La falta de nieve complica las G Series

La falta de nieve complica las G Series

Estamos viviendo uno de los inviernos más secos en el sur de Europa. Y, a la vez, uno de los más calurosos. La falta de precipitaciones en forma de nieve está poniendo en jaque a varias pruebas automovilísticas que se disputan en esta estación del año sobre superfícies congeladas. El Rally de Suecia ya se vio alterado por esta situación, y parece que las andorranas G Series están con el mismo problema.

La competición pirenaica de carreras sobre hielo y nieve tenía que haber finalizado el pasado fin de semana. Sin embargo, la falta de un manto blanco óptimo sobre el asfalto del Circuit Andorra de Pas de la Casa ha hecho inviable la celebración de las pruebas. La poca nieve que hay no es suficiente para garantizar una pista en buen estado. Competir allí sería peligroso y un riesgo que es mejor no asumir. Es por ello que la cuarta cita del campeonato se anuló, para posteriormente retrasar unas semanas la última fecha.

La temperatura que se ha ido registrando en el circuito permanente más alto del mundo ha estado por encima de los cero grados, incluso de noche. Respecto a la cancelación de la G4, se intentó apurar al máximo la toma de la decisión, como comentó Álex Bercianos, máximo responsable del Circuit Andorra. Pero dadas las circunstancias, no habría sido posible tener unas instalaciones con el mínimo de condiciones, de manera que no quedó otro salida que anular la cita.

Los buggyes de la categoría Side by Side trazando el Circuit Andorra con muy poca nieve, el año pasado.

Posteriormente, se decidió la anulación de la G5 en las fechas iniciales para intentar que se dispute el fin de semana del 7 y 8 de marzo, siempre y cuando, bajen las temperaturas y la climatología dé algo de tregua. Si finalmente, esto no sucede, la idea es buscar una fórmula alternativa para que las últimas carreras del certamen se puedan celebrar sobre asfalto, una vez haya terminado el invierno. Una alternativa que, evidentemente, no casaría con la celebración de carreras sobre hielo, pero es la única solución que se vislumbra, dada la situación.

De esta manera, y de poderse celebrar la G5, serían cuatro citas las que habrían compuesto las G Series 2019-2020. Las tres primeras fechas ya se han celebrado, y dejan un panorama muy interesante de cara a esa final que todavía no se sabe si podrá disputarse sobre nieve y hielo. Xevi Pons y Miquel Socias, compañeros de equipo en la estructura Elegant Driver, luchan por llevarse el título en GS. El vigente Campeón de España de Rallyes de Tierra lidera la tabla por veintiún puntos de ventaja sobre el balear. Por detrás, Ferrán Pujol se mantiene firme en la tercera posición.

Entre los GIAND, José Roger Chalmeta continúa firme en el liderato del campeonato, manteniendo a raya al joven Gil Membrado, la gran sorpresa de estas G Series. 169 puntos para Roger Chalmeta y 148 tantos para Membrado, así que no hay nada decidido. La final puede deparar grandes emociones. Detrás de ambos, José Luis Diego sujeta el tercer puesto, por delante de Joan Sabater y José Luis García, empatados a puntos. Joaquín Rodrigo cierra el Top 6. En la clasificación de 2RM, Carles Porté es el líder, y si nadie lo remedia, será el campeón de esta edición.

Albert Llovera trazando con su GIAND. Foto: @albertllovera

Ángel Moñino mantiene la primera posición en la clasificación general de Car Cross. Con 168 puntos, suma catorce más que Jaume Vilardell, su principal rival a estas alturas por la corona de campeón. Toni Arrufat es tercero, algo más descolgado, con Santi Guitart y Jordi Vilardell a su zaga, peleando entre ellos por la cuarta plaza. Marc Battle se sitúa un puesto por debajo. El piloto catalán, habitual del CEAX, se perdió la primera cita, pero en las G2 y G3 sumó valiosos puntos para recuperar parte del terreno perdido.

En Side by Side, Cyril Ferrei está plantando cara a los hermanos Le Potier. Tras una primera G1, en la que Yann Le Potier sacó sus galones de campeón en título para ponerse líder, su ausencia en la G3 propició su caída a la cuarta plaza. En cualquier caso, el papel de Ferrei en estas G Series está siendo encomiable. Ha ganado todas sus finales y domina la tabla con mano de hierro. Erwan Le Potier y Franck Cabaner cierran el Top 3, con dos puntos de separación entre ellos. Por detrás, la batalla se centra en qué piloto se quedará con la última plaza del Top 5. Andreu Cachafeiro la defiende, con Themis López al acecho.

