De capazos por el paddock: Pepe Arqué

De capazos por el paddock: Pepe Arqué

El parón mundial por la pandemia de COVID 19 también provocó una pausa indefinida en el mundo de la competición automovilística. Así que hace mucho tiempo que no íbamos de capazos por el paddock. Pero con la vuelta de las carreras, era necesario retomar esta tan saludable costumbre de pararse a hablar con la gente que habita las plazas mayores de los circuitos de carreras.

Estando en Mollerussa con motivo de la primera prueba del Campeonato de España de Autocross, era obligado pararse a hablar con uno de los pilotos que mejor conoce este circuito. Y sobre todo, con uno de los protagonistas del CEAX en la división Car Cross. Nos referimos a Pepe Arqué. Con el piloto de Martorell, pudimos conversar largo y tendido de diferentes asuntos relacionados con este apasionante mundo del off-road. Desde su participación en la propia prueba hasta el nuevo Campeonato de Europa de Car Cross, pasando por su participación en la RX Academy, el mundial de rallycross o la candidatura del circuito catalán para entrar en el europeo de autocross en 2021. Tomen asiento y disfruten con el punto de vista de uno de los pilotos con mayor proyección de nuestro país.

EL ACELERADOR (EA): Hola, Pepe. Lo primero, ¿qué tal estás?

PEPE ARQUÉ (PA): Muy bien, la verdad es que me encuentro muy motivado y con muchas ganas. Ayer, tuvimos una serie de inconvenientes, no encontrábamos el set up perfecto; pero hoy ya hemos podido rodar a nuestro ritmo. Hace dos semanas también corrimos aquí en el regional y vimos que podíamos estar delante. Ayer no fue del todo posible, pero hoy ya hemos comprobado que nuestro ritmo es bueno. Salimos en primera fila de la final, así que intentaremos luchar por la victoria.

EA: El año pasado en el CEAX, tuviste unos cuantos momentos de esplendor, con grandes actuaciones. Pero eso no quedó reflejado en la clasificación general. ¿Qué crees que faltó para rematar la faena?

PA: Fue un año muy complicado en el que no tuvimos la suerte de nuestro lado, pero he de reconocer que aprendimos muchísimo, sobretodo, a saber manejar situaciones adversas. Algún toque que nos dejó fuera de alguna final, añadido a un problema mecánico que tardamos más de lo previsto en solucionar y que nos dio más de un quebradero de cabeza no nos dejaba rendir al nivel habitual. Conforme fuimos solucionando los problemas, alcanzamos de nuevo el pódium, y aun así eran bastantes los puntos perdidos que nos impidieron estar más arriba en la clasificación general.

Pepe Arqué preparándose para una de las clasificatorias en el Autocross de Esplús del año pasado. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Precisamente, ayer tuviste un toque con otro piloto en el que casi vuelcas.

PA: Sí, la segunda clasificatoria fue un poco intensa, muy espectacular y con algún toque incluido, pero lo dejamos como un “lance de carrera”. Tampoco me gusta mucho focalizarme en este tipo de acciones. Hoy he salido con el mismo piloto, no hemos tenido ningún problema y hemos ganado la clasificatoria.

EA: En cierta manera, es normal que en el mundo del autocross haya toques. Las carreras son muy intensas y en las luchas por posición batalláis al límite. ¿Recuerdas algún golpe fuerte?

PA: Hasta la fecha no he tenido golpes ni accidentes fuertes. Sin embargo, haciendo memoria recuerdo que ha sido siempre en el circuito de Carballo donde he acabado volcado. La primera vez fue en 2017 en Carcross Junior cuando golpee el talud y acabe volcado yo solito; y la segunda, también en Carballo cuando un incidente en la salida de la final nos dejó con el coche patas arriba.

EA: ¿Qué se te pasa por la cabeza en el momento en el que tienes un vuelco?

PA: La verdad es que todo pasa rápido y no me da tiempo a nada. Recuerdo que lo primero que hago siempre es quitar el desconectador para parar el motor, comprobar que no me he hecho daño y salir manteniendo la calma. En principio, si vas bien atado, pasa enseguida el momento y todo queda en un susto.

Pepe Arqué saliendo de una de las curvas de Mollerussa de lado. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Respecto a este año, se supone que además de esta cita de Mollerussa, habrá otra en Lleida. Y se especula con que pueda celebrarse una tercera en un lugar todavía sin determinar. Con toda esta situación, ¿cómo lo ves?

