De capazos por el paddock: Fran Rueda

De capazos por el paddock: Fran Rueda

Ya sabemos que el paddock de un circuito de carreras es como la plaza de un pueblo. Allí se reúnen los vecinos para hablar de esto, de lo otro y de lo de más allá. En esta plaza, los vecinos van cambiando según la carrera que se celebre. Porque los habitantes de un circuito también cambian en función del campeonato que tome como suya la pista. Unos se van y otros vienen. Es ley de vida. O más bien, ley de las carreras.

En una de estas conocimos a Fran Rueda, piloto malagueño que es uno de los primeros espadas del International GT Open, uno de los principales campeonatos de GT en Europa. Con este, lleva tres años metido en la lucha por el campeonato, junto a su compañero Andrés Saravia. El año pasado, cuando coincidimos por primera vez, pudimos entrevistarlo. Volvimos a hacerlo antes de comenzar la temporada, pocos días después de que se confirmara su fichaje por McLaren, como parte de su programa de pilotos en GT. Esta vez, ha llegado el momento de que forme parte de nuestros “Capazos por el paddock”.

Nos encontramos con Fran. Acababa de salir de una reunión con sus ingenieros, pero no dudó en conversar un rato con nosotros y contarnos algunas cosas. Esas cosas que se cuentan en la plaza de un pueblo. O en el paddock de un circuito. Empezamos hablando del campeonato y de como se ha ido desarrollando. “Diría que este año ha sido complicado, porque han pasado muchas cosas. El accidente en Paul Ricard fue algo terrible, en Hockenheim tuvimos problemas, y luego en la vuelta de formación en Spa me quitaron de en medio rápido”, nos contó Rueda.

Fran Rueda durante la carrera del sábado del International GT Open en Montmeló, en la que lograron la victoria. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Añadió que “por un lado ha sido estresante; pero por otro, las carreras que hemos tenido limpias, siempre hemos estado en el podio o ganando. Así que en ese sentido, estoy muy contento. Es el primer año del coche, y estar luchando por las primeras posiciones, es algo por lo que tenemos que estar contentos.”

Este año, Teo Martín Motorsport, el equipo en el que milita, ha estrenado los nuevos McLaren 720S GT3 para competir a lo largo y ancho de Europa, en algunos de los circuitos míticos del automovilismo. Sobre ello, le preguntamos si cree que la máquina fabricada en Woking ha cumplido con las expectativas. “Sí, sin duda”, respondió tajante y firme. “No es fácil que sea competitivo un coche el primer año, como es el caso del McLaren. La pretemporada sí que fue complicada por problemas de fiabilidad. Un coche totalmente nuevo siempre tiene estas cosas, da igual el que sea. Ahora, en estas carreras, parece que no hay. Siempre hay algo que pulir, un coche de carreras nunca deja de mejorar. Pero ha cumplido con creces lo que yo esperaba, que es que fuera un coche muy rápido.”

El imponente McLaren 720S GT3 de Teo Martín Motorsport con el que compite Fran Rueda, entrando en la zona prepodio. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero no sólo provee coches a la estructura de Teo Martín. McLaren sigue muy de cerca los pasos del equipo madrileño y, por supuesto, de Fran. “Hay mucha más implicación que la que tenía BMW”, nos dijo, en referencia al fabricante alemán, anterior suministrador del coche. “Mucho más apoyo de fábrica, trabajamos más juntos. También porque el coche está todavía desarrollándose. Y en el equipo hay tres coches. Aparte de que somos los clientes ‘número uno’ y el mejor equipo que tiene McLaren ahora mismo. Se trabaja mejor conjuntamente, a nivel de pilotos e ingenieros. Además, el mejor alumno del máster que se imparte en el MSi trabaja un año becado en McLaren.” Para Rueda, la situación con el fabricante británico ha permitido que el equipo mejore en muchos aspectos debido a esa mayor implicación entre ambas partes. “La implicación es mucho más global. Ha sido un cambio muy acertado.”