Gran batalla entre Marc Batlle y Toni Arrufat en Car Cross. © G Series

Sería una verdadera lástima que la climatología no permitiera la celebración de la última cita de las G Series 2019-2020 sobre superfície deslizante. La batalla en todas las categorías está siendo muy emocionante y no hay nada decidido. Pero estamos en un invierno que está teniendo muy poco de invierno. Mucho calor y pocas precipitaciones que están teniendo en las carreras de coches uno de sus grandes perjudicados. Esperemos que la situación remita y el campeonato andorrano de carreras sobre hielo pueda poner un gran broche de oro a su temporada.

Foto de portada: @CreditSupport_

Espectáculo nocturno sobre la nieve de Andorra

Espectáculo nocturno sobre la nieve de Andorra

La primera cita de las G Series 2020 en el Circuit Andorra ha comenzado con un sábado que deparó grandes dosis de drama y emoción sobre la nieve, en perfectas condiciones. El trabajo de los operarios del trazado de Pas de la Casa fue inmejorable para garantizar una calidad óptima de la superfície. Gracias a ello, las luchas en pista estuvieron a la orden del día y el espectáculo bajo la luz de la luna fue soberbio.

En esta primera jornada, se vio la disputa de las categorías GS, GIAND y 2RM. La categoría reina se saldó con las victorias de Ferrán Pujol en la gran final A y de Álvaro Rodríguez en la B. La lucha entre los prototipos GIAND la libró un José Roger Chalmeta que no dio opción a sus rivales, llevándose el triunfo absoluto del fin de semana. La otra final fue para el joven Gil Membrado. En la categoría reservada para los coches de dos ruedas motrices, Alex Rabell y José Antonio Nava fueron los ganadores de ambas finales.

La tarde comenzaba con los pequeños pero matones GIAND tomando la pista andorrana. Unas vueltas de preparación y poco a poco los tiempos fueron bajando, a la par que la temperatura conforme el sol se escondía. Los GS y 2RM aprovecharon también para hacer sus primeras tandas de entrenamientos, antes de que la noche cayera sobre Pas de la Casa. Las sesiones de calificación de cada categoría se abrieron paso y los pilotos empezaron a poner las cartas sobre la mesa.

Preparativos en la zona del Pit Lane antes del comienzo de la gélida batalla. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

José Roger Chalmeta marcó el mejor tiempo en GIAND, consiguiendo la Pole Position del fin de semana, y el mejor tiempo en el acumulado de vueltas, sumando puntos de cara a la clasificación general del campeonato. En GS, Miquel Socias logró un primer mejor tiempo, pero su compañero Xevi Pons se lo arrebató en la siguiente sesión, haciéndose con la Pole Position. Los dos pilotos de Elegant Driver, junto a sus compañeros de estructura, Pedro Font y Edgar Montellà, se postulaban como los favoritos. Pons también consiguió el mejor tiempo acumulado, sumando los primeros quince puntos del campeonato. En 2RM, Joan Casanovas se hizo con la Pole Position, por delante de Carles Porte y Pau Mitja.

Llegó el momento de las carreras y las batallas cuerpo a cuerpo. José Roger Chalmeta, desde la primera posición, dominó la primera manga en GIAND, terminando por delante de José Luis García, Joan Sabater y Joaquín Rodrigo. Pol Vila no pudo terminar. En la siguiente manga, los pilotos B se jugaron el tipo, resultando ganador el jovencísimo Gil Membrado, tras una ardua batalla. José Luis Diego, Mario Asenjo y Santi Guitart finalizaron por detrás, con Joel Font fuera de carrera.

Joaquín Rodrigo pilotando su GIAND durante los entrenamientos. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En la primera manga en GS, Ferrán Pujol le robó la cartera a Xevi Pons en los primeros compases, defendiendo el liderato de los constantes ataques del experimentado piloto de rallyes, cruzando la meta vencedor, con Pons justo detrás. Edgar Montellà completó el podio. En la segunda manga, Álvaro Rodríguez superó a Miquel Socias, en una salida que vio el accidente de Raúl Barrionuevo. Socias y Rodríguez comenzaron una dura pelea por la victoria, que terminó cuando el balear lanzó el ataque en las últimas vueltas para asegurarse el triunfo, con toque incluido. Pep Bassas terminó segundo.

