Pepe Arqué logra la primera victoria del Speedcar Wonder, en Mollerussa

Pepe Arqué logra la primera victoria del Speedcar Wonder, en Mollerussa

El piloto catalán dominó de principio a fin la Diada Off-Road de Mollerussa, consiguiendo la primera victoria del Carcross FIA

Pepe Arqué, piloto de Speedcar en el Campeonato de España de Carcross (CEAX) y piloto de rallycross, ha conseguido este fin de semana la primera victoria del Speedcar Wonder, dominando con mano de hierro la Diada Off-Road de Mollerussa, prueba puntuable para el Campeonato de Cataluña de Carcross.

Arqué fue el más rápido en la sesión de calificación, asegurándose la Pole Position, y ganó las dos mangas calificatorias para afrontar la final con todas las garantías. En la salida, aguantó con maestría los ataques de sus rivales y pudo mantener un ritmo muy alto para conseguir el primer gran triunfo de la temporada.

“Estoy muy contento por esta victoria con el nuevo Speedcar Wonder. Poco a poco estamos exprimiendo el potencial de este nuevo modelo. ¡Con muchas ganas de seguir trabajando y mejorando!”

La victoria en Mollerussa supone un gran éxito en este primer año al volante del Speedcar Wonder, con el que disputa el CEAX y al que volverá a subirse dentro de dos semanas en el Circuito Eduardo Lalana de Esplús (Huesca), con motivo de la segunda ronda del Campeonato de España de Carcross.

Pepe Arqué camino de la victoria en Mollerussa.

Entrevista a Miguel Molina: “El objetivo es ganar el mundial”

Entrevista a Miguel Molina: “El objetivo es ganar el mundial”

Circuit de Barcelona-Catalunya, Barcelona. | Las European Le Mans Series están en plena vorágine de fin de semana de carreras en el Circuit de Barcelona-Catalunya, con motivo de la primera ronda de la temporada 2021, las 4 Horas de Barcelona. Uno de los pilotos que se encuentra en el trazado de Montmeló para pelear por conseguir la gloria es el español Miguel Molina, que compite con el equipo Iron Lynx al volante de uno de los Ferrari 488 GTE Evo.

Molina es piloto oficial del fabricante italiano en su apartado dedicado a los GT, defendiendo los intereses de Ferrari tanto en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) como en las ELMS. Después de muchos años compitiendo tanto en el DTM, con Audi, como en diferentes certámenes de Gran Turismo, el de Lloret de Mar ha encontrado en la resistencia un lugar en el que seguir desarrollando su carrera deportiva.

Durante la jornada de entrenamientos del sábado en Barcelona, tuvimos ocasión de hablar con él y preguntarle por su programa para este año o el futuro de Ferrari con su incursión en la nueva categoría de Hypercars en 2023, así como por su propio equipo de carreras, Mol Racing, que compite en el Campeonato de España de Fórmula 4 y que recientemente ha comenzado un programa en el karting nacional, de la mano de Pedro Hitlbrand.

EL ACELERADOR (EA): Miguel, gracias por atendernos. Cuéntanos, ¿cuál es tu plan para este año como piloto de Ferrari?

MIGUEL MOLINA (MM): “Pues, de momento, tenemos previsto competir en el Campeonato del Mundo de Resistencia y en las European Le Mans Series. Como mucho, intentaremos correr en las 24 Horas de Spa, que es una carrera chula y me gustaría estar ahí haciéndola. Pero, en principio, el WEC es el proyecto de máxima prioridad y las ELMS. Ambos campeonatos con el Ferrari 488 GTE Evo, que es una de las cosas que buscaba hacer para no ir cambiando con el GT3. Me siento con ganas de hacerlo bien en los dos.

EA: ¿Hay alguna posibilidad de que hagas alguna carrera más en el GT World Challenge?

MM: “Bueno, el campeonato entero será imposible, porque nos coinciden algunas fechas, por lo que sólo tenemos prevista correr en Spa. La he corrido tres veces, desde el primer año que entré en Ferrari; siempre hemos estado luchando y llegamos a terminar segundos. Así que nos vamos a centrar en todo lo que tenemos entre manos, WEC y ELMS, y seguir trabajando con el equipo Iron Lynx, que es bastante nuevo, para que consigamos llegar a un buen nivel.

Miguel Molina trazando la chicane del Circuit de Barcelona-Catalunya. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Respecto al WEC y las 24 Horas de Le Mans, te volveremos a ver con AF Corse en la categoría LMGTE Pro, ¿no?

