La aventura europea de Marc de Fulgencio

La aventura europea de Marc de Fulgencio

Tras varios años probando suerte en diferentes categorías de vehículos de turismo y GT, esta temporada será muy especial para Marc de Fulgencio. El piloto catalán va a dar un gran salto adelante en su carrera deportiva al disputar el novedoso DTM Trophy, la categoría telonera del prestigioso DTM. Será su primera gran incursión internacional y tratatá de luchar por un trofeo que podría regalarle un test con un coche del certamen principal.

De Fulgencio nació en 1999 y su pasión por las carreras y el automovilismo viene por vía genética. Su padre, José Miguel de Fulgencio, también fue piloto de carreras y uno de los protagonistas en la anterior época del Campeonato de España de Turismos. Por su parte, Marc cuenta con una buena experiencia al volante de los Renault Clio de competición, tras participar durante varias temporadas en la Copa Clio española y en algunas rondas del certamen francés.

En 2017, participó en el Campeonato de España de Resistencia, terminando en décima posición en la clasificación general de la Clase 1. Al año siguiente, repitió en el GT-CER disputando las dos últimas citas en Navarra y el Jarama, compaginándolo con la Copa Clio y la Copa Kobe, en la que terminó subcampeón, en un intenso programa anual que también le vio competir en los 500 Km de Alcañiz y en las 24 Horas de Barcelona.

Marc de Fulgencio pilotando el Renault Clio en la Copa Clio española.

En 2019, dio un paso adelante importante, fichando por el equipo Teo Martin Motorsport para disputar la temporada completa del GT Cup Open Europe, campeonato organizado por GT Sport Organización y que acompaña en algunas de sus rondas al International GT Open y a la Eurofórmula Open. El catalán compartió el volante de uno de los McLaren 570S GT4 del conjunto madrileño con el piloto brasileño Thiago Vivacqua.

El GT de la pareja hispano-brasileña fue el mejor clasificado de Teo Martín Motorsport en el certamen, sumando 48 puntos que les valieron para terminar el año en la décima posición de la general, tras conseguir varias victorias dentro de su categoría y algunos podios. A pesar de su juventud y falta de experiencia, de Fulgencio pudo solventar las dificultades y logró firmar un buen año en uno de los campeonatos más competitivos de GT en Europa. A su vez, compaginó su participación allí con varias apariciones en la Copa Clio.

Marc de Fulgencio al volante del McLaren 650S de Teo Martin Motorsport en 2019.

De cara a esta temporada, ha fichado por el equipo Leipert Motorsport para competir junto a ellos en el DTM Trophy. Al volante de un Mercedes AMG GT4, luchará por el trofeo junior, limitado a pilotos de hasta 22 años, el cual tiene como premio un test con uno de los coches oficiales del DTM. Si bien la situación actual ha obligado a modificar los programas deportivos de pilotos y equipos, y reprogramar la mayoría de calendarios, Marc de Fulgencio ya está preparándose para su nueva aventura por Europa.

La semana pasada estuvo en el circuito belga de Zolder probando su nuevo coche, en una pista donde competirá este año. Allí, pudo conocer a fondo a su nuevo equipo. Además, los trazados de Spa-Francorchamps y Nürburgring entran dentro de sus planes de test de pretemporada, para buscar estar lo más en sintonía posible con el Mercedes. Y es que el calendario de este año del DTM Trophy los incluye, además de los de Lausitzring, Assen y Hockenheimring. La temporada arrancará en tierras belgas, con el legendario Spa dando el pistoletazo de salida, antes de poner rumbo al este de Alemania, a Lausitz. Después, una cita en Assen y dos dobletes en Nürburgring y Zolder para rematar la fiesta en el trazado de Hockenheim.

Los Mercedes de Leipert Motorsport en el DTM Trophy para este año. El de Marc de Fulgencio destaca con su decoración roja y negra, y el dorsal número 9.