Tras hablar de aspectos relacionados con el presente, nos pusimos a hablar del futuro. Empezamos haciéndolo del más inmediato. Fran Rueda y Andrés Saravia luchan contra Albert Costa y Giacomo Altoè por ganar el campeonato de pilotos del International GT Open. Fran tiene muy claro qué es lo que puede decantar la balanza para que sean ellos los grandes triunfadores. “Verdaderamente, lo que puede decantar la balanza hacia nuestro lado es que nosotros vayamos muy bien y que nuestros rivales fallen. Si no, es complicado”, considera Fran.

Fran Rueda atento al desarrollo de la carrera en el muro del equipo, preparado para subirse al coche. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cree que hay varios factores a tener en cuenta, pero es importante que los rivales no puedan conseguir los resultados que necesitan. “La distancia es la que es y también hay que tener en cuenta el hándicap. Así que, a priori, como no fallen se van a despegar. Pero a la mínima que lo hagan, nosotros vamos a estar ahí para recortar. En cualquier caso, todo está abierto aún”, nos reconoció con optimismo.

Con respecto al futuro más lejano, lo que vendrá el año que viene y su porvenir en el mundo de las carreras, nos dijo que “siempre pienso en ello, pero no puedo decir nada porque ni yo lo sé”. En cualquier caso, se mostró confiado respecto a sus opciones. «Hay algunas posibilidades de campeonatos, pero no hay nada confirmado. Es pronto, todavía.”

Al ser el primer año que estoy enrolado en una fábrica, no sé tampoco como trabajan los tiempos. McLaren no tiene un programa de fábrica, pero hay estructuras como Teo Martín Motorsport que es lo más cercano a un equipo de fábrica. Se podría llamar “semioficial”. Espero estar con el mejor equipo, si puede ser con Teo Martín estupendo, y si no, tendré que ver qué otras oportunidades hay”, sentenció Fran.

Fran Rueda surcando la recta de meta del Circuit de Barcleona-Catalunya, camino de la victoria © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La conversación llegó a su fin en un ambiente relajado. Conversar con un piloto capaz de manejar uno de los GT3 más impresionantes del panorama actual, siempre es una gran experiencia. Si además, esta se desarrolla de manera sincera y cercana, poco más se puede pedir. Como en otras ocasiones, fue un placer conversar y compartir un buen momento de afición por las carreras con Fran Rueda. Le deseamos toda la suerte del mundo y esperamos volver a “capacear” por el paddock con él en otra ocasión. ¡Muchas gracias, Fran!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Final de infarto en la primera carrera del International GT Open en Barcelona

Final de infarto en la primera carrera del International GT Open en Barcelona

La lluvia ha protagonizado el día en el Circuit de Barcelona-Catalunya, hasta que los bólidos del International GT Open han tomado la pista pasado el mediodía. Entonces, un compendio de diversas estrategias ha ido dando forma a una situación en que la victoria se ha decidido en un final no apto para cardíacos. El Mercedes #6 de Antonelli Motorsport, pilotado por Riccardo Agostini y Loris Spinelli ha cruzado en primera posición la meta, no sin antes, protagonizar la acción polémica de la jornada.

Antes, justo cuando la tormenta de la mañana ha comenzado a remitir, los GT saltaban al trazado barcelonés para la sesión de calificación. Con el asfalto muy mojado y una lluvia leve pero incesante, Fabrizio Crestani ha marcado el mejor tiempo para alzarse con la Pole Position. Un 1:59.443 ha sido suficiente para colocar al Mercedes AMG GT3 #10 de SPS Automotive Performance en la punta de una parrilla que vería a los líderes del campeonato, Albert Costa y Giacomo Altoè, partir desde la cuarta posición.

