Ehrlacher sale líder del arranque del WTCR

Ehrlacher sale líder del arranque del WTCR

La Copa del Mundo de Turismos (WTCR) ha conseguido dar su pistoletazo de salida a una temporada que por momentos estuvo en serio riesgo de no poder llevarse a cabo. Sin embargo, el trabajo de la organización y el compromiso de los equipos han permitido que el campeonato haya disputado sus dos primeras fechas en dos trazados legendarios, Zolder y Nürburgring. De ellas, el piloto francés Yann Ehrlacher ha salido líder de la clasificación general, habiendo sumado un par de victorias.

La caravana del certamen organizado por Eurosport Events y Marcello Lotti puso rumbo a Bélgica para la primera ronda. El circuito de Zolder fue la alternativa a la cancelación unilateral del evento en Salzburgring, y allí llegaron los equipos y pilotos para comenzar una nueva temporada. Desde el principio, los Honda y los Lynk & Co tomaron el protagonismo, con los Audi a un paso de ellos. La nota discordante la pusieron los Hyundai y los Cupra, que estrenaban el nuevo León Competición TCR en el mundial. Así mismo, hicieron su debut los Renault Mégane RS TCR de Vukovic Motorsport.

La primera carrera vio al argentino Néstor Girolami arrancar desde la Pole Position. El piloto de Münnich Motorsport mantuvo la primera plaza, colocándose a su zaga Thed Björk y Attila Tassi. Las peleas por posición fueron la tónica habitual en mitad del pelotón, con Mikel Azcona y Norbert Michelisz intentando remontar, mientras que Esteban Guerrieri sufría problemas en el motor de su Honda Civic Type R TCR que lo obligaban a abandonar.

Néstor Girolami defendió la primera posición para ganar en Zolder. Foto: Media WTCR.

Lamentablemente, no iban a acabar ahí las preocupaciones de Honda y Münnich Motorsport, pues Tiago Monteiro rompió su propulsor varias vueltas después. La atención se centraba en Néstor Girolami, que con la misma mecánica continuaba líder de carrera. Finalmente, consiguió pasar primero por línea de meta, seguido de Björk y Tassi. Tom Coronel terminó cuarto, con Jean-Karl Vernay, Santiago Urrutia y Yann Ehrlacher tras él. Norbert Michelisz fue el mejor de los Hyundai (11º) y Mikel Azcona fue 16º.

En la segunda manga, Nathanaël Berthon defendió la Pole Position, compartiendo primera línea con su compatriota Ehrlacher. Sin embargo, Berthon se adelantaba la salida, siendo sancionado con un Drive Through, y el francés de Lynk & Co perdía posiciones con Gilles Magnus y Santiago Urrutia, cayendo a la cuarta posición. Varias curvas después lograba recuperarse para regresar al segundo puesto. Las batallas también eran intensas en mitad del pelotón, con Thed Björk chocando contra la pila de neumáticos de la primera chicane, lo que obligó a la salida del Coche de Seguridad. Tras la relanzada, Magnus presionó a Ehrlacher pero no pudo superarle.

Por detrás, Néstor Girolami se defendía de los ataques de Tom Coronel, mientras que Mikel Azcona conseguía ascender posiciones, alcanzando la undécima plaza para ponerse en el grupo encabezado por Norbert Michelisz. Pero el protagonismo lo tomaban Tiago Monteiro, Jack Young, Attila Tassi y Gabriele Tarquini. El británico se defendía a capa y espada de la presión de sus perseguidores, hasta que Tassi le tocó y el Renault quedó empanzado en la grava, obligando a un nuevo Safety Car con el que terminó la carrera. Yann Ehrlacher se hizo con el triunfo, con Yvan Muller segundo y Santiago Urrutia tercero.

Yann Ehrlacher se llevó la victoria en la segunda manga en Zolder. Foto: Media WTCR.

El WTCR puso rumbo a Nürburgring, donde los pilotos deberían enfrentarse al infernal Nordschleife y la lluvia que no quiso perderse el espectáculo. Todos salvo Hyundai y sus equipos, que decidieron no participar por discrepancias con la normativa. Yvan Muller partió desde la Pole Position en la primera carrera, dándose la salida detrás del Coche de Seguridad. El galo mantuvo el primer lugar, pero Guerrieri llegaba muy rápido y le superó por el exterior de Aremberg.

