reglamentos lo hacen. Aunque, según el mismo Stephane Ratel, existe la posibilidad de crear otro campeonato solo de GT2 si la convivencia entre ambos reglamentos no fuera posible.

El Audi R8 LMS GT2 surcando la recta principal del Circuit de Barcelona – Catalunya. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Para este fin de semana se esperaba la presencia también del Porsche 911 GT2 y de otra marca que debía darse a conocer en esta cita. Finalmente, ninguno de los 911 ha aparecido y la tercera marca ha hecho saber al organizador que su programa de desarrollo para su nuevo GT2 se ha retrasado más de lo esperado, cosa que ha supuesto una cierta decepción por parte de los que esperaban ver a los nuevos coches.

La próxima temporada podremos ver a este nuevo concepto por las diferentes citas del certamen, y se espera que se vayan implementando en otras series a medida que se vayan sentando sus bases. No son los viejos y costosos GT2, pero son una buena forma de revivir el espiritu de esas bestias de principios de los años 2000.

Foto de portada: © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

 

Sábado de carreras en Montmeló

Sábado de carreras en Montmeló

El primer día de carreras, propiamente dicho, del Festival de la Velocidad de Barcelona – Legado María de Villota ha visto la sesión de precalificación de las Blancpain GT Series, en la que el Porsche #98 de Rowe Racing ha sido el más rápido. Además, se han disputado las primeras carreras de la Fórmula Renault Eurocup, las Blancpain GT Sports Club y de los campeonatos de Francia y Benelux de la Porsche Cup.

El ruido de los Fórmula Renault 2.0 ha sido el encargado de despertar al Circuit de Barcelona – Catalunya. Los monoplazas del campeonato del fabricante francés se han enfrentado hoy a la primera práctica de calificación del fin de semana, que decidía el orden de salida de la primera carrera. Victor Martins ha sido el más rápido por delante de su principal rival en el campeonato, Oscar Piastri; mientras que la representación española, con Kilian Meyer y Xavi Lloveras, se han colocado en decimosexta y décimo octava posición respectívamente.

A media mañana, y tras otra sesión de práctica de Blancpain GT Series Endurance Cup, era el turno de la sesión calificativa del campeonato de GT Sports Club. En la sesión se definían las parrillas de salida de ambas carreras del fin de semana, y en ambos casos, el Mercedes AMG GT3 #13 de Denis Remenyako se ha hecho con la primera posición de la parrilla.

Victor Martins, que salía desde la Pole Position, se ha hecho con la victoria en la carrera de hoy de la Fórmula Renault Eurocup. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

A mediodía ha llegado la primera carrera de este Festival de la Velocidad de Barcelona, de manos de los monoplazas de la Fórmula Renault Eurocup. Victor Martins ha defendido bien su posición de partida y ha conseguido imponerse en la primera de las dos carreras que el campeonato disputa este fin de semana. Un error de Piastri le ha relegado a la sexta posición, cosa que le pone un poco más difícil hacerse con el campeonato. Lloveras ha conseguido escalar hasta el décimotercer lugar, seguido por Brad Benavides, y Meyer se quedaba en la posición 16.

La atracción principal de la tarde han sido los entrenamientos precalificativos de las Blancpain GT Series Endurance Cup, en los que empezaban a ponerse las cartas sobre la mesa para mañana. Mathieu Jaminet ha marcado el mejor tiempo en este sesión, con el Porsche 911 GT3 R #98 de Rowe Racing, quedando por delante del Audi R8 LMS GT3 #2, de la estructura Belgian Audi Club Team WRT; y del otro Porsche del equipo, el #99. Por detrás, los Mercedes de Black Falcon y Team Akka ASP han cerrado el Top 5.

Denis Remenyako, a bordo del Mercedes-AMG #13 se ha hecho con la primera carrera de la Blancpain GT Sports Club.