PA: Lo veo complicado. En verano se estabilizó todo un poco pero ahora llega el frío y parece que el virus se transmite con mayor facilidad, así que parece que va a ser difícil que se realicen las pruebas que se han planteado. Yo me estoy tomando este campeonato como si sólo fuese de una carrera. Si al final hay más, pues mucho mejor; pero por ahora me lo planteo como una carrera única en la que tengo que darlo todo para conseguir el campeonato o estar arriba entre los puestos de podio. En cualquier caso, sigo con mis estudios de segundo de ingeniería mecánica en la UPC.

EL ACELERADOR (EA): Vamos a hablar un poco de rallycross, una disciplina que sigues, en la que has dado tus primeros pasos y en la que ojalá que pronto te veamos competir. El año pasado competiste en la carrera de carcross del Rallycross de Cataluña, en el que no sólo pilotaste sobre superficie de tierra, también sobre asfalto. ¿Cómo cambiáis los reglajes del coche para adaptarlos a un circuito mixto o a uno totalmente de tierra?

PEPE ARQUÉ (PA): Evidentemente, aquí llevamos reglajes de tierra. Pero en el rallycross, debemos tener uno intermedio. No puedes ir ni con un set-up dedicado al asfalto ni dedicado a la tierra únicamente. Hay que encontrar el mejor equilibrio posible para ir bien en las dos superficies. Para ello, adaptamos las suspensiones, la barra estabilizadora, las convergencias, reparto de frenada… Tocamos un poco todo y lo ponemos de la manera en que creemos que va a ir mejor.

Pepe Arqué luchando por la primera posición en una de las mangas de carcross del Rallycross de Cataluña de 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: El año pasado, también hiciste un par de citas de la RX Academy, tu debut en la disciplina. Además, junto con Iván Ares que compitió en una prueba del Titans RX, fuiste el único piloto español en disputar un evento de rallycross a nivel internacional y el último hasta la fecha. Lo hiciste con un Renault Clio de tracción delantera. Acostumbrado al carcross que es tracción trasera, ¿cómo te enfrentaste al cambio?

PA: Es muy distinto. Hicimos unos test previos y cogimos algo de referencias, aunque no fueron muchos. Yo nunca había corrido con turismos de tracción delantera, estaba acostumbrado al karting y al carcross, y es una historia muy diferente. Sorprendentemente, me adapté muy bien y rápidamente. Sí que es verdad que me faltaba un poco de confianza sobre todo en las zonas rápidas y deslizantes, aparte de que los nórdicos son unos auténticos especialistas en rallycross. Empiezan desde muy pequeños ya que, en vez de darles unas botas de fútbol, les dan un coche de desguace para que vayan practicando por los caminos, los circuitos y los lagos helados. Van realmente muy rápidos.

Pero bueno, lo cierto es que me adapté bien y ya en la primera carrera en Kouvola (Finlandia) conseguí llegar a la final. En la segunda, en Tierp (Suecia), ya estábamos más cerca y conseguí ganar la primera clasificatoria. Íbamos mejorando y finalmente conseguimos una cuarta posición. Nos adaptamos muy bien y estoy muy contento.

EA: Supongo que la experiencia por tierras nórdicas, aparte del campeonato, lo viviste como algo interesante.

PA: Me encantó, me gustó muchísimo. Se respira motorsport en cualquier momento. Tuve la oportunidad de trabajar dentro de un equipo del mundial de rallycross como es SET Promotion, que además de ser el promotor de la RX Academy es el equipo que lleva GRX con Niclas Grönholm y Timur Timeryanov. Además, tuve la suerte de tener en una de las carreras como spotter a Toomas Heikkinen, un gran experto de la disciplina. Fue un placer y siempre se aprende mucho de los más experimentados.

EA: Precisamente, el ganador del campeonato, Rasmus Tuominen, contra el que corriste en Tierp y Kouvola, debutó en el Campeonato de Europa de Rallycross S1600 este año en la cita de Barcelona. Y va muy rápido, nos dejó a muchos gratamente sorprendidos.

PA: Sí, hable con él la semana anterior a la carrera pues tenía la intención de acudir al circuito para reencontrarnos y darle muchos ánimos. Pero, al realizarse la carrera a puerta cerrada, esto no pudo ser. En la RX Academy estaban él y otro luchando por el título y lo podría haber ganado cualquiera de los dos. Lo vimos en Montmeló, consiguió la tercera posición. Piensa que es un chico que sólo lleva un año en la RX Academy y esto refleja que es una buena escuela, que el nivel es muy alto y que en los países nórdicos hay mucha cantera. Y es que había pilotos finlandeses que tenían subvencionada su participación en la RX Academy por parte de la federación de su país. En estos países, si después de dar tus primeros pasos en automovilismo, la federación ve en ti buen potencial, talento y proyección de futuro, te apoya hasta llegar a lo más alto.

