Dries Vanthoor y Charles Weerts se coronan en Barcelona

Dries Vanthoor y Charles Weerts se coronan en Barcelona

Después de una jornada marcada por la lluvia y la tempestad, el domingo del Festival de la Velocidad de Barcelona llegó con un sol radiante en el horizonte. El último día de competición del GT World Challenge Europe en el Circuit de Barelona-Catalunya trajo la decisión final en la pelea por el título de la copa Sprint del campeonato, con Dries Vanthoor y Charles Weerts proclamándose campeones. A su vez, su conjunto, el Belgian Audi Club Team WRT, se alzó con el título reservado a los equipos.

Los primeros en salir a la pista fueron los pilotos del GT World Challenge Europe para disputar las dos sesiones de calificación que tenían que decidir las parrillas de salida para las carreras de hoy. Albert Costa se encargó de poner a su Lamborghini #163 de Emil Frey Racing en la primera posición en la Q2, después de saborear las mieles del triunfo ayer, en un último empujón por pelear por la gloria absoluta. Raffaele Marciello en el Mercedes #88 de AKKA ASP y Frederic Vervisch con el Audi #66 de Attempto Racing completaron el Top 3.

En la última sesión de calificación, fue el italiano Marciello el que se hizo con la Pole Position para la última carrera al Sprint de la temporada, por lo que el Mercedes #88 de AKKA ASP, que comparte con Timur Boguslavskiy, arrancó desde el frente del pelotón. En segunda y tercera posición lo hicieron los dos coches principales de la estructura belga WRT, el Audi #31 de Kelvin van der Linde y Ryuichiro Tomita y el Audi #32 de Dries Vanthoor y Charles Weerts, los líderes del campeonato. El Lamborghini #163 de Albert Costa y Giacomo Altoè logró la cuarta posición. Por lo tanto, la lucha estaba al rojo vivo.

Salida de la segunda carrera del fin de semana.

La segunda carrera del campeonato, dentro del Festival de la Velocidad de Barcelona, comenzó con Albert Costa desde la primera posición, la cual mantuvo en cuanto el semáforo pasó a verde. La primera vuelta fue un tanto accidentada, con el Audi #55 de Attempto Racing quedándose fuera de carrera en la primera curva por un toque, y un incidente entre Mikaël Grenier y Eddie Cheever que terminó con las opciones del Ferrari #93 de Sky Tempesta Racing.

Costa quiso mantener las opciones desde el principio y fue aumentando la ventaja sobre Maro Engel. El alemán no podía seguir al español y poco a poco se le acercaba Frederic Vervisch, que comenzó a meterle presión hasta que logró pasar adelante. En el siguiente grupo, los otros contendientes al título se vigilaban de cerca, peleando por la cuarta posición.

Después de realizarse las paradas en boxes para el cambio de pilotos, apareció el Safety Car debido a la salida de pista del Mercedes #18 en la curva 4. Una vez se relanzó la carrera, Giacomo Altoè pudo recuperar el grandísimo ritmo que había impuesto Albert Costa en el primer relevo para consagrar una más que posible victoria, alejándose de Nicolas Schöll. A su vez, Ryuichiro Tomita presionó a Timur Boguslavskiy, pero el japonés no pudo pasar al ruso. Finalmente, el Lamborghini #163 de Emil Frey Racing, pilotado por Albert Costa y Giacomo Altoè, cruzó la línea de meta en primera posición, seguido del Audi #66 y el Mercedes #4.

El Lamborghini #163 lidera la carrera, por delante del Audi #66.

Esto dejaba la pelea por el título muy abierta y con los contendientes en apenas muy pocos puntos. Pero a pocos minutos del comienzo de la tercera carrera, Dirección de Carrera anunció una sanción de 35 segundos para el Lamborghini #163 y el Mercedes #4 por irregularidades en el procedimiento del Pit Stop, por lo que perdían la victoria y el podio, respectivamente; y también sus pilotos quedaban automáticamente fuera de la batalla por el campeonato.

De esta guisa, comenzó la última prueba del año de la copa Sprint del GT World Challenge Europe. Raffaele Marciello arrancó perfectamente desde la Pole Position, mientras el desastre se mascaba en mitad del pelotón. Una sucesión de toques desafortunados terminaron mandando al Ferrari #93 de Sky Tempesta Racing contra el muro de la recta principal. Salió el Coche de Seguridad mientras los comisarios retiraban las innumerables piezas que quedaron esparcidas sobre el asfalto. Una vez se dio bandera verde, Marciello no fue rival para el resto, que vieron como el italiano volaba con el Mercedes #88 de AKKA ASP.

Raffaele Marciello al volante del Mercedes #88 de AKKA ASP, en primera posición durante la tercera carrera.

Por su parte, Dries Vanthoor se mantuvo en una cómoda segunda posición que les servía a él y a su compañero de volante, Charles Weerts, para alzarse con el trofeo de campeones. Pero no todo estaba decidido, puesto que se comenzaron a investigar varias acciones acaecidas durante la salida y el proceso de Safety Car que podían dar al traste con las aspiraciones de algunos. Sin embargo, la carrera continuó ajena a estas posibles decisiones, con Timur Boguslavskiy tomando el volante del Mercedes líder.