Destacar en este campo el buen papel de Álex Riberas, Albert Costa y Miguel Molina, que se han mostrado muy consistentes, acabando dentro de las diez primeras posiciones. Riberas, como integrante del trío que pilota el Audi #2, junto a Vanthoor y Pérez Companc, ha terminado segundo. Costa, con uno de los Lamborghini de Orange 1 FFF Team ha firmado el séptimo mejor registro. Por su parte, Molina, junto a Mikhail Aleshin y Davide Rigon en el Ferrari 488 GT3 #72 de SMP Racing, ha finalizado octavo. Pero la batalla de verdad empieza mañana, y Andy Soucek, Iván Pareras y Antonio Forné buscarán acercarse a los de delante aprovechando el empuje que da correr en la cita de casa.

Finalmente, con el sol de la tarde, llegaba el turno de la Blancpain GT Sports Club. Denis Remenyako ha hecho valer la Pole Position conseguida esta mañana para alzarse con la victoria tras una bonita lucha en las últimas vueltas con James Sofronas, a bordo del nuevo Audi R8 GT2. Esto ha confirmado, de alguna manera, la rivalidad entre ambas especificaciones de cara a un futuro campeonato conjunto. Además, la Porsche Cup France y Benelux ha disputado también su primera prueba de este “meeting”, en la que Ayhancan Güven se ha impuesto sobre sus rivales.

Los primeros conatos de batalla entre los GT3 de las Blancpain GT Series se han dado hoy. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Tras toda la acción, se abre el Pit Lane para que los fans puedan admirar a los guerreros del asfalto. El sol todavía calienta, y los que se han acercado a ver este espectáculo pueden pasear por el mismo carril de boxes en el que mecánicos, ingenieros y demás, trabajan para poner a punto sus monturas. Hoy los motores ya pueden dejar de rugir, descansarán hasta mañana. Mañana será otro día. Otro día de carreras y emoción.

Foto de portada: © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

El festival de las carreras

El festival de las carreras

El Circuit de Barcelona – Catalunya acoge, este fin de semana, otra edición del llamado Festival de la Velocidad de Barcelona – Legado María de Villota. La Fórmula Renault 2.0, la Porsche Cup Benelux y la Porsche Cup France, harán de teloneras de la última cita de los campeonatos Blancpain GT Series y Blancpain GT Sports Club.

Este año, el fin de semana se convertirá, además, en un gran evento de solidaridad con la especial participación de la fundación “Legado María de Villota”. Ya el jueves, la recta principal del trazado se vistió de gala para acoger una gran cena, en la que se dieron cita algunos de los nombres más ilustres del mundo del motor de nuestro país. Miguel Molina, Antonio García, Andy Soucek y muchas otras personalidades, dieron el pistoletazo de salida a esta edición, en la que los espectadores podrán realizar donaciones directamente con la compra de su entrada.

Durante todo el fin de semana, la acción en pista está asegurada de manos de los monoplazas de la Formula Renault 2.0, los 911 de las Porsche Cup France y Benelux, y los GT más radicales de las Blancpain Series. Será en el marco del campeonato GT Sports Club en la que podremos ver una de las grandes novedades de cara al año que viene, pues los nuevos coches con normativa GT2 compartirán pista con sus hermanos de tipo GT3, en una demostración de lo que se avecina el próximo año. Porsche y Audi ya han desvelado su contendiente para esta renovada categoría, mientras que otro fabricante ha elegido este fin de semana para darse a conocer. Habrá que estar atentos, pues, a estas nuevas bestias de 700 cv y aerodinámica limitada.

Los GT más radicales reinarán sobre el trazado en un fin de semana con hasta siete carreras de cuatro categorías distintas. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

El campeonato llega abierto a su última cita. El Ferrari #72 llega primero del campeonato, pero el Mercedes AMG #4 de Black Falcon llega a tan solo 22 puntos del líder, con 26 puntos todavía por repartir. Algo más lejos, pero todavía con opciones, el Lamborghini Aventador #563 de Orange 1 FFF Racing Team se sitúa a 24 puntos de la cabeza. Cabe destacar la presencia de última hora de Albert Costa en este último coche en sustitución de Dennis Lind.

