Circuitos de rallycross en España: Circuito Antonio Vadillo – Miranda de Ebro

Circuitos de rallycross en España: Circuito Antonio Vadillo – Miranda de Ebro

Hace tiempo que el Campeonato de España de Autocross conoce el Circuito Antonio Vadillo, ubicado en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro. Por su situación, es el lugar de encuentro de numerosos aficionados a las carreras, equipos y pilotos de la zona norte de la península, estando en un cruce de caminos que conecta Euskadi, Navarra y Cantabria con la provincia de Burgos, La Rioja y el resto de la meseta. Pero lo más interesante es que, además del trazado de tierra, las instalaciones mirandesas cuentan con otro de asfalto en el interior, que combinándolos se convierten en un circuito de rallycross.

CARACTERÍSTICAS DEL CIRCUITO

El Circuito Antonio Vadillo, gestionado por el Automóvil Club Mirandés, fue en su día el único circuito permanente de rallycross de España. Este, puede alternar su recorrido entre las partes de tierra y asfalto, formando una pista apta para la disciplina, con una longitud comprendida entre los 1164 metros y los 1225 metros, en función de cómo se realice esta alternancia. Al quedar el trazado asfaltado en el interior del de tierra, sin que exista una separación física que sea fija entre ellos, permite una gran variedad de configuraciones.

En todo caso, el total de curvas es de diez, las cuales se toman en sentido antihorario. Además del recorrido alternativo de la Joker Lap que es en tierra, mientras que el normal es en asfalto; la pista de Miranda de Ebro tiene un pequeño salto que se corresponde con una de las transiciones entre asfalto y tierra, en el último sector del circuito.

Circuito Antonio Vadillo - Miranda de Ebro

Plano de la configuración del circuito de rallycross de Miranda de Ebro para el III Trofeo de Rallycross Circuito Antonio Vadillo de 2017. © El Acelerador.

Como curiosidad, cabe destacar que la zona en la que se ubica la parrilla de salida es de tierra, algo que es habitual en los circuitos de autocross pero que en rallycross no suele verse, generalmente por estar limitado por el reglamento de la mayoría de campeonatos. Incluso, se da el caso de que algunas pistas de autocross puedan tener esa parte asfaltada como medida de seguridad y para simplificar la problemática que suele suponer dar la arrancada sobre superficie arenosa.

Además, las instalaciones del Automóvil Club Mirandés cuentan con un edificio de control, graderío en la recta principal, además de otros lugares con gradas naturales para los aficionados, un paddock y todos los servicios adicionales destinados para la práctica del automovilismo en la especialidad Off-Road. No en vano, la pista de Miranda de Ebro es una de las más emblemáticas del Campeonato de España de Autocross, en parte, gracias a la calidad de sus instalaciones.

Circuito Antonio Vadillo - Miranda de Ebro

Propuesta de configuración del Circuito Antonio Vadillo para rallycross. © El Acelerador.

HISTORIAL DE COMPETICIÓN

El historial de competición del Circuito Antonio Vadillo, en lo que a rallycross se refiere, se remonta al 2015, cuando albergó el “I Trofeo de Rallycross Circuito Antonio Vadillo”, la primera prueba de la especialidad que se celebró en España, reconocida como tal, desde el último Rallycross de Sils en 1989. Fue el 25 de abril de aquel año cuando Miranda de Ebro puso fin a una sequía de 26 años sin carreras de RX en nuestro país.

Desde entonces, el trazado burgalés ha albergado un total de seis ediciones del Trofeo de Rallycross Circuito Antonio Vadillo, incluyendo dos en el año 2017. El año pasado tendría que haberse disputado la séptima edición, pero la cuarentena decretada por la pandemia de COVID-19 obligó a la suspensión de la prueba de manera indefinida y hasta el día de hoy todavía no ha sido posible su celebración.

Circuito Antonio Vadillo

Entrada a la Joker Lap del Circuito Antonio Vadillo. Foto: Roberto Sotelo – Automóvil Club Mirandés.