La gran final en GIAND comenzó con parrilla invertida. El aragonés Joaquín Rodrigo partía desde la Pole Position. Pero en una arrancada digna de mención, Roger Chalmeta superaba a casi todos sus rivales para colocarse en segunda posición. Poco duró la resistencia ofrecida por Joan Sabater, pues el piloto andorrano sacó los dientes para hacerse con la victoria. Sabater y José Luis García cerraron el podio. En la gran final B, Gil Membrado volvió a demostrar que la juventud no es impedimento para plantar cara a rivales mucho más experimentados, llevándose el triunfo por delante de Mario Asenjo y Santi Guitart.

Lucha encarnizada entre Álvaro Rodríguez y Miquel Socias en GS. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En la gran final en GS, Ferrán Pujol consiguió alzarse con la victoria en su debut en la categoría. El campeón del año pasado en la actual GIAND, batió de nuevo a Xevi Pons, que tuvo que conformarse con la segunda plaza. Por detrás, Manel Guiral terminó en el último escalón del podio. En la otra gran final, Álvaro Rodríguez pudo desquitarse de sus más y sus menos con Miquel Socias en la primera manga para ganar la partida. Raúl Barrionuevo y Xavi Cardelús completaron el Top 3.

En la categoría de 2RM, Pau Mitja y Joan Casanovas se llevaron las primeras mangas, mientras que Alex Rabell y José Antonio Nava conquistaron el triunfo en las finales. Con ellos, se cerró una larga tarde que derivó en noche cerrada cargada de acción y emoción. Una larga sobremesa de motor y gasolina que hizo del Port d’Envalira la casa de los deportes de motor por unas horas. El domingo llegan las categorías Car Cross y Side by Side, que desde la mañana, y junto a las motos de los Ice Gladiators, son las encargadas de animar uno de los campeonatos más espectaculares que se precian. ¿Quién dijo que las carreras no se llevaban bien con la nieve y el invierno?

Batalla en todos los frentes bajo la noche, de la mano de los GIAND. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Rubén Martínez domina en Motorland Aragón

Rubén Martínez domina en Motorland Aragón

El Campeonato de Aragón de Velocidad ha bajado la persiana un año más en el circuito de casa, en Motorland Aragón. La disputa del Trofeo de Velocidad Motorland – Memorial José Antonio Vicente ha visto las dos victorias de Rubén Martínez con el Cupra TCR de RC2 Junior Team, partiendo desde la Pole Position en ambas mangas. Además, Javier Cicuéndez se ha proclamado Campeón de Aragón de Turismos, tras un apretado año en el que ha tenido que batir a sus dos máximos rivales, Joaquín Rodrigo y Jaime Latapia.

La última jornada de competición del calendario autonómico de velocidad daba comienzo en Motorland Aragón con la pista mojada. La lluvia hizo acto de presencia durante la noche, pero la salida del sol auguraba un día tan caluroso como el sábado. Los primeros entrenamientos libres vieron a los pilotos tener que enfrentarse a un asfalto todavía húmedo que deparó algunos derrapajes y salidas de pista sin consecuencias. Ya desde los primeros instantes, Rubén Martínez marcó los mejores registros, con su hermano Raúl escoltándolo justo detrás.

La sesión de calificación dio comienzo en el momento óptimo, con el calor acechando y la pista totalmente seca. La primera cronometrada determinó la parrilla de salida para la primera carrera del día, con Martínez marcando el mejor registro y adjudicándose la Pole Position con un tiempo de 2:01.680. Alex Cosin e Isidoro Díaz-Guerra consiguieron terminar justo detrás para completar el Top 3. Por su parte, la lucha por el campeonato entraba en una fase crítica, con Joaquín Rodrigo calificando octavo, justo por delante de Javier Cicuéndez y Jaime Latapia.

