Álvaro Bajo: «Ha sido un año intenso»

Álvaro Bajo: «Ha sido un año intenso»

Uno de los pilotos con más trabajo durante esta temporada ha sido Álvaro Bajo. Habitual en carreras de turismos y de resistencia, ha compaginado su participación en el Campeonato de España de Resistencia y GT con el Campeonato de España de Turismos, una aventura en la que, como otros tantos pilotos, se ha embarcado para conseguir ganar en el renacer de este certamen.

Bajo ha tenido que lidiar con el solapamiento de eventos, saltando de un campeonato a otro en el mismo fin de semana. Los cambios de coche y el poco tiempo entre unas mangas y otras ha sido un problema que ha tenido que ir solventando para poder dar lo mejor de sí en ambos campeonatos. Y no lo ha hecho nada mal, no en vano, se ha proclamado Subcampeón de España de Turismos gracias a la regularidad en cuanto a resultados que ha mostrado durante toda la temporada.

El pasado fin de semana, Álvaro Bajo estuvo presente en Motorland Aragón, donde compitió en los 500 Km de Alcañiz con el Peugeot RCZ de E2P Escuela Española de Pilotos, junto a los hermanos Ana y Antonio Sainero. Durante uno de los interludios entre sesiones, pudimos hablar con él, antes de subirse de nuevo al coche con el que ha disputado este año el Campeonato de España de Resistencia y GT.

Álvaro Bajo saliendo del famoso complejo del «Sacacorchos» de Motorland Aragón con el Peugeot RCZ. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

En una temporada tan compleja, con tantas carreras por disputar, varias durante un mismo fin de semana, nos comenta que “ha sido un año intenso y no hemos parado ni un momento. Se me presentaron los dos proyectos y soy un chico muy activo, me gusta estar en todo lo que puedo.” Por otra parte, su participación en el GT-CER le motiva de una manera especial. “Este proyecto con V-Line, tanto el GT-CER como los 500 Km de Alcañiz, con los hermanos Sainero, me motiva mucho. Ambos están empezando justo ahora, es su primer año y enseñar toda la experiencia que tienes a lo largo de los años, pasársela a ellos, es muy gratificante”, señala Álvaro Bajo.

Respecto a su desarrollo de la temporada en el Campeonato de España de Turismos, destaca que “ha sido un año duro. Era de aprendizaje para todos, pero es verdad que todos los problemas que podían tener los Honda, los hemos tenido nosotros. Al final, hemos ido rascando y no nos hemos llevado todas las victorias que podíamos, pero la regularidad nos ha hecho acabar subcampeones.”

Álvaro Bajo volando sobre el asfalto de Montmeló durante la última cita del CET. © Jordi Gimeno Bureu

La primera victoria se resistió, pero finalmente, en la cita en el Circuit de Barcelona-Catalunya, Álvaro Bajo consiguió ganar. “Costó, costó un montón. Ya pensaba que no iba a llegar. Llevo desde 2010 o 2011 consiguiendo una victoria, por lo menos, en todos los campeonatos que he participado y era esa espinita que tenía clavada. Eso que dices: ‘Tengo que acabar ganando una carrera por narices’. Y al final se juntaron varias cosillas. Preparamos mucho la carrera de Barcelona, además al ser la última, y con todos los problemas que habíamos tenido, teníamos un sabor de boca un poco agridulce. Lo preparamos bien y demostramos que cuando no tenemos problemas y todo va bien, estamos para ganar y para pelear.”

En el CET pilota un Honda Civic Type R de la estructura Monlau. Como todos los coches del campeonato, equipa una caja de cambios manual, lo que obliga a los pilotos a conducir a la antigua usanza. Un hecho al que Bajo se ha adaptado sin mayores problemas. “Bueno, yo empecé con un coche con cambio manual. Lo primero que hice en turismos fue con un Peugeot y usábamos una caja manual, punta tacón, … Entonces ha sido un poco tener que refrescarlo, pero es una conducción muy de la vieja escuela y muy pura. A mí me gusta mucho y lo he disfrutado.”

