Llega el Pure ETCR

Llega el Pure ETCR

Hace unos días, Eurosport Events, promotor de la Copa del Mundo de Turismos (WTCR), presentó el campeonato que pretende revolucionar el mundo de las carreras de coches eléctricos. Se trata del Pure ETCR, un certamen en el que los turismos tengan todo el protagonismo y puedan mostrar al público sus capacidades como automóviles de competición, y se muestren similares a los vehículos que se pueden adquirir en cualquier concesionario.

El Pure ETCR tratará de llevar este tipo de competición a otro nivel, primando las batallas en pista y dejando de lado el ahorro energético. En este punto, intentará marcar una cierta separación con la Fórmula E y otros campeonatos eléctricos mediante un formato de carreras muy distinto a lo que es habitual. Para empezar, habrá que olvidarse de las carreras tradicionales. Los participantes se separarán en varios grupos, los cuales disputarán carreras cortas, entre ocho y diez kilómetros, que serán llamadas Batallas.

Los pilotos pasarán a la siguiente batalla en una nueva fase de grupos que vendrá determinada por su posición en la carrera anterior. El ganador de la final será el vencedor de la prueba y se convertirá en rey o reina del evento, tras sumar todos los puntos cosechados en las batallas anteriores. Puede parecer complicado, pero se resume en ir pasando el corte como en un sistema de calificación, aunque en formato carrera, y sin que ningún piloto quede eliminado.

Goodyear será el suministrador oficial de neumáticos del Pure ETCR

Los coches tendrán una potencia aproximada de 500 Kw, unos 670 CV, y una aceleración estimada de 0 a 100 Km/h en 3,2 segundos. Con ello, se esperan batallas intensas cuerpo a cuerpo en un corto espacio de tiempo. La primera de ellas se librará durante el Festival de la Velocidad de Goodwood de este año, aunque será en formato contrarreloj, antes de que el trazado austríaco de Salzburgring vea las primeras carreras de este revolucionario campeonato, en la cita compartida con el WTCR en julio.

Cupra ya ha anunciado su participación en el certamen. La marca española se presentará para disputar el Pure ETCR con el e-Racer, su modelo de turismo de competición eléctrico, siendo Mattias Ekström y Jordi Gené los encargados de pilotarlo. Este vehículo ya fue presentado con antelación en el circuito de Montmeló a finales de 2018, coincidiendo con el anuncio de la creación del ETCR. Gené pudo rodar por la pista catalana, demostrando las capacidades del prototipo desarrollado por la casa de Martorell.

Recreación digital del nuevo Cupra e-Racer

Por su parte, Hyundai mostró sus intenciones de competir en el ETCR, en su caso con el Veloster N ETCR, pero todavía no se ha hecho oficial su entrada en esta nueva categoría, aunque todo apunta a que es cuestión de tiempo. Alfa Romeo se encuentra en una tesitura similar a la del fabricante surcoreano. La firma italiana está desarrollando el Giulia ETCR, y las últimas informaciones apuntan a un desembarco en el Pure ETCR. La idea es la coexistencia de distintos fabricantes dentro del mismo campeonato y que cada uno de ellos pueda luchar con sus propias armas. De esta manera, serían tres los que se enfrentarían en esta primera fase.

El Pure ETCR echará a andar este mismo año, pero no será hasta 2021 cuando el campeonato funcione como tal. Por ahora, serán eventos de exhibición. Goodwood, Salzburgring y Copenhague serán las ubicaciones encargadas de mostrar el certamen en Europa, antes de poner rumbo a Asia de la mano del WTCR y sus citas en Corea del Sur y China. Esta fase de preparación terminará a principios del próximo año en Estados Unidos. Las 24 Horas de Daytona serán el escenario perfecto para rematar esta gira de exhibiciones y poder comenzar con la competición real.

