Máxima igualdad en el Campeonato del Mundo de RallyCross

Máxima igualdad en el Campeonato del Mundo de RallyCross

Tras las cinco primeras citas del Campeonato del Mundo de RallyCross, Timmy Hansen lidera la tabla del campeonato de pilotos, por un margen tan escaso como un único punto con respecto a su hermano Kevin. Los Hansen han sido los auténticos protagonistas de esta primera mitad del año, sumando un total de tres victorias entre ambos al volante de sus Peugeot 208 WRX. Son los principales candidatos al título, pero por detrás les persigue con relativa cercanía Andreas Bakkerud, uno de los especialistas de la categoría.

El campeonato comenzó en Abu Dhabi. El circuito de Yas Marina se preparó para acoger por primera vez al principal certamen de rallycross del mundo, acotando la parte de las curvas 3 a la 6 y la larga recta trasera para acondicionar un trazado mixto con las características necesarias. La lucha se centró entre dos de los pilotos más jóvenes del campeonato, Niclas Grönholm y Kevin Hansen. La final fue un mano a mano entre ellos, adelantando el finés al sueco en una maniobra en la que el de GRX Taneco empujó al del Team Hansen MJP, sacándolo de pista. Grönholm cruzó primero la meta, pero los comisarios dictaminaron que la acción fue ilegal, sancionándolo y recayendo la victoria en manos de Kevin Hansen.

La caravana mundialista puso rumbo a Europa, concretamente al Circuit de Barcelona-Catalunya, sede de la segunda batalla del año. De nuevo, la organización del RallyCross de Cataluña acondicionó el técnico trazado armado en la zona del estadio del circuito barcelonés. Allí, Timmy Hansen consiguió desquitarse del mal fin de semana en los Emiratos Árabes, dominando de principio a fin todas y cada una de las mangas, consiguiendo la victoria el domingo por la tarde. Su hermano terminó segundo, rubricando un doblete del equipo Hansen y afianzándose al frente de la clasificación general.

Kevin Hansen y Niclas Grönholm luchando por la victoria en la primera cita del año en Abu Dhabi. © FIAWorldRallycross.com

El legendario circuito de Spa-Francorchamps se vistió con el traje de gala para acoger por primera vez una cita del Campeonato del Mundo de RallyCross tras la construcción de la zona de parrilla y paddock en el exterior de la pista, junto a la recta de bajada hacia Eau Rouge. El trazado usaría la mítica curva y la subida al Raidillon, una de las zonas más conocidas del automovilismo. La prueba vio la sorprendente victoria de Timur Timerzyanov. El ruso fue el encargado de defender los colores del GRX Taneco, junto a Joni Wiman que sustituyó a Niclas Grönholm, baja por apendicitis. Kevin Hansen pudo mantener el liderato del mundial en un fin de semana muy complicado en el que no pudo pasar a la final. Su hermano Timmy terminó cuarto, recortándole valiosos puntos.

Si el RallyCross de Benelux fue complicado para el líder, más lo fue el de Gran Bretaña. El circuito de Silverstone vio un nuevo triunfo de Timmy Hansen, que con la eliminación de Kevin en semifinales, le otorgó el liderato del mundial por apenas cuatro puntos de ventaja. La final fue un mano a mano entre el mayor del clan Hansen y Andreas Bakkerud, resuelto a favor del sueco gracias a la estrategia, realizando su Joker Lap antes que el noruego, lo que le sirvió para tener aire limpio y marcar un par de vueltas rápidas que le colocaron al frente de la carrera y del campeonato.