Pepe Arqué encarando uno de los virajes del Circuit Parc de la Serra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Precisamente, te iba comentar que la RX Academy es el primer paso en el rallycross. Si no hubiese ocurrido la pandemia de COVID 19, ¿hubieses vuelto a competir allí?

PA: La idea inicial era hacer la RX Academy en 2020 completa, pero se canceló el campeonato. También nos llegó una propuesta de un equipo sueco que nos vio correr allí el año pasado para hacer el Campeonato de Europa de Rallycross en Supercar, o bien competir en el RX2 Series. Pero en cuanto llegó la pandemia, todos los planes se fueron abajo. Actualmente, viendo la evolución de los diferentes campeonatos de rallycross, estamos trabajando en la posibilidad de estar en la eRX2 Series que se va a disputar como Campeonato de Europa con vehículos 100% eléctricos fabricados en Barcelona por QEV Technologies, ya que creemos que es el siguiente paso que deberíamos dar en RX.

EA: Sobre el Campeonato del Mundo de Rallycross, ¿cómo estás viendo el liderato y dominio claro de Johan Kristoffersson con ese Volkswagen Polo que parece imbatible?

PA: Sí, veo en Kristoffersson a un claro dominador. En la última temporada que corrió, ganó once de doce pruebas, con ese Volkswagen Polo que parece un cohete. Es el mismo coche con el que participó en su último año y se nota que la marca estaba detrás, con mucho presupuesto, y consiguieron evolucionarlo hasta un nivel muy alto. Aparte, es un pilotazo. El año pasado estuvo compitiendo en el mundial de turismos y también lo hizo increíble. Y también, corre la Porsche Cup y siempre está delante. Me refiero que además del coche, él es un gran piloto.

EA: La igualdad del año pasado, ¿fue más mérito de los Hansen, Bakkerud, Grönholm y compañía, o más bien fue la falta de las estructuras oficiales de Volkswagen y Audi lo que dejó el campeonato tan abierto?

PA: Al no estar presentes la marcas de manera oficial no había ninguna marca con ventaja sobre las demás, por lo que el campeonato estuvo mucho más igualado con varios ganadores distintos en cada carrera. De hecho, el campeón y el subcampeón llegaron a la última carrera empatados a puntos y el campeón se decidió por número de victorias.

Continuación de la maniobra comenzada en la fotografía anterior… © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EL ACELERADOR (EA): Volvamos al autocross. ¿Te plantearías algún día probar suerte en el CEAX con los turismos o los protos?

PEPE ARQUÉ (PA): La verdad es que no me lo planteo. El carcross es muy bueno para entrenar y competir, y me gusta mucho. No quiero dejar el carcross porque me encanta. Estamos viendo que se me da bien, y cuando algo te gusta y encima se te da bien, todo suma. Quiero continuar corriendo en carcross independientemente de que pueda tener un programa en rallycross. Es el mejor vehículo para estar en forma y coger un buen nivel de pilotaje. Tengo que agradecer a Speedcar que siempre me ha ayudado para competir en los campeonatos de carcross. Lo de los protos, sí que es verdad que sería un buen entrenamiento para el rallycross, pero de momento estoy muy centrado en esto. Si hay proyectos, estaré encantado de hacerlos, pero ahora mismo estoy centrado en el carcross.

EA: Se está haciendo en Mollerussa la inspección para que este circuito forme parte del Campeonato de Europa el año que viene. ¿Cómo lo ves? ¿Te planteas correr el europeo?

PA: Nuestro principal objetivo actualmente es el Campeonato de España. Pero si el año que viene se hace una carrera del europeo en Mollerussa, estaría bien poderla correr. Evidentemente, un Campeonato de Europa de Carcross, o incluso un mundial de carcross, sería un proyecto de lo más apetecible y un desafío excepcional.

Salida de la tercera clasificatoria en Mollerussa, en la que se impuso Arqué. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: No se ha podido hacer por la crisis sanitaria, pero estaba previsto que este año comenzara el Campeonato de Europa de Car Cross, lo cual ayudaría a aumentar todavía más la popularidad de estos monoplazas. ¿Qué te parece esta decisión?

PA: Me parece algo muy bueno para el mundo del carcross, ya que va a ser un gran paso en el que se va a profesionalizar un poquito más. Las marcas ya están haciendo nuevos modelos con la reglamentación de la FIA, así que va a ser un gran avance en muchos aspectos que va a dar a conocer a nivel internacional el carcross y que muy posiblemente pueda eclipsar a otras especialidades por su alto rendimiento y gran espectacularidad. Piensa que hay muy pocos vehículos que tengan las prestaciones de un carcross y que ofrezcan carreras tan intensas y emocionantes.

EA: ¿Crees que sería un buen paso hacer lo mismo en España, con un campeonato que no estuviera integrado en el CEAX?