MM: “Sí, correremos con el coche oficial. Este año hemos cambiado un poco la alineación, tengo un compañero de equipo nuevo, Daniel Serra; y haremos todo el WEC juntos. Luego, Davide Rigon, que era mi compañero hasta ahora, se sumará en Le Mans. El objetivo es ganar el mundial, lo tenemos muy claro y creo que puede ser un año muy bonito. Me siento preparado para hacerlo bien y seguro que ayuda el año de experiencia en el WEC en 2020.

EA: No sé si las restricciones por la pandemia de COVID-19 te han afectado a tus programas deportivos en exceso.

MM: “Pues la verdad es que, desde que corrimos en Le Mans el año pasado, que fue la primera vez que competimos bajo ciertas restricciones y era todo un poco diferente, ha sido todo bastante tranquilo, con un protocolo muy controlado de tests y seguridad. A nivel deportivo, hemos podido realizar las carreras y espero que se pueda seguir así este año, sobretodo ahora que parece que las vacunas están funcionando.

EA: La última vez que hablamos, durante el Prólogo del WEC de 2019, te pregunté por lo que entonces era un rumor, la incursión de Ferrari en Le Mans en la nueva categoría de Hypercars. Recuerdo que me dijiste que te encantaría correr con esos coches. Ahora, que ya es oficial, ¿cómo ves esa posibilidad?

MM: “Pues si entonces ya me gustaba la posibilidad, ahora aún más. Es cierto que todavía queda lejos, en 2023. Falta mucho, pero a nivel deportivo creo que estoy haciendo las cosas bien, a nivel físico tocará apretar un poco porque es un coche mucho que te exige más que el GT, pero lo daré todo para estar ahí. Si existe la opción, que parece que está, estar lo mejor preparado posible. Sería un sueño poder luchar por la victoria absoluta en las 24 Horas de Le Mans.

Miguel Molina saliendo de la chicane del Circuit de Barcelona-Catalunya. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Se produce una bonita casualidad y es que además de tí, Marc Gené sigue como piloto y embajador de Ferrari, y Carlos Sainz es piloto de Ferrari en Fórmula 1. ¿Sería mucho pedir que la Scuderia os pusiera a los tres en un mismo Hypercar para Le Mans?

MM: (Risas). “Pues a Marc supongo que le gustaría, no lo sé, tendré que preguntarle. Él tiene mucha relación con la gente involucrada en el proyecto y sé que aportaría muchísimo. Con su experiencia, podría ayudar en muchos aspectos. Y con Carlos, seguro que le gustaría correr en Le Mans. A Charles Leclerc sí sé que le atrae mucho la idea, que le interesa. Hicimos la carrera virtual juntos y dijo que la quería hacer en la realidad. Vete tu a saber, hablaré con Carlos, a ver…

EA: Te quería preguntar también por Mol Racing, tu equipo de carreras. El año pasado ya hicisteis la temporada completa en el Campeonato de España de Fórmula 4 y con el nuevo proyecto en karting, con Pedro Hiltbrand al frente, parece que estáis dando unos pasos adelante muy buenos. ¿Cómo afrontáis este año?

MM: “La verdad es que está complicado el tema de la Fórmula 4, sobretodo porque somos un equipo joven y está siendo difícil sacar el proyecto adelante este año. A nivel de karting estamos muy bien, Pedro se ocupa de él y ha hecho un año impresionante, ganando la mayoría de carreras. En eso estamos muy contentos. Pero en la F4 española se hace muy difícil, a todos los niveles, competir contra equipos grandes, con mayores estructuras, y con tantos años de experiencia que pueden poner seis o siete coches en pista.

Esto no quita para que vayamos a darlo todo para estar un año más. Seguimos formando parte de la Agrupación de Equipos de la Fórmula 4, por lo que continuamos involucrados con la parte organizativa, junto al resto de equipos que también forman parte. Este año, esperamos poder estar con al menos un coche en la mayoría de carreras. Seguramente, no estaremos en la primera cita en Spa, pero intentaremos estar en Navarra con todas las garantías.

Miguel Molina durante la calificación de las 4 Horas de Barcelona de las European Le Mans Series. © Daniel Atán Romar.