Salida de una de las mangas de calificación del RallyCross de Cataluña. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En esta tesitura se presentaron pilotos y equipos en uno de los circuitos más emblemáticos de la especialidad. El circuito de Lånkebanen, en Hell (Noruega), acogió el primer evento nórdico del año, la región de donde han salido la gran mayoría de pilotos de esta especialidad. Además, la pista es la primera del año que es exclusiva de rallycross y no una adaptación. La variabilidad meteorológica marcó el fin de semana, con un chaparrón que dejó el trazado impracticable antes de las semifinales, perjudicando al líder Timmy Hansen, que no pudo pasar a la final. Quien sí lo hizo fue su hermano, que arrancó como una exhalación desde la última fila para colocarse segundo al final de la primera vuelta. El regreso de Niclas Grönholm permitió disfrutar de una lucha sin cuartel como la vivida en la primera cita del año.

Anton Marklund fue el primero en pasar por la línea de meta. El piloto de GC Kompetition asombró a propios y extraños, pero fue descalificado tras las verificaciones en las que los comisarios encontraron irregularidades en su coche. Con ello, Kevin Hansen debía ser el heredero del triunfo, pero este fue a parar a Grönholm, pues el sueco fue sancionado con un segundo por empujar al finés durante la batalla entre ambos. Hansen se tuvo que conformar con el segundo lugar, sumando los suficientes puntos para colocarse a uno del liderato que sujeta su hermano.

Timo Scheider lidera el pelotón en la subida al Raidillon tras pasar Eau Rouge, en el circuito de Spa-Francorchamps. © FIAWorldRallycross.com

Por detrás de los Hansen, Andreas Bakkerud mantiene el tercer lugar de la clasificación general, con Janis Baumanis, Niclas Grönholm y Timur Timerzyanov luchando por el cuarto lugar, separados entre ellos por un punto. Las distancias son mínimas cuando se llega al ecuador de la temporada, por lo que cualquier punto que se pueda arañar en las mangas eliminatorias será tan importante como los que se sumen en la final de cada evento.

En la clasificación por equipos, el Team Hansen MJP es el líder, seguido por GRX Taneco y Monster Energy RX Cartel. Por ahora, los Peugeot 208 WRX y Hyundai i20 son los únicos coches capaces de vencer. Veremos si los Audi S1 consiguen ponerse al nivel, pues son los tres que parecen estar un paso por delante del resto, representado por los Renault Mégane y Renault Clio de GCK, los Ford Fiesta ST de STARD y los Skoda Fabia, Mini Cooper y Seat Ibiza privados.

La lluvia y el barro marcaron las semifinales y la final del RallyCross de Noruega. © FIAWorldRallycross.com

Por delante, cinco citas más para completar el año. La segunda cita nórdica en Höljes (Suecia), antes de poner rumbo a América para disputar el RallyCross de Canadá en el circuito urbano de Trois-Rivières. Después, regreso a Europa con los RallyCross de Francia en Lohéac y Letonia en Bikernieki. El broche final lo pondrá el RallyCross de Sudáfrica, que se disputará en el trazado de Killarney a principios de noviembre. No hay nada decidido, las distancias son escasas y el espectáculo está asegurado. No se puede pedir más.

Foto de portada: © FIAWorldRallycross.com

La fiesta del RallyCross vuelve a Barcelona

La fiesta del RallyCross vuelve a Barcelona

Tras la primera cita del año del Campeonato del Mundo de RallyCross que se celebró en Abu Dhabi, donde Kevin Hansen se alzó finalmente con la victoria, la fiesta sobre asfalto y tierra volverá este próximo fin de semana al Circuit de Barcelona – Catalunya, la sede española del principal campeonato de la especialidad a nivel mundial. Allí se darán cita los Supercars y los Super 1600 que forman el grueso de protagonistas.

Pero habrá muchos más, pues además de las carreras de RallyCross, harán acto de presencia los siempre divertidos KartCross con sus carreras de derrapadas y potencia pura, además del espectáculo de los coches de Drift. Para ello, el circuito se verá modificado, utilizándose la zona del estadio como circuito de carreras, y la zona de la subida de La Moreneta como circuito de Drift.