PA: De momento, en España hay muy buen nivel de carcross y muy buenas inscripciones por lo que habrá que ver que es lo mejor para que esto continúe así. En 2019, se hablaba de crear un Campeonato de España de Rallycross con tres categorías, carcross, turismos de dos ruedas motrices y supercars. Podría estar bien, pero habrá que ver cómo evolucionan las cosas.

Arqué en plena acción. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

EA: Es curioso, porque la primera prueba internacional de rallycross en España fue en Sils, que se repitió durante tres años. Y después, nada más se supo. No hubo continuidad y no se creó una base sólida que diera lugar a más carreras, hasta que apareció Montmeló. Sobretodo, cuando tanto Francia como Portugal gozan de varios circuitos y cierto arraigo.

PA: Yo no había nacido cuando se corrió en Sils pero si que es verdad que aquí en España no ha habido hasta hace poco tradición de rallycross. Los aficionados han podido ver de cerca el rallycross desde que se hace la prueba del mundial en el Circuit de Barcelona-Catalunya; y cada vez más, se esta dando a conocer esta increíble y espectacular disciplina. Creo que es cuestión de tiempo que tengamos un campeonato de rallycross en España.

EA: Pues ojalá que así sea. Y ojalá que tú estés ahí compitiendo. Este capazo llega a su fin, así que muchas gracias por compartir tus impresiones de tantos temas y mucha suerte. Ha sido un placer, Pepe.

PA: Gracias a ti.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

De capazos por el paddock: Belén García

De capazos por el paddock: Belén García

Un circuito de carreras siempre es un buen lugar para conversar. Sea de lo que sea. Y no siempre se habla de la competición. Hay muchos temas que tratar. Pero cuando entablas una breve tertulia con un piloto, en este caso con Belén García, que además viene de competir en los Motorsport Games, y este fin de semana disputa las últimas carreras del año de la Fórmula 4 española, es justo y necesario hablar de carreras.

Como decimos, en esta ocasión cogimos un capazo en el paddock del circuito de Montmeló con la piloto catalana. García se encuentra disputándose el trofeo de mejor fémina en el Campeonato de España de Fórmula 4 contra Irina Sidorkova y Nerea Martí, y ha sido seleccionada como piloto de las W Series para 2020. Además, fue la representante nacional en la copa de Fórmula 4 que tuvo lugar en la pista de Vallelunga, cercana a Roma, durante los “Juegos Olímpicos del motor”. En un fin de semana que fue de menos a más, logró terminar en sexta posición en la carrera final, firmando una actuación muy sólida.

Sobre su participación allí, nos comentó que fue una gran experiencia. “Fue una pasada. Un evento increíble, todo a lo grande. La verdad es que estuvo a la altura de las expectativas. Lo que se esperaba era unos Juegos Olímpicos del motor y la verdad es que me gustó muchísimo la experiencia en sí. Y el cómo nos fue todo, fue la guinda del pastel.”

Belén García rodando en Vallelunga durante los Motorsport Games. Foto: @MediageCom

Allí, todos los participantes en Fórmula 4 usaron un monoplaza desarrollado por KCMG que equipaba dos novedades para Belén, un sistema de propulsión híbrido y el Halo. Sobre ello, nos dijo que en comparación con el monoplaza de F4 que lleva pilotando toda la temporada, “había una pequeña diferencia, sobre todo en los bajos del motor. Pero no se nota excesivamente, porque con el Halo se ganaban unos cuantos kilogramos de peso y al final una cosa con la otra se compensaban. En el resultado global no se notaba demasiado.”

Por otra parte, “en lo que más diferencias noté fue en las ruedas. En el Campeonato de España de Fórmula 4 usamos neumáticos Hankook toda la temporada y allí se usaron Pirelli. Me costó adaptarme un poco, pero al final entendí como funcionaban y conseguí hacerlo más o menos bien”, valoró García.

El monoplaza de Fórmula 4 que pilota Belén García descansa en el garaje de Global Racing Service. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto al circuito, nos comentó que nunca había competido en Vallelunga. ”Sólo había hecho simulador. Lo que me ha dado tiempo, porque vine de Portimao, luego fui a Abu Dhabi, y no me dio tiempo a prepararlo en las semanas justo antes. Pero lo poco que pude, lo preparé e intenté hacerlo lo mejor posible. Pero era mi primera vez en pista”, nos reconoció.

Su primera temporada corriendo con monoplazas de Fórmula 4, con el equipo Global Racing Service, está siendo de aprendizaje, logrando una victoria en el circuito de Navarra a principios de temporada y luchando carrera tras carrera por ser la mejor piloto femenina del campeonato. Belén se mostró satisfecha por su papel en la categoría este año. “Es una experiencia increíble, la verdad. Puedo ganar el campeonato femenino, pero pase lo que pase este fin de semana, estoy muy contenta con lo que he aprendido, con la experiencia en sí. Estar aquí es, simplemente, un regalo. No me lo hubiera esperado nunca. Así que con lo que me llevo estoy contentísima.”

