Entrevista a Mikel Azcona: «Siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar»

Entrevista a Mikel Azcona: «Siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar»

Mikel Azcona es un piloto que destaca por su capacidad para ser agresivo cuando toca y su templanza cuando la situación no es propicia para jugársela. Desde muy joven se decantó por las competiciones de turismos tras el aprendizaje en el karting. Diferentes campeonatos monomarca han visto su evolución, pero fue la consecución del Campeonato de Europa de Turismos en 2018 lo que le catapultó a la élite.

La Copa del Mundo de Turismos es su hogar desde comienzos de este año, como integrante del equipo PWR Racing. En el WTCR ha conseguido una victoria y tres podios más que le valen para sujetar la quinta posición en la clasificación general del campeonato. Piloto fiel a Cupra, defiende los colores de la marca española de la misma manera que lleva el nombre de su pueblo, Falces, por todo el mundo. Y también por nuestra geografía, pues entre carrera y carrera del mundial, disputa el Campeonato de España de Resistencia en categoría TCR, junto a su compañero Evgeni Leonov.

Durante el último Racing Weekend del año en el Circuit de Barcelona – Catalunya, Azcona no faltó a su cita con el CER. En un muy buen fin de semana, consiguió adjudicarse la victoria en la carrera de dos horas que se celebró el domingo como colofón a un gran año de competición del certamen organizado por VLine.Org. Pudimos hablar con él, y a falta de dos citas para acabar su gira internacional, en Macao y Malasia, es el momento de hacer balance de una magnífica temporada deportiva para el navarro.

Mikel Azcona lidera el pelotón camino de la victoria en Vila Real (Portugal). Foto: WTCR

El Acelerador (EA): Mikel, nos gustaría empezar hablando de tu temporada en el WTCR. Cuéntanos, ¿qué valoración haces de lo que has conseguido este año?

Mikel Azcona (MA): Pues a falta de dos pruebas, en un año bastante bueno y positivo para mí, superando las expectativas, estar quinto en la clasificación general y haber hecho cuatro podios, ya en el primer fin de semana en Marrakech haciendo el primero, significa que desde el primer momento he estado al nivel. Obviamente, cada fin de semana voy aprendiendo y he aprendido muchísimo. Así que una valoración muy positiva y muy buena.

EA: Llevas varios años compitiendo con el Cupra TCR, casi lo conoces como tu casa. ¿Qué destacarías del coche?

MA: De coches TCR es el único que he probado, pero es verdad que llevo cuatro años con él y he hecho muchas carreras. Destacaría que es un coche que tiene un balance muy bueno. No es que destaque en todos los aspectos, pero en general está muy bien balanceado. Tanto en frenada como en paso por curva. El problema de estos coches de tracción delantera es que tiendes a tener muy rápido subviraje. Pero con las evoluciones que le han ido haciendo y en el coche del WTCR de este año, este problema que lo hemos tenido todos los años, se ha solucionado bastante. Antes íbamos luchando muchísimo para combatir el subviraje y ahora no tenemos tantos problemas. Así que es algo que caracteriza al Cupra.

EA: En los test de pretemporada del WTCR, te preguntamos por cómo esperabas enfrentarte a Nürburgring y Macao. Nos comentaste que venías de probar en el legendario circuito alemán y que la primera vuelta fue “acojonante”. Después has competido allí. ¿Sigues pensando que lo es?

MA: Sí, sigo diciendo que es “acojonante”. Nunca he conducido en un circuito tan difícil y, a la vez, tan divertido. Pero para la cabeza es machacador. Durante los nueve minutos que dura la vuelta, estás sin parar de pensar, sin parar de estar concentrado, sin relajarte, … Y esto es una gran tensión para el piloto. Cuando llegas a la recta de atrás tienes unos treinta segundos de descanso, pero después vuelve a ser una constante estar todo el rato en tensión. Tienes cambios de dirección, saltos, cambios de asfalto, diferentes niveles de adherencia, curvas que agarran más y otras que agarran menos, … Nürburgring es una mezcla de todo lo que puede haber en todos los circuitos del mundo. Y esto hace que sea muy difícil ir rápido allí. Psicológicamente es matador.