Salida de la primera carrera del día. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La segunda sesión cronometrada conformó la parrilla de salida para la segunda carrera, y de nuevo, Rubén Martínez sacó todo el jugo al Cupra TCR de RC2 Junior Team para volver a conseguir la Pole Position, esta vez con un 2:00.645, mejorando en poco más de un segundo el registro de la primera cronometrada. Julio Carayol, con el Cupra Mk 3 TCR de Milesocasiones.com, e Isidoro Díaz-Guerra, con el Seat León TCR de Escudería Motor Terrassa, hicieron el segundo y tercer mejor tiempo. Los contendientes al título volvieron a quedar igualados, pero esta vez, con un invitado mezclado entre ellos, Francho Echegoyen. Javier Cicuéndez colocó a su Renault Clio en sexto lugar, con Joaquín Rodrigo justo detrás, y Echegoyen octavo, por delante de Jaime Latapia.

A mediodía, como marca la tradición en el mundo de las carreras, se apagaron los semáforos para dar la salida a la primera batalla. Martínez arrancó bien, pero perdió la primera posición en la frenada de la primera curva con Alex Cosin, recuperando la plaza momentos después. En medio del grupo, comenzó a fraguarse una intensa lucha cuerpo a cuerpo entre Rodrigo y Cicuéndez. Durante varias vueltas, ambos Renault Clio estuvieron peleando por conseguir la mejor posición final.

Philippe Fitou, clavando frenos con el Dodge Viper en la entrada de la curva 5. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

La entrada de la curva 5 de Motorland Aragón fue un constante festival de apuradas de frenada entre los dos contendientes al título. Finalmente, ambos entraron casi a la par en meta, pero con Joaquín Rodrigo por delante de Javier Cicuéndez. Por su parte, Jaime Latapia experimentó problemas con el sistema de arranque en su coche, sufriendo dificultades para luchar contra sus rivales. Rubén Martínez entró ganador en meta, con Cosin y Díaz-Guerra completando el podio.

La tarde todavía tenía que ofrecer la última carrera. La que decidiría el campeonato. Rubén Martínez volvió a mantener su posición de ventaja, volando sobre el trazado de Alcañiz desde los primeros metros. Rodrigo y Cicuéndez se emparejaron en la primera curva, con el piloto del Automóvil Club Zaragoza superando momentáneamente al de SLT Racing. Pero la escaramuza duró poco, pues fruto de ella, Rodrigo cayó a la parta baja de clasificación. A partir de ahí, nos deleitó con una remontada para terminar en séptimo lugar.

La lucha entre Joaquín Rodrigo y Javier Cicuéndez fue de alto voltaje. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Entre tanto, Rubén Martínez se alzó con el triunfo y Javier Cicuéndez con el campeonato, tras pasar en quinta posición por meta. Julio Carayol e Isidoro Díaz-Guerra mantuvieron la pugna por el segundo escalón del podio, pero finalmente, mantuvieron sus posiciones de salida para acabar en segundo y tercer lugar, respectívamente. Definitivamente, Jaime Latapia no pudo plantar cara a Cicuéndez y Rodrigo, pero pudo terminar décimo con el Renault Clio de la estructura SMC Junior Motorsport.

Los veinte pilotos que participaron en estas dos últimas pruebas del año del Campeonato de Aragón de Velocidad consiguieron deleitar al público que no quiso perderse las carreras en el Bajo Aragón. Emoción y un gran ambiente de competición es lo que se ha podido vivir y respirar estos días en Alcañiz. La temporada 2019 ya es historia. Ahora es el momento de descansar, volver a llenar los depósitos de combustible y preparar la próxima temporada.

Javier Cicuéndez, Campeón de Aragón de Turismos 2019. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

De capazos por el paddock: Joaquín Rodrigo

Comparte nombre con uno de los mayores genios de la música de nuestro país, y como el maestro Rodrigo, es capaz de hacer arte. Su especialidad no son las notas ni los acordes, aunque de su precioso Renault Clio emana un sonido tan armónico como cualquiera de las partes del famoso Concierto de Aranjuez. Lo suyo es ir rápido, trazar y dar gas antes que su rival. Es el arte de pilotar coches de carreras.

Durante el fin de semana de las 4 Horas de Barcelona, además de prototipos y GT, los pequeños pero matones Renault Clio hicieron acto de presencia en el circuito de Montmeló. Allí se dio cita la Clio Cup francesa, y entre los participantes se encontraba el aragonés Joaquín Rodrigo, con quien cogimos un capazo en el que tratamos diferentes asuntos, pero siempre hablando de carreras y de su punto de vista. Por su experiencia, es una de las voces autorizadas para hablar de esto que a tantos nos apasiona.