Álvaro Bajo pilotando el Honda Civic Type R de Monlau Competición en el CET. © Jordi Gimeno Bureu

Respecto al Honda, coche que ha batido a los Hyundai este año para ganar en la clasificación reservada a las marcas del CET, considera que “es un coche que es complicado de llevar, sobretodo porque de la primera vuelta a la última cambia bastante. El neumático te hace tener que cambiar la conducción radicalmente, pero es muy divertido de pilotar”, comenta Bajo.

Saltar de un coche a otro en un mismo día no es fácil. Álvaro Bajo lo ha venido haciendo esta temporada, pasando del Honda del CET al Peugeot del GT-CER. Sobre ello, cuenta que “tienes que hacer un cambio de chip grande. En uno tienes neumáticos slick, en el otro son semi slick… La experiencia te da ese punto de poder adaptarte. Das dos vueltas y ya cambias referencias de frenada, agarre… Al final, te vas adaptando. Pero no es nada fácil.”

Álvaro Bajo aparece tras el cambio de rasante entre las curvas 3 y 4 de Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Este año, los nuevos Racing Weekend han visto el regreso del Campeonato de España de Turismos, un certamen que está dando sus primeros pasos, pero ha acusado la falta de participación en su primera temporada. Sobre qué es lo que necesita el campeonato para consolidarse, Bajo opina que es necesario que las marcas se involucren. Además, señala que “es verdad que la Federación ha hecho un gran esfuerzo este año, pienso que van en el buen camino, y es cierto que no éramos muchos coches, pero hay que ver el nivel de esos coches. La gente que había estaba muy preparada y el nivel era muy alto. Se supone que el año que viene habrán más. Y sobretodo, que el público siga viniendo y que se involucren las marcas. Creo que poco a poco se puede volver a retomar lo que era el Campeonato de España de Turismos.”

Sobre su futuro y lo que hará el año que viene, cree que todavía es pronto para saberlo. Indica que su continuidad en el CET depende de varios factores, no siempre controlados por el propio piloto. “Es pronto para saberlo, pero lo vamos a intentar. La verdad es que me apetece ganarlo y me hace mucha ilusión. Todo depende un poco de los patrocinadores, que en un mundo así es muy complicado, pero desde luego que lo vamos a intentar”, concluye Álvaro Bajo.

Álvaro Bajo camino de la curva 5 de Motorland Aragón. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Con el tiempo apremiando para la vuelta al trabajo, concluimos la entrevista con Álvaro Bajo. La siguiente sesión iba comenzar y su labor iba a ser crucial para logar la victoria en su categoría en los 500 Km de Alcañiz, un gran resultado para cerrar esta intensa temporada. Gracias por el tiempo que nos dedicó y por su amabilidad. Le deseamos mucha suerte y que el año que viene volvamos a coincidir en las carreras. ¡Muchas gracias, Álvaro!

Foto de portada: © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Antonio Albacete al cuadrado: «Estaría bien hacer una carrera juntos»

Antonio Albacete al cuadrado: «Estaría bien hacer una carrera juntos»

En el mundo del automovilismo es habitual encontrar sagas familiares de pilotos. Los Stuck, los Unser o los Schumacher se unen a nombres más cercanos como los Albacete. Antonio y Antonio Albacete, padre e hijo, comparten una vida común en las carreras. Una vida que comenzó el abuelo del hijo, también llamado Antonio, más conocido por su labor de preparador, pero también piloto de reconocido éxito. En la actualidad, los dos Antonio Albacete pilotos continúan compitiendo, cada uno en distintos certámenes.

El progenitor compitió hace años en el campeonato donde el vástago ha comenzado esta temporada su andadura en las clases superiores del automovilismo español. El Campeonato de España de Turismos es su hogar común, en el que pudimos hablar con ambos durante su última cita del año en el circuito de Montmeló. Para evitar confusiones, nos referiremos al padre como Antonio, y al hijo como Tony. Actualmente, Antonio Albacete continúa con su carrera en el Campeonato de Europa de Camiones, donde ha cosechado tres títulos y ha sido subcampeón en 2019.

El Acelerador (EA): Nos gustaría empezar contigo, Antonio, hablando de tu temporada en el Campeonato de Europa de Camiones. ¿Qué valoración haces?

Antonio Albacete (AA): Bien, la verdad es que hemos acabado contentos. Hemos sido subcampeones y lo cierto es que, tal y como teníamos montado todo este año con el equipo y con los medios con los que íbamos, creo que hemos hecho una temporada muy regular. No hemos tenido grandes problemas y terminar así es un exitazo. Así que estamos muy contentos de cómo nos ha ido.

