Circuitos de rallycross en España: Circuit Calafat

Circuitos de rallycross en España: Circuit Calafat

El Circuit Calafat es una pista de carreras construida en 1974 junto a la urbanización del mismo nombre, en el municipio catalán de L’Ametlla de Mar. Aunque mantiene el carácter de las competiciones de antaño, sus propietarios han sabido adaptarla a los tiempos que corren para convertirse en un referente en lo que a pruebas y test se refiere. No en vano, QEV Technologies tiene en el trazado tarraconense su lugar de pruebas del nuevo coche del RX2e, la nueva antesala eléctrica del Campeonato del Mundo de Rallycross.

CARACTERÍSTICAS DEL CIRCUITO

En 2020, Calafat estrenó su nuevo circuito de rallycross. Este está pensado para realizar test y pruebas, pero puede ser perfectamente adaptado para acoger carreras. Construido bajo los parámetros que marca la Federación Internacional de Automovilismo y diseñado por la experimentada empresa RacingLoop, la zona de tierra cuenta con un tratamiento especial a base de un compuesto de resinas naturales denominado “Dustex” que evita que se levante polvo con el paso de los coches.

El trazado de rallycross de Calafat se puede configurar con dos variantes, una de 861 y otra de 1250 metros, en las que quedan incluidas un salto y el recorrido alternativo de la Joker Lap. La configuración corta cuenta con un 78% de tierra y un 22% de asfalto, y 16 curvas; mientras que la larga tiene unos porcentajes de 54% de tierra y 46% de asfalto, y 19 virajes. La diferencia la marca el uso de una parte u otra del circuito de velocidad.

Planos de las dos variantes de rallycross del Circuit Calafat. Imagen cortesía del Circuit Calafat.

Gracias a todo esto, Calafat se ha convertido en el primer circuito permanente de rallycross de España construido bajo normativa FIA para circuitos del World RX. A día de hoy, todavía se están ultimando ciertos detalles para asegurar que se pueden llevar a cabo competiciones de máximo nivel en una pista que tiene todo lo necesario para ofrecer a los aficionados grandes dosis de espectáculo.

Además, la configuración corta de Calafat permite la utilización simultánea de los circuitos de rallycross y de velocidad, gracias a la construcción del atajo que evita el último sector, zona donde se ubica la nueva pista. Este mismo atajo es el que se usa para configurar la variante larga del trazado de rallycross.

Circuit Calafat

Una de las curvas en asfalto del circuito de rallycross de Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Por otra parte, aunque a día de hoy este trazado no cuenta con ningún tipo de servicio adicional -paddock, edificio de control de carrera o accesos- independiente del circuito de velocidad, cabe la posibilidad de edificar estas instalaciones junto a la nueva zona de tierra, aprovechando una entrada que da acceso a la pista de pruebas de conducción de Calafat. Allí hay espacio para poder montar un paddock reducido y cubrir las necesidades de la competición. Es necesario tener siempre en cuenta que el trazado de rallycross del Circuit Calafat está ideado para albergar entrenamientos y test, en primera instancia.

HISTORIAL DE COMPETICIÓN

El Circuit Calafat no ha celebrado todavía ninguna prueba competitiva de rallycross. Por ahora, su papel ha sido el de ser el escenario para probar el nuevo prototipo eléctrico del Campeonato de RX2e de la Federación Internacional de Automovilismo, en el que la empresa catalana QEV Technologies está poniendo todo su empeño. Sin embargo, las instalaciones ubicadas a apenas 45 kilómetros de Tarragona serán las protagonistas en el nuevo Campeonato de Cataluña de Rallycross.

El certamen que organizará VLine.Org a partir de esta temporada tiene previsto celebrar sus tres citas en Calafat, además de una jornada previa de entrenamientos colectivos, usando la configuración larga del trazado de rallycross, de 1250 metros. Por otra parte, las posibilidades de que entre en el calendario del nuevo Campeonato de España de Rallycross son muy altas, teniendo en cuenta que, a efectos de homologación, cumple con toda la normativa FIA en relación a circuitos de esta especialidad.