Belén García trazando la segunda curva del circuito de Montmeló. © Jordi Gimeno Bureu

Respecto a su futuro, Belén García se presentó a las pruebas de selección que las W Series llevaron a cabo en el circuito de Almería. Allí probó el monoplaza de categoría Fórmula 3 que se usa. Sobre él y su comparación con el Fórmula 4 al que está acostumbrada, nos explicó que “entre el coche de las W Series y el Fórmula 4 no hay demasiada diferencia. Se nota un poco más la potencia, pero no es lo que más llama la atención. Yo creo que los frenos y la aerodinámica, junto con el paso por curva, sobre todo en curvas rápidas, es lo que más se nota.”

Tras las pruebas, su actuación fue suficiente para que fuera elegida como piloto para la temporada 2020. Nos comentó que “para el año que viene he sido confirmada como piloto de las W Series y de momento sólo tengo seguro eso.” Su intención es la de complementar su participación en el campeonato exclusivamente femenino con otro certamen en el que conseguir más experiencia. “Estamos intentado buscar un campeonato para complementar, con el mismo coche, para poder aprender sobre él y tener más kilómetros encima”, nos confirmó la piloto barcelonesa.

Belén García durante la última cita del Campeonato de España de Fórmula 4 en Montmeló. © Jordi Gimeno Bureu

Tras unos minutos de agradable conversación, el capazo llegó a su final. Como siempre decimos, los capazos se pueden reproducir en cualquier otro lugar y en cualquier otro momento. Así que seguro que en otro paddock y en otra carrera podremos volver a coger un capazo con Belén García. Fue un placer hablar con ella y le deseamos toda la suerte del mundo en su carrera. ¡Muchas gracias por tu tiempo, Belén!

Foto de portada: © Jordi Gimeno Bureu

De capazos por el paddock: Fran Rueda

De capazos por el paddock: Fran Rueda

Ya sabemos que el paddock de un circuito de carreras es como la plaza de un pueblo. Allí se reúnen los vecinos para hablar de esto, de lo otro y de lo de más allá. En esta plaza, los vecinos van cambiando según la carrera que se celebre. Porque los habitantes de un circuito también cambian en función del campeonato que tome como suya la pista. Unos se van y otros vienen. Es ley de vida. O más bien, ley de las carreras.

En una de estas conocimos a Fran Rueda, piloto malagueño que es uno de los primeros espadas del International GT Open, uno de los principales campeonatos de GT en Europa. Con este, lleva tres años metido en la lucha por el campeonato, junto a su compañero Andrés Saravia. El año pasado, cuando coincidimos por primera vez, pudimos entrevistarlo. Volvimos a hacerlo antes de comenzar la temporada, pocos días después de que se confirmara su fichaje por McLaren, como parte de su programa de pilotos en GT. Esta vez, ha llegado el momento de que forme parte de nuestros “Capazos por el paddock”.

Nos encontramos con Fran. Acababa de salir de una reunión con sus ingenieros, pero no dudó en conversar un rato con nosotros y contarnos algunas cosas. Esas cosas que se cuentan en la plaza de un pueblo. O en el paddock de un circuito. Empezamos hablando del campeonato y de como se ha ido desarrollando. “Diría que este año ha sido complicado, porque han pasado muchas cosas. El accidente en Paul Ricard fue algo terrible, en Hockenheim tuvimos problemas, y luego en la vuelta de formación en Spa me quitaron de en medio rápido”, nos contó Rueda.

Fran Rueda durante la carrera del sábado del International GT Open en Montmeló, en la que lograron la victoria. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Añadió que “por un lado ha sido estresante; pero por otro, las carreras que hemos tenido limpias, siempre hemos estado en el podio o ganando. Así que en ese sentido, estoy muy contento. Es el primer año del coche, y estar luchando por las primeras posiciones, es algo por lo que tenemos que estar contentos.”

Este año, Teo Martín Motorsport, el equipo en el que milita, ha estrenado los nuevos McLaren 720S GT3 para competir a lo largo y ancho de Europa, en algunos de los circuitos míticos del automovilismo. Sobre ello, le preguntamos si cree que la máquina fabricada en Woking ha cumplido con las expectativas. “Sí, sin duda”, respondió tajante y firme. “No es fácil que sea competitivo un coche el primer año, como es el caso del McLaren. La pretemporada sí que fue complicada por problemas de fiabilidad. Un coche totalmente nuevo siempre tiene estas cosas, da igual el que sea. Ahora, en estas carreras, parece que no hay. Siempre hay algo que pulir, un coche de carreras nunca deja de mejorar. Pero ha cumplido con creces lo que yo esperaba, que es que fuera un coche muy rápido.”

