Llega el Pure ETCR

Llega el Pure ETCR

Hace unos días, Eurosport Events, promotor de la Copa del Mundo de Turismos (WTCR), presentó el campeonato que pretende revolucionar el mundo de las carreras de coches eléctricos. Se trata del Pure ETCR, un certamen en el que los turismos tengan todo el protagonismo y puedan mostrar al público sus capacidades como automóviles de competición, y se muestren similares a los vehículos que se pueden adquirir en cualquier concesionario.

El Pure ETCR tratará de llevar este tipo de competición a otro nivel, primando las batallas en pista y dejando de lado el ahorro energético. En este punto, intentará marcar una cierta separación con la Fórmula E y otros campeonatos eléctricos mediante un formato de carreras muy distinto a lo que es habitual. Para empezar, habrá que olvidarse de las carreras tradicionales. Los participantes se separarán en varios grupos, los cuales disputarán carreras cortas, entre ocho y diez kilómetros, que serán llamadas Batallas.

Los pilotos pasarán a la siguiente batalla en una nueva fase de grupos que vendrá determinada por su posición en la carrera anterior. El ganador de la final será el vencedor de la prueba y se convertirá en rey o reina del evento, tras sumar todos los puntos cosechados en las batallas anteriores. Puede parecer complicado, pero se resume en ir pasando el corte como en un sistema de calificación, aunque en formato carrera, y sin que ningún piloto quede eliminado.

Goodyear será el suministrador oficial de neumáticos del Pure ETCR

Los coches tendrán una potencia aproximada de 500 Kw, unos 670 CV, y una aceleración estimada de 0 a 100 Km/h en 3,2 segundos. Con ello, se esperan batallas intensas cuerpo a cuerpo en un corto espacio de tiempo. La primera de ellas se librará durante el Festival de la Velocidad de Goodwood de este año, aunque será en formato contrarreloj, antes de que el trazado austríaco de Salzburgring vea las primeras carreras de este revolucionario campeonato, en la cita compartida con el WTCR en julio.

Cupra ya ha anunciado su participación en el certamen. La marca española se presentará para disputar el Pure ETCR con el e-Racer, su modelo de turismo de competición eléctrico, siendo Mattias Ekström y Jordi Gené los encargados de pilotarlo. Este vehículo ya fue presentado con antelación en el circuito de Montmeló a finales de 2018, coincidiendo con el anuncio de la creación del ETCR. Gené pudo rodar por la pista catalana, demostrando las capacidades del prototipo desarrollado por la casa de Martorell.

Recreación digital del nuevo Cupra e-Racer

Por su parte, Hyundai mostró sus intenciones de competir en el ETCR, en su caso con el Veloster N ETCR, pero todavía no se ha hecho oficial su entrada en esta nueva categoría, aunque todo apunta a que es cuestión de tiempo. Alfa Romeo se encuentra en una tesitura similar a la del fabricante surcoreano. La firma italiana está desarrollando el Giulia ETCR, y las últimas informaciones apuntan a un desembarco en el Pure ETCR. La idea es la coexistencia de distintos fabricantes dentro del mismo campeonato y que cada uno de ellos pueda luchar con sus propias armas. De esta manera, serían tres los que se enfrentarían en esta primera fase.

El Pure ETCR echará a andar este mismo año, pero no será hasta 2021 cuando el campeonato funcione como tal. Por ahora, serán eventos de exhibición. Goodwood, Salzburgring y Copenhague serán las ubicaciones encargadas de mostrar el certamen en Europa, antes de poner rumbo a Asia de la mano del WTCR y sus citas en Corea del Sur y China. Esta fase de preparación terminará a principios del próximo año en Estados Unidos. Las 24 Horas de Daytona serán el escenario perfecto para rematar esta gira de exhibiciones y poder comenzar con la competición real.

El nuevo Hyundai N Veloster ETCR estuvo presente en la presentación del Pure ETCR

Los eventos tendrán en cuenta la presencia de los aficionados. Los coches que se encuentren en fase de recarga de energía se aparcarán en una zona habilitada en medio del paddock, llamada Energy Station. Allí, el público podrá contemplar los procesos de carga de baterías y admirar los coches que protagonizarán estas batallas de alto voltaje, en un entorno seguro repleto de actividades para todos los públicos.

La primera piedra fue la presentación del ETCR como un campeonato eléctrico al nivel del WTCR. La versión “cero emisiones” de la Copa del Mundo de Turismos. El Pure ETCR es un paso más en el camino de Eurosport Events y WSC, la empresa dirigida por Marcello Lotti, para hacer cada vez más atractivas las carreras de turismos. Funcione o no, es innegable que la apuesta por este formato es interesante. Veremos si cumple con el objetivo y consigue ofrecer grandes dosis de espectáculo.

El rallycross en España (Parte III): Una sequía de 25 años

El rallycross en España (Parte III): Una sequía de 25 años

En las dos primeras entregas de este reportaje tratamos la llegada del rallycross a España (Parte I) y el desarrollo de las carreras de carácter internacional en el Circuit de Sils (Parte II). A continuación, el tercer y último capítulo.