Mikel Azcona trazando el Karusell, la famosa curva del legendario circuito de Nürburgring. Foto: WTCR

EA: ¿Cómo estás preparando Macao?

MA: Macao también es un circuito nuevo para mí. Llevo una semana dando unas ochenta o noventa vueltas en el simulador cada día y quiero llegar allí con alrededor de quinientas o seiscientas para tener todo memorizado y hacerlo automático. Y una vez allí, pues tocará arriesgar lo necesario y coger confianza.

EA: ¿Qué expectativas tienes

MA: Mi objetivo es coger los máximos puntos posibles. Lo que tengo claro es que en la calificación habrá que atacar, es el 90% de la carrera ya que no se puede adelantar. Pero todo dependerá de mi feeling durante los entrenamientos libres. Si me siento cómodo y el coche me va bien, atacaré.

EA: Por otra parte, participar en las carreras del Campeonato de España de Resistencia te ofrece la posibilidad de seguir preparándote. ¿Cómo las afrontas y qué objetivos te marcas?

MA: El objetivo aquí siempre es ganar. Hemos ganado tres carreras en el CER este año y creo que estamos al nivel para poder ganar el campeonato. Hay bastante nivel porque hay muchos TCR y no nos lo ponen nada fácil, pero hay que ganar en el Campeonato de España de Resistencia.

Mikel Azcona durante la cita del Campeonato de España de Resistencia en Motorland Aragón.

EA: Faltan dos citas para terminar la temporada del WTCR, que son seis carreras en total. ¿Cómo te planteas la recta final?

MA: Sinceramente, no tengo ninguna presión, porque siendo mi primer año y estando quinto en el campeonato, el trabajo que había que hacer ya está hecho. No obstante, siempre que me pongo el casco hago todo lo posible para ganar. Sé que es muy difícil, pero siempre que salgo a pista voy a ir a ganar, no a hacer un quinto o un sexto puesto. Todo esto dependiendo de las circunstancias. Si te estás jugando el campeonato, vas a hacer ese quinto o ese sexto y coges puntos. Pero el objetivo siempre es salir a ganar. Voy sin presión, pero sí que quiero defender la quinta posición en el mundial. No va a ser nada fácil. Si consigo quedar entre los cinco primeros del campeonato, sería un triunfo. El objetivo cumplido, además, con creces.

EA: A principios de octubre estuviste compitiendo en la Spa 500, una carrera de resistencia en el legendario circuito de Spa-Francorchamps para coches TCR en la que terminaste en el podio. ¿Qué tal fue la experiencia?

MA: Estuvo muy divertida, me lo pasé muy bien. Era mi primera carrera de 24 horas y es otro concepto. Conservar el coche, los neumáticos, no subirte por los pianos, … Todo lo opuesto a lo que hago yo. En el mundial vas a degüello. Me lo pasé genial porque es un trabajo en equipo. Éramos cinco pilotos en nuestro coche y el ambiente que había durante la carrera estuvo muy bien. Aprendí muchas cosas. Me gustó y me gustaría seguir haciendo carreras de 24 horas. Me enganchó.

Mikel Azcona en el podio de Ningbo, junto al ganador Yvan Muller y Ma Qing Hua, segundo clasificado. Foto: WTCR

EA: Hablando de esto, ¿qué carrera, en turismos o en cualquier otro tipo de coche, te gustaría hacer?

MA: Después de esta carrera de veinticuatro horas en Spa, me di cuenta de que me encantan. El hecho de salir a las cuatro de la mañana, sólo con las luces de tu coche, vas en Eau Rouge a fondo, sin luces en el circuito y en medio de la selva, … Fue una sensación que dices: “¡Qué gozada!”. Tiene que ser brutal hacer las 24 horas de Nürbugring. Meterte en el Nordschleife por la noche, que no ves nada, sólo las fogatas de la gente que está asando carne en los laterales, … Tiene que ser impresionante. Además, la neblina que hay lo hace como aterrador. Las condiciones son muchas, diferentes y muy difíciles. La verdad es que me encantaría hacer esa carrera.

EA: Una curiosidad al respecto. ¿Es cierto que dentro del coche os llega el olor de la carne asándose?

MA: Sí, se huele. Precisamente, en la carrera del WTCR en Nürbugring, pasábamos por el Nordschleife y olía a carne. Era muy curioso.

