Entrevista a Pablo Suárez: “La idea es hacer la temporada completa de RX2e”

Entrevista a Pablo Suárez: “La idea es hacer la temporada completa de RX2e”

El Circuit de Calafat, con su nuevo trazado de rallycross, se ha convertido en la casa oficial del nuevo Campeonato de RX2e, el primer certamen internacional de rallycross bajo el paraguas de la Federación Internacional de Automovilismo que será 100% eléctrico. La empresa española QEV Technologies se encarga del desarrollo del nuevo prototipo, trabajando codo con codo con el especialista Olsbergs MSE, y hace unos días realizaron una serie de test colectivos con varios pilotos, entre los que se encontraba Pablo Suárez.

El piloto canario, a su vez piloto de pruebas de QEV Technologies e ingeniero del constructor catalán de coches eléctricos de competición y de calle, participó en las jornadas de pruebas, dando su punto de vista sobre el funcionamiento de un vehículo que supone el primer paso en la electrificación del rallycross mundial. Suárez, con quien pudimos hablar, es un experimentado piloto de rallyes y subidas de montaña, que ha encontrado en el rallycross un lugar en el que seguir desarrollando su carrera deportiva.

EL ACELERADOR (EA): Pablo, eres piloto de pruebas del RX2e y también realizas trabajos de ingeniería. ¿Qué es exactamente lo que haces con QEV Technologies?

PABLO SUÁREZ (PS): “Mi trabajo con QEV Technologies en el día a día lo desarrollo en la oficina, en diseño asistido por ordenador, donde me encargo de hacer componentes. Por ejemplo, en el proyecto de rallycross es en el chasis donde más he dedicado el tiempo, en tomar la base que teníamos del RX2 para poder adaptarlo a todos los componentes eléctricos necesarios y todos los cambios que hemos tenido que hacer a nivel de ingeniería: reparto de pesos, ubicación y demás. Ha sido un trabajo bastante duro y que hemos hecho en poco tiempo, pero lo he disfrutado mucho.

Por otra parte, mi otro trabajo es el de desarrollo de coches de calle como piloto, concretamente con el Hispano Suiza. Desde hace cinco años que llevo en la empresa, he estado involucrado en el desarrollo a nivel de pilotaje en todos los productos que han ido saliendo.”

Pablo Suárez al volante del Hispano Suiza Carmen durante un acto promocional.

EA: Tienes experiencia en competición y te hemos visto correr en rallyes, y en casi todo lo que se disputa en tu tierra, en Canarias. Es fácil pensar que tu carrera deportiva a corto y medio plazo pase por competir en rallycross.

PS: “La realidad es que llevo trabajando en esto un año, desde que empezamos. Digamos que se me encendió la bombilla y, animado también por Pere González, el director del proyecto, me empecé a plantear la posibilidad de correr aquí. La verdad es que comencé a darle vueltas en la cabeza y hablando con los patrocinadores, les pareció interesante. Que fuera eléctrico les parecía atractivo y las respuestas que me he ido encontrando han sido muy positivas. Estamos trabajando en terminar de cerrar el programa, la idea es hacer la temporada completa de RX2e”.

EA: De hecho, el año pasado ya cerraste un acuerdo para competir sobre hielo en el RallyX Nordic, el certamen nórdico de rallycross. Luego llegó la pandemia y te trastocó los planes.

PS: “Sí, me pilló justo en la primera semana de confinamiento. Lo teníamos todo cerrado y estábamos muy ilusionados. Además, a mí encanta el hielo y ya hice mis pinitos hace unos años en las G Series de Andorra. Teníamos muchas ganas de competir, animado también por Andreas Eriksson, que tenía coches disponibles, y la verdad que fue una pena que no se pudiera hacer. Me quedé con las ganas de estrenarme en rallycross. Esto también ha sido lo que nos ha motivado para seguir.