Hasta la organización de la primera cita del Campeonato del Mundo de Rallycross en el Circuit de Barcelona – Catalunya en el año 2015, no hubo ninguna prueba más de carácter internacional de esta especialidad en España. Veinticinco años de sequía para un país en el que las carreras sobre tierra siempre han atraído a multitud de participantes. El norte de la península cuenta con una tradición sin parangón en lo que respecta a este tipo de competición, pero por alguna razón, el rallycross llegó, pero no cuajó. Ni siquiera cuando los X Games aterrizaron en Barcelona en 2013.

El estadio olímpico Lluís Companys, situado en Montjuïc, la montaña mágica, cuna de grandes carreras en su antiguo circuito urbano, estaba preparado para la ocasión. El regreso del rallycross a nuestro país se iba a materializar. Se preparó un trazado mixto en el interior del estadio, en el que se jugarían el tipo las grandes estrellas de la especialidad vinculadas a los X Games, como Travis Pastrana o Ken Block. También, algunos pilotos invitados para esta cita, que iba a ser la primera en mucho tiempo, como Carlos Sainz o Nani Roma.

Pero el mal tiempo jugó en contra. La lluvia puso el circuito impracticable, haciendo del barro el mayor enemigo. Los pilotos intentaban mantener los coches en la trazada, pero estos eran incapaces de seguir la ruta. Con grandes volantazos luchaban por enderezar las máquinas en medio de una superfície que cada vez iba acumulando más y más agua. Tras unos minutos de entrenamientos, los comisarios ondearon bandera roja. La pista estaba impracticable. Después, la cita se suspendió y los allí presentes se quedaron con la miel en los labios.

La pista preparada en el Estadio Lluís Companys de Barcelona quedó impracticable en los X Games de 2013. Foto: Brett Wilhelm / ESPN

Por suerte, no hubo que esperar mucho para disfrutar, esta vez sí, de una cita de rallycross en condiciones. Con sus mangas eliminatorias y sus carreras espectaculares. El 19 de septiembre de 2015, los Supercars del mundial tomaron la pista preparada en la zona del estadio, el último sector, del Circuit de Barcelona – Catalunya. Ese fin de semana, los aficionados pudieron vibrar por fin con el espectáculo de esta disciplina en nuestro país. Montmeló tomaba el relevo a Sils dos decenios y un lustro después. Al día siguiente, Petter Solberg escribía su nombre con letras de oro en el palmarés de ganadores de la prueba.

El Rallycross de Barcelona, llamado oficialmente World RX of Catalunya, ha servido para volver a traer la esencia de las carreras al sprint en circuito mixto una vez más. Y por ahora, parece que es para quedarse unos cuantos años. La cita anual en el trazado vallesano aglutina a un gran número de aficionados en un ambiente de fiesta. Además, la cita mundialista suele estar acompañada de una prueba de Car Cross y algunas otras actividades que complementan el programa del fin de semana. Con todo, sirve para que algunos de los pilotos habituales del Campeonato de España de Autocross puedan conocer los secretos de su especialidad hermana.

Salida de una de las mangas de Car Cross durante el Rallycross de Cataluña de 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En estos últimos años, los pilotos nórdicos se han impuesto cada temporada, igual que en su día lo hicieron en Sils. Al experimentado piloto noruego Petter Solberg, se han sumado después los suecos Mattias Ekström, con dos triunfos seguidos en 2016 y 2017; Johan Kristoffersson en 2018 y Timmy Hansen en 2019. Lo han hecho en uno de los circuitos más técnicos del campeonato. Pilotos, ingenieros y mecánicos coinciden en señalar el trazado catalán como uno de los más difíciles del año, tanto desde el punto de vista del pilotaje, como desde el del reglaje de los coches.

El éxito de la cita, puntuable para el Campeonato del Mundo de Rallycross, puede ser el inicio de algo importante. Desde los más altos estamentos ya se están planteando ideas para que el rallycross eche raíces de una vez por todas en nuestro país. A finales del año pasado, la Real Federación Española de Automovilismo anunció la creación de la Copa de España de Rallycross, aunque a día de hoy es una incógnita. La realidad es que aparte de la pista de Montmeló, que puede prepararse como circuito mixto, no existen más trazados aptos para rallycross a nivel estatal, aunque habría alguno que podría adaptarse.

Una de las primeras carreras de rallycross celebradas en Montmeló, en 2015. © EKS/McKlein

En cualquier caso, lo cierto es que la historia del rallycross en España ha sido muy convulsa. Pero hay una cosa cierta. Esta disciplina está en auge a nivel mundial, y ya no son sólo los nórdicos los que llevan la voz cantante. Francia es un ejemplo de país, con gran tradición en el autocross, que supo acoger el rallycross como una especialidad más. Se puede tomar al país vecino como ejemplo. Es el momento para que las carreras por mangas en circuito mixto calen en los aficionados, y que pilotos y equipos se lancen a la aventura del rallycross. Como se lanzó en su día Paco Gutiérrez y la Escudería Girona. La sequía ha terminado y la semilla está plantada. Es el momento de que eche raíces.

