Emoción y batalla sobre la tierra de Esplús

Emoción y batalla sobre la tierra de Esplús

El Campeonato de España de Autocross ha celebrado este fin de semana su tercera cita del año, el Autocross de Esplús, en el Circuito Eduardo Lalana de la localidad oscense. Hasta allí se desplazaron los participantes de un certamen que hizo vibrar a los aficionados presentes con luchas cuerpo a cuerpo y emoción a raudales, mezclado con el polvo y la tierra que caracteriza a este tipo de trazados, donde se siente la pureza de las carreras de coches.

El sábado comenzó con los entrenamientos libres de las seis categorías que se dieron cita en Esplús: División I, División II, División III, Car Cross, Car Cross Promoción y Car Cross Junior. En esta primera toma de contacto, los pilotos tuvieron la oportunidad de comprobar el estado de la pista, antes de las primeras sesiones de calificación que se llevaron a cabo a partir del mediodía. Antes de ello, y tras estos entrenamientos, hubo tiempo para los briefings y las verificaciones técnicas.

Los primeros en afrontar la sesión de calificación fueron los jóvenes pilotos de Car Cross Junior. Toni Herrerías fue el más rápido, por delante de Sergi Pérez y Edu Bañeres. Tras ellos, turno de la categoría Car Cross. 31 pilotos se jugaban el tipo para conseguir el mejor resultado posible de cara a las mangas de calificación siguientes. Iván Piña, Marc Batlle y Javier Ramilo fueron los pilotos que marcaron los tres mejores tiempos. En Car Cross Promoción, Daniel Remuiñán marcó la pauta, seguido por Yoanna Llorente y Diego Varela.

Primera manga de calificación de la División II. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Los coches de la División II abrieron la veda de la calificación a los coches derivados de turismo. Josep Vidal marcó el mejor crono, por delante de Óscar Valera y Gabriel Serrano. El turno de los prototipos de la División I dejó al líder del campeonato, Perfecto Calviño, como el mejor de ellos, con Roberto Rodríguez y Víctor Álvarez a su zaga. Los speedcars de la División III, que en Esplús únicamente se inscribieron tres coches, vieron a Carlos Hernando con el mejor tiempo. Tras él, los otros dos inscritos, Luis Ángel Muñoz e Igor Aguirrebeña.

Tras una breve pausa, comenzaron las mangas calificatorias en todas las categorías. En la tarde del sábado se celebraron las dos primeras, dejando para el domingo la tercera, que sería la definitiva antes de disputarse las finales B y C, equivalentes a las semifinales. Tras la celebración de la tríada de sesiones de calificación, Iván Piña se alzó con la mejor posición en Car Cross. Pepe Arqué logró el segundo lugar y Darío Calviño se aupó al tercero. El piloto local, Joaquín Fontán, experimentó problemas mecánicos en su montura que le lastraron, calificándose en última posición.

Las jóvenes promesas de Car Cross Junior enfrentándose al trazado de Esplús. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Diego Varela fue el mejor calificado en Car Cross Promoción, mientras que Edu Bañeres pudo anteponerse a Sergi Pérez y Toni Herrerías para conseguir el mejor puesto en Car Cross Junior. En División I, Roberto Rodríguez pudo mejorar los registros de Perfecto Calviño para marcar la Pole Position. En División II fue Cristian Escribano quien marcó la pauta, y en División III lo hizo Luis Ángel Muñoz. Sólo quedaban por delante las finales B y C de Car Cross, donde se decidirían qué pilotos pasarían a la final A, la gran final. En el resto de categorías, todos los pilotos pasaron a la final A.

De nuevo, las jóvenes promesas de Car Cross Junior fueron los primeros en jugarse la victoria final. La carrera comenzó con un Toni Herrerías muy fuerte en la salida, superando a sus rivales para ponerse en primer lugar. Edu Bañeres no pudo aguantar el primer lugar y cayó al tercer puesto. Por detrás, Tommy Pintos, que había partido en segunda fila, empezó a achuchar a Bañeres. El piloto apoyado por Teo Martín Motorsports era más rápido, pero Bañeres se defendía bien de sus ataques. Finalmente, en la última vuelta, Pintos pudo emparejarse y superar al piloto catalán para alzarse con el tercer escalón del podio, mientras Toni Herrerías ganaba la carrera y Sergi Pérez terminaba segundo. El escrutinio posterior a la carrera de los comisarios técnicos detectó algunas irregularidades en el KartCross de Tommy Pintos, que fue descalificado. Con ello, Bañeres heredó la tercera posición final.

