La falta de nieve complica las G Series

La falta de nieve complica las G Series

Estamos viviendo uno de los inviernos más secos en el sur de Europa. Y, a la vez, uno de los más calurosos. La falta de precipitaciones en forma de nieve está poniendo en jaque a varias pruebas automovilísticas que se disputan en esta estación del año sobre superfícies congeladas. El Rally de Suecia ya se vio alterado por esta situación, y parece que las andorranas G Series están con el mismo problema.

La competición pirenaica de carreras sobre hielo y nieve tenía que haber finalizado el pasado fin de semana. Sin embargo, la falta de un manto blanco óptimo sobre el asfalto del Circuit Andorra de Pas de la Casa ha hecho inviable la celebración de las pruebas. La poca nieve que hay no es suficiente para garantizar una pista en buen estado. Competir allí sería peligroso y un riesgo que es mejor no asumir. Es por ello que la cuarta cita del campeonato se anuló, para posteriormente retrasar unas semanas la última fecha.

La temperatura que se ha ido registrando en el circuito permanente más alto del mundo ha estado por encima de los cero grados, incluso de noche. Respecto a la cancelación de la G4, se intentó apurar al máximo la toma de la decisión, como comentó Álex Bercianos, máximo responsable del Circuit Andorra. Pero dadas las circunstancias, no habría sido posible tener unas instalaciones con el mínimo de condiciones, de manera que no quedó otro salida que anular la cita.

Los buggyes de la categoría Side by Side trazando el Circuit Andorra con muy poca nieve, el año pasado.

Posteriormente, se decidió la anulación de la G5 en las fechas iniciales para intentar que se dispute el fin de semana del 7 y 8 de marzo, siempre y cuando, bajen las temperaturas y la climatología dé algo de tregua. Si finalmente, esto no sucede, la idea es buscar una fórmula alternativa para que las últimas carreras del certamen se puedan celebrar sobre asfalto, una vez haya terminado el invierno. Una alternativa que, evidentemente, no casaría con la celebración de carreras sobre hielo, pero es la única solución que se vislumbra, dada la situación.

De esta manera, y de poderse celebrar la G5, serían cuatro citas las que habrían compuesto las G Series 2019-2020. Las tres primeras fechas ya se han celebrado, y dejan un panorama muy interesante de cara a esa final que todavía no se sabe si podrá disputarse sobre nieve y hielo. Xevi Pons y Miquel Socias, compañeros de equipo en la estructura Elegant Driver, luchan por llevarse el título en GS. El vigente Campeón de España de Rallyes de Tierra lidera la tabla por veintiún puntos de ventaja sobre el balear. Por detrás, Ferrán Pujol se mantiene firme en la tercera posición.

Entre los GIAND, José Roger Chalmeta continúa firme en el liderato del campeonato, manteniendo a raya al joven Gil Membrado, la gran sorpresa de estas G Series. 169 puntos para Roger Chalmeta y 148 tantos para Membrado, así que no hay nada decidido. La final puede deparar grandes emociones. Detrás de ambos, José Luis Diego sujeta el tercer puesto, por delante de Joan Sabater y José Luis García, empatados a puntos. Joaquín Rodrigo cierra el Top 6. En la clasificación de 2RM, Carles Porté es el líder, y si nadie lo remedia, será el campeón de esta edición.

Albert Llovera trazando con su GIAND. Foto: @albertllovera

Ángel Moñino mantiene la primera posición en la clasificación general de Car Cross. Con 168 puntos, suma catorce más que Jaume Vilardell, su principal rival a estas alturas por la corona de campeón. Toni Arrufat es tercero, algo más descolgado, con Santi Guitart y Jordi Vilardell a su zaga, peleando entre ellos por la cuarta plaza. Marc Battle se sitúa un puesto por debajo. El piloto catalán, habitual del CEAX, se perdió la primera cita, pero en las G2 y G3 sumó valiosos puntos para recuperar parte del terreno perdido.

En Side by Side, Cyril Ferrei está plantando cara a los hermanos Le Potier. Tras una primera G1, en la que Yann Le Potier sacó sus galones de campeón en título para ponerse líder, su ausencia en la G3 propició su caída a la cuarta plaza. En cualquier caso, el papel de Ferrei en estas G Series está siendo encomiable. Ha ganado todas sus finales y domina la tabla con mano de hierro. Erwan Le Potier y Franck Cabaner cierran el Top 3, con dos puntos de separación entre ellos. Por detrás, la batalla se centra en qué piloto se quedará con la última plaza del Top 5. Andreu Cachafeiro la defiende, con Themis López al acecho.