Antonio Albacete pilotando su MAN durante el Gran Premio camión de España de 2013

EA: Toni, este año has dado el salto al Campeonato de España de Turismos, con Teo Martín Motorsport. Cuentános, ¿cómo te ha ido?

Tony Albacete (TA): Podríamos decir que está siendo una temporada agridulce. He tenido momentos buenos en los que he demostrado que puedo ir rápido y, sobretodo, constante; pero también momentos malos en los que hemos tenido varios abandonos, ya sean por tema mecánico o por incidentes con otros pilotos. Pero al final estoy contento porque estoy aprendiendo mucho y cada vez estoy más cerca de los pilotos top, como mi compañero Borja García, que me está enseñando mucho. Voy cogiendo una buena base de aprendizaje. Así que es positivo.

EA: Antonio, ¿qué recuerdos te trae el Campeonato de España de Turismos de tus tiempos en los que competiste en él?

AA: La verdad es que me trae muchos. Han sido unos cuantos años los que he estado en el CET. Empezando también con pocos pilotos, con coches muy diferentes unos de otros,… Pero al final, un campeonato que fue subiendo poco a poco hasta ser el referente en España y llegar a tener un plantel de pilotos súper profesionales. Muchos expilotos de Fórmula 1, pilotos extranjeros que venían a correr y yo tuve la suerte de formar parte de todo ese grupo que pudimos estar ahí, de ganar carreras, de estar luchando por el campeonato en varias ocasiones,… Y bueno, para mí también fue una buena escuela.

EA: En aquellos años, una de las citas anuales era Alcañiz, un trazado muy especial. Antonio, ¿cómo era competir en el circuito urbano Guadalope?

AA: Alcañiz era una fiesta. Toda la gente del pueblo echaba una mano para que todo saliese lo mejor posible, y el ambiente era fenomenal. Dentro del campeonato era el único circuito urbano que teníamos, aunque anteriormente hubo algún otro. Por otra parte, era peligroso porque se iba muy rápido. Había zonas muy rápidas con muy pocas medidas de seguridad. Pero era una carrera que todos, de una manera u otra, la estábamos esperando. Además, recuerdo que al principio, la de Alcañiz era la única carrera que se retransmitía en directo por televisión, entonces era una prueba que todos queríamos que llegara para hacerlo lo mejor psoible.

Antonio Albacete pilotando su BMW M3 en el CET

EA: El CET ha vuelto este año después de mucho tiempo. ¿Cuál creéis que es la clave para que el campeonato se consolide?

TA: Sobretodo que se involucren las marcas. Que empujen desde atrás, estén apoyando a los equipos y pongan parte del presupuesto. El campeonato no es muy costoso, pero al final los pilotos tenemos que poner bastante cantidad de dinero para hacer correr los coches. Yo creo que esa es una de las claves para poder alzar el campeonato. Lo bueno que tenemos es que corremos con coches que la gente puede comprar en el concesionario, por lo que es una buena manera de potenciarlo.

AA: Sí, a ver, todos los comienzos son difíciles. Yo he estado compitiendo en campeonatos en los que había pocos coches y creo que la involucración de las marcas es primordial. Aparte, habría que intentar de alguna manera que se difunda más el campeonato. Intentar involucrar a alguna televisión, si no es para que te eche una carrera en directo, para que te haga algunos resúmenes. Tener alguna carrera en directo puede ayudar a atraer, no solo a las marcas, sino a otro tipo de patrocinadores.

EA: Tony, compites con un Honda Civic Type R. ¿Qué es lo que más te llama la atención?

TA: Puedo decir que me llama todo, porque es el coche más potente con el que he corrido hasta ahora. Vengo de competir en una copa monomarca con un coche con pocos CV, entonces no tengo la experiencia previa de haber probado ni monoplazas ni ningún otro coche con mayor potencia. Destacaría sobretodo el tema de la velocidad punta, llegamos a velocidades a las que nunca había llegado. También el paso por curva con los neumáticos semi slick y la frenada. Es un coche divertido.