Todavía es pronto para saber qué expectativas tiene Marc de Fulgencio para esta temporada, pero seguro que tratará de darlo todo para conseguir sus objetivos. Si consigue adaptarse a la filosofía alemana de las carreras, seguro que podrá dar el callo para alcanzarlos. Sus manos están ahí, es cuestión de que el piloto y la máquina se entiendan para conseguir juntos la gloria. Aquí comienza su particular conquista de Europa.

Los campeonatos y circuitos españoles se van recuperando del COVID 19

Los campeonatos y circuitos españoles se van recuperando del COVID 19

La crisis del coronavirus SARS-CoV-2 está afectando de forma alarmante a la mayoría de campeonatos automovilísticos. Los certámenes en circuito de nuestro país han visto en las últimas semanas como se han ido postergando unas citas y cancelando otras. Y a pesar de que la esperanza por disputar las fechas dentro del año en curso se mantiene, la acumulación de carreras en el segundo semestre puede suponer un gran problema.

No es seguro que todos los eventos aplazados para los meses a partir de julio puedan llevarse a cabo. Muchos pilotos y equipos realizan programas dobles que debido a los aplazamientos podrían solaparse desde las próximas semanas, obligando a elegir una carrera y rechazar otra. Si sumamos esto a los problemas económicos, falta de liquidez y patrocinadores que han volado a causa de la crisis, la situación no es nada alagüeña.

Aún con todo, los equipos han seguido trabajando, dentro de lo que las medidas del confinamiento les han permitido. Tanto el Campeonato de España de Turismos como el Campeonato de España de Fórmula 4 viven momentos de incertidumbre, pero también de ilusión, aderezados por la presencia de nuevas estructuras y nuevos participantes. En el CET, el trabajo se centra en conseguir que estén listos los Alfa Romeo Giulietta de Araújo Competiçao y el Renault Mégane RS de VSR Motorsport, las principales novedades en 2020. Según la última versión del calendario publicado por la Real Federación Española de Automovilismo, Cheste será la pista que dé el pistoletazo de salida en el mes de septiembre.

El Campeonato de España de Fórmula 4 afrontará, si la situación lo permite, una temporada ilusionante. Foto: @F4Spain (Twitter)

Por su parte, el Campeonato de España de Fórmula 4 ha sido el foco de atención en las últimas semanas, con el anuncio oficial por el cual la Agrupación Deportiva Fórmula 4 Spain se convierte en el promotor del certamen. La entidad está formada por buena parte de los equipos que componen la parrilla y viene a continuar la labor realizada por estos mismos en los últimos tiempos. A su vez, se confirmó el nuevo calendario para esta temporada, siendo el circuito de Navarra el que dé el banderazo de salida el 18 y 19 de julio. Además, se espera la llegada de algún nuevo equipo y más caras jóvenes en un campeonato que, tras un arranque complicado en sus primeras ediciones, parece que ha encontrado su acomodo en el panorama nacional.

En lo que respecta a los campeonatos organizados por Vline.Org, el Campeonato de España de Resistencia y el Campeonato de España de GT, así como el Open Oldtimer, vieron aplazadas sus citas iniciales, pero, junto a la Fórmula 4, comenzarán en el mes de julio en la pista navarra de Los Arcos. De cara a este año, los TCR y Clase 1 se separarán de los Clase 2 en lo que respecta al CER, con los turismos tomando su propio protagonismo como categoría independiente. Mientras, el certamen de GT mantendrá el orden de sus categorías.

La clase TCR del GT-CER tendrá mucho más protagonismo este año. Foto: @VLineOrg (Twitter)

La situación también ha afectado de manera intensa a los campeonatos organizados por GT Sport. Tanto la Eurofórmula Open como el International GT Open y el GT Cup Open Europe vieron como sus entrenamientos de pretemporada oficiales se suspendían en los primeros compases del COVID 19 en Europa, donde iban a poder estrenar oficialmente el nuevo Dallara 320. Fueron los primeros en adelantarse a las consecuencias y decidieron anular toda actividad hasta que la crisis sanitaria remitiera. Finalmente, han podido anunciar un nuevo calendario, aunque muy mermado y con ausencias destacadas.