Por detrás, los pilotos eran muy cautelosos dadas las especiales condiciones del asfalto, con mucha agua acumulada. Lamentablemente, Mikel Azcona se vio obligado a abandonar debido a problemas en su motor, dejando el Cupra aparcado a la salida del Karussell. En la últma vuelta, Attila Tassi impactó contra el guardarraíl, retirándose de la carrera. Finalmente, Esteban Guerrieri cruzó ganador la línea de meta, seguido de Yvan Muller y Yann Ehrlacher.

Esteban Guerrieri domó el Nordschleife para asegurarse la victoria en Nürburgring. Foto: Media WTCR.

La segunda manga también comenzó bajo régimen de Coche de Seguridad, pues el agua continuaba impregnando la capa asfáltica de Nürburgring. Néstor Girolami defendió la Pole Position, con Yann Ehrlacher apretándole desde los primeros compases. Sin embargo, los comisarios abrieron una investigación al argentino por un error en el procedimiento de salida, lo que se tradujo en una sanción de 30 segundos a su tiempo total de carrera, lo cual terminó con sus opciones de alcanzar la gloria. Ehrlacher pasó a ser el líder de carrera, mientras Mikel Azcona protagonizaba una sensacional remontada.

El piloto navarro de Cupra le estaba cogiendo el pulso al Nordschleife en mojado y estaba compitiendo a un ritmo imparable. Aprovechó el rebufo en la recta final para superar a Esteban Guerrieri y conseguir terminar en cuarta posición. Ganó Yann Ehrlacher, con Thed Björk segundo y Attila Tassi tercero. Con la sanción, Néstor Girolami sólo pudo ser undécimo.

Mikel Azcona persiguiendo a sus rivales sobre un mojado Nürburgring.

En la clasificación general, Yann Ehrlacher lidera cómodamente con 92 puntos, seguido de Girolami y Björk. Mikel Azcona ocupa el duodécimo lugar con 19 tantos. La próxima cita de la Copa del Mundo de Turismos será en el circuito eslovaco de Slovakia Ring, el fin de semana del 10 y 11 de octubre; antes de poner rumbo a Hungaroring. Después llegará el momento de competir en Motorland Aragón, en el que será el debut del trazado aragonés en el calendario. El broche final lo pondrá la pista italiana de Adria, a mediados de noviembre.

Foto de portada: Media WTCR.

Corriendo entre graffitis

Corriendo entre graffitis

El cansancio se acumula en tu cuerpo. La batalla está llegando a su fin pero aún queda un último momento de tensión. Si lo superas, la gloria será tuya. Tuya, de tus compañeros y de todo tu equipo que se muerde las uñas en el garaje. Faltan cinco minutos y unos segundos para que este sufrimiento acabe. Sí, sufrimiento. Te gusta y lo padeces al mismo tiempo. Los graffitis que adornan el negro asfalto pasan a toda velocidad pero tú no puedes leerlos. Estás concentrado en ganar.

El otro Mercedes viene detrás. Cada vez está más cerca. Tú sigues apretando el pedal hasta el fondo con la esperanza de que cuando pases por meta veas la bandera a cuadros. Esa será tu salvación. Cuentas lo que te falta para llegar justo pero las matemáticas no están de tu parte. A ese ritmo tendrás que dar otra vuelta. “¡Maldita sea!”, maldices dentro del casco pero nadie puede oirte. Sólo el potente bramido de tu V8 corta el silencio dentro del habitáculo. Y no es poco, es lo único que escuchas. Y pides que aguante hasta el final.

Todavía queda una opción a la que agarrarse. Si el tráfico de coches doblados es benévolo, podrás mantener el ritmo y quizás no te pueda alcanzar. Es un quizás poco optimista. Y lo sabes. La pista es muy estrecha y adelantar supone siempre un riesgo. También para él, pero tú eres el que va delante. Eres su presa, huele a sangre y viene a por tí. Sigues pisando el acelerador. Tus suelas se desgastan de la presión y tu cuerpo te pide un descanso que hace horas que debiste darle. Pero no puedes. Tienes que aguantar como sea.