Pudimos hacer un test en septiembre en Dinamarca con un RX2 y lo disfruté muchísimo. Han sido pequeños pasos que también me han generado motivación para seguir luchando por esto. Te ves con capacidad, que lo disfrutas y que los que están a tu alrededor te animan. Así que la motivación la tengo, lo que falta es terminar de cerrar el presupuesto, que es lo más difícil en este mundo.”

Pablo Suárez posando junto a su coche en el RallyX Nordic, antes de que la pandemia le dejara sin planes.

EA: Durante años, ha costado que el rallycross se asentara en España, a pesar de la gran afición a los rallyes o al autocross. Pero parece que ahora, por fín, sí se están dando los pasos para conseguirlo. La RFEDA trabaja en sacar adelante el Campeonato de España de Rallycross y precisamente en Calafat se va a disputar el certamen catalán este mismo año. ¿Qué crees que le falta al rallycross en nuestro país para que termine de echar raíces?

PS: “Creo que el primer paso es precisamente el que se está dando, crear un campeonato y que salga. No esperemos un gran éxito el primer año, aunque creo que lo puede tener porque hacer algo diferente siempre hace que sea interesante, sobretodo en la época en la que estamos. Y que llame la atención, sobretodo. Es empezar, que arranque y que los pilotos se empiecen a animar, que el público lo disfrute,…

Es un formato sencillo para poderlo seguir, atractivo para los aficionados y con carreras cortas e intensas. Aunque España no tenga esa cultura de rallycross, sí que creo que existe un seguimiento. A cualquier aficionado a los rallyes le hablas de rallycross y sabe los pilotos que compiten. Y en la cita del mundial en Barcelona, las gradas se llenan de gente. El gusto está, falta arrancar. Ojalá que salga adelante para que tengamos esa nueva cultura dentro del automovilismo español.”

EA: A lo mejor, si hubiera un piloto español en el mundial, la gente se terminaría de enganchar, ¿no?

PS: “Sí, totalmente. Hace falta que haya pilotos, que quizás salgan de este campeonato de RX2e, que puedan salir fuera y destaquen para poder hacerse un nombre. Aquí tenemos a Pepe Arqué, por ejemplo, que tiene experiencia en rallycross y es joven. Es complicado con el gran nivel de los nórdicos, pero cuando Carlos Sainz llegó al mundial de rallyes también era difícil pensar que les pudiera ganar en su terreno, y lo hizo. Así que es un poco eso, intentar que haya pilotos y que poco a poco vaya creciendo esa cultura.”

Pablo Suárez intercambiando impresiones sobre el pilotaje del RX2e con Oliver Eriksson y Pepe Arqué. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Ojalá que os veamos a tí y a Pepe luchando por las victorias en el Campeonato de RX2e, quizás este mismo año…

PS: “Para mi sería un sueño. Ya solo por estar ahí, en un campeonato de este nivel y con estas características sería un paso adelante importante. Además, para mí también es un valor añadido el poder moverme por todos estos países y ser embajador de la isla de Gran Canaria, que es uno de mis principales apoyos. Creo que el automovilismo es un lugar perfecto para poder promocionar mi tierra.”

EA: Ya conocemos el nombre del nuevo promotor del Campeonato del Mundo de Rallycross, que será el mismo que el del mundial de rallyes. ¿Cómo valoras el que ambos campeonatos vayan a tener un futuro tan unido?

PS: “Entiendo que con el bagaje y la experiencia que tienen en el WRC, pueden darle mucha más repercusión al campeonato y que su calidad aumente. Hemos visto lo que han hecho en el mundial de rallyes, así que a ver que hacen con el de rallycross. La electrificación es uno de los puntos a tener en cuenta y todo lo que sea para que el campeonato crezca y tenga más seguimiento, es lo más importante ahora mismo. Esperemos que sea exitoso.”