El imponente McLaren 720S GT3 de Teo Martín Motorsport con el que compite Fran Rueda, entrando en la zona prepodio. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero no sólo provee coches a la estructura de Teo Martín. McLaren sigue muy de cerca los pasos del equipo madrileño y, por supuesto, de Fran. “Hay mucha más implicación que la que tenía BMW”, nos dijo, en referencia al fabricante alemán, anterior suministrador del coche. “Mucho más apoyo de fábrica, trabajamos más juntos. También porque el coche está todavía desarrollándose. Y en el equipo hay tres coches. Aparte de que somos los clientes ‘número uno’ y el mejor equipo que tiene McLaren ahora mismo. Se trabaja mejor conjuntamente, a nivel de pilotos e ingenieros. Además, el mejor alumno del máster que se imparte en el MSi trabaja un año becado en McLaren.” Para Rueda, la situación con el fabricante británico ha permitido que el equipo mejore en muchos aspectos debido a esa mayor implicación entre ambas partes. “La implicación es mucho más global. Ha sido un cambio muy acertado.”

Tras hablar de aspectos relacionados con el presente, nos pusimos a hablar del futuro. Empezamos haciéndolo del más inmediato. Fran Rueda y Andrés Saravia luchan contra Albert Costa y Giacomo Altoè por ganar el campeonato de pilotos del International GT Open. Fran tiene muy claro qué es lo que puede decantar la balanza para que sean ellos los grandes triunfadores. “Verdaderamente, lo que puede decantar la balanza hacia nuestro lado es que nosotros vayamos muy bien y que nuestros rivales fallen. Si no, es complicado”, considera Fran.

Fran Rueda atento al desarrollo de la carrera en el muro del equipo, preparado para subirse al coche. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cree que hay varios factores a tener en cuenta, pero es importante que los rivales no puedan conseguir los resultados que necesitan. “La distancia es la que es y también hay que tener en cuenta el hándicap. Así que, a priori, como no fallen se van a despegar. Pero a la mínima que lo hagan, nosotros vamos a estar ahí para recortar. En cualquier caso, todo está abierto aún”, nos reconoció con optimismo.

Con respecto al futuro más lejano, lo que vendrá el año que viene y su porvenir en el mundo de las carreras, nos dijo que “siempre pienso en ello, pero no puedo decir nada porque ni yo lo sé”. En cualquier caso, se mostró confiado respecto a sus opciones. Hay algunas posibilidades de campeonatos, pero no hay nada confirmado. Es pronto, todavía.”

Al ser el primer año que estoy enrolado en una fábrica, no sé tampoco como trabajan los tiempos. McLaren no tiene un programa de fábrica, pero hay estructuras como Teo Martín Motorsport que es lo más cercano a un equipo de fábrica. Se podría llamar “semioficial”. Espero estar con el mejor equipo, si puede ser con Teo Martín estupendo, y si no, tendré que ver qué otras oportunidades hay”, sentenció Fran.

Fran Rueda surcando la recta de meta del Circuit de Barcleona-Catalunya, camino de la victoria © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La conversación llegó a su fin en un ambiente relajado. Conversar con un piloto capaz de manejar uno de los GT3 más impresionantes del panorama actual, siempre es una gran experiencia. Si además, esta se desarrolla de manera sincera y cercana, poco más se puede pedir. Como en otras ocasiones, fue un placer conversar y compartir un buen momento de afición por las carreras con Fran Rueda. Le deseamos toda la suerte del mundo y esperamos volver a “capacear” por el paddock con él en otra ocasión. ¡Muchas gracias, Fran!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

Comparte nombre con uno de los mayores genios de la música de nuestro país, y como el maestro Rodrigo, es capaz de hacer arte. Su especialidad no son las notas ni los acordes, aunque de su precioso Renault Clio emana un sonido tan armónico como cualquiera de las partes del famoso Concierto de Aranjuez. Lo suyo es ir rápido, trazar y dar gas antes que su rival. Es el arte de pilotar coches de carreras.

Durante el fin de semana de las 4 Horas de Barcelona, además de prototipos y GT, los pequeños pero matones Renault Clio hicieron acto de presencia en el circuito de Montmeló. Allí se dio cita la Clio Cup francesa, y entre los participantes se encontraba el aragonés Joaquín Rodrigo, con quien cogimos un capazo en el que tratamos diferentes asuntos, pero siempre hablando de carreras y de su punto de vista. Por su experiencia, es una de las voces autorizadas para hablar de esto que a tantos nos apasiona.