Circuit Calafat

Conexión en hormigón entre la zona de asfalto y la de tierra. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

POSIBILIDADES DE ALBERGAR UNA PRUEBA DEL CERX

En España, de manera histórica, ha existido un déficit de pistas de rallycross. La especialidad, hasta hace muy pocos años, no levantaba la más mínima de las pasiones dentro de nuestras fronteras. Por ello, la construcción de este trazado dentro de unas instalaciones con tanta historia como Calafat es una gran noticia para el Campeonato de España de Rallycross, que cada vez está más cerca de hacerse una realidad.

Pero para ello, sería conveniente realizar una serie de ajustes. Por un lado, se necesita del suficiente espacio en el paddock para acoger las carpas y camiones de los equipos y los pilotos. La zona de trabajo debe de ser totalmente diáfana y contar con los servicios necesarios para que todos puedan hacer bien su trabajo. Por lo tanto, lo suyo sería que ocuparan el actual paddock que existe en Calafat, lo suficientemente grande para estos menesteres.

Circuit Calafat

Recorrido alternativo de la Joker Lap del Circuit Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Así mismo, y dado que facilitaría la instalación de cableado y demás sistemas de cronometraje y control de carrera, convendría ubicar la parrilla de salida, salida y meta en la zona más cercana posible al edificio de dirección de carrera y el paddock. Esto sería en la nueva variante que parte desde la última curva y sale al comienzo del tercer sector del circuito de velocidad, poco antes de entrar en la parte de tierra. Y para afinar totalmente el instrumento, no sería nada descartable que se montara la parrilla de salida fuera del recorrido normal del trazado, a fin de que se puedan ir colocando los coches en sus puestos mientras la manga anterior está finalizando. Esto se hace de forma habitual tanto en rallycross como en autocross para darle agilidad a los horarios.

Todos estos ajustes, que son los que a simple vista más se podrían demandar aunque se puedan advertir otros, se pueden realizar de manera relativamente sencilla. Lo bueno de Calafat es que es un folio en blanco, nunca ha albergado ninguna competición y el circuito se puede adaptar en función de las necesidades de cada evento. Por ello, tiene todas las papeletas para formar parte del calendario del CERX.

Circuit Calafat

Propuesta de diseño de EL ACELERADOR de la pista de rallycross del Circuit Calafat, tal y como se explica en los párrafos anteriores. © El Acelerador.

El Circuit Calafat ha visto durante todos sus años de existencia el paso de numerosos coches de competición, de diferentes disciplinas y tipologías. Ahora, con el trazado de rallycross se coloca en una posición de vanguardia a nivel internacional, incluso para cualquier equipo del mundial que quiera probar durante el invierno, cuando la mayoría de pistas en Europa están fuera de uso por las inclemencias meteorológicas. Desde 1974, Calafat lleva reinventándose para, sin abandonar su esencia clásica, estar a la altura de los tiempos.

La elaboración de este capítulo del reportaje sobre Circuitos de rallycross en España ha sido posible gracias a la inestimable colaboración del Circuit Calafat, especialmente de Pau Mangrané, Paola Capodiferro y Carmen Tendero. Gracias por su hospitalidad a la hora de recibirnos para conocer a fondo la pista y realizar las fotografías que ilustran esta pieza, así como por su disponibilidad a la hora de compartir con nosotros el material que hemos necesitado.