Precisamente, lo primero que tratamos fue sobre cómo ha cambiado el automovilismo en nuestro país. Rodrigo habló de la profesionalización que ha experimentado el deporte en estos últimos años. “Se ha profesionalizado mucho. Antes íbamos en plan amateur. Un poco como sigo yendo yo. Vas con los amigos, el coche en el remolque… Y te lo hacías así. Ahora, si quieres funcionar, tienes que ir con un equipo.” Y esto, a pesar de la última crisis económica que tanto afectó. Considera que sus estragos todavía no han pasado. “De momento no se ve ningún brote verde. Tiene pinta de seguir igual.

Joaquín Rodrigo surcando la recta de meta de Montmeló durante la carrera del viernes. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto al presente inmediato, hablamos sobre la manera de plantearse la carrera que le restaba por hacer el pasado fin de semana. Tras las pruebas, la calificación y la primera carrera, el sábado tocaba volver al asfalto para una segunda manga. “El problema es que como ya sales un poco atrás, pues dependes de lo que pase en la primera vuelta. Ayer vi un accidente delante, un coche en una frenada se chocó contra el muro, y luego, justo en la siguiente curva, el que iba delante de mí se tocó también y salió despedido. Así que la primera vuelta es un poco caótica y hay que esperar un poco a que se tranquilice todo para empezar a correr.

Además, yo voy con un poco de cuidado para no tener ningún problema en ese aspecto. Por eso digo que la primera vuelta es para ver la expectativa. Salgo bien, normalmente arranco bien. Pero luego, cuando veo los coches de un lado para otro, cruzados, levanto el pie y espero. Así que la primera vuelta, un paso atrás y luego toca remontar un poco.

Joaquín Rodrigo pilota un Renault Clio, uno de los coches de turismo más vendidos en nuestro país durante muchos años. Sobre las diferencias entre su coche y cualquiera de los que circulan por nuestras carreteras, nos comentó que “no se parecen en nada.” Su vehículo está estrictamente preparado para la competición, y su parecido se reduce “únicamente a la forma exterior. Todo es de competición. Las suspensiones son muy duras, el cambio de marchas es con levas, no se toca el embrague salvo para parar y arrancar, … Así que no se parecen en casi nada”, afirmó Rodrigo.

Joaquín Rodrigo metiendo su Renault Clio en la curva 10 de Montmeló. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

A pesar de ser un habitual en las competiciones en nuestro país, de vez en cuando cruza la frontera de los Pirineos para ir a competir. Por ello conoce de primera mano las características de los campeonatos francés y el español de Renault Clio. A pesar de que no haya demasiadas diferencias, sí que destaca el mayor número de pilotos en el certamen galo. “Más o menos son igual. En lo que hay más diferencia es en el nivel. Allí, en Francia, están treinta pilotos, y en España somos unos quince o veinte, viniendo ellos a correr. Este año, la mitad del campeonato se hace junto con Francia. Aquí, en Montmeló, vienen ellos, y en la siguiente prueba en Magny-Cours nos desplazaremos los españoles que queramos ir.

Por último, hablamos de la situación general del automovilismo en Aragón, región de origen del protagonista y de quien escribe estas líneas. Rodrigo considera que, en los tiempos actuales, la situación es buena. “Yo lo veo bien. En circuitos está funcionando bastante bien. Hay unos precios muy buenos, pueden correr dos pilotos, … Se está viendo gente. Estamos unos veinte pilotos, más o menos. Y también vienen de fuera. Nos juntamos con los navarros, catalanes, y también con valencianos, como cuando corrimos en Cheste. Estábamos unos veinticinco coches. Por eso que en circuitos lo veo bien.

El Renault Clio de Joaquín Rodrigo volando sobre el asfalto. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Respecto a otras disciplinas del automovilismo aragonés, no cree que la situación sea mala, pero apunta a que no lo controla tanto. “La carretera la sigo menos. Echo una mano al Automóvil Club Zaragoza con una grúa cuando me lo piden. En el Rallysprint de Borja y también en el de Tabuenca. La tierra parece que está bastante bien, funciona y viene gente de fuera. En fin, yo lo veo bastante bien, para los tiempos que corren”, afirma Rodrigo.