Quizás, la más notable sea la del Gran Premio de Pau, fecha puntuable de la EF Open desde el año pasado. La legendaria carrera francesa está cancelada y pospuesta para 2021 por la imposibilidad de montar con todas las garantías el circuito urbano en la ciudad situada a los pies de los Pirineos. En otro orden de cosas, finalmente se anunció la cancelación del Gran Premio del Mediterráneo en el trazado italiano de Pergusa, teniendo que esperar al año que viene para ver a los veloces monoplazas rodar alrededor del lago siciliano. Con todo, el reajuste de fechas deja un final con doble cita en España, en Montmeló y en el Jarama (en este caso, sólo para el certamen de monoplazas). La temporada comenzará el fin de semana del 8 y 9 de agosto en Hungaroring.

En cuanto la normalidad regrese, volveremos a disfrutar de carreras tan emocionantes como las vividas el año pasado en el International GT Open. Foto: @GT_Open (Twitter)

Sin duda alguna, la situación por la que pasan los campeonatos de automovilismo de nuestro país no es la mejor. Pero el mero hecho de que se estén publicando calendarios y se atisbe movimiento en ellos, da esperanza de que regresen los coches a la pista en un futuro cercano. Por lo pronto, parece ser que será en Navarra, en pleno mes de julio, donde podamos volver a presenciar la magia de las carreras en circuito de ámbito nacional. Ya queda menos…

Foto de portada: @RacingWeekend20 (Twitter)

Álvaro Bajo: «Ha sido un año intenso»

Álvaro Bajo: «Ha sido un año intenso»

Uno de los pilotos con más trabajo durante esta temporada ha sido Álvaro Bajo. Habitual en carreras de turismos y de resistencia, ha compaginado su participación en el Campeonato de España de Resistencia y GT con el Campeonato de España de Turismos, una aventura en la que, como otros tantos pilotos, se ha embarcado para conseguir ganar en el renacer de este certamen.

Bajo ha tenido que lidiar con el solapamiento de eventos, saltando de un campeonato a otro en el mismo fin de semana. Los cambios de coche y el poco tiempo entre unas mangas y otras ha sido un problema que ha tenido que ir solventando para poder dar lo mejor de sí en ambos campeonatos. Y no lo ha hecho nada mal, no en vano, se ha proclamado Subcampeón de España de Turismos gracias a la regularidad en cuanto a resultados que ha mostrado durante toda la temporada.

El pasado fin de semana, Álvaro Bajo estuvo presente en Motorland Aragón, donde compitió en los 500 Km de Alcañiz con el Peugeot RCZ de E2P Escuela Española de Pilotos, junto a los hermanos Ana y Antonio Sainero. Durante uno de los interludios entre sesiones, pudimos hablar con él, antes de subirse de nuevo al coche con el que ha disputado este año el Campeonato de España de Resistencia y GT.

Álvaro Bajo saliendo del famoso complejo del «Sacacorchos» de Motorland Aragón con el Peugeot RCZ. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En una temporada tan compleja, con tantas carreras por disputar, varias durante un mismo fin de semana, nos comenta que “ha sido un año intenso y no hemos parado ni un momento. Se me presentaron los dos proyectos y soy un chico muy activo, me gusta estar en todo lo que puedo.” Por otra parte, su participación en el GT-CER le motiva de una manera especial. “Este proyecto con V-Line, tanto el GT-CER como los 500 Km de Alcañiz, con los hermanos Sainero, me motiva mucho. Ambos están empezando justo ahora, es su primer año y enseñar toda la experiencia que tienes a lo largo de los años, pasársela a ellos, es muy gratificante”, señala Álvaro Bajo.

Respecto a su desarrollo de la temporada en el Campeonato de España de Turismos, destaca que “ha sido un año duro. Era de aprendizaje para todos, pero es verdad que todos los problemas que podían tener los Honda, los hemos tenido nosotros. Al final, hemos ido rascando y no nos hemos llevado todas las victorias que podíamos, pero la regularidad nos ha hecho acabar subcampeones.”