Circuit Calafat

Salto del Circuit Calafat. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Circuitos de rallycross en España: Circuit de Barcelona-Catalunya

Circuitos de rallycross en España: Circuit de Barcelona-Catalunya

El Circuit de Barcelona-Catalunya es bien conocido dentro del mundo de los deportes de motor. Ubicado en el municipio barcelonés de Montmeló y colindando con Granollers, estas instalaciones se encuentran a poca distancia de la capital catalana y se han convertido desde su inauguración en 1991 en un referente internacional. Sede del Gran Premio de España de Fórmula 1 y del Gran Premio de Cataluña de MotoGP, cada año acogen multitud de pruebas y eventos, entre los que se incluye el World RX de Cataluña, la cita española del mundial de rallycross.

CARACTERÍSTICAS DEL CIRCUITO

El trazado de rallycross del Circuit de Barcelona-Catalunya es uno de los más técnicos y desafiantes del Campeonato del Mundo de Rallycross y el único en nuestro país, por ahora, en contar con homologación Grado 6R de la FIA, indispensable para formar parte del World RX. Ubicado en el tercer sector de la pista de velocidad, utiliza dos zonas de hierba y escapatorias para conformar las secciones de tierra. La salida se ubica en la frenada hacia la curva 10, de entrada a la zona del estadio, para encarar el viraje y conectar con su propia recta de meta.

Plano del trazado de rallycross del Circuit de Barcelona-Catalunya. Las zonas de color negro corresponden con el asfalto y las marrones con la tierra. © El Acelerador.

La curva 11 se deja a la izquierda para encarar un primer tramo de tierra en el que se ubica el famoso salto, antes de bajar hacia la chicane, de la que se usan las dos variantes existentes. Una forma el recorrido normal y la otra, la que usa la Fórmula 1, se utiliza para conformar la Joker Lap. Después, el asfalto toma todo el protagonismo, subiendo hacia el graderío entre las curvas 13 y 12 en sentido contrario al recorrido de las competiciones de velocidad.

La última parte está descrita por la segunda sección de tierra, con un zig-zag altamente complicado y una última horquilla que pone a prueba a pilotos y mecánicas. En total, 1133 metros de longitud con un 60,4% de asfalto y un 39,6% de tierra repartidos en trece curvas de diferentes tipologías. Además, las zonas de tierra cuentan con un tratamiento especial mediante una resina que evita que se levante polvo al paso de los coches, un sistema habitual en los circuitos del mundial.

Último sector de la pista de rallycross de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

HISTORIAL DE COMPETICIÓN

La pista de rallycross del circuito de Montmeló vivió su bautismo de fuego el 20 de septiembre de 2015, con la celebración del primer World Rallycross de España, primera prueba en la historia de nuestro país en entrar en el calendario del Campeonato del Mundo de Rallycross. Además, fue fecha puntuable del Campeonato de Europa de Rallycross. El evento lleva fijo en el certamen mundial desde entonces, bajo la marca Catalunya RX y organizado por la empresa SevenMila, encargada también del montaje del circuito.

La prueba cambió de nombre en 2017 para denominarse World Rallycross de Barcelona y en 2019 para tomar su designación actual, World Rallycross de Cataluña. Además, en 2020 y como consecuencia de la pandemia de COVID-19, se disputaron dos citas consecutivas el mismo fin de semana, llamándose la primera de ellas World Rallycross de Pirineos-Barcelona 2030. En todos estos años, Petter Solberg, Mattias Ekström, Johan Kristoffersson y Timmy Hansen han conocido las mieles del éxito en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Chicane RACC en la que se ubica el recorrido alternativo de la Joker Lap. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En el año 2018, se cambió la ubicación de la parrilla de salida y de la meta, pasando de la zona de entrada al Pit Lane y la chicane RACC para ubicarse en la parte actual. Con esto, se ha ganado una mejor visibilidad para todos los aficionados en las gradas del momento de entrada en meta, así como hacer de la zona de salida de la Joker Lap un punto de adelantamiento para que la estrategia tenga mayor protagonismo en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

POSIBILIDADES DE ALBERGAR UNA PRUEBA DEL CERX

Para el Campeonato de España de Rallycross, poder realizar una prueba en el Circuit de Barcelona-Catalunya utilizando la pista en la que los mejores pilotos del mundo se baten el cobre cada año sería una gran noticia. Como trazado, tiene todo lo necesario para dar el máximo espectáculo y las instalaciones pueden acoger sin problemas una cita de estas características. En otras palabras, es el escenario perfecto para el crecimiento del rallcyross dentro de nuestras fronteras.