La carrera, como casi todas las sesiones del día, se declaró en mojado. La salida lanzada tuvo cierto nerviosismo y algunas dosis de drama, con el toque que truncó la arrancada del Lamborghini #14 de Emil Frey Racing. Por su parte, Altoè conseguía mantener el tipo con un ritmo que le llevaría a escalar un par de posiciones. Por detrás, Fran Rueda lograba superar a varios rivales para colocarse quinto, tras haber salido desde la novena plaza. Con ello, llegó el momento de parar para realizar los cambios de piloto y cumplir con los hándicaps de tiempo.

La pista complicada ha permitido ver luchas y trazadas varias. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La pista se iba secando a marchas forzadas. Las nubes dejaron paso a un tímido sol que fue calentando lo negro hasta que la humedad fue prácticamente testimonial. Y allí llegaron los problemas para Altoè y Costa. El italiano entregó el coche al español en segunda posición, pero en el cambio de neumáticos los ingenieros de Emil Frey Racing decidieron mantener las gomas de agua. Una decisión que se tornó en equivocada, pues sus rivales acertaron al poner el compuesto de seco. Conforme la pista se fue secando, Costa fue perdiendo tiempo y posiciones, terminando la prueba en undécima posición.

Por delante, las cosas pintaban cada vez mejor para Teo Martín Motorsport. Andrés Saravia tomó el relevo a Fran Rueda, y poco a poco fue imprimiendo un ritmo con el que asaltar la primera posición. Lo hizo a falta de unos diez minutos para el final. Pero las condiciones de la pista y el desgaste de las gomas impidió que pudiera escaparse, y ya en la última vuelta, llegó la polémica.

Momento en el que el Lamborghini #12 efectuaba su detención en boxes. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Afrontando el sector final, y con poco menos de un segundo de ventaja sobre el Mercedes #6, pilotado por Spinelli, Saravia se encontró con un coche que debía doblar, el McLaren #16, curiosamente otro de los coches de la estructura de Teo Martín. Allam Khodair, quien debió apartarse después de que los comisarios le enseñaran banderas azules, no cedió el paso, y el Mercedes se echó sobre el McLaren en un intento de ganar la partida. Se tocaron, rascando todo el lateral del 720S GT3, mientras ambas monturas avanzaban camino de la chicane del tercer sector de Montmeló. Spinelli se abrió el espacio necesario y superó a Saravia por encima de las pianos interiores, empujándole en la maniobra y ganando el primer puesto.

De esta manera, Loris Spinelli cruzó la línea de meta primero, por delante del coche de Teo Martín Motorsport. La maniobra fue analizada por los comisarios, y tras la deliveración se decidió sancionar al equipo italiano, recayendo el triunfo en el McLaren #17 de Fran Rueda y Giacomo Altoè. Con estos resultados, la clasificación general muestra una diferencia de siete puntos entre la pareja Costa/Altoè y la pareja Rueda/Saravia antes de la carrera de mañana y las dos finales en Monza.

Momento de alta tensión y batalla fratricida entre los GT3. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

MARINO SATO SE PROCLAMA CAMPEÓN DE LA EUROFÓRMULA OPEN

El japonés Marino Sato, auténtico dominador de la Eurofórmula Open, ha conseguido alzarse con el título en la primera carrera del fin de semana del certamen de monoplazas. El piloto de Tokio logró una discreta décima posición, salvando los muebles tras salir desde atrás, al tomarse como referencia para formar la parrilla los tiempos de los entrenamientos libres.

Esta decisión se tomó como consecuencia de las inclemencias meteorológicas que obligaron a cancelar la sesión de calificación. Tanto la Eurofórmula Open como la GT Cup Open se vieron afectadas por la tormenta que arreció sobre el circuito catalán durante la mañana, obligando a la organización a actuar sobre la marcha. La carrera pudo disputarse sin problemas, bajo condiciones de pista muy mojada. Fue Liam Lawson el piloto vencedor, tras ganarle la partida a Nicolai Kjaergaard en los compases finales. Linus Lundqvist completó el podio.

Marino Sato, campeón de la Eurofórmula Open 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)