Precisamente, lo primero que tratamos fue sobre cómo ha cambiado el automovilismo en nuestro país. Rodrigo habló de la profesionalización que ha experimentado el deporte en estos últimos años. “Se ha profesionalizado mucho. Antes íbamos en plan amateur. Un poco como sigo yendo yo. Vas con los amigos, el coche en el remolque… Y te lo hacías así. Ahora, si quieres funcionar, tienes que ir con un equipo.” Y esto, a pesar de la última crisis económica que tanto afectó. Considera que sus estragos todavía no han pasado. “De momento no se ve ningún brote verde. Tiene pinta de seguir igual.

Joaquín Rodrigo surcando la recta de meta de Montmeló durante la carrera del viernes. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto al presente inmediato, hablamos sobre la manera de plantearse la carrera que le restaba por hacer el pasado fin de semana. Tras las pruebas, la calificación y la primera carrera, el sábado tocaba volver al asfalto para una segunda manga. “El problema es que como ya sales un poco atrás, pues dependes de lo que pase en la primera vuelta. Ayer vi un accidente delante, un coche en una frenada se chocó contra el muro, y luego, justo en la siguiente curva, el que iba delante de mí se tocó también y salió despedido. Así que la primera vuelta es un poco caótica y hay que esperar un poco a que se tranquilice todo para empezar a correr.

Además, yo voy con un poco de cuidado para no tener ningún problema en ese aspecto. Por eso digo que la primera vuelta es para ver la expectativa. Salgo bien, normalmente arranco bien. Pero luego, cuando veo los coches de un lado para otro, cruzados, levanto el pie y espero. Así que la primera vuelta, un paso atrás y luego toca remontar un poco.

Joaquín Rodrigo pilota un Renault Clio, uno de los coches de turismo más vendidos en nuestro país durante muchos años. Sobre las diferencias entre su coche y cualquiera de los que circulan por nuestras carreteras, nos comentó que “no se parecen en nada.” Su vehículo está estrictamente preparado para la competición, y su parecido se reduce “únicamente a la forma exterior. Todo es de competición. Las suspensiones son muy duras, el cambio de marchas es con levas, no se toca el embrague salvo para parar y arrancar, … Así que no se parecen en casi nada”, afirmó Rodrigo.

Joaquín Rodrigo metiendo su Renault Clio en la curva 10 de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A pesar de ser un habitual en las competiciones en nuestro país, de vez en cuando cruza la frontera de los Pirineos para ir a competir. Por ello conoce de primera mano las características de los campeonatos francés y el español de Renault Clio. A pesar de que no haya demasiadas diferencias, sí que destaca el mayor número de pilotos en el certamen galo. “Más o menos son igual. En lo que hay más diferencia es en el nivel. Allí, en Francia, están treinta pilotos, y en España somos unos quince o veinte, viniendo ellos a correr. Este año, la mitad del campeonato se hace junto con Francia. Aquí, en Montmeló, vienen ellos, y en la siguiente prueba en Magny-Cours nos desplazaremos los españoles que queramos ir.

Por último, hablamos de la situación general del automovilismo en Aragón, región de origen del protagonista y de quien escribe estas líneas. Rodrigo considera que, en los tiempos actuales, la situación es buena. “Yo lo veo bien. En circuitos está funcionando bastante bien. Hay unos precios muy buenos, pueden correr dos pilotos, … Se está viendo gente. Estamos unos veinte pilotos, más o menos. Y también vienen de fuera. Nos juntamos con los navarros, catalanes, y también con valencianos, como cuando corrimos en Cheste. Estábamos unos veinticinco coches. Por eso que en circuitos lo veo bien.

El Renault Clio de Joaquín Rodrigo volando sobre el asfalto. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto a otras disciplinas del automovilismo aragonés, no cree que la situación sea mala, pero apunta a que no lo controla tanto. “La carretera la sigo menos. Echo una mano al Automóvil Club Zaragoza con una grúa cuando me lo piden. En el Rallysprint de Borja y también en el de Tabuenca. La tierra parece que está bastante bien, funciona y viene gente de fuera. En fin, yo lo veo bastante bien, para los tiempos que corren”, afirma Rodrigo.