Tony Albacete negociando una de las curvas de Montmeló al volante de su Honda Civic Type R. © Jordi Gimeno Bureu

EA: Antonio, llevas muchos años compitiendo y nos preguntamos hasta cuándo te vamos a poder ver correr. ¿Cuánta gasolina te queda en el depósito?

AA: No sé, creo que ya no mucha. Este año hemos conseguido montar el equipo y estar en el campeonato, pero para el año que viene no sé como van a estar las cosas. Aparte, tampoco sabemos como tendremos el tema de los patrocinios y no hay nada cerrado. Entonces, si consigo volver a tener el apoyo de los patrocinadores que he tenido este año y conseguimos hacer un equipo en condiciones en el que la gente esté también animada con seguir, podremos continuar. Es un equipo en el que la mayoría de la gente está trabajando en otros sitios y vienen a las carreras por afición. Vamos a intentarlo mientras tengamos el apoyo, y yo tenga ganas y me vea competitivo. También pueden surgir otras cosas, estoy abierto a cualquier cosa. De momento no tengo pensada la retirada, pero ya veremos.

EA: Tony, en tu caso estás al principio de tu carrera deportiva. ¿Cómo te planteas el futuro?

TA: A mí me gustaría, a corto plazo, aguantar un par de temporadas más en el CET. Una vez que se haya consolidado y haya más equipos, creo que puede ser una buena manera de aprender y crecer como piloto. Por otra parte, uno de mis sueños sería, a lo mejor, hacer el europeo de turismos o el GT Open, en un rango de tres o cuatro años. Esa sería mi idea, más o menos.

Tony Albacete surcando el asfalto. © Jordi Gimeno Bureu

EA: Para terminar, una pregunta para los dos. ¿Os gustaría, en un futuro, hacer una carrera juntos?

AA: Pues eso estaría bien, ¿por qué no? La verdad es que sería una cosa agradable de hacer.

TA: ¿Por qué no? De hecho, el año pasado corrimos una carrera en el Jarama, pero con coches distintos. Pero nunca hemos compartido coche los dos. Estaría bien hacer una carrera juntos.”

La agradable conversación con los Albacete llegó a su conclusión. Una charla entretenida y amena en la que pudimos repasar algunos capítulos del pasado y el presente del automovilismo español desde la mirada de dos pilotos que forman parte de una las sagas familiares que mejor conocen este mundo. Antonio y Antonio. Tony y Antonio Albacete, muchas gracias por vuestro tiempo y buena suerte.

Foto de portada: @Circuitcat_cat

De capazos por el paddock: Tiago Monteiro

De capazos por el paddock: Tiago Monteiro

El ambiente distendido de unos entrenamientos de pretemporada es parecido al que se vive en los pueblos del Pirineo Aragonés un día entre semana, lo que permite “coger un capazo” de la manera más sencilla. A veces ni siquiera es buscado, surge porque sí, sin motivo aparente. Pero otras veces, se busca y con suerte se encuentra. En este caso, se buscó. Porque tener la oportunidad de hablar un rato con Tiago Monteiro es una experiencia que describe por sí misma el concepto de capazo.

El paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya durante los test de pretemporada de la Copa del Mundo de Turismos era un hervidero de pilotos, mecánicos, ingenieros y periodistas. Con sólo una semana de margen para empezar el campeonato, las ganas de todos por ver nacer un nuevo año de carreras era máximo. Y eso se notaba en el semblante de los pilotos. También en el de Tiago Monteiro. El piloto portugués terminó sus quehaceres en el camión del equipo tras bajarse del coche, y fue entonces, cuando pudimos «capacear» con él.

Monteiro vuelve este año a la competición a tiempo completo, tras un año de recuperación del grave accidente que sufrió en 2017 tras unos test durante la temporada. Sobre su recuperación, nos contó que “ha sido poco a poco. La primera vez que volví al coche, este verano, fue un poco raro. Quizás era pronto para volver, pero tenía que ver qué problemas había aún y qué áreas había que trabajar. Después, las cosas fueron mejorando bastante más rápido. En octubre tuve más test y ahí ya me sentí bien. La verdad es que la primera vez me sentía como si no me hubiera pasado nada”.