EA: Para terminar, ¿qué coche de competición te gustaría probar en el futuro?

MA: Ahora mismo estoy muy bien en el WTCR, pero es verdad que nunca he probado un GT y es algo que me gustaría hacer alguna vez. Sigo mucho las carreras y me llama la atención para un futuro. Tengo la curiosidad de ver cómo funcionan.

EA: Pues esto ha sido todo. Muchas gracias por tu tiempo, Mikel.

MA: Gracias a tí.

Mikel Azcona trazando el circuito urbano de Marrakech, donde debutó en el WTCR. Foto: WTCR

Tras un buen rato de alegre y distendida charla, damos por terminada nuestra conversación con Mikel Azcona. El navarro se enfrenta este fin de semana a uno de los circuitos legendarios del automovilismo. Macao le recibirá con su mezcla de zonas rápidas y reviradas curvas, amenizadas por los icónicos guardarraíles amarillos y negros. Le deseamos mucha suerte y esperamos volver a coincidir con él en los circuitos. ¡Gracias, Mikel!

Foto de portada: WTCR

Sophia Flörsch: «Volveré a Macao»

Sophia Flörsch: «Volveré a Macao»

La piloto alemana Sophia Flörsch compite este año en la nueva Fórmula Regional Europea, un campeonato con base en Italia que se disputa con monoplazas bajo reglamentación de Fórmula 3. Dentro de la estructura Van Amersfoort Racing, Flörsch ha conseguido 108 puntos en lo que va de año, lo que la sitúa en sexta posición de la clasificación general, con dos cuartos puestos como mejores resultados.

La joven de Grünwald se hizo célebre el año pasado tras experimentar un impactante accidente durante la disputa del Gran Premio de Macao. En lo que respecta a su carrera, Flörsch ha competido desde edad muy temprana en el karting, pasando a disputar el Ginetta Junior Championship, donde tras dos victorias, se dio a conocer internacionalmente. Dos años en Fórmula 4, principalmente en el campeonato alemán, le dieron la experiencia necesaria para afrontar su primera temporada en Fórmula 3.

Tras un año complicado en el campeonato europeo de la especialidad, y una vez ha podido recuperarse de las lesiones sufridas en la antigua colonia portuguesa, la alemana está logrando destacar en un certamen que aglutina nombres de la talla de Frederik Vesti, Enzo Fittipaldi, Igor Fraga, o el también alemán David Schumacher. Este fin de semana, todos ellos se encuentran disputando la cita española de la Fórmula Regional Europea en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Sophia Flörsch trazando una de las curvas de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Sophia tuvo a bien atendernos tras los entrenamientos libres del viernes. Comenzamos preguntándole sobre su rendimiento este año. Es difícil de valorar. Empezamos el campeonato sin experiencia previa, así que poco a poco hemos ido ganando competitividad y aprendiendo un montón. Cada vez hemos ido mejorando más y haciendo progresos importantes, comentó Flörsch.

La normativa actual de los Fórmula 3 es significativamente distinta de la anterior. Sophia disputó el campeonato de Fórmula 3 el pasado año, con la especificación antigua, mientras que los monoplazas de la Fórmula Regional están construidos con la nueva. Sobre las diferencias entre ambas monturas, nos explicó que “entre ambos hay una gran diferencia. El coche de este año es más pesado, por lo que la manera de pilotarlo es distinta. Tiene menos aerodinámica y eso nos condiciona el estilo de pilotaje.” Pero también hay otros factores que han de tener en cuenta, como los neumáticos o el motor. “Están los neumáticos, que también son distintos. Y tenemos un motor turbo. Así que es diferente.” Opina que “esto supone una buena preparación para los próximos años.”

Sophia Flörsch preparada, esperando para salir a pista. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras hablar de su presente, quisimos conocer algo sobre su futuro. La alemana es una de las féminas con mayor proyección del panorama internacional, pero su futuro todavía es una incógnita. Considera varias opciones, pero todavía es pronto. “No estoy muy segura de lo que haré el año que viene. Tenemos varias opciones. Por supuesto, la Eurofórmula Open es muy interesante, tienen un buen coche y el año que viene estrenan el nuevo Dallara. Pero también la FIA Fórmula 3 parece interesante, compites junto a la Fórmula 1…” Cree que todo el apoyo que tiene será importante para escoger la mejor opción. “Estoy contenta por tener el apoyo que tengo detrás, así que ya veremos.”