Un muro separa el recorrido de ida (tierra) y el de vuelta (asfalto) frente al graderío de la curva 12. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Sin embargo, el hecho de que se trate de una pista temporal, que requiere de un montaje y un desmontaje cada vez que se quiere usar, dificulta las cosas. Teniendo en cuenta que el calendario deportivo de las instalaciones de Montmeló siempre es bastante abultado, las únicas opciones que parecen viables serían compartir fechas con el mundial o, si la agenda lo permite, disputar el evento del CERX una semana antes o una después a la del World RX.

En cualquier caso, pueda entrar en el calendario del nacional de rallycross o no, lo cierto es que es el principal trazado de rallycross que hay en España por instalaciones y renombre. Como circuito heredero del de Sils, ha sabido recoger el espíritu de la legendaria pista gerundense para regalar a los aficionados grandes momentos de emoción y hacer crecer la pasión por la disciplina del rallycross.

El salto del Circuit de Barcelona-Catalunya. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Circuitos de rallycross en España

Circuitos de rallycross en España

Cada vez son más los aficionados que descubren en el rallycross la esencia de su pasión por las carreras. Esta disciplina ha congregado desde los años ’60 del siglo pasado a numerosas personas deseosas de descubrir la magia de unos coches de competición y unos pilotos capaces de pelear al límite por la victoria en trazados mixtos de asfalto y tierra. Pero en nuestro país no ha sido muy popular. Únicamente contó con suficiente fama entre 1986 y 1989 gracias a los esfuerzos de la Escuderia Girona y el Circuit de Sils, la casa de la especialidad en España.

Recientemente, la inclusión del Circuit de Barcelona-Catalunya en el Campeonato del Mundo de Rallycross ha devuelto la esperanza a todos aquellos que disfrutaron con las carreras en Sils y ha abierto la veda a que nuevos aficionados se acerquen a descubrir las maravillas que ofrece el rallycross. Lejos de hacer oídos sordos, la Real Federación Española de Automovilismo está preparando un nuevo Campeonato de España de Rallycross con el que seguir regando la semilla dentro de nuestras fronteras.

Pero hay una pregunta que subyace a todo esto. ¿Hay circuitos de rallycross en España? Afortunadamente, sí los hay. De hecho, el primero de todos ellos se construyó ya en los años ’70 en Campanillas, junto a la ciudad de Málaga. Aquel Circuito Automovilístico Costa del Sol fue el sueño del empresario sueco Hans Göran Sundberg, que celebró diversas carreras en las instalaciones durante poco más de un año. Después fue el turno de Paco Gutiérrez, el hombre que trajo el rallycross internacional a España cuando en 1987 el Campeonato de Europa de Rallycross descubrió la flamante pista de Sils. Lamentablemente, ninguno de estos trazados existe en la actualidad.

Esquemas de los circuitos de rallycross de Campanillas y Sils, los pioneros en España. Imagen: © El Acelerador.

Por ello, responder a la pregunta supone hacer un esfuerzo imaginativo importante y requiere de tiempo para investigar cuáles son esos lugares con posibilidades de albergar una prueba de rallycross. Las condiciones son que tengan una superficie mixta de asfalto y tierra, y que cuenten con una longitud de alrededor de un kilómetro. No son muchos, pero al menos hay cinco que cuentan con estas características. Concretamente, uno de ellos es de reciente construcción. Calafat se ha unido a este selecto grupo con su nuevo trazado en el que el prototipo de la nueva categoría eléctrica RX2e está llevando a cabo su fase de pruebas.