Tras unos minutos de agradable charla en el motorhome del equipo Iron Lynx, siguiendo todas las medidas anti-COVID, la entrevista llegó a su fin. Fue un verdadero placer poder volver a cruzar nuestro camino con el de uno de los mejores pilotos españoles, un auténtico maestro de los GT y de la resistencia que se ha ganado a base de trabajo y resultados su puesto como piloto oficial de Ferrari. Esperamos que tenga una gran temporada y que pronto volvamos a coincidir en los circuitos. ¡Mucha suerte y muchas gracias, Miguel!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La resistencia vuelve a Barcelona

La resistencia vuelve a Barcelona

Han pasado muchos meses desde que las European Le Mans Series, el certamen europeo de resistencia, visitó el Circuit de Barcelona-Catalunya. Fue durante aquellos maravillosos días de julio de 2019, bajo un calor abrasador, cuando los prototipos llenaron la pista de Montmeló de luz y música celestial. Después, mucho tiempo de ausencia hasta que, por fin, las ELMS han regresado a uno de los lugares más arropados por el público.

Por desgracia, este año será un evento a puerta cerrada, unas 4 Horas de Barcelona que se vivirán con las gradas vacías, como viene siendo habitual desde que el SARS-CoV-2 campa a sus anchas contagiando a diestro y siniestro. La solución será ver la acción a distancia, a través de la retransmisión oficial, en la que los LMP2, LMP3 y LMGTE pondrán todos los ingredientes para disfrutar de una gran batalla sobre el asfalto catalán.

La española será la primera de las seis rondas previstas este año y contará con una parrilla de inscritos de ensueño. Entre ellos, los campeones de 2020, United Autosports, que cambian su alineación en el coche ganador para subir a Jonathan Aberdein, Tom Gamble y Philip Hanson. Junto a ellos, Manuel Maldonado, Job van Uitert y Nico Jamin se encargarán de defender los colores de la estructura británica. No lo tendrán nada fácil, pues volverán a tener la oposición de sus rivales habituales, los equipos DragonSpeed, IDEC Sport o G-Drive, además de otros conjuntos que tendrán mucho que decir, como Algarve Pro Racing o WRT.

Salida de las 4 Horas de Barcelona de 2019. Foto: Circuit de Barcelona-Catalunya.

Además, destaca la presencia de algunos nombres conocidos, ya no sólo en el panorama de la resistencia, también en el mundo de los monoplazas, como pueden ser Pietro Fittipaldi -actual piloto de pruebas del equipo Haas de Fórmula 1- o Robert Kubica. Y también Ricky Taylor, Nicolas Lapierre, Ferdinand von Habsburg, Nyck de Vries, Franco Colapinto, Roman Rusinov o Will Stevens. Todos ellos sacarán a relucir sus capacidades para conducir a sus equipos a la victoria.

Los LMP2, la clase principal de las European Le Mans Series, estarán acompañados de los LMP3 y los LMGTE. Así como en el caso de los prototipos grandes, en los que Oreca tiene la exclusiva “de facto”; en el caso de los pequeños, podremos ver un par de modelos Duqueine D-08 junto a los habituales Ligier JS P320. En esta categoría competirán algunos de los jóvenes pilotos que se están abriendo camino, labrándose un futuro en el automovilismo en resistencia o en carreras de GT, así como en monoplazas, como puede ser el caso de Ugo de Wilde, que compitió el año pasado en la Formula Renault Eurocup.

Parrilla de las European Le Mans Series 2021. Foto: ELMS.

Los GT de LMGTE se encargarán de poner la pizca de gracia que los coches de Gran Turismo siempre dan a las carreras de resistencia. En ella competirá Miguel Molina, el único representante español este fin de semana en las 4 Horas de Barcelona, que lo hará dentro del equipo Iron Lynx como piloto de uno de los Ferrari 488 GTE Evo. El de Lloret de Mar compartirá su asiento con Matteo Cressoni y Rino Mastronardi.

Estas 4 Horas de Barcelona de las European Le Mans Series marcan el inicio de la temporada de competición en el Circuit de Barcelona-Catalunya, por lo que será la carrera que estrenará la renovada curva 10, cuyas obras se acometieron a lo largo de este invierno para estar en perfectas condiciones para estas fechas. Pero antes de que se apague el semáforo el domingo, las ELMS tendrán varias sesiones de entrenamientos y las calificatorias para determinarán la parrilla de salida, que se sumarán a los días de Prologue que han realizado a comienzos de la presente semana.

Acción en pista durante el Prologue ELMS 2021, celebrado a principios de esta semana. Foto: ELMS.

El viernes comienza con la primera sesión de entrenamientos libres, además del test colectivo para pilotos Bronce. El sábado se afrontará la segunda sesión libre y las tres calificatorias de cada una de las tres categorías, que dejarán listos los puestos a ocupar en la parrilla de salida de cara a la gran carrera que tendrá lugar el domingo, el momento de máxima expectación que llegará cuando a las 11 horas de la mañana se apague el semáforo que dará comienzo a las 4 Horas de Barcelona 2021.