Gran batalla entre Marc Batlle y Toni Arrufat en Car Cross. © G Series

Sería una verdadera lástima que la climatología no permitiera la celebración de la última cita de las G Series 2019-2020 sobre superfície deslizante. La batalla en todas las categorías está siendo muy emocionante y no hay nada decidido. Pero estamos en un invierno que está teniendo muy poco de invierno. Mucho calor y pocas precipitaciones que están teniendo en las carreras de coches uno de sus grandes perjudicados. Esperemos que la situación remita y el campeonato andorrano de carreras sobre hielo pueda poner un gran broche de oro a su temporada.

Foto de portada: @CreditSupport_

Guerra en la nieve

Guerra en la nieve

Enero, invierno y nieve. Unas condiciones, a priori, poco favorables para el desempeño de la mayoría de categorías del «motorsport». Excepto para algunos irreductibles pilotos que se niegan a soltar el volante. Este fin de semana da comienzo la nueva temporada de las Crèdit Andorrà G Series, con su cita G1, donde vamos a encontrar a muchos de estos valientes a bordo de sus monturas preparadas para desafiar al invierno.

El circuito del Port d’Envalira será, una vez más, el escenario de estas batallas sobre hielo. Situado a 2400 metros de altitud sobre el nivel del mar, el trazado andorrano asegura nieve y espectáculo a partes iguales. En él y sus diferentes configuraciones, pilotos como Xevi Pons, Ferran Pujol o Miquel Socias, entre otros muchos, se darán cita para competir en algunas de las cinco citas que prevé este campeonato. Todos ellos dispuestos a pelear sobre la nieve en las diferentes categorías que contempla el certamen.

Para este propósito, los coches se modifican para adaptarse al poco agarre de la nieve y el hielo. Los neumáticos usados son extremadamente delgados para disminuir al máximo la superficie sobre la que se reparte el peso del coche, y las ruedas de clavos están a la orden del día como era de esperar. Las diferentes mecánicas se deben adaptar para las bajas temperaturas y la altitud del circuito, y todo en los diferentes tipos de coche presentes debe estar pensado para un clima invernal. De la misma forma que los pilotos deben estar acostumbrados a derrapar sobre superficies de baja adherencia, pues casi siempre las curvas se hacen de lado.

Los prototipos especializados son los reyes sobre la nieve del trazado.

Los coches tipo GS (prototipos G y Tursimos G) serán, durante la tarde del sábado, el plato fuerte del fin de semana. Justo un escalón por debajo, los G Series 2 o GIAND lucharán en la categoría inmediatamente inferior a los primeros, aunque no menos entretenida. Para el domingo, tenemos cita reservada con los siempre espectaculares Car Cross y sus brutales peleas. La llamada «Side By Side», formada por buggys preparados para la ocasión, también saldrá a levantar nieve y hielo en su segundo año como categoría reconocida en el campeonato. Finalmente, los 2RM, categoría reservada para coches con dos ruedas motrices, cerrarán la G1 en el apartado de coches.

Sin embargo, para este año se estrenará junto a las G Series un campeonato ya conocido, pero hasta ahora independiente. Los Ice Gladiators se unirán a la fiesta con sus motos de competición para añadir todavía más espectáculo a la competición sobre hielo. La disciplina de dos ruedas se une al certamen por primera vez este año, asegurando derrapes, toques y carreras trepidantes.

Los Car Cross son uno de los grandes atractivos de las carreras de las G Series

Los campeones del año pasado de las diferentes categorías repetirán este año e intentarán defender sus respectivos títulos. Miquel Socias en GS, Raül Ferré en Car Cross y Yann Le Potier en Side By Side intentarán revalidar su dominio en sus categorías. Ferran Pujol, campeón el año pasado en GIAND, subirá un escalón para montarse en uno de los GS, compitiendo en la categoría reina del campeonato. No podrá defender su título, pero seguro que no faltan aspirantes para hacerse con él.

Los motores rugirán otra vez este sábado y domingo para dar arranque a otra edición de uno de los campeonatos sobre nieve por excelencia en el sur de Europa. Con el permiso del Trofeo Andros, que también disfruta de una cita en el trazado andorrano. Los clavos arañarán la nieve y el hielo en busca de tracción, y en todas las curvas se levantará una nube blanca al paso de los coches. Las Crèdit Andorrà G Series empiezan de nuevo.