Álvaro Bajo volando sobre el asfalto de Montmeló durante la última cita del CET. © Jordi Gimeno Bureu

La primera victoria se resistió, pero finalmente, en la cita en el Circuit de Barcelona-Catalunya, Álvaro Bajo consiguió ganar. “Costó, costó un montón. Ya pensaba que no iba a llegar. Llevo desde 2010 o 2011 consiguiendo una victoria, por lo menos, en todos los campeonatos que he participado y era esa espinita que tenía clavada. Eso que dices: ‘Tengo que acabar ganando una carrera por narices’. Y al final se juntaron varias cosillas. Preparamos mucho la carrera de Barcelona, además al ser la última, y con todos los problemas que habíamos tenido, teníamos un sabor de boca un poco agridulce. Lo preparamos bien y demostramos que cuando no tenemos problemas y todo va bien, estamos para ganar y para pelear.”

En el CET pilota un Honda Civic Type R de la estructura Monlau. Como todos los coches del campeonato, equipa una caja de cambios manual, lo que obliga a los pilotos a conducir a la antigua usanza. Un hecho al que Bajo se ha adaptado sin mayores problemas. “Bueno, yo empecé con un coche con cambio manual. Lo primero que hice en turismos fue con un Peugeot y usábamos una caja manual, punta tacón, … Entonces ha sido un poco tener que refrescarlo, pero es una conducción muy de la vieja escuela y muy pura. A mí me gusta mucho y lo he disfrutado.”

Álvaro Bajo pilotando el Honda Civic Type R de Monlau Competición en el CET. © Jordi Gimeno Bureu

Respecto al Honda, coche que ha batido a los Hyundai este año para ganar en la clasificación reservada a las marcas del CET, considera que “es un coche que es complicado de llevar, sobretodo porque de la primera vuelta a la última cambia bastante. El neumático te hace tener que cambiar la conducción radicalmente, pero es muy divertido de pilotar”, comenta Bajo.

Saltar de un coche a otro en un mismo día no es fácil. Álvaro Bajo lo ha venido haciendo esta temporada, pasando del Honda del CET al Peugeot del GT-CER. Sobre ello, cuenta que “tienes que hacer un cambio de chip grande. En uno tienes neumáticos slick, en el otro son semi slick… La experiencia te da ese punto de poder adaptarte. Das dos vueltas y ya cambias referencias de frenada, agarre… Al final, te vas adaptando. Pero no es nada fácil.”

Álvaro Bajo aparece tras el cambio de rasante entre las curvas 3 y 4 de Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Este año, los nuevos Racing Weekend han visto el regreso del Campeonato de España de Turismos, un certamen que está dando sus primeros pasos, pero ha acusado la falta de participación en su primera temporada. Sobre qué es lo que necesita el campeonato para consolidarse, Bajo opina que es necesario que las marcas se involucren. Además, señala que “es verdad que la Federación ha hecho un gran esfuerzo este año, pienso que van en el buen camino, y es cierto que no éramos muchos coches, pero hay que ver el nivel de esos coches. La gente que había estaba muy preparada y el nivel era muy alto. Se supone que el año que viene habrán más. Y sobretodo, que el público siga viniendo y que se involucren las marcas. Creo que poco a poco se puede volver a retomar lo que era el Campeonato de España de Turismos.”

Sobre su futuro y lo que hará el año que viene, cree que todavía es pronto para saberlo. Indica que su continuidad en el CET depende de varios factores, no siempre controlados por el propio piloto. “Es pronto para saberlo, pero lo vamos a intentar. La verdad es que me apetece ganarlo y me hace mucha ilusión. Todo depende un poco de los patrocinadores, que en un mundo así es muy complicado, pero desde luego que lo vamos a intentar”, concluye Álvaro Bajo.