Lo cierto, es que sus resultados este año son destacables, tras un invierno duro de recuperación de su estado físico. Después de tener accidentes tan aparatosos como el suyo, es importante dejar de lado los pensamientos negativos y volver a centrarse en pilotar rápido. Sobre la manera de resetear la mente y volver a tono, nos comentó que en su caso no fue para nada difícil. “Bueno, este deporte es mi vida desde hace años. Para mí, el accidente no fue tan impactante. Y el problema no fue tanto mental. Pero sí tuve problemas físicos derivados del golpe, de los cuales he tenido que ir rehabilitándome. He seguido un programa de entrenamientos bien planificado para poder volver a estar en condiciones de volver a pilotar. Así que fue un tema físico más que mental. Me encanta el deporte, disfruto conduciendo y sólo pensaba en volver a subirme al coche para pilotarlo”, sentenció Sophia.

Sophia Flörsch surcando la recta de meta del trazado catalán. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A propósito de esto, nos comentó que quiere volver a correr en Macao. “Realmente, espero que sí. Quizás para la carrera de este año, pero todavía no estoy segura. Habrá que ver, porque se harán unos test previos para probar los coches, porque los nuevos Fórmula 3 nunca han competido allí. Así que veremos. Si no es este año, será el siguiente. Pero seguro que volveré a Macao.”

Tras unos minutos de charla amena y distendida en la carpa de su equipo, nos despedimos de Sophia. Una chica que impacta por su presencia y determinación. Su carácter luchador bien puede ser una gran baza de cara al futuro. Por nuestra parte, le deseamos toda la suerte del mundo y esperamos que consiga alcanzar sus objetivos. Y por supuesto, le agradecemos su tiempo y amabilidad. Danke und viel Glück, Sophia!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La perla de Asia se llama Gran Premio de Macao

La perla de Asia se llama Gran Premio de Macao

La Región Administrativa Especial de Macao de la República Popular China acoge una nueva edición del Gran Premio de Macao, una carrera que se celebra sobre un circuito urbano en la antigua colonia portuguesa. La principal prueba, la que da nombre al evento, será la de Fórmula 3, en la que los principales pilotos de la categoría a nivel mundial se darán cita para discernir quién se lleva el triunfo en una de las carreras más prestigiosas del mundo.

Aparte de los F3, también competirán coches de Turismo y GT, además de motos. En el caso de estas últimas, se trata de una de las pocas carreras de motocicletas de competición en un circuito urbano a nivel internacional. En cuanto a la categoría de Turismo, en años anteriores se ha venido celebrando un evento del Campeonato del Mundo de Turismos, usualmente el último de la temporada. Este año serán las tres últimas carreras del año del nuevo WTCR o Copa Mundial de Turismos. Aquí han ganado pilotos de la talla de Hans Joachim Stuck, Manfred Winkelhock, Roberto Ravaglia, Emanuele Pirro o Jörg Müller. Más recientemente, el protagonismo se lo han llevado Robert Huff, Alain Menu o Yvan Muller.

Mika Mäki por delante de Brendon Hartley y el resto del pelotón durante el Gran Premio de Macao de 2008

En GT, Macao acoge desde 2015 la Copa Mundial de GT, un evento de carrera única en la que se dan cita los primeros espadas de los campeonatos de GT del mundo. Toman el principal protagonismo los pilotos oficiales de las marcas que compiten en las Blancpain Series, como herederas del extinto mundial de GT de la FIA. Aquí han triunfado grandes nombres, como Edoardo Mortara, Maro Engel o Laurens Vanthoor. Este último protagonizó una de las imágenes más rocambolescas de la carrera en 2016, cuando al darse la resalida tras una bandera roja, el belga golpeó las barreras, volcando y quedándose boca abajo mientras el techo del coche seguía deslizándose por la pista. Se sacó de nuevo bandera roja y la carrera no fue reanudada. Fue declarado ganador de la carrera de GT, pues al producirse la primera bandera roja era el líder.