Los prototipos de la División I trazando la última curva. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A continuación, el protagonismo recayó en los pilotos de Car Cross Promoción. Diego Pandelo hizo una salida en falso que fue rápidamente detectada por los comisarios, sancionándolo por ello. La carrera se desarrolló con varios incidentes, entre ellos los problemas en los neumáticos de Yoanna Llorente y José Domínguez, que se las vieron y se las desearon para poder mantener sus coches en la trazada. Finalmente, victoria para Diego Varela con el Labase RX01, por delante de Daniel Remuiñán y Fernando Silva.

Los coches de la División II fueron los siguientes en disputar su esperada final. Gabriel Serrano protagonizó la primera sorpresa, al no poder arrancar. Tras diez competidas vueltas, Cristian Escribano se alzaba con la victoria a bordo de su Citroën Saxo VTS, terminando por delante de Rafael Gallardo y Óscar Varela. Este último consiguió el mejor resultado de un piloto aragonés durante el Autocross de Esplús, prueba que también formaba parte del Campeonato de Aragón de la especialidad.

Batalla total entre los Car Cross. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Hacia las 14 horas del mediodía, y en pleno momento álgido del fin de semana, daba comienzo la gran final de Car Cross. Iván Piña salió como una exhalación hacia la primera curva, manteniendo el liderato de la carrera. No pudo hacer lo mismo Pepe Arqué, que fue superado por Darío Calviño y Antón Muiños antes de terminar la primera vuelta. Pero el joven piloto catalán no se amilanó, y tras aguantar los duros ataques de Juanjo Moll, comenzó a imponer su ritmo para intentar recuperar el tiempo perdido. Cuando el podio parecía perdido, Calviño y Muiños se tocaron, perdiendo muchas plazas. Arqué recuperaba automáticamente la segunda posición y se escapaba hacia el liderato, metiendo distancia a Moll. Finalmente, Piña ganaba el Autocross de Esplús en categoría Car Cross, por delante de Arqué y Moll.

Los prototipos de la División I tomaron el Circuito de Esplús tras la celebración del podio de Car Cross. La carrera se desarrolló sin incidentes destacables, con Perfecto Calviño manteniendo la Pole Position y ganando el Autocross de Esplús, lo que le sirve para aumentar su ventaja al frente de la clasificación general. Por detrás terminaron Roberto Rodríguez y Víctor Álvarez.

El speedcar de Carlos Hernando, vencedor de la División III. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La última carrera del fin de semana fue la Final A de División III. Únicamente pudieron tomar parte Luis Ángel Muñoz y Carlos Hernando. Ambos salieron juntos, pero en la primera curva se tocaron, quedando Luis Ángel Muñoz cruzado en medio de la pista. Pudo encarar de nuevo el coche y se alzó a la caza de su rival, el cual perdía mucho tiempo. Incluso dio la sensación de estar dejándose alcanzar para ofrecer algo de espectáculo al público asistente. Cosa que así fue, pues ambos protagonizaron la última gran lucha que se llevó Hernando.

Así terminó una nueva edición del Autocross de Esplús, en un gran ambiente de fiesta y emoción por las carreras. La siguiente cita del Campeonato de España de Autocross será en el trazado de Mollerussa, el primer fin de semana de julio. Tras ella, Carballo y Arteixo, antes de que Miranda de Ebro y Talavera de la Reina cierren un año más estas series nacionales en las que las batallas cuerpo a cuerpo son una de sus señas de identidad.

Perfecto Calviño, ganador del Autocross de Esplús 2019 en División I. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pepe Arqué: “El objetivo es ir al Mundial de RallyCross”

Pepe Arqué: “El objetivo es ir al Mundial de RallyCross”

Uno de los pilotos con más proyección del panorama nacional de Autocross es Pepe Arqué. El piloto catalán disputa este año el Campeonato de España de Autocross, dentro de la categoría Car Cross, y es uno de los principales candidatos a alzarse con el título de campeón al final del año. Arqué conoce bien el circuito de Esplús, donde se celebra la tercera prueba del campeonato nacional de la especialidad. No en vano, ganó aquí hace dos años en la categoría Car Cross Junior.