Álvaro Bajo camino de la curva 5 de Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Con el tiempo apremiando para la vuelta al trabajo, concluimos la entrevista con Álvaro Bajo. La siguiente sesión iba comenzar y su labor iba a ser crucial para logar la victoria en su categoría en los 500 Km de Alcañiz, un gran resultado para cerrar esta intensa temporada. Gracias por el tiempo que nos dedicó y por su amabilidad. Le deseamos mucha suerte y que el año que viene volvamos a coincidir en las carreras. ¡Muchas gracias, Álvaro!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Entrevista a Mikel Azcona: «Siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar»

Entrevista a Mikel Azcona: «Siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar»

Mikel Azcona es un piloto que destaca por su capacidad para ser agresivo cuando toca y su templanza cuando la situación no es propicia para jugársela. Desde muy joven se decantó por las competiciones de turismos tras el aprendizaje en el karting. Diferentes campeonatos monomarca han visto su evolución, pero fue la consecución del Campeonato de Europa de Turismos en 2018 lo que le catapultó a la élite.

La Copa del Mundo de Turismos es su hogar desde comienzos de este año, como integrante del equipo PWR Racing. En el WTCR ha conseguido una victoria y tres podios más que le valen para sujetar la quinta posición en la clasificación general del campeonato. Piloto fiel a Cupra, defiende los colores de la marca española de la misma manera que lleva el nombre de su pueblo, Falces, por todo el mundo. Y también por nuestra geografía, pues entre carrera y carrera del mundial, disputa el Campeonato de España de Resistencia en categoría TCR, junto a su compañero Evgeni Leonov.

Durante el último Racing Weekend del año en el Circuit de Barcelona – Catalunya, Azcona no faltó a su cita con el CER. En un muy buen fin de semana, consiguió adjudicarse la victoria en la carrera de dos horas que se celebró el domingo como colofón a un gran año de competición del certamen organizado por VLine.Org. Pudimos hablar con él, y a falta de dos citas para acabar su gira internacional, en Macao y Malasia, es el momento de hacer balance de una magnífica temporada deportiva para el navarro.

Mikel Azcona lidera el pelotón camino de la victoria en Vila Real (Portugal). Foto: WTCR

El Acelerador (EA): Mikel, nos gustaría empezar hablando de tu temporada en el WTCR. Cuéntanos, ¿qué valoración haces de lo que has conseguido este año?

Mikel Azcona (MA): Pues a falta de dos pruebas, en un año bastante bueno y positivo para mí, superando las expectativas, estar quinto en la clasificación general y haber hecho cuatro podios, ya en el primer fin de semana en Marrakech haciendo el primero, significa que desde el primer momento he estado al nivel. Obviamente, cada fin de semana voy aprendiendo y he aprendido muchísimo. Así que una valoración muy positiva y muy buena.

EA: Llevas varios años compitiendo con el Cupra TCR, casi lo conoces como tu casa. ¿Qué destacarías del coche?

MA: De coches TCR es el único que he probado, pero es verdad que llevo cuatro años con él y he hecho muchas carreras. Destacaría que es un coche que tiene un balance muy bueno. No es que destaque en todos los aspectos, pero en general está muy bien balanceado. Tanto en frenada como en paso por curva. El problema de estos coches de tracción delantera es que tiendes a tener muy rápido subviraje. Pero con las evoluciones que le han ido haciendo y en el coche del WTCR de este año, este problema que lo hemos tenido todos los años, se ha solucionado bastante. Antes íbamos luchando muchísimo para combatir el subviraje y ahora no tenemos tantos problemas. Así que es algo que caracteriza al Cupra.

EA: En los test de pretemporada del WTCR, te preguntamos por cómo esperabas enfrentarte a Nürburgring y Macao. Nos comentaste que venías de probar en el legendario circuito alemán y que la primera vuelta fue “acojonante”. Después has competido allí. ¿Sigues pensando que lo es?