Foto de portada: ELMS.

Campeones del Mundo multidisciplina: José María López

Campeones del Mundo multidisciplina: José María López

No es nada sencillo conseguir el título de Campeón del Mundo en ninguna disciplina. En el automovilismo, con tantas especialidades diferentes, ver pilotos que saltan de un tipo de coche a otro y logran tan ansiado objetivo es aún más complicado. Por ello, consagrarse en lo más alto de dos categorías dispares es una aventura que muy pocos han completado. Tras los casos de Petter Solberg y Fernando Alonso, tratamos el de José María “Pechito” López, el tercero en sumarse a este exclusivo club.

El argentino nació en la localidad de Río Tercero el 26 de abril de 1983, compitiendo en karting desde su más tierna infancia. Para continuar promocionando en los siguientes escalones, cruzó el Atlántico hacia Europa para labrarse una posible carrera en el mundo de los monoplazas en 2001, debutando en la Fórmula Renault 2000 Eurocup. Aunque sus inicios en el Viejo Continente no fueron espectaculares en cuanto a resultados, pronto mostró sentirse cómodo con la filosofía de las carreras a este lado, ganando el campeonato de Fórmula Renault V6 Eurocup en 2003.

En 2004, entró en la Fórmula 3000, la antesala de la Fórmula 1, y vivió el cambio de denominación y gestión del campeonato cuando al año siguiente disputó la GP2 Series, logrando su primera victoria durante la cita española de la temporada, en Montmeló, como piloto del programa de desarrollo de Renault. Sin embargo, las dificultades para proseguir hacia la categoría reina le hicieron replantearse su futuro, regresando a su Argentina natal para competir en los campeonatos nacionales de turismos, con un ojo puesto en la resistencia y las American Le Mans Series.

José María “Pechito” López probando el Renault de F1 durante su paso como joven piloto de la marca francesa.

El proyecto US F1, que buscaba crear un equipo de Fórmula 1 estadounidense, encontró en “Pechito López” al piloto que necesitaban para encarar su aventura con garantías en 2010, pero los problema económicos dieron al traste con los planes y el argentino se vio apeado de su gran oportunidad en el Gran Circo. Su experiencia en turismos y resistencia fue clave para que, lejos de tirar la toalla, siguiera con su reinvención.

Citroën, que preparaba su entrada en el Campeonato del Mundo de Turismos, le ofreció un asiento para asaltar el WTCC en 2014 y allí se fue López. Una sabia decisión que le brindó la ocasión de proclamarse esa misma temporada Campeón del Mundo de Turismos, título al que siguieron dos más en 2015 y 2016, mostrando una gran consonancia con el equipo de los dos chevrones, que dominó con mano de hierro el certamen durante su corta pero exitosa experiencia.

López al volante del Citroën C-Elysée del fabricante galo en el WTCC.

La salida de Citroën de manera oficial también significó la marcha de López del WTCC, que ya estaba probando suerte en la Fórmula E, de la mano de DS Virgin Racing. A su vez, de cara a 2017, fichó por Toyota para defender sus colores en el Campeonato del Mundo de Resistencia, oficializando un doble programa en ambos certámenes durante ese año. Aunque su paso por la categoría eléctrica no fue demasiado sonado, primero con el equipo británico y después con los americanos de Dragon Racing, consiguió convertirse en una parte imprescindible del proyecto de Toyota en el WEC.

Las 6 Horas de Fuji de 2018 supusieron su primera victoria en el WEC, junto a Mike Conway y Kamui Kobayashi, continuando junto a sus compañeros la siguiente temporada, en la que estuvieron a punto de ganar las 24 Horas de Le Mans en las dos ediciones que formaron parte de aquella supertemporada. Pero no fue hasta 2019 cuando las tornas se volvieron favorables y el trío de Toyota pudo plantar cara a su coche hermano en la batalla por el campeonato.

Pechito López pilotando el Toyota TS050 del equipo japonés en el WEC.

Con una pandemia de por medio y con la suerte dándoles la espalda de nuevo en la gran prueba de resistencia francesa en la pista de La Sarthe, José María López, junto a Mike Conway y Kamui Kobayashi, consiguió proclamarse Campeón del Mundo de Resistencia 2019-2020, convirtiéndose de esta manera en el tercer Campeón del Mundo multidisciplina, siguiendo los pasos de Petter Solberg en rallyes y rallycross; y de Fernando Alonso en Fórmula 1 y resistencia. El argentino logró así alzarse como uno de los mejores pilotos de carreras de sus país, demostrando su gran capacidad de adaptación a coches tan diferentes.