Pablo Suárez probando el RX2e en Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Los test continuaron y Pablo Suárez tuvo que volver a enfundarse el casco para seguir probando el espectacular prototipo de RX2e desarrollado por QEV Technologies en nuestro país. Le agradecemos su tiempo y su amabilidad, y le deseamos toda la suerte para que, ojalá, le veamos esta misma temporada debutando en rallycross y luchando por grandes resultados en el nuevo certamen eléctrico con sabor español. ¡Gracias por todo, Pablo!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

Pepe Arqué prueba el nuevo RX2e de la mano de QEV Technologies

Pepe Arqué prueba el nuevo RX2e de la mano de QEV Technologies

Pepe Arqué, piloto de Speedcar en el Campeonato de España de Carcross (CEAX) y piloto de rallycross, ha dado sus primeros pasos en el nuevo coche eléctrico de rallycross del Campeonato RX2e, durante un día de pruebas en el Circuit Calafat (Tarragona).

El coche, desarrollado por QEV Technologies con el apoyo del especialista de rallycross Olsbergs MSE, es un prototipo de tracción a las cuatro ruedas y eléctrico con dos motores independientes que generan 250 kW (335 CV). Arqué hizo una primera tanda para conocer los secretos del coche y rápidamente se adaptó al estilo de pilotaje.

Pepe Arqué RX2e

Pepe Arqué en el salto del Circuit Calafat. Foto: El Acelerador – Servicios de comunicación.

Más tarde, volvió a ponerse el volante un par de veces más, probando diferentes set-up de neumáticos, marcando tiempos de vuelta muy competitivos. “Ha sido una experiencia espectacular e inolvidable, mi primera vez conduciendo un coche de rallycross con tracción a las cuatro ruedas y eléctrico. ¡Me he divertido mucho! Gracias a QEV Technologies por este día increíble.”

Pepe Arqué ya está concentrado en la temporada 2021, en la que participará en el Campeonato de España de Carcross con el equipo Speedcar. Su preparación le da la confianza necesaria para afrontar un año que se presenta muy interesante.

Pepe Arqué RX2e

Pepe Arqué al volante del coche eléctrico de rallycross de RX2e desarrollado por QEV Technologies. Foto: El Acelerador – Servicios de comunicación.

Circuitos de rallycross en España: Circuit Calafat

Circuitos de rallycross en España: Circuit Calafat

El Circuit Calafat es una pista de carreras construida en 1974 junto a la urbanización del mismo nombre, en el municipio catalán de L’Ametlla de Mar. Aunque mantiene el carácter de las competiciones de antaño, sus propietarios han sabido adaptarla a los tiempos que corren para convertirse en un referente en lo que a pruebas y test se refiere. No en vano, QEV Technologies tiene en el trazado tarraconense su lugar de pruebas del nuevo coche del RX2e, la nueva antesala eléctrica del Campeonato del Mundo de Rallycross.

CARACTERÍSTICAS DEL CIRCUITO

En 2020, Calafat estrenó su nuevo circuito de rallycross. Este está pensado para realizar test y pruebas, pero puede ser perfectamente adaptado para acoger carreras. Construido bajo los parámetros que marca la Federación Internacional de Automovilismo y diseñado por la experimentada empresa RacingLoop, la zona de tierra cuenta con un tratamiento especial a base de un compuesto de resinas naturales denominado “Dustex” que evita que se levante polvo con el paso de los coches.

El trazado de rallycross de Calafat se puede configurar con dos variantes, una de 861 y otra de 1250 metros, en las que quedan incluidas un salto y el recorrido alternativo de la Joker Lap. La configuración corta cuenta con un 78% de tierra y un 22% de asfalto, y 16 curvas; mientras que la larga tiene unos porcentajes de 54% de tierra y 46% de asfalto, y 19 virajes. La diferencia la marca el uso de una parte u otra del circuito de velocidad.

Planos de las dos variantes de rallycross del Circuit Calafat. Imagen cortesía del Circuit Calafat.

Gracias a todo esto, Calafat se ha convertido en el primer circuito permanente de rallycross de España construido bajo normativa FIA para circuitos del World RX. A día de hoy, todavía se están ultimando ciertos detalles para asegurar que se pueden llevar a cabo competiciones de máximo nivel en una pista que tiene todo lo necesario para ofrecer a los aficionados grandes dosis de espectáculo.