MA: Sí, sigo diciendo que es “acojonante”. Nunca he conducido en un circuito tan difícil y, a la vez, tan divertido. Pero para la cabeza es machacador. Durante los nueve minutos que dura la vuelta, estás sin parar de pensar, sin parar de estar concentrado, sin relajarte, … Y esto es una gran tensión para el piloto. Cuando llegas a la recta de atrás tienes unos treinta segundos de descanso, pero después vuelve a ser una constante estar todo el rato en tensión. Tienes cambios de dirección, saltos, cambios de asfalto, diferentes niveles de adherencia, curvas que agarran más y otras que agarran menos, … Nürburgring es una mezcla de todo lo que puede haber en todos los circuitos del mundo. Y esto hace que sea muy difícil ir rápido allí. Psicológicamente es matador.

Mikel Azcona trazando el Karusell, la famosa curva del legendario circuito de Nürburgring. Foto: WTCR

EA: ¿Cómo estás preparando Macao?

MA: Macao también es un circuito nuevo para mí. Llevo una semana dando unas ochenta o noventa vueltas en el simulador cada día y quiero llegar allí con alrededor de quinientas o seiscientas para tener todo memorizado y hacerlo automático. Y una vez allí, pues tocará arriesgar lo necesario y coger confianza.

EA: ¿Qué expectativas tienes

MA: Mi objetivo es coger los máximos puntos posibles. Lo que tengo claro es que en la calificación habrá que atacar, es el 90% de la carrera ya que no se puede adelantar. Pero todo dependerá de mi feeling durante los entrenamientos libres. Si me siento cómodo y el coche me va bien, atacaré.

EA: Por otra parte, participar en las carreras del Campeonato de España de Resistencia te ofrece la posibilidad de seguir preparándote. ¿Cómo las afrontas y qué objetivos te marcas?

MA: El objetivo aquí siempre es ganar. Hemos ganado tres carreras en el CER este año y creo que estamos al nivel para poder ganar el campeonato. Hay bastante nivel porque hay muchos TCR y no nos lo ponen nada fácil, pero hay que ganar en el Campeonato de España de Resistencia.

Mikel Azcona durante la cita del Campeonato de España de Resistencia en Motorland Aragón.

EA: Faltan dos citas para terminar la temporada del WTCR, que son seis carreras en total. ¿Cómo te planteas la recta final?

MA: Sinceramente, no tengo ninguna presión, porque siendo mi primer año y estando quinto en el campeonato, el trabajo que había que hacer ya está hecho. No obstante, siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar. Sé que es muy difícil, pero siempre que salgo a pista voy a ir a ganar, no a hacer un quinto o un sexto puesto. Todo esto dependiendo de las circunstancias. Si te estás jugando el campeonato, vas a hacer ese quinto o ese sexto y coges puntos. Pero el objetivo siempre es salir a ganar. Voy sin presión, pero sí que quiero defender la quinta posición en el mundial. No va a ser nada fácil. Si consigo quedar entre los cinco primeros del campeonato, sería un triunfo. El objetivo cumplido, además, con creces.

EA: A principios de octubre estuviste compitiendo en la Spa 500, una carrera de resistencia en el legendario circuito de Spa-Francorchamps para coches TCR en la que terminaste en el podio. ¿Qué tal fue la experiencia?

MA: Estuvo muy divertida, me lo pasé muy bien. Era mi primera carrera de 24 horas y es otro concepto. Conservar el coche, los neumáticos, no subirte por los pianos, … Todo lo opuesto a lo que hago yo. En el mundial vas a degüello. Me lo pasé genial porque es un trabajo en equipo. Éramos cinco pilotos en nuestro coche y el ambiente que había durante la carrera estuvo muy bien. Aprendí muchas cosas. Me gustó y me gustaría seguir haciendo carreras de 24 horas. Me enganchó.

Mikel Azcona en el podio de Ningbo, junto al ganador Yvan Muller y Ma Qing Hua, segundo clasificado. Foto: WTCR

EA: Hablando de esto, ¿qué carrera, en turismos o en cualquier otro tipo de coche, te gustaría hacer?