Además de la pista tarraconense, existe la de Montmeló, en la que el mundial celebra cada temporada el Rallycross de Cataluña. Sin embargo, no se trata de un trazado fijo, puesto que se arma aprovechando algunas escapatorias y zonas de asfalto del circuito de velocidad de Fórmula 1. Es a día de hoy el único que cuenta con Grado 6R de la FIA, indispensable para formar parte del Campeonato del Mundo.

El prototipo del campeonato RX2e desarrollado por QEV Technologies durante un test en Calafat. Foto: Circuit Calafat.

Teniendo en cuenta que fue la afición catalana la que disfrutó de la época dorada del rallycross en Sils, no es de extrañar que ambos circuitos se encuentren en Cataluña. En todo caso, no son los únicos, afortunadamente. Hace ya unos años que Miranda de Ebro cuenta con una pista de autocross, habitual en el Campeonato de España (CEAX), en cuya parte interna se ubica un trazado de asfalto. Generalmente, esta se usa para eventos de Drift, pero desde unas temporadas atrás, una configuración mixta de ambas permite disputar pruebas de rallycross válidas para el regional de Castilla y León.

Otro trazado que ha vivido el rallycross en sus carnes se encuentra en Galicia. El Circuito Choqueiro ha acogido pruebas de la disciplina dentro del Campeonato de Galicia de Autocross, después de ser asfaltado y habilitar una sección de tierra. Actualmente, esta se encuentra en desuso, pero sus propietarios son unos entusiastas declarados del rallycross, así que quién sabe si algún día volverán a acoger este tipo de eventos.

Lucha en pista durante el Rallycross de Miranda de Ebro de 2017 en el Circuito Antonio Vadillo. Foto: Roberto Sotelo / Automóvil Club Mirandés.

Finalmente, Motorland Aragón construyó una de sus pistas para albergar carreras de rallycross. En teoría, esta iba a tener una variante para Supermotard, la cual se quedó como única protagonista. Hoy en día, la zona asfaltada se usa para el karting de alquiler, pero la dirección del complejo de motor ubicado en Alcañiz se comprometió en su día con la RFEDA a habilitar de nuevo el trazado si se creaba un certamen nacional. Y todavía hay algún otro circuito en España que, sin haber acogido pruebas de rallycross ni estar pensado para ello, podrían ser perfectamente escogidos para acoger una prueba.

En este reportaje, se irán desgranando las características de cada uno de los circuitos de rallycross que existen en España, además de contar su historia y las posibilidades reales que tienen de acoger una cita del nuevo Campeonato de España de Rallycross que se está preparando con mimo y sumo cuidado. Por ahora se sabe que serán cinco citas puntuables, veremos cuáles de estos trazados entran en el calendario definitivo.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com).

La expansión del Nitro Rallycross

La expansión del Nitro Rallycross

Hace unos días se conocieron los planes de Travis Pastrana con el campeonato Nitro Rallycross, que comenzará una expansión internacional a partir del año que viene. El éxito de la disciplina en los Nitro World Games de 2019, ha llevado a la organización y al propio piloto a tratar de sentar las bases de un certamen internacional de rallycross con esencia estadounidense como en su día fue el extinto Global Rallycross Championship.

La creación del Americas Rallycross Championship en 2018 como un campeonato inmediatamente inferior al mundial y al mismo nivel que el Campeonato de Europa de Rallycross fue un acierto, pero de poco recorrido. Únicamente dos temporadas en las que el certamen languideció en unas tierras donde no terminó de cuajar el concepto entre el público. Algo había fallado y, quizás, el aficionado norteamericano esperaba otro tipo de emociones. Y también, los equipos y fabricantes involucrados.

Pero la apuesta de Pastrana y el equipo bajo la organización del Nitro Rallycross Championship va por otros derroteros. La idea es realizar algunas pruebas en 2021, contando con una en el Utah Motorsport Campus, su base de operaciones, antes de encarar un formato internacional en la siguiente temporada. Todavía se desconocen los trazados que pisarán, pero se sabe que estarán diseñados para dar el máximo espectáculo en asfalto y tierra.