Pero en la categoría reina de la cita, todo está por decidir. Miguel Molina puede llevarse el título “Endurance”, encuadrado dentro de las Blancpain GT Series, con el Ferrari #72 de SMP Racing que comparte con Davide Rigon y Mikhail Aleshin. Iván Pareras y Álex Riberas pelearán en pista a bordo de sus Audi R8, y Andy Soucek buscará un buen resultado para cerrar el certamen con el Bentley #108 y el espectacular sonido de su motor V8. Albert Costa se ha unido a última hora al coche #563, Antonio Forné se subirá al Lamborghini #29 y Kilian Meyer ha anunciado su presencia en la Fórmula Renault. Junto a Meyer, Xavier Lloveras y Brad Benavides también competirán en el certamen del fabricante francés.

Los espectadores podrán ver desde muy cerca a los coches y equipos de competición. © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Por si toda esta acción no fuera suficiente, los espectadores pueden disfrutar también del MOD.A.S Car Show, en el que se podrán admirar un gran número de vehículos, modificados según los gustos de sus dueños, y que estarán expuestos dentro del recinto del Circuit de Barcelona – Catalunya. Así pues, fin de semana de carreras, velocidad y espectáculo en el trazado de Montmeló. Campeonatos por decidir, monoplazas, coches modificados y los GT más espectaculares sobre la pista. ¿Se puede pedir más?

Foto de portada: © Sergi Merino Navarro (elacelerador.com)

Miguel Molina: “Me gustaría estar en un Hypercar”

Miguel Molina: “Me gustaría estar en un Hypercar”

Durante los entrenamientos oficiales de pretemporada del Campeonato del Mundo de Resistencia que se disputaron la semana pasada en el Circuit de Barcelona-Catalunya, tuvimos la ocasión de hablar con Miguel Molina. El piloto de Lloret de Mar, es uno de los hombres de Ferrari en las carreras de GT en las que compiten los coches de la marca italiana. Además, compitió durante varios años en el DTM, siendo el primer español en conseguir ganar una carrera del certamen alemán.

Destinado en el equipo AF Corse, responsable de poner en pista los Ferrari de categoría GTE Pro en el WEC, nos comenta que su participación durante toda la temporada, no está decidida. “Para el mundial de resistencia está todavía por confirmar. Llevo tres años siendo el tercer piloto en las carreras largas del WEC. Y para este año, hay que ver como evolucionan las coincidencias de fechas con la Fórmula E y la situación de Sam Bird”, quien, recordemos, compite en el certamen eléctrico.

Hasta que no se sepa, está todo en el aire. Creo que hay muy buenas posibilidades, estoy haciendo el trabajo que toca, y pienso que eso podría llegar. Pero hasta que no me lo confirmen, no se sabe”, concede el piloto catalán. El mismo que está haciendo una campaña excepcional en varios campeonatos de GT a nivel mundial. “De tres campeonatos que hago, voy primero en dos y en otro, segundo. Así que las cosas van bien. Eso demuestra que estamos a un buen nivel. Que el coche va muy bien, independientemente del equipo que lo gestione. Estoy en un buen momento, y quizás ahora sería la mejor oportunidad para hacer el año completo en el WEC.

El Ferrari 488 GTE Evo #71 de AF Corse, pilotado en estos test por Davide Rigon y Miguel Molina. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Además, cree que su compañero en AF Corse, Davide Rigon, es alguien con el que se trabaja muy bien, y que tras varios años compartiendo asiento, la relación entre ambos es lo suficientemente buena como para que ello se traduzca en buenos resultados en la pista. “La suerte que tiene Davide es que es muy fácil trabajar con él. Es una grandísima persona, nos llevamos muy bien y nos compenetramos bastante. Llevamos ya tres años juntos haciendo las Blancpain, y realmente hay una buena conexión. Es algo que se demuestra en pista”, considera Molina.