Este reportaje ha sido posible gracias a la colaboración de Francesc Gutiérrez. Le agradecemos su predisposición para cedernos algunas de las fotografías que ilustran el texto, así como por la información que nos proporcionó sobre el Circuit de Sils y la figura de Paco Gutiérrez. Gracias por todo ello, por su amabilidad y hospitalidad. Agradecimientos también para José Francisco Muñoz, autor de «Historia del automóvil en Málaga«, por permitirnos el uso de las fotografías que aparecen en su blog.

Foto de portada: Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Johan Kristoffersson, la apisonadora del RallyCross

Johan Kristoffersson, la apisonadora del RallyCross

Johan Kristoffersson se proclamó campeón del mundo de RallyCross por segundo año consecutivo este fin de semana en Austin. El circuito de las Américas acogió la décima prueba del Campeonato del Mundo de la especialidad, en la que el piloto sueco logró también su novena victoria de la temporada. Nueve de diez. Una auténtica apisonadora. El ya bicampeón lo es con dos carreras de margen y con casi 80 puntos de ventaja sobre sus más inmediatos perseguidores, los campeones en años anteriores Mattias Ekström y Petter Solberg, junto con Andreas Bakkerud y el nueve veces campeón del mundo de Rally Sébastien Loeb. Ahí es nada.

El piloto sueco, de ascendencia danesa, es hijo de Tommy Kristoffersson, expiloto de carreras y antiguo competidor en el Campeonato Europeo de RallyCross. Comenzó compitiendo en el Campeonato Sueco de Turismos en 2009. En 2011 empezó a lograr resultados en el Campeonato Escandinavo de Turismos, logrando 2 podios en Knutstorp y Mantorp. En 2012 ganó el campeonato dentro del equipo Volkswagen Team Biogas, consiguiendo 5 victorias. Ese mismo año ganó también el International Superstars Series, de ámbito europeo, con 4 triunfos, a bordo de un Audi RS5 de la estructura semioficial KMS.

Johan Kristoffersson persigue a Andreas Bakkerud y Petter Solberg durante el RX de Barcelona de 2018 en Montmeló

Su debut en el mundo del RallyCross se produjo en 2013, cuando compitió en la cita sueca del Campeonato de Europa de RallyCross. Desde entonces siempre ha corrido dentro de las estructuras ligadas a Volkswagen, haciendo lo propio a partir de 2014 en el Campeonato del Mundo de RallyCross. En 2015 terminó en tercer lugar del mundial, logrando su primera victoria en el RallyCross de Portugal, en el circuito de Montalegre, y al año siguiente fue subcampeón. Entre tanto, compitió en algunas citas del Campeonato de Escandinavia de Turismos, terminando tercero en 2016 y cuarto en 2017.

Precisamente, en 2017 llegó el momento cumbre de su carrera. Tras comenzar el campeonato con un sexto lugar en la cita de Barcelona, celebrada en el circuito de Montmeló, logró un total de siete victorias, encadenando cinco consecutivas, que le sirvieron para ganar su primer Campeonato del Mundo de RallyCross. Esto le ha servido de revulsivo para dominar con mano de hierro este año. Y no sólo en la competición mundialista, también en el Campeonato Escandinavo de Turismos, donde lidera la clasificación general de pilotos.

Johan Kristoffersson por delante de Sébastien Loeb, durante el RX de Portugal de 2017 en Montalegre

Kristoffersson se ha convertido a base de esfuerzo y determinación en bicampeón del mundo de RallyCross, empatando con su compañero de equipo, el experimentado noruego Petter Solberg, con 2 títulos cada uno. Así mismo, se convierte de manera objetiva en el piloto principal del equipo de fábrica de Volkswagen, en un año muy difícil para su compañero, en el que el sueco ha tomado las riendas y ha sido inalcanzable para sus rivales.

Los pilotos de Peugeot y Audi han visto como Johan Kristoffersson los ha batido en todas y cada una de las finales del presente mundial, salvo en una. Y todo esto, a pesar del mayor apoyo de fábrica, especialmente de Peugeot, hacia su estructura oficial. Así mismo, coloca al PSRX Volkswagen Sweden, el equipo oficial del fabricante alemán, como líder de la clasificación por equipos con 80 puntos de ventaja sobre las estructuras oficiales de Audi y Peugeot, los otros dos fabricantes oficiales del campeonato.

Johan Kristoffersson (Volkswagen Polo R) durante la disputa del RX de Gran Bretaña en Silverstone

Johan Kristoffersson, uno de los pilotos más espectaculares que se han visto en RallyCross, además de uno de los más exitosos. Durante este año ha demostrado su dominio absoluto de la categoría, batiendo a pilotos de gran palmarés y gran versatilidad como Mattias Ekström o Sébastien Loeb. Y nosotros que nos alegramos por el espectáculo que nos ha dado. Y todavía quedan dos citas, en Alemania y Sudáfrica. Si ha hecho lo que ha hecho bajo la presión de luchar por el campeonato, ¿qué será capaz de hacer ahora?

Fotos: © Pablo López Castillo (elacelerador.com) | © Volkswagen