Travis Pastrana en acción al volante del Subaru. Foto: Subaru Motorsports USA.

Respecto a los coches que usarán, el Nitro Rallycross Championship espera contar con bestias de las mismas especificaciones que participan en el Campeonato del Mundo de Rallycross, coches de más de 600 CV de potencia y con una aceleración que ya quisieran algunos certámenes de monoplazas. Pero además, la organización comandada por Travis Pastrana ya ha encargado a la empresa española QEV Technologies, la misma que está preparando los nuevos RX2e, el desarrollo de un vehículo eléctrico de tipología SUV que deberá construir junto a Olsbergs MSE.

La apuesta por la electrificación va de la mano a la implementación de un coche que pretende romper todos los moldes, con mayor aceleración instantánea y rendimiento. El FC-1 X tendrá 1000 CV de potencia que será aplicada a la pista por medio de cuatro ruedas motrices. Ford, Subaru y Volkswagen admitieron interés en esta novedosa fórmula, aunque todavía es pronto para conocer sus planes respecto al certamen, máxime con la salida de la marca alemana del mundo del motorsport.

Arrancada de una de las mangas de rallycross de los Nitro World Games de 2019.

En cualquier caso, la idea es que los costes de producción, en comparación con el rendimiento y características técnicas, sean bajos, así como el mantenimiento. Los fabricantes podrán moldear los coches a su antojo, siempre respetando el reglamento, pero la base será común para todos. Es un concepto un poco más avanzado, pero de igual interpretación que el que se impuso el año pasado en el Titans RX, la heredera espiritual del Global Rallycross Championship.

Así pues, se espera que el certamen consiga grandes dosis de popularidad desde el principio, contando con la participación de algunos de los principales protagonistas del World RX, que ya hicieron acto de presencia en 2019 en el evento bajo el paraguas de los Nitro World Games. En esa ocasión, Kevin Hansen consiguió triunfar ante su hermano Timmy y algunos de los grandes especialistas de la discipliana en el continente americano.

Máxima acción en la final de rallycross de los Nitro World Games. Foto: Nitro World Games.

También entra dentro de las cábalas que Red Bull se sume al proyecto, como en su día hizo con el Global Rallycross Championship. Y aquí subyace una posibilidad nada descartable. Con el Campeonato del Mundo de Rallycross en búsqueda de un nuevo promotor y con la marca de bebidas energéticas mostrando interés en hacerse con los derechos, bien podría ser que los planes de ambos certámenes se encontraran en el camino.

Foto de portada: Nitro World Games.

Johan Kristoffersson alcanza el tricampeonato sin fiesta final

Johan Kristoffersson alcanza el tricampeonato sin fiesta final

Desde luego, este será un año para recordar en el Campeonato del Mundo de Rallycross, como en la mayoría de certámenes automovilísticos mundiales. Las cancelaciones de pruebas llevaron a un nuevo calendario con varias citas dobles, que al final han sido la tabla de salvación de la temporada. Pero por encima de todo, lo más destacado es la coronación de Johan Kristoffersson por tercera vez como rey absoluto de la especialidad.

Una vez que se celebraron las dos pruebas en el Circuit de Barcelona – Catalunya, todavía quedaban dos más en Spa-Francorchamps y Nürburgring. Pero la situación sanitaria fue empeorando en Bélgica y la cancelación del Rally de Ypres llevó por los mismos derroteros al Rallycross de Benelux. Cuando semanas más tarde se confirmó que el Rallycross de Alemania seguiría el mismo camino, las matemáticas auparon a Kristoffersson como Campeón del Mundo de Rallycross 2020. Un éxito que, de alguna manera, queda un poco empañado al quedarse sin un fin de fiesta a la altura.