El año de los cambios en el DTM

El año de los cambios en el DTM

El Máster Alemán de Turismos (DTM), campeonato que ha contado desde hace años con las más altas cuotas de popularidad a nivel internacional, con las principales marcas germanas apostando fuerte en él, afronta un 2021 que es el año de los grandes cambios. Un giro de tuerca de un certamen que ha estado a punto de volver a sucumbir víctima de su propio éxito, pero que de manera inesperada está salvando la papeleta a base de un atractivo reglamento técnico.

La adopción del Class One y la siempre querida fusión con el Super GT japonés no fue la jugada maestra que todo el mundo esperaba. La salida de Mercedes fue el primer síntoma antes de que las marcas restantes, Audi y BMW, se replantearan su futuro en la categoría. Así que los organizadores del DTM, con Gerhard Berger a la cabeza, tuvieron que correr para salvar de la manera más rápida posible el futuro del certamen.

Finalmente, se anunció la adopción de la reglamentación GT3, con el nombre de GT Plus, para 2021, convirtiendo el DTM en otro campeonato de GT más y rivalizando directamente con su homólogo patrio, el ADAC GT Masters. Parecía una gran equivocación, pero los anuncios de nuevas incorporaciones son constantes desde hace unas semanas. Cuando hace unos meses, durante la última cita de la temporada 2020 en Hockenheim, todo eran dudas e incertezas, poco se podía esperar de que ocurriera esta especie de resurrección.

Nico Müller al volante del Audi R8 GT3 que participará en el DTM este año. Foto: DTM Media Team.

La presencia oficial de los fabricantes deja paso al protagonismo de los equipos privados, favoreciéndose del extenso parque móvil de GT3 existente a día de hoy. De esta manera, Audi y BMW volverán a estar presentes con las estructuras Abt Sportsline y Team Rosberg, del lado de los de Ingolstadt; y ROWE Racing y Walkenhorst Motorsport, del lado de los de Múnich. Y a su vez, Mercedes volverá al DTM, dejando la defensa de sus intereses en manos de Haupt Racing Team, HTP Winward, Mücke Motorsport, GetSpeed Performance y GruppeM Racing, en el que militará el español Dani Juncadella.

Sin embargo, la gran sorpresa fue el anuncio de la entrada de Ferrari, que con el apoyo de Red Bull, alineará dos 488 GT3 Evo de AF Corse. Al volante de estas bestias estarán Liam Lawson, realizando toda la campaña al completo, y Alex Albon y Nick Cassidy, que se alternarán cuando los compromisos de uno y otro les permitan estar en el certamen alemán. Unos pilotos a los que se sumará Christian Klien en varias citas, siendo la punta de lanza de la participación de McLaren en el DTM.

El Ferrari 488 GT3 Evo de Af Corse con los colores de AlphaTauri y el apoyo de Red Bull. Foto: DTM Media Team.

Por ahora, parece que el campeonato vive un momento de gran alegría y expectación, con el creciente interés de los equipos privados y de los patrocinadores que han visto un buen momento para invertir en él. Pero no todo han sido buenas noticias, pues el vigente campeón, René Rast, dejará su gran carrera en el mundo de los turismos ultra vitaminados y GT para centrarse en defender los colores de Audi en el Campeonato del Mundo de Fórmula E.

En cualquier caso, no se debe olvidar que la adopción de los GT en el DTM es un paso previo a la implantación de la nueva categoría eléctrica en 2022. El nuevo coche estará desarrollado por el especialista alemán Schaeffler y contará con soluciones nunca antes utilizadas en el mundo de las carreras. Junto al DTM Trophy, que continuará jugando su papel de campeonato antesala del DTM, se espera que el conglomerado dirigido por ITR crezca en los próximos años, dejando de ser el principal certamen de turismos de Europa para convertirse en una gran franquicia del automovilismo.

El nuevo coche desarrollado por Schaeffler para el DTM Electric que arrancará en 2022. Foto: DTM Media Team.

El 2021 es el año de los cambios en el DTM, pero a su vez será aquel en el que se marque un punto de inflexión. El DTM como lo hemos conocido hasta ahora ya no existe, es historia. Lo que venga a partir de ahora será un nuevo camino que todavía se tiene que recorrer. Si los cambios son los adecuados, podemos estar ante el nacimiento del campeonato de GT más rápido del planeta. Por contra, si no funcionan, la nostalgia de los tiempos pasados se hará presente mientras el certamen busca una nueva muesca en la recámara con la que salvar el pellejo.

Foto de portada: DTM Media Team.