Dries Vanthoor y Charles Weerts se coronan en Barcelona

Dries Vanthoor y Charles Weerts se coronan en Barcelona

Después de una jornada marcada por la lluvia y la tempestad, el domingo del Festival de la Velocidad de Barcelona llegó con un sol radiante en el horizonte. El último día de competición del GT World Challenge Europe en el Circuit de Barelona-Catalunya trajo la decisión final en la pelea por el título de la copa Sprint del campeonato, con Dries Vanthoor y Charles Weerts proclamándose campeones. A su vez, su conjunto, el Belgian Audi Club Team WRT, se alzó con el título reservado a los equipos.

Los primeros en salir a la pista fueron los pilotos del GT World Challenge Europe para disputar las dos sesiones de calificación que tenían que decidir las parrillas de salida para las carreras de hoy. Albert Costa se encargó de poner a su Lamborghini #163 de Emil Frey Racing en la primera posición en la Q2, después de saborear las mieles del triunfo ayer, en un último empujón por pelear por la gloria absoluta. Raffaele Marciello en el Mercedes #88 de AKKA ASP y Frederic Vervisch con el Audi #66 de Attempto Racing completaron el Top 3.

En la última sesión de calificación, fue el italiano Marciello el que se hizo con la Pole Position para la última carrera al Sprint de la temporada, por lo que el Mercedes #88 de AKKA ASP, que comparte con Timur Boguslavskiy, arrancó desde el frente del pelotón. En segunda y tercera posición lo hicieron los dos coches principales de la estructura belga WRT, el Audi #31 de Kelvin van der Linde y Ryuichiro Tomita y el Audi #32 de Dries Vanthoor y Charles Weerts, los líderes del campeonato. El Lamborghini #163 de Albert Costa y Giacomo Altoè logró la cuarta posición. Por lo tanto, la lucha estaba al rojo vivo.

Salida de la segunda carrera del fin de semana.

La segunda carrera del campeonato, dentro del Festival de la Velocidad de Barcelona, comenzó con Albert Costa desde la primera posición, la cual mantuvo en cuanto el semáforo pasó a verde. La primera vuelta fue un tanto accidentada, con el Audi #55 de Attempto Racing quedándose fuera de carrera en la primera curva por un toque, y un incidente entre Mikaël Grenier y Eddie Cheever que terminó con las opciones del Ferrari #93 de Sky Tempesta Racing.

Costa quiso mantener las opciones desde el principio y fue aumentando la ventaja sobre Maro Engel. El alemán no podía seguir al español y poco a poco se le acercaba Frederic Vervisch, que comenzó a meterle presión hasta que logró pasar adelante. En el siguiente grupo, los otros contendientes al título se vigilaban de cerca, peleando por la cuarta posición.

Después de realizarse las paradas en boxes para el cambio de pilotos, apareció el Safety Car debido a la salida de pista del Mercedes #18 en la curva 4. Una vez se relanzó la carrera, Giacomo Altoè pudo recuperar el grandísimo ritmo que había impuesto Albert Costa en el primer relevo para consagrar una más que posible victoria, alejándose de Nicolas Schöll. A su vez, Ryuichiro Tomita presionó a Timur Boguslavskiy, pero el japonés no pudo pasar al ruso. Finalmente, el Lamborghini #163 de Emil Frey Racing, pilotado por Albert Costa y Giacomo Altoè, cruzó la línea de meta en primera posición, seguido del Audi #66 y el Mercedes #4.

El Lamborghini #163 lidera la carrera, por delante del Audi #66.

Esto dejaba la pelea por el título muy abierta y con los contendientes en apenas muy pocos puntos. Pero a pocos minutos del comienzo de la tercera carrera, Dirección de Carrera anunció una sanción de 35 segundos para el Lamborghini #163 y el Mercedes #4 por irregularidades en el procedimiento del Pit Stop, por lo que perdían la victoria y el podio, respectivamente; y también sus pilotos quedaban automáticamente fuera de la batalla por el campeonato.

De esta guisa, comenzó la última prueba del año de la copa Sprint del GT World Challenge Europe. Raffaele Marciello arrancó perfectamente desde la Pole Position, mientras el desastre se mascaba en mitad del pelotón. Una sucesión de toques desafortunados terminaron mandando al Ferrari #93 de Sky Tempesta Racing contra el muro de la recta principal. Salió el Coche de Seguridad mientras los comisarios retiraban las innumerables piezas que quedaron esparcidas sobre el asfalto. Una vez se dio bandera verde, Marciello no fue rival para el resto, que vieron como el italiano volaba con el Mercedes #88 de AKKA ASP.

Raffaele Marciello al volante del Mercedes #88 de AKKA ASP, en primera posición durante la tercera carrera.

Por su parte, Dries Vanthoor se mantuvo en una cómoda segunda posición que les servía a él y a su compañero de volante, Charles Weerts, para alzarse con el trofeo de campeones. Pero no todo estaba decidido, puesto que se comenzaron a investigar varias acciones acaecidas durante la salida y el proceso de Safety Car que podían dar al traste con las aspiraciones de algunos. Sin embargo, la carrera continuó ajena a estas posibles decisiones, con Timur Boguslavskiy tomando el volante del Mercedes líder.