El piloto sueco ha sacado todo el potencial a su Volkswagen Polo, el mismo con el que se alzó con el título en 2017 y 2018, para no dar tregua a sus rivales. La simbiosis que demuestran conductor y máquina ha sido clave en un año corto pero con gran variedad de protagonistas por la victoria en cada manga. Pero en cuanto Kristoffersson arrancaba desde la Pole Position en cualquier eliminatoria, poco podían hacer por contrarrestar la buenísima tracción del coche y los reflejos del piloto.

Johan Kristoffersson ha sido el gran triunfador y dominador al volante del Volkswagen Polo. Foto: FIAWorldRallycross.com

Curiosamente, fue Mattias Ekström el único que le ha podido plantar cara de tú a tú de manera consistente durante todo el año. El Campeón del Mundo de 2016 se presentó en la primera cita en Höljes con la idea de hacer una única participación doble como tercer piloto de KYB Team JC. Sin embargo, su victoria en la segunda final dio a pie a poder continuar su aventura en el World RX, sobretodo tras la baja de Janis Baumanis, teórico primer piloto del conjunto.

El mundial se encaminó hacia Finlandia, para regresar después de seis años a Kouvola. Kristoffersson volvió a dominar la primera ronda, con Niclas Grönholm estrenándose como ganador este año en un fin de semana que vio a un sorprendente Juha Rytkönen tomar parte con el tercer Hyundai de GRX Set e impresionar en su debut en el Campeonato del Mundo de Rallycross, consiguiendo la segunda posición por detrás de Kristoffersson.

Bikernieki volvió a acoger una cita del mundial. El espectacular trazado letón no defraudó a la hora de ofrecer enormes dosis de emoción, pero las victorias en esta tercera cita doble de la temporada fueron una vez más para Johan Kristoffersson y Mattias Ekström. De esta manera, la clasificación general se ponía cada vez más de cara para el sueco al volante del Volkswagen Polo.

Mattias Ekström regresó para plantarle cara a Kristoffersson, pero se ha tenido que conformar con el subcampeonato. Foto: FIAWorldRallycross.com

Un halo de esperanza para algunos apareció cuando el World RX aterrizó en Barcelona. Timmy Hansen maquilló con su victoria un año nefasto para los intereses del Team Hansen, campeones el año pasado y totalmente desaparecidos en este 2020 tan complicado. Pero Kristoffersson sacó todo el aplomo posible para darle la vuelta a la tortilla en la segunda ronda y dejar sentenciado, con las cancelaciones posteriores, el Campeonato del Mundo de Rallycross.

Esta temporada se ha visto un retorno a los éxitos de Johan Kristoffersson con Volkswagen y de los Audi S1 con el regreso de Mattias Ekström. La salida de los fabricantes a finales de 2018 fue un jarro de agua fría que permitió brillar el año pasado a los Hansen y Andreas Bakkerud, así como florecer a Niclas Grönholm con los nuevos Hyundai i20. Pero en cuanto los dominadores de los años anteriores ha puesto las ruedas en la pista, poco han podido hacer. Han peleado y luchado, pero tendrán que esperar a 2021 para poder enfrentarse cara a cara.

Aunque el año ha sido muy extraño, el mundial de rallycross ha seguido manteniendo su esencia y emoción hasta el final. Foto: FIAWorldRallycross.com

La pandemia de COVID-19 ha puesto contra las cuerdas a una especialidad que ha vivido un mundial más corto de lo habitual y totalmente restringido a Europa. Pero finalmente, se ha podido llevar a cabo con gran esfuerzo y con el hándicap de tener que disputar los eventos a puerta cerrada, privando a los aficionados de disfrutar de una de las disciplinas más espectaculares del panorama internacional. 2020 ya es historia, el futuro se abre paso a la espera de un promotor que tome las riendas del Campeonato del Mundo de Rallycross.

Foto de portada: FIAWorldRallycross.com