David Vidales asombra al mundo

David Vidales asombra al mundo

El salto del karting a los monoplazas es un paso obligado para todo piloto que quiera aspirar a llegar algún día a la Fórmula 1. Pero no es nada sencillo. Los karts son pequeños vehículos que pesan muy poco y tienen una potencia reducida; mientras que los monoplazas cuentan con mayor tamaño y masa, y con unos motores capaces de dar potencias enormes. Comparativamente, no tienen nada que ver. Por ello, cuando un piloto da el paso y consigue resultados destacados en su primera carrera en fórmulas, todo el mundo levanta una ceja.

Eso es, precisamente, lo que ha hecho este fin de semana pasado David Vidales. El leonés dio un golpe sobre la mesa para adjudicarse la Pole Position y la victoria en las dos pruebas de la Fórmula Renault Eurocup disputadas en el circuito italiano de Imola. Eran sus primeras carreras en monoplazas, tras pasar muchos años ganando al volante de un kart. Llegó, vio y venció. Y mucha gente se pregunta de dónde ha salido este joven que parece tener una facilidad innata para cambiar de montura con una facilidad pasmosa.

David Vidales nació el 1 de mayo del 2002 en León y desde pequeño mostró aptitudes para el automovilismo. Su carrera comenzó en el karting, donde conquistó en 2013 el Campeonato de España en categoría cadete. Ese año participó también en los prestigiosos Trofeo Andrea Margutti y Trofeo de la Industria, en el que acabó en sexta posición de la clase 60 Mini. En 2014 repitió título y categoría en el certamen español, y sumó experiencia en varias carreras internacionales.

David Vidales al volante del kart con los colores de Tony Kart.

Con un programa similar en 2015, alcanzó el tercer puesto final en la categoría KF Junior tanto en el Trofeo Andrea Margutti como en el Trofeo de la Industria. Al año siguiente, fichó por el equipo Tony Kart, una de las estructuras más prestigiosas del karting a nivel mundial, como piloto oficial. Junto a ellos, se proclamó subcampeón del Campeonato del Mundo Junior de Karting y logró la tercera posición en la final de las series internacionales WSK. Compitió también en el Campeonato Alemán de Karting con el equipo KSM Schumacher, estructura controlada por el expiloto de Fórmula 1 Ralf Schumacher.

En 2017, se proclamó Subcampeón del Mundo de Karting y terminó tercero en las WSK. Su nombre comenzó a sonar fuerte fuera de los círculos del mundo del kart y poco a poco empezó a aparecer en las quinielas como piloto con un futuro prometedor en monoplazas. De cara a la siguiente temporada, mantuvo sus programas en el mundial y también en el europeo, entrando a formar parte del programa de pilotos impulsado por Fernando Alonso.

Sin embargo, su salto a los monoplazas se pospuso un año, repitiendo éxitos y grandes actuaciones en el karting. En 2019, terminó segundo de la categoría KZ2 en la Super Copa Internacional de Karting y fue sexto en el Campeonato de Europa, también en KZ2. Su vinculación con Tony Kart le permitió convertirse en piloto profesional de karting en aquellos años, escribiendo con letras de oro, a base de triunfos, la historia del equipo. A su vez, uno de los principales impulsores del equipo Campos Racing, Monaco Increase Mangement, lo fichó para su cartera de pilotos, que también incluye los nombres de Pascal Wehrlein y Álex Palou.

David Vidales lidera el pelotón en una carrera del mundial de karting.

Realizó varias jornadas de test al volante de monoplazas, con los equipos Drivex, AVF y Campos, pero sin llegar a competir. Con la vista puesta en este año, fue anunciado como piloto de US Racing, equipo gestionado por Ralf Schumacher, para disputar con ellos la Fórmula Regional europea; antes de que la oportunidad en la Fórmula Renault Eurocup se hiciera realidad y le brindara la ocasión de consechar los éxitos de este fin de semana.

JD Motorsport le ha brindado la oportunidad de realizar el tan ansiado paso adelante desde el karting. Este fin de semana pasado, David Vidales debutó en monoplazas y consiguió lo que muy pocos logran en su primera vez al volante de estos coches. Domarlos no es nada sencillo, pero Vidales ha sabido sacar todas las prestaciones del Tatuus T-318 y su motor Renault para lograr la Pole Position y las dos victorias en la pista de Imola. Y todo esto, ante rivales con más experiencia que él, tanto en monoplazas como en la propia categoría.

David Vidales al volante del Tatuus T-318 del equipo JD Motorsport, en Imola.

En principio, su siguiente cita con las carreras debería ser el próximo fin de semana en Misano, donde se celebrará la primera fecha del Campeonato de Europa de Fórmula Regional. Pero lo cierto es que todo apunta a que no será así y que David Vidales deberá esperar hasta la primera semana de septiembre, cuando la Fórmula Renault Eurocup continúe con su calendario en el circuito de Nürburgring. Sea como sea finalmente, seguro que vuelve a asombrar al mundo.