Durante una pausa en el apretado programa de la cita oscense, pudimos hablar con él. A pesar de un inicio de temporada complicado, se siente motivado. “Ha sido un inicio de temporada complicado. En Motorland, en la final, tuvimos un pinchazo, y eso nos hizo perder muchísimos puntos. Luego, en Lérida, tuvimos un par de problemas con los frenos y el fin de semana tampoco acabó de ir muy bien. Nos quedamos a las puertas de la Final A, así que otra carrera en la que no sumamos muchos puntos. Pero estoy muy motivado para esta prueba. A ver cómo va”.

Como piloto de carreras que es, su objetivo principal es ganar. Y esa es su meta de cara al presente campeonato. “El objetivo, evidentemente, como cada año, es ganar el campeonato”. Pero reconoce que lo importante es cometer el menor número de errores posible. “Al final, un campeonato lo gana el que hace menos errores, así que el objetivo es ese”. Para ello, su planteamiento se basa en ir carrera a carrera. “ Vamos a ir carrera a carrera, pensando en hacerlo bien, en ser siempre constantes, regulares, y no hacer muchos errores”.

El KartCross de Pepe Arqué. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras unos años compitiendo sobre circuitos cuya superficie es 100% de tierra, este verano afrontará uno de los mayores retos de su carrera. Los países nórdicos le esperan para competir en el RX Academy, un campeonato de RallyCross para jóvenes talentos. Todos los participantes corren sobre coches Renault Clio R3, en teórica igualdad de condiciones. Pepe llegará allí con toda la experiencia previa compitiendo sobre pistas deslizantes, durante estos años en el CEAX.

Sobre esta perspectiva que tiene ante sus ojos, nos cuenta que “nos ha salido la oportunidad de participar este año en tres pruebas del RX Academy. Es un campeonato que se hace en los países nórdicos con los Renault Clio R3, y es una nueva experiencia. Tengo muchas ganas de afrontarla y de aprender muchísimo”.

Pepe Arqué en la preparrilla, antes de afrontar la primera manga de calificación en Esplús. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Los participantes en esta especie de escuela para pilotos de RallyCross tendrán la oportunidad de competir en algunas de las pistas que forman parte del Campeonato del Mundo de RallyCross, como Höljes, en Suecia; o Bikernieki, en Letonia. Esto les permitirá coger experiencia de cara a una posible participación en las series mundiales de la especialidad, como es el caso de Pepe Arqué.

Preguntado al respecto de sus opciones de que algún día recale en el Campeonato del Mundo de RallyCross, nos confiesa que es el objetivo de participar en el certamen academia. “Sí, el objetivo es ir al Mundial de RallyCross”. Pero considera que es difícil y que hay que tener en cuenta algunos factores que escapan de los resultados o de su papel en la competición. “Es un objetivo muy complicado, por tema de presupuestos es difícil hoy en día. Pero si todo sale bien, nos gustaría llegar al Campeonato del Mundo de RallyCross”.

Pepe Arqué en plena lucha con Marc Batlle, uno de sus principales rivales por el campeonato. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tras la cita en Esplús, por delante le queda la cita de Mollerussa del CEAX, antes de poner rumbo a los países del Mar Báltico, donde aprenderá no sólo a competir en pistas mixtas de RallyCross, también la filosofía especial que tienen este tipo de carreras, donde cuentan con infinidad de seguidores en esos países. Actualmente, Pepe Arqué es uno de los pilotos mejor posicionados para convertirse en el primer español que compite en el Campeonato del Mundo de RallyCross, de aquí a unos años, si como él mismo reconoce, “todo sale bien”.

Por lo pronto, además de esta RX Academy, tendrá que terminar su andadura en el Autocross. Tras la cita de Mollerussa, será el momento de ir a tierras gallegas para disputar las pruebas de Carballo y Arteixo. Tras ellas, Miranda de Ebro acogerá un certamen que pondrá punto y final a la temporada en Talavera de la Reina a finales de septiembre. ¡Mucha suerte Pepe! Y gracias por tu tiempo.

Final de una de las mangas de calificación, con Pepe Arqué en plena lucha por la victoria. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)