El Circuito da Guia, nombre que recibe el trazado urbano macaense, discurre por la zona del puerto hacia el Hotel Lisboa, donde gira para tomar la carretera que bordea la colina para bajar de nuevo al puerto. En total, 6120 metros de distancia que los coches de Fórmula 3 recorren en 2 minutos y 12 segundos aproximadamente.

El pelotón del WTCC toma la curva Lisboa durante la primera carrera de 2014. © Yokohama Tyres

El origen del Gran Premio de Macao se remonta a 1954, cuando fue concebida como una carrera para pilotos locales y amateur que se iba a celebrar en las calles de la ciudad. Dado el éxito de la primera edición, los organizadores se dieron cuenta pronto de que podrían atraer equipos y pilotos profesionales a un escenario tan exótico y con tanto que ofrecer. Fue así como la carrera fue creciendo, aunque manteniendo su espíritu amateur. Hasta 1966, cuando Mauro Bianchi se inscribió con un Alpine T66 oficial. El piloto belga se llevó el triunfo y comenzó una escalada en la profesionalización de la prueba que llega hasta el día de hoy.

Al año siguiente se introdujo la carrera de motocicletas, y en 1983 llegó la normativa de Fórmula 3 con el apoyo de la FIA, pasando a ser la Copa del Mundo de F3, con lo que estos monoplazas pasaron a sustituir a los de Formula Pacific, los principales desde 1974. Con los nuevos coches, el brasileño Ayrton Senna inscribió su nombre para siempre en el libro de ganadores de la carrera con un Ralt RT3 con motor Toyota. Desde entonces, la mayoría de pilotos que han llegado a lo más alto del automovilismo en circuitos han ganado allí. De entre todos ellos, destaca Michael Schumacher, que ganó el Gran Premio de Macao en 1990, batiendo al que después sería su principal rival en Fórmula 1, Mika Häkkinen.

Los F3 trazando la cerrada horquilla de Melco

En la edición de este año, el Gran Premio de Fórmula 3 verá sobre la pista a los principales pilotos de los campeonatos europeo, asiático y japonés de Fórmula 3, además de algunos habituales de la Super Formula, Fórmula 4 alemana y DTM. Destacan los nombres de Mick Schumacher y Jake Hughes, campeón de Europa de Fórmula 3 y líder del campeonato de Asia de Fórmula 3, respectivamente. Así mismo, estará presente Sho Tsuboi, que con 17 victorias en 19 carreras, ha dominado con mano de hierro el campeonato japonés de Fórmula 3. Otros nombres importantes que acudirán a la cita son los de Marcus Armstrong, Robert Shwartzman, Daniel Ticktum (ganador en 2017), Jüri Vips, Álex Palou o Sophia Flörsch.

Pero no hay que dejar de lado los turismos y los GT, donde la competencia será feroz. En estas tres últimas carreras del WTCR, el experimentado Gabriele Tarquini tendrá que defender el liderato de la general ante su principal rival, Yvan Muller. Otros tres pilotos más tienen opciones de hacerse con el título, el sueco Thed Björk, el español Pepe Oriola y el francés Jean-Karl Vernay. Por lo que respecta a los GT, grandes nombres del panorama internacional se van a dar cita representando los intereses de las marcas que participarán. Mercedes, Nissan, Audi, Porsche y BMW tendrán a sus pilotos oficiales como los mejores defensores de sus intereses.

Daniel Ticktum, último ganador del Gran Premio de Macao de F3, durante la carrera de 2016

El 65º Gran Premio de Macao verá coronarse a un nuevo ganador en F3, al campeón de la primera Copa del Mundo de Turismos WTCR y al campeón de la Copa del Mundo de GT. Los primeros entrenamientos comienzan el jueves, día en que se disputa también la primera sesión de calificación de los F3. El viernes se repite programa, con la segunda sesión, y el sábado se celebra la carrera de calificación, cuyo resultado determinará la parrilla de salida del Gran Premio que se disputa el domingo. Y todo en un escenario idílico a la par que estético, porque el Circuito da Guia es un desafío no sólo para los pilotos, también para los ingenieros que tienen que poner los coches a punto para una montaña rusa rodeada de guardarraíles donde los accidentes y las montoneras están a la orden del día.