Tras unos minutos de conversación, llego el momento de poner punto y final a este interesante capazo. Algo que sucede de manera natural, como en todos los capazos. Nos despedimos de Joaquín Rodrigo dándole las gracias por su tiempo y deseándole toda la suerte del mundo. Y, por supuesto, con la esperanza de volver a encontrarnos por los circuitos. Algo que no descartamos, pues ya sea sobre hielo o sobre asfalto, en invierno o en verano, Rodrigo es un apasionado de la competición que siempre está ahí donde hay una carrera. ¡Gracias, Joaquín!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Un viernes que sabe a sábado

Un viernes que sabe a sábado

Durante este viernes, las gradas del Circuit de Barcelona-Catalunya volvieron a estar abiertas a los aficionados para disfrutar del espectáculo de la resistencia, de la mano de las European Le Mans Series (ELMS). El hermano pequeño del mundial de resistencia llegaba al circuito catalán para la tercera cita del campeonato, después de Paul Ricard y Monza, para disputar las 4 horas de Barcelona.

Para la primera jornada, el menú ha consistido en todo tipo de preparativos. La actividad en pista ha comenzado a las 12 horas con la salida de la Renault Clio Cup francesa, en la que muchos pilotos españoles aprovechan para hacer una pequeña incursión con motivo de la cita barcelonesa. Es el caso, por ejemplo, de Marc de Fulgencio. El piloto de Sant Cugat del Vallès, y miembro de la estructura de Teo Martín Motorsport para la GT Cup Open, no ha dejado pasar la ocasión de competir en la carrera de casa y divertirse en esta apretadísima categoría.

El experimentadísimo Joaquín Rodrigo es otro de los pilotos españoles que compite este fin de semana en la categoría de Renault. El zaragozano, junto a de Fulgencio, coincide en la parrilla de la Renault Clio junto a otros seis conductores de nuestro país. Ellos son Jordi Palomeras, Alex Royo, Antonio Aguado, Javier Cicuéndez, Luis González y Nico Abella. Todos ellos luchan estos días por ganar en uno de los circuitos con mayor renombre del mundo. Son, junto a Dani Clos en ELMS, los representantes españoles este fin de semana.

Marc de Fulgencio en plena lucha por el podio en la primera carrera de la Renault Clio Cup. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En la primera sesión de entrenamientos libres de la European Le Mans Series, no ha habido sorpresa y el G-Drive Racing de Roman Rusinov, Jean-Éric Vergne y Job Van Uitert ha sido el más rápido entre los LMP2, parando el crono en 1:34.242. Por detrás, el Cool Racing, de Nicolas Lapierre, Antonin Borga y Alexandre Coigny, se colocaban a décima y media. El tercer puesto lo ocupaba el equipo local High Class Racing, con sus pilotos Anders Fjordbach y Dennis Andersen a tan solo dos décimas del líder de la sesión.

La calurosa tarde ha visto la sesión de calificación de la Clio Cup y su primera carrera, dominada por el francés David Pouget. Más tarde la Michelin Le Mans Cup era la encargada de hacer temblar la grada con la segunda sesión de entrenamientos libres, mientras el sol empezaba a caer en el circuito. Un bonito atardecer amenizado por motores V8 de gran cubicaje.

Uno de los LMP3 intentando adelantar a un LMGTE. La diferencia de velocidad entre los prototipos y los GT es notable. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Y al caer la noche salían los niños grandes. Las ELMS han alumbrado el circuito hasta las 23 horas en plena noche catalana, momento en que se han callado los rugidos y ha llegado la calma. En la sesión vespertina, el Idec Sport, con Paul Lafargue, Paul Loup Chatin y Mémo Rojas al volante, era el más rápido en la oscuridad de la noche con un tiempo de 1:34.359. Tras él, Hanley, Hedman y Alley, con su Dragonspeed, conseguían quedarse a escasas 6 décimas de la mejor vuelta del líder y el RLR Motorsport de Farano, Senna y Maini, les acompañaba a algo más de un segundo.

Los frenos se encendían en cada curva y las luces deslumbraban al final de cada recta. Finalmente el circuito quedaba en silencio. Mañana habrá más ruido, carreras y gasolina. Los pilotos han podido probar hoy sus coches en la noche del Circuit de Barcelona-Catalunya. Mañana volverán a por más, en el día grande de esta carrera. Solo uno de ellos se alzará sobre el resto. Solo uno se hará con las 4 horas de Barcelona 2019.

El Aurus 01 #26 de G-Drive durante la primera sesión de entrenamientos, en la que fue el más rápido. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)