El Mercedes galopa hacia la línea de meta. ¿Llegará y ganará?

De repente ves los doblados. Pero ellos a tí no. Van a adelantarse entre ellos, buscas el hueco pero no se puede pasar. No cabe el coche. Frenas. ¡En una de las zonas más rápidas! Esperas y te metes en cuanto puedes. Pero es tarde. El otro Mercedes ha seguido con su velocidad imparable y está muy cerca. Y más doblados delante. Se apartan como pueden pero tu hemorragia de tiempo no hay quien la corte. Está encima tuyo. Quedan unas pocas curvas y estarás en la recta de meta.

Trazas los virajes y aceleras a fondo. Lástima, todavía te falta una vuelta más para acabar. Has pasado por meta con tiempo de carrera. Si hubieras ido más lento, habrías completado las 24 horas con el tiempo justo para ganarlas. “Por qué he corrido tanto? Podría haber ido más lento y las cuentas habrían cuadrado”. Conoces la respuesta. ¡Porque es una carrera! No puedes ir despacio, tienes que ir lo más rápido que puedas y así lo has hecho siempre.

El otro Mercedes te está presionando, te tira las largas, los molestos flashes que tanto odias. Se pone a tu rebufo, sabes que te va a atacar. Intentas protegerte pero su ritmo es mejor que el tuyo y no puedes hacer nada. Se empareja, le cierras y el toque es inevitable. Él tiene el interior y tú sales despedido hacia la escapatoria. Has perdido. La rabia te invade. No hay nada que hacer.

El tráfico, ese difícil compañero de viaje en Nürburgring.

La amargura se hace contigo, condiciona tu última vuelta. La victoria se te ha escapado de los dedos cuando ya la estabas tocando. Pero por esto corremos. Porque la sensación de ganar es como una droga de la que no te puedes desenganchar. Y aunque hoy has perdido, otro día tomarás la revancha y el dulce sabor del triunfo te impregnará como ahora lo hace el cabreo. Queda una vuelta, algo más de veinte kilómetros. Pero para tí, la aventura ha terminado. Ahora puedes consolarte leyendo los graffitis.

Novedades en el regreso del Campeonato del Mundo de Rallycross

Novedades en el regreso del Campeonato del Mundo de Rallycross

Este fin de semana, el Campeonato del Mundo de Rallycross disputará su primera cita de la temporada 2020 en el circuito sueco de Höljes. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez en la que las bestias del World RX atronaron una pista de carreras con sus espectaculares batallas, pero la pandemia de COVID 19 ha supuesto retrasar el calendario y cancelar varias de sus fechas. Finalmente, el Rallycross de Suecia abrirá el año con una doble ronda en sábado y domingo.

Para tratar de paliar las numerosas bajas que la crisis sanitaria ha provocado en el calendario, la Federación Internacional de Automovilismo e IMG, promotor del campeonato, acordaron acotarlo a Europa y realizar tres citas dobles en Suecia, Finlandia y Letonia, coincidiendo con las tres primeras fechas. Además, la adición del Rallycross de Finlandia, en Kouvola, fue una esperada noticia tras varios años de ausencia. Lo hace para sustituir al Rallycross de Francia, cuyos organizadores cancelaron por las dificultades para poder llevar a cabo las medidas de restricción de contagios en Lohéac.

Tras superar esas tres fechas con doble dosis de espectáculo, la caravana del mundial pondrá rumbo al circuito de Spa-Francorchamps, a principios de octubre, para comenzar tres semanas de máximo esfuerzo y trabajo. El Rallycross de Benelux abrirá una maratón de tres citas en apenas 21 días, seguido del Rallycross de Portugal, en la pista de Montalegre; y del Rallycross de Cataluña, en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Después, habrá que esperar mucho tiempo, casi dos meses, para celebrar la última prueba en el legendario Nürburgring. El Rallycross de Alemania dará carpetazo a esta extraña temporada y está por ver si no será sobre un tupido manto de nieve.

Los hermanos Hansen defenderán el título de campeones este año.