A pocos minutos del final, Ricardo Feller se prometió dar espectáculo sobre el asfalto y así lo hizo. En un intento de Giacomo Altoè por adelantar a Tomita, fue el suizo el que se deshizo de su compañero de equipo y empezó a presionar al japonés. Este se defendió, pero Feller era mucho más rápido y terminó por pasarle para ascender a la tercera posición del podio. A su vez, Charles Weerts se acercó peligrosamente a Boguslavskiy, pero el ruso mantuvo un cierto colchón que fue suficiente para que él y Raffaele Marciello llevaran al Mercedes #88 de AKKA ASP a la victoria. Vanthoor y Weerts entraron segundos, resultado suficiente para garantizarles la consecución del campeonato. Feller y Grenier salvaron el podio para Emil Frey Racing.

Los mecánicos de WRT celebran con Dries Vanthoor el campeonato.

Con este glorioso espectáculo ha terminado una nueva edición del Festival de la Velocidad de Barcelona, en un año en el que la situación sanitaria ha obligado a celebrarlo a puerta cerrada. Ha sido una lástima, porque la emoción vivida ha sido de escándalo y la pelea por la copa Sprint del GT World Challenge Europe ha deparado grandes momentos de tensión y disfrute. La próxima cita del campeonato serán las 24 Horas de Spa, una de las carreras míticas del mundo de la resistencia y los GT.

Máxima igualdad en el International GT Open

Máxima igualdad en el International GT Open

Han pasado casi seis meses desde que vimos a los Gran Turismo del International GT Open surcar el asfalto del circuito de Montmeló en sus entrenamientos invernales. Casi medio año en el que la nueva pareja formada por Albert Costa y Giacomo Altoè, con su Lamborghini Huracán GT3 Evo de Emil Frey Racing, ha conseguido alzarse con el liderato de este campeonato continental. Pero a pesar de sus esfuerzos, comparten esa posición con Henrique Chaves y Martin Kodrić, con 70 puntos en sus bolsillos.

Por detrás, a diez puntos, cierran el Top 3 los subcampeones del año pasado, Fran Rueda y Andrés Saravia. Los pilotos de Teo Martín Motorsport han conseguido superar las expectativas que se habían creado en torno al debut del nuevo McLaren 720S GT3, tras un invierno en los que se perdieron los test en Barcelona con el fin de priorizar los entrenamientos privados en los que seguir desarrollando la nueva bestia que tenían entre manos.

Lo cierto es que esta situación de igualdad, a falta de tres citas para la conclusión de la temporada, se debe en gran medida al sistema de igualdad de prestaciones que rige el campeonato, formado por el famoso Balance of Performance (BoP) y el hándicap de tiempo, una fórmula por la cual se “penaliza” con tiempo las paradas en boxes de los coches con más ventaja. Pero no podemos olvidar tampoco que la igualdad de por sí ya es muy alta. Y fruto de ello, se han visto carreras con una componente estratégica enorme en la que no se ha conocido al ganador hasta el final.

El Lamborghini Huracán GT3 Evo de Albert Costa y Giacomo Altoè cruza la línea de meta de Paul Ricard en primera posición, conquistando la primera carrera del año. © GT Sport / gtopen.net

El año comenzó con una sensacional victoria de Costa y Altoè en Paul Ricard. Era el regreso del piloto catalán a un certamen que le vio terminar tercero en 2017, pero esta vez con un nuevo compañero de asiento. El dominio de los Lamborghini de Emil Frey Racing se mantuvo de cara a la segunda cita del fin de semana, con la victoria de Norbert Siedler y Mikaël Grenier. Un mes después, la pareja austro-canadiense repitió triunfo en Hockenheimring, pero no de manera consecutiva, pues Rueda y Saravia cortaron el esplendoroso inicio del equipo suizo, para dar a Teo Martín Motorsport y McLaren la primera victoria del año.

El certamen puso rumbo al legendario trazado de Spa-Francorchamps, donde se vivió la situación más polémica del curso. Durante la primer vuelta de la primera carrera, con salida bajo Safety Car por motivos meteorológicos, Frederik Schandorff giró deliberadamente hacia su derecha, impactando contra el McLaren pilotado por Fran Rueda, sacándolo de pista y provocando daños importantes en el GT del piloto español.

Las opciones de continuar en carrera se terminaban para los pilotos de Teo Martín sin que Schandorff recibiera sanción alguna por la maniobra. Pero en un giro de los acontecimientos, el equipo madrileño supo dar la vuelta a la tortilla. Con una estrategia genial y un pilotaje altísimo por parte de Andrés Saravia y Fran Rueda, se alzaron con la victoria en la segunda carrera, recuperando parte de los puntos perdidos el sábado.

Tras el desastre en la primera carrera en Spa, la victoria de Fran Rueda y Andrés Saravia en la segunda prueba del fin de semana fue una auténtica alegría. © GT Sport / gtopen.net

Austria acogió la última cita. El Red Bull Ring se vistió de gala para acoger a las bestias que protagonizan un campeonato que cada año va a más. Giacomo Altoè y Albert Costa volvieron a la senda del triunfo, llevándose el trofeo de ganadores en la primera carrera. En la segunda, fueron Jonny Adam y Oliver Wilkinson, los autores de la Pole Position, los que se llevaron el gato al agua.

Así pues, de esta manera llegamos a la recta final. Silverstone, Montmeló y Monza serán los circuitos anfitriones de las últimas tres citas del año del International GT Open. Cuando se baje el telón en el trazado italiano, tendremos nuevos campeones. Al menos, si tenemos en cuenta a las tres primeras parejas. Porque por detrás están Fabrizio Crestani y Miguel Ramos, campeones en años anteriores, que buscarán reverdecer laureles. Así que está todo por decidir. Y nosotros que lo vamos a disfrutar.

La igualdad es máxima a falta de tres citas. © GT Sport / gtopen.net

Foto de portada: © GT Sport / gtopen.net