MA: Después de esta carrera de veinticuatro horas en Spa, me di cuenta de que me encantan. El hecho de salir a las cuatro de la mañana, sólo con las luces de tu coche, vas en Eau Rouge a fondo, sin luces en el circuito y en medio de la selva, … Fue una sensación que dices: “¡Qué gozada!”. Tiene que ser brutal hacer las 24 horas de Nürbugring. Meterte en el Nordschleife por la noche, que no ves nada, sólo las fogatas de la gente que está asando carne en los laterales, … Tiene que ser impresionante. Además, la neblina que hay lo hace como aterrador. Las condiciones son muchas, diferentes y muy difíciles. La verdad es que me encantaría hacer esa carrera.

EA: Una curiosidad al respecto. ¿Es cierto que dentro del coche os llega el olor de la carne asándose?

MA: Sí, se huele. Precisamente, en la carrera del WTCR en Nürbugring, pasábamos por el Nordschleife y olía a carne. Era muy curioso.

EA: Para terminar, ¿qué coche de competición te gustaría probar en el futuro?

MA: Ahora mismo estoy muy bien en el WTCR, pero es verdad que nunca he probado un GT y es algo que me gustaría hacer alguna vez. Sigo mucho las carreras y me llama la atención para un futuro. Tengo la curiosidad de ver cómo funcionan.

EA: Pues esto ha sido todo. Muchas gracias por tu tiempo, Mikel.

MA: Gracias a tí.

Mikel Azcona trazando el circuito urbano de Marrakech, donde debutó en el WTCR. Foto: WTCR

Tras un buen rato de alegre y distendida charla, damos por terminada nuestra conversación con Mikel Azcona. El navarro se enfrenta este fin de semana a uno de los circuitos legendarios del automovilismo. Macao le recibirá con su mezcla de zonas rápidas y reviradas curvas, amenizadas por los icónicos guardarraíles amarillos y negros. Le deseamos mucha suerte y esperamos volver a coincidir con él en los circuitos. ¡Gracias, Mikel!

Foto de portada: WTCR

Alba Cano cierra el último Racing Weekend sentenciando el campeonato

Alba Cano cierra el último Racing Weekend sentenciando el campeonato

Domingo de carreras en Montmeló. De carreras emocionantes que han visto grandes batallas y enormes victorias. Y la proclamación de Alba Cano como Campeona de España de Resistencia. La victoria de la carrera del GT-CER, de casi dos horas de duración, fue para Roald y Benji Goethe, al volante del Renault RS01 de GPX, tras superar al Ferrari de Francesc Gutiérrez y Josep Mayola en los compases finales. Los pilotos de PCR Sport terminaron segundos, dejando el tercer escalón del podio ocupado por el Campeón de España de GT Kosta Kanaroglou, junto a su compañero de asiento, Oliver Campos.

El día comenzó húmedo. La lluvia caída durante la noche dejó el asfalto muy frío y mojado. Pronto, los Fórmula 4 tomaron la pista para afrontar la segunda sesión de calificación, en la que Glenn van Berlo marcó la Pole Position, relegando al campeón Franco Colapinto al tercer puesto. En la segunda carrera del fin de semana, disputada a mediodía, el argentino pudo recomponerse para llevarse la victoria, con Filip Ugran en segunda posición y Tijmen van der Helm en la tercera. Por su parte, Nerea Martí recortó más puntos a Belén García en su lucha por el trofeo femenino al terminar en noveno puesto.

En la tercera carrera, celebrada durante la tarde, Colapinto volvió a marcar la pauta y cruzó primero la línea de meta. Glenn van Berlo intentó superarle, pero finalmente tuvo que conformarse con el segundo lugar. Entre tanto, Tijmen van der Helm y Filip Ugran lucharon por el último escalón del podio, que cayó en manos del piloto rumano de Jenzer Motorsport tras un apurado rebase al final de la recta principal. Finalmente, Nerea Martí no pudo alzarse con el trofeo femenino, a pesar de terminar séptima y seguir con su recortada de puntos, por lo que Belén García se ha llevado la copa, con un punto de ventaja sobre Martí. Con ello, el Campeonato de España de Fórmula 4 ha cerrado una nueva temporada.