En cuanto a la participación, serán un total de seis equipos, con dos coches cada uno, los que batallarán por el campeonato de equipos, además de varios competidores individuales, para conformar un total de 17 vehículos y pilotos, al menos en esta primera ronda en Höljes. Los vigentes campeones, el Team Hansen y Timmy Hansen, volverán para defender su corona con los Peugeot 208 RX, y con Kevin Hansen repitiendo un año más en el equipo familiar.

GRX Taneco volverá a contar con su pareja de pilotos, Niclas Grönholm y Timur Timerzyanov, además de las facilidades del preparador SET Promotion, que se encargará de nuevo de dar una estructura técnica al equipo. Además, tendrán un tercer Hyundai i20 Supercar, que operará bajo la denominación de GRX Set y contará, de manera confirmada, con Krisztián Szabó en la dos primeras rondas en Suecia y con Juha Rytkönen en las de Finlandia.

El Hyundai i20 de GRX Taneco que pilotará Niclas Grönholm.

Esta temporada, la estructura de Guerlain Chicherit y FORS Performance, GCK, tendrá bajo su paraguas a dos equipos completos y dos inscripciones de piloto único. Por un lado, Monster Energy RX Cartel, el equipo de Liam Doran y del subcampeón del año pasado, Andreas Bakkerud, pasa a estar bajo el amparo de GCK, y ambos pilotos manejarán sendos Renault Mégane RS RX. Y por el otro lado, estará el conjunto UNKORRUPTED, donde militarán el propio Chicherit y Rokas Baciuška, pilotando los Renault Clio RS RX. Además, Anton Marklund repetirá con uno de los Mégane RS RX y se espera que Kevin Abbring haga lo propio, de forma puntual, con un tercer Clio RS RX.

La estructura alemana Münnich Motorsport ha tomado la decisión de entrar de lleno con dos Seat Ibiza RX para pelear con todas las garantías por el campeonato. Junto a Timo Scheider, se alineará el propio responsable de la estructura, René Munnich. Y un nuevo equipo se suma este año, el KYB Team JC, con el apoyo técnico de JC Raceteknik. Contarán con los servicios de Robin Larrson y un Janis Baumanis que se perderá la primera cita en Höljes y puede que alguna más, por las restricciones de viajes provocadas por la crisis sanitaria mundial. Su lugar lo ocupará el Campeón del Mundo de Rallycross de 2016, Mattias Ekström, que volverá a ponerse al volante de uno de los Audi S1 Supercar.

Los Renault Clio RS RX de UNKORRUPTED, uno de los dos equipos dentro de la estructura de GCK y FORS Performance.

Además, Johan Kristoffersson, dos veces Campeón del Mundo de Rallycross, regresa este año al World RX con su propio equipo y pilotando un Volkswagen Polo GTI RX. Por su parte, Jani Paasonen llegó a un acuerdo con el conglomerado de empresas Ferratum para crear un equipo con vistas a 2021. Por lo pronto, competirá en varias citas esta temporada con un Ford Fiesta Supercar. La última novedad viene de la mano de Sebastian Eriksson, ganador del Rallycross de Suecia el año pasado, que regresa a la misma prueba con un Honda Civic Coupé preparado por Olsbergs MSE.

Cada fin de semana del Campeonato del Mundo de Rallycross estará regado con grandes momentos de emoción y espectáculo. Junto al World RX y la principal categoría Supercar, competirán el Campeonato de RX2 Series, el Campeonato de Europa de Rallycross y el novedoso Projekt E, el nuevo certamen de rallycross 100% eléctrico. Sin embargo, no será hasta la cuarta cita cuando se permitirá, a priori, el acceso de personas externas a la organización del certamen y participantes. Quizás en ese momento, se permita la entrada de público, algo que no está ni mucho menos garantizado. Por ahora, los eventos se disputarán a puerta cerrada.

El día que Fangio dominó Nürburgring

El día que Fangio dominó Nürburgring

Caminaba por el garaje observando su Maserati. Era una máquina de carreras magnífica, con unas cualidades que le permitían sacar el máximo partido a sus capacidades de piloto. El día anterior se había comportado espléndida, conquistando la Pole Position para la carrera. Si lograba ganar, su distancia de puntos sería tan grande que el título de Campeón del Mundo volvería a ser para él. Pero no sería una tarea fácil, pues los Ferrari eran una amenaza seria y habría que bregar con la potencia de sus motores.