Además, la configuración corta de Calafat permite la utilización simultánea de los circuitos de rallycross y de velocidad, gracias a la construcción del atajo que evita el último sector, zona donde se ubica la nueva pista. Este mismo atajo es el que se usa para configurar la variante larga del trazado de rallycross.

Circuit Calafat

Una de las curvas en asfalto del circuito de rallycross de Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Por otra parte, aunque a día de hoy este trazado no cuenta con ningún tipo de servicio adicional -paddock, edificio de control de carrera o accesos- independiente del circuito de velocidad, cabe la posibilidad de edificar estas instalaciones junto a la nueva zona de tierra, aprovechando una entrada que da acceso a la pista de pruebas de conducción de Calafat. Allí hay espacio para poder montar un paddock reducido y cubrir las necesidades de la competición. Es necesario tener siempre en cuenta que el trazado de rallycross del Circuit Calafat está ideado para albergar entrenamientos y test, en primera instancia.

HISTORIAL DE COMPETICIÓN

El Circuit Calafat no ha celebrado todavía ninguna prueba competitiva de rallycross. Por ahora, su papel ha sido el de ser el escenario para probar el nuevo prototipo eléctrico del Campeonato de RX2e de la Federación Internacional de Automovilismo, en el que la empresa catalana QEV Technologies está poniendo todo su empeño. Sin embargo, las instalaciones ubicadas a apenas 45 kilómetros de Tarragona serán las protagonistas en el nuevo Campeonato de Cataluña de Rallycross.

El certamen que organizará VLine.Org a partir de esta temporada tiene previsto celebrar sus tres citas en Calafat, además de una jornada previa de entrenamientos colectivos, usando la configuración larga del trazado de rallycross, de 1250 metros. Por otra parte, las posibilidades de que entre en el calendario del nuevo Campeonato de España de Rallycross son muy altas, teniendo en cuenta que, a efectos de homologación, cumple con toda la normativa FIA en relación a circuitos de esta especialidad.

Circuit Calafat

Conexión en hormigón entre la zona de asfalto y la de tierra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

POSIBILIDADES DE ALBERGAR UNA PRUEBA DEL CERX

En España, de manera histórica, ha existido un déficit de pistas de rallycross. La especialidad, hasta hace muy pocos años, no levantaba la más mínima de las pasiones dentro de nuestras fronteras. Por ello, la construcción de este trazado dentro de unas instalaciones con tanta historia como Calafat es una gran noticia para el Campeonato de España de Rallycross, que cada vez está más cerca de hacerse una realidad.

Pero para ello, sería conveniente realizar una serie de ajustes. Por un lado, se necesita del suficiente espacio en el paddock para acoger las carpas y camiones de los equipos y los pilotos. La zona de trabajo debe de ser totalmente diáfana y contar con los servicios necesarios para que todos puedan hacer bien su trabajo. Por lo tanto, lo suyo sería que ocuparan el actual paddock que existe en Calafat, lo suficientemente grande para estos menesteres.

Circuit Calafat

Recorrido alternativo de la Joker Lap del Circuit Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Así mismo, y dado que facilitaría la instalación de cableado y demás sistemas de cronometraje y control de carrera, convendría ubicar la parrilla de salida, salida y meta en la zona más cercana posible al edificio de dirección de carrera y el paddock. Esto sería en la nueva variante que parte desde la última curva y sale al comienzo del tercer sector del circuito de velocidad, poco antes de entrar en la parte de tierra. Y para afinar totalmente el instrumento, no sería nada descartable que se montara la parrilla de salida fuera del recorrido normal del trazado, a fin de que se puedan ir colocando los coches en sus puestos mientras la manga anterior está finalizando. Esto se hace de forma habitual tanto en rallycross como en autocross para darle agilidad a los horarios.