El nuevo Hyundai N Veloster ETCR estuvo presente en la presentación del Pure ETCR

Los eventos tendrán en cuenta la presencia de los aficionados. Los coches que se encuentren en fase de recarga de energía se aparcarán en una zona habilitada en medio del paddock, llamada Energy Station. Allí, el público podrá contemplar los procesos de carga de baterías y admirar los coches que protagonizarán estas batallas de alto voltaje, en un entorno seguro repleto de actividades para todos los públicos.

La primera piedra fue la presentación del ETCR como un campeonato eléctrico al nivel del WTCR. La versión “cero emisiones” de la Copa del Mundo de Turismos. El Pure ETCR es un paso más en el camino de Eurosport Events y WSC, la empresa dirigida por Marcello Lotti, para hacer cada vez más atractivas las carreras de turismos. Funcione o no, es innegable que la apuesta por este formato es interesante. Veremos si cumple con el objetivo y consigue ofrecer grandes dosis de espectáculo.

Goodwood Festival of Speed

Goodwood Festival of Speed

En un lugar del sur de Inglaterra, el tiempo se funde para mostrarnos coches de ayer y de hoy entre campos, árboles y pacas de paja. Es el Goodwood Festival of Speed.

Este fin de semana se celebra uno de los eventos automovilísticos de mayor renombre, el Festival de la Velocidad de Goodwood. Las vías cercanas a la Goodwood House, en la ciudad inglesa de Chichester, se engalanan para recibir a un sinfín de coches de carreras, tanto históricos como actuales. Sus propietarios los ponen a disposición de diferentes pilotos, o bien, son ellos mismos quienes los conducen.

El festival nació en 1993 de la mano de Charles Gordon-Lennox, duque de Richmond, o más conocido como Lord March, en un intento de devolver la competición automovilística al circuito de Goodwood y a la zona adyacente. Y es que, fue su abuelo, Freddie Gordon-Lennox, quien fundó el circuito de Goodwood en 1948 sobre un aeródromo, como tantos otros circuitos en Gran Bretaña. Así que podría decirse que la pasión por los coches es un asunto familiar que ya venía de lejos.

Como consecuencia, este año se cumple el 25 aniversario del Goodwood Festival of Speed, en el cual, además de exhibirse coches de diferente índole, también hay competición. Porque la base de esto es la subida de montaña que se celebra aquí sobre un recorrido de 1,86 Km. que se delimita mediante pacas de paja, y cuyo record absoluto ostenta Nick Heidfeld sobre un McLaren-Mercedes MP4-13, con un tiempo de 41.6 segundos. También se realiza un tramo cronometrado para coches de rally, con una longitud de 2,5 Km.

La participación es siempre de lo más variopinta, y en la zona de paddock pueden verse desde monoplazas de Fórmula 1 a prototipos experimentales de algunas de las marcas más conocidas del mercado, pasando por prototipos de Le Mans, coches del Campeonato del Mundo de Rally, históricos de los años ’30 o carrozados que se asemejan más a un tanque que a un coche. También hay espacio para las motos, actuales o históricas, con o sin sidecar…

Es habitual que las marcas, sobretodo las británicas, se involucren a fondo, llevando vehículos históricos almacenados el resto del año en sus sedes, así como equipos de Fórmula 1 con base en Reino Unido, dando la oportunidad a los aficionados que allí se acercan de disfrutar con la imagen de un coche del Gran Circo fuera de un circuito, algo que es del todo inusual.

Y es que, el festival de Goodwood es ante todo una experiencia única que todo aficionado a los coches de carreras debería vivir alguna vez. En todo el mundo se celebran eventos de este tipo, pero muy pocos tienen la capacidad de involucrar a las marcas como este, en el que en cada edición se homenajea a alguna de ellas. Salvo el año pasado, que se homenajeó a Bernie Ecclestone.

La edición de 2018 se puede seguir a través de YouTube (https://www.youtube.com/watch?v=67IvQwZZLVU), aunque por supuesto, que bueno sería poder estar allí. En fin… Otro año será.