Baporo Motorsport gana los 500 Km de Alcañiz

Baporo Motorsport gana los 500 Km de Alcañiz

La pareja formada por Joan Vinyes y Jaume Font ha conseguido alzarse con la victoria en los 500 Km de Alcañiz 2019 con el Porsche 911 de Baporo Motorsport. La batalla se libró a base de estrategia contra Francesc Gutiérrez y Josep Mayola con el Ferrari 458 de PCR Sport, y Kosta Kanaroglou, Manuel Cintrano y Javier Morcillo con el Mosler MT900 de E2P Escuela Española de Pilotos, que cruzaron primeros la línea de meta, pero fueron sancionados tras cruzar la meta.

El día de carreras en Motorland Aragón amaneció despejado. Desde primeras horas de la mañana, el rugido de los motores atronó con fuerza gracias a los clásicos del CECLY que salieron a pista para celebrar su sesión de entrenamientos libres. A continuación, los participantes de la carrera de resistencia bajoaragonesa tomaron el frío asfalto de Alcañiz, realizando distintas pruebas para preparar las monturas, como es habitual. Josep Mayola firmó la mejor vuelta con el Ferrari #115 de PCR Sport.

El sol asomaba tímidamente, y ya con toda su plenitud calentando el ambiente, comenzó la calificación. El vigente Campeón de España de GT, Kosta Kanaroglou, firmó el mejor tiempo de la sesión con un 1:51.260, suficiente para colocar al Mosler #108 de E2P Escuela Española de Pilotos en la Pole Position. La primera línea de parrilla quedaría completada con la segunda posición del Ferrari #115 de Gutiérrez y Mayola. Por detrás, los dos Porsche 911 participantes completarían la segunda fila. En tercer lugar, el de Vinyes y Font, con la cuarta plaza para el del equipo local de Luis López, Álvaro Rodríguez, Tomás Moreno y Ángel Martínez.

El Ferrari #115 y el Mosler #108 trazando el famoso «sacacorchos» de Motorland Aragón a primeras horas de la mañana. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La gran carrera comenzó a la hora convenida. En la salida, el Porsche #93 de Baporo Motorsport consiguió superar a sus dos rivales para colocarse en primera posición al llegar a la frenada de la primera curva. Tanto el Mosler #108 como el Ferrari #115 cayeron una plaza, con el Porsche #178 del Real Automóvil Club Circuito Guadalope por detrás. Entre los TCR y compactos hubo batalla desde los primeros compases, con los Cupra de PCR y Baporo, y el Seat León de Escudería Motor Terrassa luchando cuerpo a cuerpo en cada curva.

El Porsche #93 comenzó sólido, marcando cierta distancia sobre sus más inmediatos perseguidores, pero tras una vueltas, el Mosler #108 empezó a recortarle terreno, a la par que el Ferrari #115 no era capaz de seguirle el ritmo, aumentando su desventaja. Llegaron a la altura de los primeros doblados, lo que provocó que ambos perdieran tiempo, pero Kanaroglou se recuperó y superó al líder para colocarse en primera posición. Con esa situación, tuvo pista libre para imponer su ritmo, consiguiendo una relativa ventaja de cara a las primeras detenciones en boxes.

La salida de pista de uno de los Ford Fiesta ST Line de la categoría D4, provocó la entrada en pista del Coche de Seguridad, que agrupó el pelotón. A partir de ese momento, la estrategia marcó el desarrollo de la prueba. Tras la relanzada y el paso por el Pit Lane de algunos competidores, Francesc Gutiérrez se puso líder, una vez que tomó el testigo a su compañero Josep Mayola al volante del Ferrari #115 de PCR Sport. El Porsche #93 de Joan Vinyes y Jaume Font recaló en la segunda posición, mientras que el Mosler #108 de Kanaroglou, Cintrano y Morcillo cayó al tercer puesto, con un ritmo de carrera inferior a sus rivales.

El Porsche #93 sale de la primera curva liderando el pelotón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero la situación se tornó en espejismo. La diferencia en las paradas y los distintos ritmos se debían a unas estrategias que poco o nada se parecían entre ellas en su planteamiento. El liderato de carrera fue cambiando de manos constantemente, conforme el Mosler, el Ferrari y el Porsche pasaron por la calle de boxes. A falta de media hora, la carrera no estaba ni mucho menos decidida. El último relevo dejó al Ferrari con una vuelta perdida, pero Gutiérrez comenzó a volar sobre el asfalto para ir recortando la diferencia con sus rivales.