Todos estos ajustes, que son los que a simple vista más se podrían demandar aunque se puedan advertir otros, se pueden realizar de manera relativamente sencilla. Lo bueno de Calafat es que es un folio en blanco, nunca ha albergado ninguna competición y el circuito se puede adaptar en función de las necesidades de cada evento. Por ello, tiene todas las papeletas para formar parte del calendario del CERX.

Circuit Calafat

Propuesta de diseño de EL ACELERADOR de la pista de rallycross del Circuit Calafat, tal y como se explica en los párrafos anteriores. © El Acelerador.

El Circuit Calafat ha visto durante todos sus años de existencia el paso de numerosos coches de competición, de diferentes disciplinas y tipologías. Ahora, con el trazado de rallycross se coloca en una posición de vanguardia a nivel internacional, incluso para cualquier equipo del mundial que quiera probar durante el invierno, cuando la mayoría de pistas en Europa están fuera de uso por las inclemencias meteorológicas. Desde 1974, Calafat lleva reinventándose para, sin abandonar su esencia clásica, estar a la altura de los tiempos.

La elaboración de este capítulo del reportaje sobre Circuitos de rallycross en España ha sido posible gracias a la inestimable colaboración del Circuit Calafat, especialmente de Pau Mangrané, Paola Capodiferro y Carmen Tendero. Gracias por su hospitalidad a la hora de recibirnos para conocer a fondo la pista y realizar las fotografías que ilustran esta pieza, así como por su disponibilidad a la hora de compartir con nosotros el material que hemos necesitado.

Circuit Calafat

Salto del Circuit Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Circuitos de rallycross en España

Circuitos de rallycross en España

Cada vez son más los aficionados que descubren en el rallycross la esencia de su pasión por las carreras. Esta disciplina ha congregado desde los años ’60 del siglo pasado a numerosas personas deseosas de descubrir la magia de unos coches de competición y unos pilotos capaces de pelear al límite por la victoria en trazados mixtos de asfalto y tierra. Pero en nuestro país no ha sido muy popular. Únicamente contó con suficiente fama entre 1986 y 1989 gracias a los esfuerzos de la Escuderia Girona y el Circuit de Sils, la casa de la especialidad en España.

Recientemente, la inclusión del Circuit de Barcelona-Catalunya en el Campeonato del Mundo de Rallycross ha devuelto la esperanza a todos aquellos que disfrutaron con las carreras en Sils y ha abierto la veda a que nuevos aficionados se acerquen a descubrir las maravillas que ofrece el rallycross. Lejos de hacer oídos sordos, la Real Federación Española de Automovilismo está preparando un nuevo Campeonato de España de Rallycross con el que seguir regando la semilla dentro de nuestras fronteras.

Pero hay una pregunta que subyace a todo esto. ¿Hay circuitos de rallycross en España? Afortunadamente, sí los hay. De hecho, el primero de todos ellos se construyó ya en los años ’70 en Campanillas, junto a la ciudad de Málaga. Aquel Circuito Automovilístico Costa del Sol fue el sueño del empresario sueco Hans Göran Sundberg, que celebró diversas carreras en las instalaciones durante poco más de un año. Después fue el turno de Paco Gutiérrez, el hombre que trajo el rallycross internacional a España cuando en 1987 el Campeonato de Europa de Rallycross descubrió la flamante pista de Sils. Lamentablemente, ninguno de estos trazados existe en la actualidad.

Esquemas de los circuitos de rallycross de Campanillas y Sils, los pioneros en España. Imagen: © El Acelerador.

Por ello, responder a la pregunta supone hacer un esfuerzo imaginativo importante y requiere de tiempo para investigar cuáles son esos lugares con posibilidades de albergar una prueba de rallycross. Las condiciones son que tengan una superficie mixta de asfalto y tierra, y que cuenten con una longitud de alrededor de un kilómetro. No son muchos, pero al menos hay cinco que cuentan con estas características. Concretamente, uno de ellos es de reciente construcción. Calafat se ha unido a este selecto grupo con su nuevo trazado en el que el prototipo de la nueva categoría eléctrica RX2e está llevando a cabo su fase de pruebas.