Tras unos minutos de conversación, llego el momento de poner punto y final a este interesante capazo. Algo que sucede de manera natural, como en todos los capazos. Nos despedimos de Joaquín Rodrigo dándole las gracias por su tiempo y deseándole toda la suerte del mundo. Y, por supuesto, con la esperanza de volver a encontrarnos por los circuitos. Algo que no descartamos, pues ya sea sobre hielo o sobre asfalto, en invierno o en verano, Rodrigo es un apasionado de la competición que siempre está ahí donde hay una carrera. ¡Gracias, Joaquín!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

De capazos por el paddock: Dani Clos

De capazos por el paddock: Dani Clos

Durante el día de ayer, en el que los equipos participantes en las European Le Mans Series, Michelin Le Mans Cup y Renault Clio Cup se dedicaron, básicamente, a probar y probar de cara a las carreras del domingo, tuvimos la ocasión de pararnos por el paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya para hablar un rato con Dani Clos, el único piloto español que compite en el campeonato de resistencia continental. Hablamos de esto, de lo otro y de lo de más allá en un ambiente distendido como es la plaza del pueblo de las carreras, el paddock.

Comenzamos el capazo hablando sobre su inicio de temporada. Tratándose de su regreso a la competición con un equipo debutante en LMP2, reconoce que ha sido un poco complicado. “Más que nada porque somos un equipo ‘rookie’, por decirlo de alguna manera, y haces errores, o algunas cosas que salen, que son imprevistos y no los tienes controlados. Al final, con kilómetros las cosas se van consiguiendo, se entiende mucho más el coche,… Y tanto el equipo como yo necesitamos este proceso.

Sin embargo, cree que este fin de semana tiene mejor pinta que los dos anteriores, celebrados en los circuitos de Paul Ricard y Monza. “Parece que aquí vamos algo mejor. Vamos entrando en ritmo y confío mucho en los compañeros. La verdad que estoy motivado por correr en casa”, afirma Clos, destacando que afronta el fin de semana “muy tranquilo”. Considera que el hecho de competir en casa, delante de su gente, no le mete más presión, sino todo lo contrario.

Los mecánicos del equipo Inter Europol trabajando en el Ligier que pilota Dani Clos. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A mí me da mucha motivación y tranquilidad correr aquí. Mañana será un día espectacular. Estará toda la gente. Todos los seguidores, tanto de las carreras como del canal de YouTube, dándolo todo. Y a mí esto me anima muchísimo”, sentencia el piloto barcelonés con una sonrisa de emoción dibujada en la cara.

Esto puede ayudarle en el objetivo de logar un buen resultado, algo que les vendría de perlas tanto a él como a su equipo, que en este inicio del curso sólo han podido sumar un punto en el campeonato. “Lo importante es que sumemos buenos puntos aquí, que hagamos un resultado correcto o muy bueno, y que aprendamos para las siguientes carreras. Al final, estamos mirando de acabar todas las carreras lo mejor que podamos. Y yo, personalmente, hacer kilómetros e ir demostrando que si hemos vuelto es para quedarnos.

Dani Clos ha regresado este año a la competición, tras unos años en los que su actividad ha sido menor, pero en los que ha estado “haciendo otras cosas…”. Respecto a ello, le preguntamos si ha notado esa inactividad al volver a la competición este año. Responde que sí, que es algo que ha sentido. “Se nota, obviamente que se nota. Pero si estoy aquí es porque el equipo vio, al subirme al coche, que estaba preparado al 100% y no dudaron en ficharme. Yo me sentí muy bien en el coche desde el primer minuto”, recalca.

Dani Clos pilotando el Ligier JSP217 #34 durante los entrenamientos libres de las 4 Horas de Barcelona. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En estos años, Dani Clos ha aprovechado para trabajar su presencia en redes sociales y otros canales mediáticos, como YouTube, donde tiene un canal en el que explica sus vivencias en el mundo de las carreras. Sobre su implicación y la manera de compaginarlo con sus obligaciones, dice que “lo estoy haciendo muy natural. Al final una cosa va con la otra”. Considera que “algo que necesitan los pilotos es trabajar el tema mediático, y es lo que he estado trabajando hasta ahora. Las dos cosas pueden convivir juntas.

Yo llego al circuito, hago mi trabajo y, a parte, tengo a una persona que me graba, después editamos el vídeo y enseñamos todo lo que pasa. Al final, creo que esto nos aporta mucho a todos, tanto al campeonato como al equipo. También a mí y a las marcas que nos puedan patrocinar, porque la difusión que damos es mayor y se da a conocer mucho más todo esto.

El Ligier pilotado por Dani Clos sobre los pianos del circuito de Monza. © European Le Mans Series

Por último, tras un rato de conversación amena y distendida, le preguntamos por sus deseos de futuro. Qué pediría al genio de la lámpara si tuviera la oportunidad. Y claro, como piloto de carreras y apasionado al motor que es, no puede sino contestarnos con un contundente “seguir dedicándome a esto lo más que pueda”. Así terminamos nuestro capazo con Dani Clos, a quien agradecemos su tiempo y le deseamos toda la suerte del mundo.

Foto de portada: © European Le Mans Series / www.jakobebrey.com