Este evento forma parte, desde el año 2018, de la Copa de Castilla y León de Rallycross, certamen promovido y reglamentado por la Federación de Automovilismo de Castilla y León y organizado por el Automóvil Club Mirandés. La prueba era la única del calendario del certamen autonómico, que junto al gallego, son hasta la fecha los dos únicos que se han organizado en España en los últimos años.

POSIBILIDADES DE ALBERGAR UNA PRUEBA DEL CERX

La existencia del Circuito Antonio Vadillo y su doble carácter asfalto-tierra ha sido la base para creer durante años en la creación de un campeonato de rallycross a nivel nacional, de manera similar a como existen en los países de nuestro entorno. Actualmente, la Real Federación Española de Automovilismo está dando pasos firmes en que este sueño se haga realidad, contando con la pista mirandesa como una de las candidatas a formar parte del calendario.

De hecho, hace años que el CEAX celebra cada temporada una de sus pruebas en Miranda de Ebro, por lo que las relaciones entre la RFEDA y el Automóvil Club Mirandés son tan existentes como las posibilidades que tiene de entrar en el selecto club de circuitos del futuro CERX, que son muy altas. El circuito tiene todo lo necesario para acoger carreras de rallycross, y de hecho, es algo en lo que cuentan con experiencia gracias a todos estos años en los que han sido la sede del regional castellano-leonés.

Circuito Antonio Vadillo

Yoanna Llorente en el salto del Circuito Antonio Vadillo. Foto: Roberto Sotelo – Automóvil Club Mirandés.

Por otra parte, la flexibilidad que ofrecen las instalaciones de Miranda de Ebro a la hora de configurar el circuito de rallycross, permite que puedan llevarse a cabo varias carreras si la falta de trazados mixtos en España fuera un problema para el certamen, sin tener que repetir diseño. Por ejemplo, se podría competir un par de veces alterando el recorrido para ofrecer dos opciones distintas de espectáculo. Junto con la excepcionalidad de tener la parrilla de salida en tierra, el Circuito Antonio Vadillo tiene todo lo necesario para formar parte del CERX. Y, esperemos, más pronto que tarde…

Este capítulo del reportaje sobre Circuitos de rallycross en España ha sido posible gracias a la inestimable colaboración del Automóvil Club Mirandés y, concretamente, de su actual presidente José Rueda Cintrano, a quien agradecemos las facilidades que nos ha puesto a la hora de poner a nuestra disposición toda la información que hemos necesitado, así como las fotografías que ilustran esta pieza, realizadas en marzo de 2017 por Roberto Sotelo durante la celebración del III Trofeo de Rallycross Circuito Antonio Vadillo.

Circuito Antonio Vadillo

Batalla estratégica a la salida de la Joker Lap del Circuito Antonio Vadillo en 2017. Foto: Roberto Sotelo – Automóvil Club Mirandés.

Foto de portada: Roberto Sotelo – Automóvil Club Mirandés.

Circuitos de rallycross en España

Circuitos de rallycross en España

Cada vez son más los aficionados que descubren en el rallycross la esencia de su pasión por las carreras. Esta disciplina ha congregado desde los años ’60 del siglo pasado a numerosas personas deseosas de descubrir la magia de unos coches de competición y unos pilotos capaces de pelear al límite por la victoria en trazados mixtos de asfalto y tierra. Pero en nuestro país no ha sido muy popular. Únicamente contó con suficiente fama entre 1986 y 1989 gracias a los esfuerzos de la Escuderia Girona y el Circuit de Sils, la casa de la especialidad en España.

Recientemente, la inclusión del Circuit de Barcelona-Catalunya en el Campeonato del Mundo de Rallycross ha devuelto la esperanza a todos aquellos que disfrutaron con las carreras en Sils y ha abierto la veda a que nuevos aficionados se acerquen a descubrir las maravillas que ofrece el rallycross. Lejos de hacer oídos sordos, la Real Federación Española de Automovilismo está preparando un nuevo Campeonato de España de Rallycross con el que seguir regando la semilla dentro de nuestras fronteras.