Además de la pista tarraconense, existe la de Montmeló, en la que el mundial celebra cada temporada el Rallycross de Cataluña. Sin embargo, no se trata de un trazado fijo, puesto que se arma aprovechando algunas escapatorias y zonas de asfalto del circuito de velocidad de Fórmula 1. Es a día de hoy el único que cuenta con Grado 6R de la FIA, indispensable para formar parte del Campeonato del Mundo.

El prototipo del campeonato RX2e desarrollado por QEV Technologies durante un test en Calafat. Foto: Circuit Calafat.

Teniendo en cuenta que fue la afición catalana la que disfrutó de la época dorada del rallycross en Sils, no es de extrañar que ambos circuitos se encuentren en Cataluña. En todo caso, no son los únicos, afortunadamente. Hace ya unos años que Miranda de Ebro cuenta con una pista de autocross, habitual en el Campeonato de España (CEAX), en cuya parte interna se ubica un trazado de asfalto. Generalmente, esta se usa para eventos de Drift, pero desde unas temporadas atrás, una configuración mixta de ambas permite disputar pruebas de rallycross válidas para el regional de Castilla y León.

Otro trazado que ha vivido el rallycross en sus carnes se encuentra en Galicia. El Circuito Choqueiro ha acogido pruebas de la disciplina dentro del Campeonato de Galicia de Autocross, después de ser asfaltado y habilitar una sección de tierra. Actualmente, esta se encuentra en desuso, pero sus propietarios son unos entusiastas declarados del rallycross, así que quién sabe si algún día volverán a acoger este tipo de eventos.

Lucha en pista durante el Rallycross de Miranda de Ebro de 2017 en el Circuito Antonio Vadillo. Foto: Roberto Sotelo / Automóvil Club Mirandés.

Finalmente, Motorland Aragón construyó una de sus pistas para albergar carreras de rallycross. En teoría, esta iba a tener una variante para Supermotard, la cual se quedó como única protagonista. Hoy en día, la zona asfaltada se usa para el karting de alquiler, pero la dirección del complejo de motor ubicado en Alcañiz se comprometió en su día con la RFEDA a habilitar de nuevo el trazado si se creaba un certamen nacional. Y todavía hay algún otro circuito en España que, sin haber acogido pruebas de rallycross ni estar pensado para ello, podrían ser perfectamente escogidos para acoger una prueba.

En este reportaje, se irán desgranando las características de cada uno de los circuitos de rallycross que existen en España, además de contar su historia y las posibilidades reales que tienen de acoger una cita del nuevo Campeonato de España de Rallycross que se está preparando con mimo y sumo cuidado. Por ahora se sabe que serán cinco citas puntuables, veremos cuáles de estos trazados entran en el calendario definitivo.

LISTADO DE CIRCUITOS DE RALLYCROSS EN ESPAÑA:

  1. CIRCUIT DE BARCELONA-CATALUNYA
  2. CIRCUIT CALAFAT
  3. CIRCUITO ANTONIO VADILLO
  4. CIRCUITO CHOQUEIRO
  5. MOTORLAND ARAGÓN
  6. CIRCUITO LA ROCA

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

Descubriendo Calafat

Descubriendo Calafat

La falta de vegetación en el lateral de la carretera permite vislumbrar poco a poco tu destino. El cartel sobre la línea de meta confirma que estás a punto de llegar y en breves momentos alcanzas la puerta de la entrada. Rodeas la última curva, cruzas el túnel bajo la pista y ya estás en el paddock. No tiene el aire de los circuitos modernos, pero sientes que estás en un lugar mágico y con una gran historia detrás. Descubres Calafat.

Este autódromo se construyó en 1974 y desde entonces ha albergado algunas de la competiciones de motor más importantes de nuestro país. Tanto de coches como de motos, en sus años de mayor actividad fue una de las citas más importantes del antiguo Campeonato de España de Turismos, y junto al Jarama y al Guadalope, era uno de los tres circuitos españoles. Con el de Alcañiz siempre mantuvo buenas relaciones. De hecho, numerosos comisarios y oficiales del trazado urbano viajaban algo más de una hora hasta Calafat para prestar sus servicios cuando eran requeridos. E incluso, albergó el mítico Premio Ciudad de Alcañiz en un año en el que el máximo organismo nacional se lo puso imposible a la pista del Bajo Aragón.