El Mosler #108 era líder al terminar el ciclo de paradas en boxes, con el Porsche #93 en segundo lugar, pero cabía la posibilidad de que ambos tuvieran que detenerse una vez más. En ese caso, el ritmo de carrera jugaría a favor del Ferrari #115. Ninguno de los dos hizo mención de desviar su trayectoria hacia el carril de boxes, de manera que la bandera a cuadros ondeó en Alcañiz al paso por meta del Mosler #108 de E2P Escuela Española de Pilotos.

La batalla entre los TCR y compactos ha sido intensa. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Pero los comisarios de carrera impusieron una sanción de una vuelta al Molser #108 por superar el tiempo máximo de conducción, por lo que Joan Vinyes y Jaume Font, con el Porsche #93 de Baporo Motorsport, resultaron ganadores. En segundo lugar quedaron clasificados Francesc Gutiérrez y Josep Mayola, con el Ferrari #115 de PCR Sport, mientras que Kosta Kanaroglou, Manuel Cintrano y Javier Morcillo se tuvieron que conformar con el tercer escalón del podio.

En el resto de categorías, el Cupra #10 de PCR Sport, pilotado por el cuarteto Arruabarrena, Aristi, Masdeu y Fernández se llevó la victoria en TCR, con la pareja formada por Pierre Arraou y Antoine Miquel haciendo lo propio en D1. En D2, el triunfo fue a parar a manos de Álvaro Bajo, Ana Sainero y Antonio Sainero con el Peugeot RCZ de E2P Escuela Española de Pilotos, mientras que Rubén Sabater y José A. Chicoy subieron al primer escalón del podio en D4 con el Ford Fiesta ST Line de Desguaces La Torre.

El Porsche #93 de Joan Vinyes y Jaume Font cabalga hacia la victoria en Alcañiz. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La fiebre de las carreras volvió a inundar de pasión las tierras del Bajo Aragón. Y con una carrera que no estuvo decidida en ningún momento, ni siquiera al caer la bandera. Así ha terminado la temporada de competiciones nacionales, pero antes de que el frío invierno mande de merecidas vacaciones a la gente de las carreras de coches, el Campeonato de Aragón de Velocidad volverá mañana para cerrar su año. Como si se quisiera retrasar el inevitable parón, el último día para disfrutar del ambiente de la competición.

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Cierre de temporada en Alcañiz

Cierre de temporada en Alcañiz

Falta poco más de un mes para que acabe el año y la mayoría de campeonatos ya han echado el cierre. Se acerca el invierno, tiempo en el que las carreras de coches, salvo los certámenes de carreras sobre hielo, se toman un merecido descanso. Pero antes, queda la última cita de la temporada. Motorland Aragón se engalana para recibir a los participantes de los 500 Kilómetros de Alcañiz, la carrera que cerrará el calendario de competiciones en circuito de nuestro país.

La prueba, organizada por V-Line Org y Motorland Aragón, se celebrará junto a las últimas carreras del Campeonato de España de Clásicos, Legends y Youngtimers (CECLY), antes de que el Campeonato de Aragón de Velocidad tome la pista del Bajo Aragón para disputar sus entrenamientos y carreras. En definitiva, un fin de semana cargado de actividad que pondrá el punto final al año de competición nacional en circuitos en tierras turolenses.

Desde primeras horas de la mañana del sábado, se celebrarán los entrenamientos libres y cronometrados, tanto del CECLY como para la gran carrera de resistencia. A mediodía llegará el momento de disputar la primera carrera del campeonato de clásicos, legends y youngtimers, que servirá de aperitivo para la carrera principal del programa, que comenzará sobre la una menos diez de la tarde. Tras ella, la segunda carrera del CECLY para terminar el día. El domingo, el regional de velocidad tomará el asfalto para celebrar los entrenamientos libres y cronometrados durante la mañana, y las dos carreras de diez vueltas durante la tarde. Con ello, terminará el fin de semana de competición en Alcañiz.