La parrilla de salida se ubicará al final de la recta de atrás, justo antes de la curva 10. Allí los pilotos deberán girar a la izquierda para tomar la mencionada curva, seguir hacia la curva 11 y meterse por la zona de tierra a la derecha de ella. Curva a derechas y un salto para llevarlos de nuevo al asfalto, donde deberán elegir entre la vuelta normal o la Joker Lap. La chicane final del circuito de Montmeló servirá para situar esa posibilidad, utilizando la chicane de F1 como Joker Lap y la que se construyó para MotoGP como circuito habitual.

Momento final del pasado RX de Abu Dhabi, primera cita del año. © FIAWorldRallycross.com

A continuación, tomarán el tramo del estadio en sentido inverso hacia la curva 12, donde volverán a ponerse en contacto con la tierra, en una sucesión de curvas de derecha-izquierda-derecha que les conducirá hasta el último ángulo. Allí, junto a la curva 10 del circuito de velocidad, volverán al negro alquitrán para cruzar la línea de meta. La longitud total será de 1133 metros, con un 60,4% de la superficie sobre asfalto, y la restante 39,6% sobre tierra.

La participación incluirá a los habituales pilotos del campeonato mundial, además de algunas incorporaciones que no participaron en la primera prueba en los Emiratos Árabes Unidos. Kevin Hansen llega líder, seguido por Niclas Grönholm y Janis Baumanis. Además, los pilotos del RX2, la segunda división de la especialidad, y los del EuroRX, el campeonato regional a nivel europeo, lucharán por el mejor resultado de cara a sus respectivos campeonatos.

El líder del mundial, Kevin Hansen, en un ambiente distendido durante el RX de Barcelona del año pasado. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Además, se podrá ver la participación de algunos pilotos provenientes de otras especialidades, incluso de otros deportes. Es el caso del medallista olímpico Chris Hoy, ganador de seis medallas de oro en ciclismo. El ciclista de 43 años competirá con un Ford Fiesta preparado por Xite Racing. También será el regreso de Albert Llovera. El piloto andorrano comenzará la temporada en el trazado que más cerca le queda de casa, en la categoría RX2.

Pero lo que parece que será uno de los grandes alicientes dentro del programa del fin de semana serán las carreras sobre KartCross que protagonizarán algunos pilotos llegados para quemar rueda y hacer levantarse al público de sus asientos. Será el momento de la RX Star Race, donde competirán los pilotos del Rally Dakar Cristina Gutiérrez y Gerard Farrés; Dani Clos o Pol Espargaró. El formato se basará en cuatro rondas clasificatorias, dos semifinales y una final, un estilo similar al que se verá en el evento mundialista.

Los KartCross sobre el deslizante barro, durante una de las carreras del año pasado bajo la lluvia. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

El año pasado, el triunfo final fue para un Johan Kristoffersson que se vio favorecido por la sanción a Mattias Ekström tras un toque en la salida de la carrera final con Petter Solberg, que dejó al noruego fuera de la competición. El piloto de la estructura oficial de Audi ganó en la pista, pero los comisarios le penalizaron y perdió el triunfo en favor del piloto de Volkswagen. Peugeot no pudo contrarrestar la superioridad de los coches alemanes, a pesar de contar con Sébastien Loeb, Timmy Hansen y Kevin Hansen como primeros espadas.

Para la edición de este año, se espera que los coches de la firma del león del Team Hansen lleven la voz cantante, tras las buenas sensaciones vistas en Yas Marina. Para evitarlo, estarán los hombres de GRX con Grönholm al frente, y la escuadra capitaneada por Guerlain Chicherit, GC Kompetition. El formato del fin de semana será el habitual, con las cuatro sesiones de calificación, las mangas eliminatorias y la gran final, donde se decidirá al ganador del RallyCross de Barcelona 2019.

Salida de una de las carreras durante el RallyCross de Barcelona de 2018. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)