En los últimos tiempos, Calafat se ha reinventado para adaptar su trazado a las nuevas exigencias. Varios campeonatos eléctricos prueban aquí sus monturas y esto ha conllevado modificaciones en la pista, pero sin variar la esencia de las carreras de antaño. Algunas chicanes y horquillas para la Fórmula E y un nuevo tramo de tierra, junto a una nueva variante de asfalto, para conformar un circuito de rallycross en el que los futuros RX2e salen a quemar voltios a alta velocidad.

Los coches de la época de Calafat volvieron a tomar la pista junto al mar. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero caminando por el paddock, la esencia sigue muy presente. Hay varios factores que te invitan a recrearte en imaginar el ambiente automovilístico de los años en los que se construyó. La recta de meta, el Pit Lane y el propio paddock están a distinto nivel y los boxes no tienen puerta hacia el carril, únicamente una ventana por la que poder sacar los neumáticos y las herramientas de forma rápida. En una época en la que las paradas para repostar o cambiar ruedas eran algo totalmente distinto de ahora, tenía todo el sentido hacerlo así. Pero parece curioso verlo cuando nos hemos acostumbrado a circuitos de altas prestaciones y acordes a este siglo. Calafat es un resquicio de lo que fueron aquellos tiempos.

Por ello, vivir el Calafat Revival es la mejor excusa para acercarse a este trazado dominado por el viento y modelado por la brisa marina. Un Porsche 911 aquí, un Opel Ascona allá, parece que hay un Ford Escort,… ¡Y un Ford GT40! ¿Estarán Ken Miles o Bruce McLaren probándolo? ¿Chris Amon, tal vez? Igual sale del garaje Carroll Shelby… Nada de eso, pero el circuito, el ambiente y esos coches se conjugan para poner en marcha una máquina del tiempo que te traslade muchos años atrás.

Sea Ken Miles, Bruce McLaren, Chris Amon o Jordi Puig (el piloto real al volante de esta máquina de ensueño), el Ford GT40 deslumbró con su presencia en Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Esperas impaciente el rugir de los motores, pero sobretodo el de ese impresionante GT40. Es mucho más bajo de lo que habías imaginado. Las películas, vídeos antiguos y fotografías no le hacen justicia ni de lejos. Paseas junto a él y notas acariciar un pedazo de la historia del automovilismo, y de las 24 Horas de Le Mans en particular. Cuando salen hacia la pista, un escalofrío te recorre el cuerpo. Así que para disfrutarlo no hay mejor manera que caminar hacia una curva, luego hacia la otra y así todo el día para ver estas máquinas en todo su esplendor y componer una imagen desde múltiples puntos de vista. Una gran panorámica de los años dorados de Calafat.

El viento sopla, pero aguantas porque lo que llama tu atención es mucho más fuerte. Acaban los entrenamientos y comienzan las carreras. Nadie quiere romper el coche ni tocarse con otro piloto y acabar los dos con una joya del automovilismo hecha trizas. Pero tampoco desean perder. Y las luchas se suceden. Intentan adelantarse y escaparse del otro, siempre con el máximo respeto. ¡Es un gran espectáculo!

El marco natural de Calafat todavía eleva más la experiencia. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cuando todo termina, sientes que has aprendido algo. Una lección que te faltaba por asimilar. Y una experiencia inolvidable en uno de los circuitos que mantienen la llama de la historia, albergando un evento que debería ser de obligada asistencia para cualquiera que sienta la pasión desbocada por las carreras. Está bien leerlo y compartirlo, pero lo mejor es venir a descubrir Calafat y recrearse en un tiempo pasado, diferente pero igualmente emocionante.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)