Pero hay una pregunta que subyace a todo esto. ¿Hay circuitos de rallycross en España? Afortunadamente, sí los hay. De hecho, el primero de todos ellos se construyó ya en los años ’70 en Campanillas, junto a la ciudad de Málaga. Aquel Circuito Automovilístico Costa del Sol fue el sueño del empresario sueco Hans Göran Sundberg, que celebró diversas carreras en las instalaciones durante poco más de un año. Después fue el turno de Paco Gutiérrez, el hombre que trajo el rallycross internacional a España cuando en 1987 el Campeonato de Europa de Rallycross descubrió la flamante pista de Sils. Lamentablemente, ninguno de estos trazados existe en la actualidad.

Esquemas de los circuitos de rallycross de Campanillas y Sils, los pioneros en España. Imagen: © El Acelerador.

Por ello, responder a la pregunta supone hacer un esfuerzo imaginativo importante y requiere de tiempo para investigar cuáles son esos lugares con posibilidades de albergar una prueba de rallycross. Las condiciones son que tengan una superficie mixta de asfalto y tierra, y que cuenten con una longitud de alrededor de un kilómetro. No son muchos, pero al menos hay cinco que cuentan con estas características. Concretamente, uno de ellos es de reciente construcción. Calafat se ha unido a este selecto grupo con su nuevo trazado en el que el prototipo de la nueva categoría eléctrica RX2e está llevando a cabo su fase de pruebas.

Además de la pista tarraconense, existe la de Montmeló, en la que el mundial celebra cada temporada el Rallycross de Cataluña. Sin embargo, no se trata de un trazado fijo, puesto que se arma aprovechando algunas escapatorias y zonas de asfalto del circuito de velocidad de Fórmula 1. Es a día de hoy el único que cuenta con Grado 6R de la FIA, indispensable para formar parte del Campeonato del Mundo.

El prototipo del campeonato RX2e desarrollado por QEV Technologies durante un test en Calafat. Foto: Circuit Calafat.

Teniendo en cuenta que fue la afición catalana la que disfrutó de la época dorada del rallycross en Sils, no es de extrañar que ambos circuitos se encuentren en Cataluña. En todo caso, no son los únicos, afortunadamente. Hace ya unos años que Miranda de Ebro cuenta con una pista de autocross, habitual en el Campeonato de España (CEAX), en cuya parte interna se ubica un trazado de asfalto. Generalmente, esta se usa para eventos de Drift, pero desde unas temporadas atrás, una configuración mixta de ambas permite disputar pruebas de rallycross válidas para el regional de Castilla y León.

Otro trazado que ha vivido el rallycross en sus carnes se encuentra en Galicia. El Circuito Choqueiro ha acogido pruebas de la disciplina dentro del Campeonato de Galicia de Autocross, después de ser asfaltado y habilitar una sección de tierra. Actualmente, esta se encuentra en desuso, pero sus propietarios son unos entusiastas declarados del rallycross, así que quién sabe si algún día volverán a acoger este tipo de eventos.

Lucha en pista durante el Rallycross de Miranda de Ebro de 2017 en el Circuito Antonio Vadillo. Foto: Roberto Sotelo / Automóvil Club Mirandés.

Finalmente, Motorland Aragón construyó una de sus pistas para albergar carreras de rallycross. En teoría, esta iba a tener una variante para Supermotard, la cual se quedó como única protagonista. Hoy en día, la zona asfaltada se usa para el karting de alquiler, pero la dirección del complejo de motor ubicado en Alcañiz se comprometió en su día con la RFEDA a habilitar de nuevo el trazado si se creaba un certamen nacional. Y todavía hay algún otro circuito en España que, sin haber acogido pruebas de rallycross ni estar pensado para ello, podrían ser perfectamente escogidos para acoger una prueba.

En este reportaje, se irán desgranando las características de cada uno de los circuitos de rallycross que existen en España, además de contar su historia y las posibilidades reales que tienen de acoger una cita del nuevo Campeonato de España de Rallycross que se está preparando con mimo y sumo cuidado. Por ahora se sabe que serán cinco citas puntuables, veremos cuáles de estos trazados entran en el calendario definitivo.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com).