El Honda Civic Type R TCR de Tiago Monteiro. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tiago volvió a competir en el WTCR durante el fin de semana de carreras en el circuito japonés de Suzuka del año pasado, pero todavía no estaba totalmente recuperado. “Fui a la carrera de Japón y, sinceramente, no estaba todavía bien preparado. Me faltaba un poco de confianza, pero tuve la oportunidad de ver cómo me sentía en condiciones reales de competición. La verdad es que me sentí bien, no preparado al 100%, pero bien”. Tras ello, su recuperación siguió un camino más rápido. “He seguido un programa muy fuerte de entrenamientos durante el invierno. Hicimos muchos días de pista desde diciembre, y en febrero y marzo siempre en la pista. Eso fue importante”.

Remarcó que su recuperación fue “una evolución de ritmo, de confianza, de tiempo en el coche, hasta llegar a un punto donde, sinceramente, me siento como antes. Estoy al 100%”. Debido a todos los días de pruebas seguidos antes de los entrenamientos oficiales de pretemporada del campeonato, el trabajo del equipo se ha reducido a probar ciertos detalles de cara a las próximas carreras. “Aquí no estamos haciendo muchas pruebas porque lo importante que teníamos que hacer ya lo hicimos”.

Los mecánicos e ingenieros revisando el Honda de Monteiro. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Un tema muy importante de cara a este año es la regularidad. Muchos pilotos coinciden en que será la clave del año para los que luchen por el campeonato. Y Monteiro coincide con sus compañeros. “Sin duda, la regularidad será la clave de la temporada. Hicimos un análisis de si hubiera habido este sistema de puntuación el año pasado, y hubiera ganado Yvan Muller. Por poca diferencia. El año pasado fueron los más constantes. Sin duda que el piloto que ganará, obviamente será muy bueno, pero también muy constante. No será necesariamente el más rápido de todo el fin de semana”.

Destacó que habrá que priorizar sumar puntos ante cualquier otra situación. “Tener la capacidad de sacrificar la Pole Position o la carrera, pero puntuar”. Como consecuencia, se presenta una variabilidad estratégica que puede dar mucho juego. “Habrá pilotos que estarán trabajando para el campeonato y otros querrán ir a ganar carreras. A partir de la mitad del campeonato, o quizás un poco más adelante, quienes no tengan oportunidades de pelear por el campeonato, van a arriesgar un poco más. Ahí habrá una variación estratégica interesante”.

Respecto a sus objetivos de cara a este año, Tiago afirmó que “el objetivo que tengo es bastante claro. Quiero pelear por el campeonato. No sé si es muy optimista o no, ya veremos. Como he dicho, yo me siento muy bien y preparado para ello. Quiero llegar rápidamente a pelear por las primeras posiciones y sumar los máximos puntos. Pienso que tenemos la capacidad de estar en esa posición y espero que sea así. Es el objetivo”.

Tiago Monteiro entrando en el pit lane para seguir con las pruebas en su coche. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Tiago Monteiro siempre será recordado por una imagen que dio la vuelta al mundo, cuando subió al tercer escalón del podio en el Gran Premio de Estados Unidos de 2005. Allí, sólo los seis coches con neumáticos Bridgestone tomaron parte en la carrera, entre ellos el de Monteiro, que terminó detrás de los dos Ferrari. Nos reconoció que fue una situación muy difícil para ellos, pero que tenía que hacer su trabajo, y afortunadamente lo pudo completar con un gran resultado. Pero si hay que reconocerle su labor, también hay que recordar el año que realizó. Terminó 18 de las 19 carreras con el Jordan EJ15 – Toyota, sumando un punto en el Gran Premio de Bélgica en Spa-Francorchamps. Un éxito propio de los grandes pilotos.

Continuó un año más en Fórmula 1, pero su sueño de seguir compitiendo en el Gran Circo se truncó cuando no cristalizó su acuerdo para formar parte del equipo Toro Rosso en 2007, como piloto junior de Red Bull. Buscó su camino en el Campeonato del Mundo de Turismos y allí ha conseguido labrarse una gran reputación a base de trabajo y buenos resultados. Nuestro capazo llegó a su fin, agradeciéndole su tiempo y deseándole toda la suerte del mundo.

Tiago Monteiro rodando en el Circuit de Barcelona-Catalunya durante los entrenamientos de pretemporada del WTCR. © Pablo López Castillo (elacelerador.com)

Muito obrigado, Tiago!