Sobre el rendimiento que pueden tener en la nueva temporada del WEC, nos cuenta que “siempre va a estar condicionado por el BoP. Porsche ha sacado un coche nuevo este año, entonces no sabemos hasta qué punto pueden ir bien. Estarán delante, porque lo han estado siempre, pero como demostramos en Le Mans, hemos dado un paso adelante y creo que podemos estar ahí luchando. Espero poder confirmar pronto que estemos en el campeonato, pero si no, creo que mis compañeros harán un gran año, porque el coche va muy bien. Y, sobretodo, hay una buena base y se están haciendo las cosas bien. Se está mejorando mucho a nivel personal, y también a nivel de equipo, y eso está dando sus frutos.

Respecto a los test, hablamos de las altas temperaturas que azotan durante el verano a Europa. Barcelona no ha sido ajena a ellas, afectando de manera importante a este Prologue del Campeonato del Mundo de Resistencia. Molina coincide con lo que nos contó Gianmaria Bruni, en que el calor tan extremo no les ayuda porque no hay ninguna carrera en la que se llegue a esos niveles, pero sí les puede aportar algunos datos. “Yo creo que no llegaremos a estas condiciones tan extremas en todo el año. Pero bueno, también ves el estrés máximo de los coches y los neumáticos. Así que algunas conclusiones podemos sacar”, considera el piloto gerundense.

Miguel Molina pasando por el Pit Lane del Circuit de Barcelona-Catalunya. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Aunque las carreras de GT y resistencia son su actual lugar de trabajo, le preguntamos sobre un posible regreso al DTM. “Bueno, yo siempre lo he dicho. Estuve siete años en el DTM y fue una gran época deportiva. Sí es cierto que se echa un poco de menos conducir el coche. Porque sus prestaciones eran muy altas y disfrutábamos mucho conduciéndolo. Después hay otros aspectos, que lógicamente, quizás no compartes del todo. Cuando entró el equipo que entró nuevo este año, tuve conversaciones con ellos, pero al final no nos pusimos de acuerdo.

Pero bueno, la opción siempre puede volver, ¿por qué no? No me gusta cerrar ninguna puerta. No la cerré en ningún momento cuando salí de Audi. El DTM está en un momento complicado. Lo que más me gustaría sería volver a conducir el coche otra vez. Y más ahora, que se ve que las prestaciones han subido y con los motores turbo hay más potencia. Eso es algo que está muy bien y me gustaría probarlo”, sentencia el catalán.

Miguel Molina cruzando la meta como ganador en la segunda carrera de la cita del DTM en Nürburgring, en 2015

Volviendo al mundial de resistencia, hablamos sobre el futuro de un campeonato que afronta su última temporada con la normativa actual en la categoría máxima, LMP1. La llegada de los Hypercars marcará una nueva época que buscará recuperar las batallas entre fabricantes. Miguel Molina considera que hay que esperar a ver como evoluciona todo. “La verdad es que no sé como está la situación. No nos han comentado mucho al respecto. Sé que hay marcas interesadas y otras que lo han estado pero ya no lo están.

Es un poco complicado. Va a ser difícil gestionarlo todo. Porque hay equipos, como Toyota, que están gastando 200 millones y reducirlos a 30 o 40 millones no va a ser un problema para ellos, pero para nosotros, que quizás no llegamos a esos presupuestos, sería un problema. Está un poco en el aire, y habrá que ver como evoluciona”, declara Molina, a quien le encantaría pilotar esos coches si se diera la oportunidad. Si Ferrari decidiera dar el salto y a él le dieran a elegir entre el Hypercar o el GT, tiene muy clara la decisión. “Lógicamente, me gustaría estar en un Hypercar. No hay ninguna duda.

Miguel Molina probando el Ferrari #71 de AF Corse durante el Prologue 2019 del WEC. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras unos minutos de agradable conversación en la parte de atrás del garaje de AF Corse, mientras los mecánicos e ingenieros iban preparando todo lo necesario para el inicio de la sesión de entrenamientos del segundo día, nos despedimos de Miguel Molina. Le deseamos mucha suerte en su futuro y ojalá que pueda confirmar su presencia en el WEC a tiempo completo. ¡Muchas gracias, Miguel!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)