A pesar de las increíbles prestaciones de su monoplaza, sabía que era tendente al desgaste de los neumáticos. Si querían ganar, había que atajar ese problema. Reunió a mecánicos e ingenieros. “¿Cuánto tiempo perdemos en una parada?”, preguntó. La estrategia empezaba a asomar por la mente del gran piloto argentino. Cargarían el coche con la mitad de gasolina, previendo una detención en el garaje hacia la mitad de la carrera, repostando y cambiando las gomas por un juego nuevo. De esta forma, podría apretar desde el principio para ganar ventaja.

Y así lo hizo. Como un reloj, Fangio empezó a correr a un ritmo cada vez mejor, mejorando su tiempo de vuelta un giro tras otro. Era líder de manera sólida y por detrás, ni Hawthorn ni Collins podían evitarlo. Sus coches iban con los tanques de gasolina hasta los topes, por lo que la ligereza del Maserati estaba siendo determinante. Tampoco los Vanwall de Moss y Brooks podían contrarrestar la velocidad del auto italiano. El “Chueco” volaba sobre el asfalto de Nürburgring, bailando con el coche en cada viraje. Atravesaba el bosque con una sutileza que, por un día, el infierno verde se convirtió en el cielo esmeralda.

Juan Manuel Fangio atraviesa la recta de meta de Nürburgring a toda velocidad.

Superado el ecuador de la prueba y con una ventaja enorme, el argentino detuvo su Maserati en el garaje. El público no entendía lo que sucedía. Tampoco en Ferrari comprendían. Parecía un problema mecánico. Los de Maranello dieron la orden a Hawthorn y Collins para que aumentaran el ritmo. Si Fangio no podía volver a pista, la victoria era de ellos. Sin embargo, los mecánicos de la marca del tridente corrían de un lado para otro.

Algo hacían en el monoplaza. ¡Estaban cambiando los neumáticos! Nadie entendía nada. Mientras repostaban el coche, el piloto se sentó en el murete, bebió agua, se quitó las gafas y tomó aire. Lo que habia hecho hasta ahora era sólo la mitad del plan. Debía tomar un respiro y coger fuerzas, porque lo que tenía que hacer a partir de entonces era mucho más difícil. Los mecánicos se afanaban en completar el trabajo, aunque una quisquillosa tuerca puso en apuros su buen hacer y les hizo perder un tiempo valioso.

El momento clave de la carrera. Los mecánicos de Maserati trabajan en el coche de Fangio.

Debía recuperar más de 45 segundos de desventaja. ¡Y en apenas diez vueltas! Suspiró… Se colocó las gafas y se subió al Maserati. Arrancó raudo y en pocos metros, metió el coche al ritmo de antes. Con los neumáticos recién estrenados y con otro medio depósito de gasolina a su espalda, recuperó la velocidad y se puso a bajar los registros una vez más. Conforme completaba un nuevo giro a Nürburgring, la diferencia era cada vez menor.

La carrera estaba en sus compases finales, pero ya veía a lo lejos la silueta del primer Ferrari. Siguió bailando curva tras curva, estrechando el volante como si fuera una cintura, dirigiendo al veloz bólido a por su presa, pilotando al límite. Se echó encima y con gran maestría se deshizo de él. Los neumáticos de Collins estaban muy desgastados y el inglés no pudo ofrecer excesiva resistencia. Primer asalto cumplido. Ahora, había que adelantar a Hawthorn para ganar. Tenía un vuelta para hacerlo.

Fangio persigue al Ferrari.

Sin pensárselo, el Maserati se abalanza sobre el Ferrari, los morros se emparejan y le supera. Fangio recupera el liderato de la carrera. Pero debe llegar hasta el final. Exprime el motor. Le pide un poco más a su bella máquina. Y con una ventaja de poco más de tres segundos, cruza la línea de meta de Nürburgring para ganar el Gran Premio de Alemania de 1957 y proclamarse, de manera matemática, Campeón del Mundo. El quinto entorchado ya era suyo. Objetivo cumplido.