El pelotón de monoplazas de la Fórmula 4 trazando las primeras curvas de Montmeló. © Jordi Gimeno Bureu

Tras la sesión de calificación celebrada en la tarde del sábado, la primera carrera del Campeonato de España de Turismos en Montmeló comenzó con el abandono de Fernando Navarrete antes de empezar la carrera. El piloto manchego no salió a pista, dejando la parrilla conformada por apenas ocho coches. Borja García partió desde la Pole Position, pero tras un par de vueltas liderando la contienda, experimentó problemas que le obligaron a abandonar. La lucha por la victoria se centró en Chema Reyes y Toni Albacete, que protagonizaron un mano a mano que se saldó en favor del piloto de SMC Junior, terminando el joven de Teo Martín Motorsport en segunda plaza, con Álvaro Bajo cerrando el podio.

La segunda carrera volvió a contar con la ausencia de Navarrete, y en ella se vivió una intensa batalla por la victoria. Luis Barrios arrancó desde la Pole Position, pero su afán por ganar no fue suficiente para contener al pelotón que llegaba por detrás. Álvaro Lobera le superó en la salida y varias curvas después, un toque con Chema Reyes propició su caída hacia el fondo del pelotón. Entre tanto, Álvaro Bajo, que partió desde la cuarta posición, comenzó una remontada que le aupó al liderato para cruzar la meta como vencedor tras una última vuelta de infarto. Toni Albacete volvió a firmar una buena actuación, firmando el segundo lugar, con su compañero de equipo, Borja García, desquitándose del abandono en la primera carrera para terminar tercero. Adrià Serratosa, Álvaro Lobera y Javier Sánchez Macías no pudieron terminar.

Álvaro Bajo, ganador de la segunda carrera del CET en el Circuit de Barcelona Catalunya. © Jordi Gimeno Bureu

El plato fuerte de la jornada, la carrera de una hora, cincuenta y cinco minutos, y una vuelta, dio comienzo con Josep Mayola arrancando desde la Pole Position, tras marcar el mejor tiempo en la calificatoria con el Ferrari de PCR Sport, compartiendo volante con Francesc Gutiérrez. El Mosler de Kosta Kanaroglou y Oliver Campos, y el Renault RS01 de Roald y Benji Goethe partieron justo detrás. Mayola y Gutiérrez gestionaron el liderato, construyendo un colchón que les permitiera compensar una penalización y mantener la posición.

Hacia el final de la carrera, el ritmo del Ferrari comenzó a caer. Con el mismo juego de neumáticos durante toda la prueba, los tiempos fueron cada vez más lentos, mientras que los Goethe, padre e hijo, cambiaron gomas en una de sus detenciones en boxes, imprimiendo un ritmo que les llevó a recortar toda la ventaja con el coche líder en apenas unas vueltas, dándole caza y superándole en la frenada de la curva 5. Finalmente, Benji Goethe cruzó la meta en primera posición, con Francesc Gutiérrez entrando segundo. El Mosler de Kanaroglou y Campos completó el podio.

El Renault RS01 de GPX, pilotado por Roald y Benji Goethe, ganador absoluto de la carrera del GT-CER. Foto: @RacingWeekend19

Por su parte, Alba Cano, con el Cupra TCR de Monlau Competición, terminó en quinta posición entre los TCR, junto a David Cebrián, sujetando el liderato del certamen y proclamándose Campeona de España de Resistencia. La victoria en la clase de turismos fue para la pareja formada por Mikel Azcona y Evgeni Leonov, con el Cupra TCR de Tecnicars Racing Team.

La última carrera del Racing Weekend en Montmeló fue la disputada por el Campeonato de España de Clásicos, Legends y Youngtimers, con el cielo tornándose oscuro a marchas forzadas, pero dando imágenes espectaculares con la puesta de sol al horizonte. Así ha terminado el último fin de semana de carreras del año, el último Racing Weekend. Una idea puesta en marcha por la Real Federación Española de Automovilismo y VLine.org en este 2019. Todo un éxito que ha visto a cientos de aficionados disfrutar de las carreras. El año que viene más.

Foto de portada: @monlaucompeti