Coches de diferentes categorías trazan el «sacacorchos» de Motorland Aragón. © V-Line Org

Los 500 Km de Alcañiz no forman parte de ningún campeonato. Pero ello no es inconveniente para que algunas de las máquinas más potentes del panorama nacional se den cita allí. Sucede lo mismo con los pilotos y equipos que participarán en una prueba que ha sido un éxito año tras año. Kosta Kanaroglou, vigente Campeón de España de GT y nueve veces ganador de la carrera, hará su aparición al volante del Mosler MT900, junto a Manuel Cintrano y Javier Morcillo. Además de ellos, lo harán otros pilotos habituales del Campeonato de España de Resistencia y GT (GT-CER), como Francesc Gutiérrez y Josep Mayola con el Ferrari 458 de PCR Sport, o Joan Vinyes y Jaume Font con el Porsche 911 de Baporo Motorsport.

Además, habrá representación local. El Real Automóvil Club Circuito Guadalope, antiguo organizador de las carreras en el circuito urbano de Alcañiz, ha inscrito un Porsche 911 que pilotarán Luis López, Álvaro Rodríguez, Tomás Moreno y Ángel Martínez. También estará presente Álvaro Bajo, Subcampeón de España de Turismos 2019, que pilotará el Peugeot RCZ de la Escuela Española de Pilotos, junto a Antonio Sainero y Ana Sainero. Unas inscripciones que completarán una parrilla de 13 coches.

El Mosler MT900 del campeón de España de GT, Kosta Kanaroglou, surcando la recta de meta de Motorland Aragón. © Fotos Alcobendas (V-Line Org)

En lo que respecta al Campeonato de Aragón de Velocidad, la disputa del Trofeo de Velocidad Motorland – Memorial José Antonio Vicente traerá el fin de fiesta del regional a casa, con el Campeonato de Aragón de Turismos al rojo vivo. Joaquín Rodrigo lidera la general con apenas dos puntos de ventaja sobre Jaime Latapia. Por su parte, Javier Cicuéndez se mantiene al acecho, a catorce puntos del liderato. Los tres son aspirantes a llevarse el trofeo de campeón este año. Además, la cita también es puntuable para los campeonatos navarro y valenciano de velocidad.

Esta carrera de resistencia de unas cuatro horas hereda el espíritu de la competición que se vivió años atrás en las calles de Alcañiz. El circuito urbano Guadalope atrajo, temporada tras temporada, a las máquinas más potentes y prestigiosas del mundo. Coches que se batían el cobre en las grandes carreras internacionales, como Le Mans, Daytona o la Targa Florio, llegaban a esta pequeña ciudad de Aragón donde los aficionados podían incluso tocar esas obras de arte. Y todo gracias al esfuerzo de un pueblo volcado con las carreras.

Uno de los Porsche 911 sale a la recta de atrás de Alcañiz en la edición de 2017. © V-Line Org

Hoy en día, el circuito es historia y un gran recuerdo para mucha gente. Pero su legado pervive en Motorland Aragón, el circuito que este fin de semana volverá a ser testigo del sonido de los motores, del olor a gasolina y caucho quemado, y de los gritos de júbilo de unos aficionados que disfrutarán con los coches de carreras como antaño otros lo hicieron detrás de los guardarraíles en las calles de Alcañiz.

Foto de portada: © V-Line Org

El último Racing Weekend del año

El último Racing Weekend del año

Ha llegado noviembre, el mes que cierra muchas de las competiciones automovilísticas nacionales. Es el caso de tres certámenes que este fin de semana se vuelven a juntar para un nuevo Racing Weekend, el último de 2019. El Circuit de Barcelona-Catalunya será el anfitrión de las últimas carreras del Campeonato de España de Turismos (CET), del Campeonato de España de Resistencia y GT (GT-CER) y del Campeonato de España de Fórmula 4. Además, el Campeonato de España de Clásicos, Legends y Youngtimers (CECLY) volverá a la pista una vez más.

A partir del sábado, los turismos del CET volverán al asfalto para despedir una temporada que ha sido la de su regreso. Pasaron muchos años para que nuestro país volviera a tener su propio campeonato nacional de turismos, pero el esfuerzo de la Real Federación Española de Automovilismo ha dado sus frutos y durante este año hemos podido disfrutar de las carreras en cinco circuitos repartidos por nuestra geografía: Los Arcos, Alcañiz, Cheste, Jerez y Jarama. Montmeló pondrá el broche de oro a un campeonato que ya tiene a su campeón, Borja García.