La aventura europea de Marc de Fulgencio

La aventura europea de Marc de Fulgencio

Tras varios años probando suerte en diferentes categorías de vehículos de turismo y GT, esta temporada será muy especial para Marc de Fulgencio. El piloto catalán va a dar un gran salto adelante en su carrera deportiva al disputar el novedoso DTM Trophy, la categoría telonera del prestigioso DTM. Será su primera gran incursión internacional y tratatá de luchar por un trofeo que podría regalarle un test con un coche del certamen principal.

De Fulgencio nació en 1999 y su pasión por las carreras y el automovilismo viene por vía genética. Su padre, José Miguel de Fulgencio, también fue piloto de carreras y uno de los protagonistas en la anterior época del Campeonato de España de Turismos. Por su parte, Marc cuenta con una buena experiencia al volante de los Renault Clio de competición, tras participar durante varias temporadas en la Copa Clio española y en algunas rondas del certamen francés.

En 2017, participó en el Campeonato de España de Resistencia, terminando en décima posición en la clasificación general de la Clase 1. Al año siguiente, repitió en el GT-CER disputando las dos últimas citas en Navarra y el Jarama, compaginándolo con la Copa Clio y la Copa Kobe, en la que terminó subcampeón, en un intenso programa anual que también le vio competir en los 500 Km de Alcañiz y en las 24 Horas de Barcelona.

Marc de Fulgencio pilotando el Renault Clio en la Copa Clio española.

En 2019, dio un paso adelante importante, fichando por el equipo Teo Martin Motorsport para disputar la temporada completa del GT Cup Open Europe, campeonato organizado por GT Sport Organización y que acompaña en algunas de sus rondas al International GT Open y a la Eurofórmula Open. El catalán compartió el volante de uno de los McLaren 570S GT4 del conjunto madrileño con el piloto brasileño Thiago Vivacqua.

El GT de la pareja hispano-brasileña fue el mejor clasificado de Teo Martín Motorsport en el certamen, sumando 48 puntos que les valieron para terminar el año en la décima posición de la general, tras conseguir varias victorias dentro de su categoría y algunos podios. A pesar de su juventud y falta de experiencia, de Fulgencio pudo solventar las dificultades y logró firmar un buen año en uno de los campeonatos más competitivos de GT en Europa. A su vez, compaginó su participación allí con varias apariciones en la Copa Clio.

Marc de Fulgencio al volante del McLaren 650S de Teo Martin Motorsport en 2019.

De cara a esta temporada, ha fichado por el equipo Leipert Motorsport para competir junto a ellos en el DTM Trophy. Al volante de un Mercedes AMG GT4, luchará por el trofeo junior, limitado a pilotos de hasta 22 años, el cual tiene como premio un test con uno de los coches oficiales del DTM. Si bien la situación actual ha obligado a modificar los programas deportivos de pilotos y equipos, y reprogramar la mayoría de calendarios, Marc de Fulgencio ya está preparándose para su nueva aventura por Europa.

La semana pasada estuvo en el circuito belga de Zolder probando su nuevo coche, en una pista donde competirá este año. Allí, pudo conocer a fondo a su nuevo equipo. Además, los trazados de Spa-Francorchamps y Nürburgring entran dentro de sus planes de test de pretemporada, para buscar estar lo más en sintonía posible con el Mercedes. Y es que el calendario de este año del DTM Trophy los incluye, además de los de Lausitzring, Assen y Hockenheimring. La temporada arrancará en tierras belgas, con el legendario Spa dando el pistoletazo de salida, antes de poner rumbo al este de Alemania, a Lausitz. Después, una cita en Assen y dos dobletes en Nürburgring y Zolder para rematar la fiesta en el trazado de Hockenheim.

Los Mercedes de Leipert Motorsport en el DTM Trophy para este año. El de Marc de Fulgencio destaca con su decoración roja y negra, y el dorsal número 9.

Todavía es pronto para saber qué expectativas tiene Marc de Fulgencio para esta temporada, pero seguro que tratará de darlo todo para conseguir sus objetivos. Si consigue adaptarse a la filosofía alemana de las carreras, seguro que podrá dar el callo para alcanzarlos. Sus manos están ahí, es cuestión de que el piloto y la máquina se entiendan para conseguir juntos la gloria. Aquí comienza su particular conquista de Europa.