El valenciano se ha impuesto a sus rivales al volante del Honda Civic Type R de Teo Martín Motorsport. Si el comienzo de temporada dio la sensación de tener en Fernando Navarrete al principal candidato a la gloria, García pudo darle la vuelta a la situación a partir de su victoria en la segunda carrera en Motorland Aragón. La lucha ha sido encarnizada carrera tras carrera, viviendo auténticas dosis de emoción con batallas cuerpo a cuerpo que han hecho las delicias de los aficionados. Este fin de semana, la última oportunidad de disfrutar de este renacido campeonato, antes del parón invernal.

Borja García, Campeón de España de Turismos 2019.

Por su parte, el Campeonato de España de Resistencia y GT llega a Barcelona con el certamen de GT decidido a favor de Kosta Kanaroglou, que ha batido al resto de la competencia con su Mosler MT900, subiendo al podio en todas y cada una de las carreras, logrando dos victorias en Alcañiz y mostrando una asombrosa regularidad. Ni Josep Mayola y Francesc Gutiérrez con el Ferrari 458 de PCR Sport, ni la pareja formada por Benji y Roald Goethe pilotando el Renault RS01, han podido hacer frente al poderío del experimentado piloto griego.

En la categoría de Resistencia, Alba Cano mantiene el liderato, aunque todo está por decidir. Son varias clases las que compiten, incluyendo la reservada para los turismos bajo reglamentación TCR. Es aquí donde participarán varios pilotos de renombre, entre los que se encuentra el piloto de la Copa del Mundo de Turismos, Mikel Azcona, con el Cupra TCR de Tecnicars Racing Team; o el representante de España en los Motorsport Games, Gonzalo de Andrés, con el Peugeot 308 TCR de SMC Junior Motorsport. Además, Álvaro Bajo hará doblete, participando tanto en el GT-CER con el Peugeot RCZ de la Escuela Española de Pilotos, como en el CET con el Honda Civic Type R de Monlau Competición.

Salida de la carrera de dos horas en Montmeló del GT-CER el año pasado.

Tras la cita en solitario en Portimao, donde compartió pista con las European Le Mans Series, el Campeonato de España de Fórmula 4 afronta su séptima reunión de la temporada. Será la última oportunidad para que Franco Colapinto sentencie un certamen que ha tenido muy a favor desde sus primeros compases. El argentino cuenta con una buena renta sobre el español Kilian Meyer, pero deberá realizar un fin de semana perfecto si no quiere que Meyer, Glenn van Berlo o Tijmen van der Helm pongan en riesgo su liderato. Serán tres carreras en las que todo puede pasar.

Montmeló acogerá la parrilla más voluminosa de la actual temporada del certamen nacional de F4. A los habituales competidores, se suma la presencia de Jenzer Motorsport, estructura que regresa tras las carreras disputadas en Paul Ricard. Además, Mol Racing, el equipo del piloto Miguel Molina, hará su debut poniendo en pista un monoplaza que pilotará Javier Sagrera, con vistas a disputar la temporada 2020 al completo.

Las luchas en pista protagonizaron la última cita del Campeonato de España de Fórmula 4 en Portimao.

Por último, pero no por ello menos importante, el Racing Weekend contará con los clásicos, legends y youngtimers que harán rugir sus motores por las largas rectas del Circuit de Barcelona-Catalunya, atronando al personal y haciéndolo disfrutar. Unas joyas con ruedas que son historia viva de la competición, demostrando que la edad no es un problema en esto de las carreras de coches.

El último Racing Weekend de la RFEdA se presenta muy apasionante. Cuatro campeonatos pondrán la guinda al pastel en una pista que siempre deja carreras divertidas. La lucha por la victoria estará más al rojo vivo que nunca, especialmente en el GT-CER y F4. Pero aunque el Campeonato de España de Turismos tenga decidido a su campeón, seguro que nos deparará grandes dosis de emoción. El último fin de semana de carreras antes del crudo invierno. Habrá que aprovecharlo…