A pocos minutos del final, Ricardo Feller se prometió dar espectáculo sobre el asfalto y así lo hizo. En un intento de Giacomo Altoè por adelantar a Tomita, fue el suizo el que se deshizo de su compañero de equipo y empezó a presionar al japonés. Este se defendió, pero Feller era mucho más rápido y terminó por pasarle para ascender a la tercera posición del podio. A su vez, Charles Weerts se acercó peligrosamente a Boguslavskiy, pero el ruso mantuvo un cierto colchón que fue suficiente para que él y Raffaele Marciello llevaran al Mercedes #88 de AKKA ASP a la victoria. Vanthoor y Weerts entraron segundos, resultado suficiente para garantizarles la consecución del campeonato. Feller y Grenier salvaron el podio para Emil Frey Racing.

Los mecánicos de WRT celebran con Dries Vanthoor el campeonato.

Con este glorioso espectáculo ha terminado una nueva edición del Festival de la Velocidad de Barcelona, en un año en el que la situación sanitaria ha obligado a celebrarlo a puerta cerrada. Ha sido una lástima, porque la emoción vivida ha sido de escándalo y la pelea por la copa Sprint del GT World Challenge Europe ha deparado grandes momentos de tensión y disfrute. La próxima cita del campeonato serán las 24 Horas de Spa, una de las carreras míticas del mundo de la resistencia y los GT.

Albert Costa y Giacomo Altoè triunfan a la primera en Barcelona

Albert Costa y Giacomo Altoè triunfan a la primera en Barcelona

El Festival de la Velocidad de Barcelona ha dado comienzo a su actividad competitiva este sábado, con las primeras sesiones de calificación y primeras carreras de los cuatro campeonatos que participan: GT World Challenge Europe, Formula Renault Eurocup, TCR Europe y Lamborghini Super Trofeo. En el primero de ellos, Albert Costa y Giacomo Altoè se han llevado la victoria en la primera carrera, comenzando de forma magnífica el fin de semana.

El día ha amanecido con nubes cubriendo el cielo de Montmeló, provocando una disminución de la temperatura y una constante amenaza de lluvia. Tras las pruebas del viernes, llegó el momento de ver poner a los participantes las cartas sobre la mesa. El principal certamen de GT desarrolló una sesión de precalificación durante la mañana en la que se empezaron a vislumbrar los potenciales candidatos a la victoria en las tres carreras previstas estos días. El Mercedes #88 del equipo AKKA ASP fue el más rápido, seguido del Audi #32 y del Audi #25. Por su parte, el Lamborghini #163 del español Albert Costa y su compañero Giacomo Altoè logró el sexto mejor crono.

La mañana dio transcurso a un mediodía pasado por agua, con la meteorología jugando sus bazas para convertir la primera calificación del fin de semana en una auténtica lotería. Minutos antes de comenzar la sesión, empezaba a llover y poco a poco se fue mojando la pista. Ricardo Feller se vio beneficiado al marcar un buen registro al principio y se hizo con la Pole Position para el Lamborghini #14 de Emil Frey Racing. Por su parte, Luca Stolz firmó el segundo mejor crono, colocando al Mercedes #4 de HRT en la primera fila de la parrilla. Giacomo Altoè terminó tercero para consagrar un Top 3 protagonizado por Lamborghini.

La lluvia marcó el desarrollo de la sesión de calificación. Foto: Media GT World Challenge Europe.

La lluvia paró, así que el paso de las horas y la disputa de carreras de los demás campeonatos, con una Formula Renault Eurocup que se comió el grueso de la tempestad, dejó la pista cada vez más seca. La primera manga del fin de semana dio comienzo con un carril relativamente seco, pero con retazos de humedad en el asfalto. Ricardo Feller arrancó perfectamente, pero mejor todavía lo hizo Giacomo Altoè, que superó a Luca Stolz para emparejarse con el primer Lamborghini. Sin embargo, ambos coches del equipo Emil Frey Racing se fueron un poco largos en la segunda curva, lo que hizo que Jim Pla superara a Altoè, aunque Feller pudo mantener la punta.

Las luchas por detrás de los tres primeros se fueron sucediendo, pero el Ferrari #93 de Sky Tempesta Racing provocó la salida del Coche de Seguridad tras quedarse empanzado en la escapatoria de la curva 5. Esto hizo que las batallas se pausaran momentáneamente, aunque regresaron a su intensidad en cuanto ondeó la bandera verde. Altoè empezó a presionar a Pla y por detrás, Luca Stolz peleaba con los otros dos Mercedes de AKKA ASP.

Una vez se abrió la ventana de paradas, Emil Frey Racing ordenó entrar a sus dos coches. Mikaël Grenier y Albert Costa relevaron a Ricardo Feller y a Giacomo Altoè, respectivamente. La jugada estratégica fue perfecta, puesto que el Lamborghini #163 subió a la segunda posición y ambos GT3 italianos pasaron a liderar la prueba.

Salida de la primera carrera del GT World Challenge Europe en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Costa mantuvo una presión constante sobre Grenier, achuchándolo curva tras curva. Se estaban jugando la victoria por escasos metros y el ritmo del piloto español era bastante más rápido que el del líder de carrera. Finalmente, el catalán adelantó a su compañero de equipo y pudo abrir un margen para construir una ventaja sólida en cabeza. Las escaramuzas entre los Mercedes y los Audi daban la tónica de emoción en el grupo medio, con Dries Vanthoor y Maro Engel intentando adelantar al Mercedes de Benjamin Hites, que estaba defendiendo con maestría la cuarta posición.

De súbito, el Bentley #108 experimentó problemas mecánicos que lo obligaron a parar en la chicane, soltando mucho humo de la parte delantera donde se ubica el propulsor. Dirección de carrera sacó el Safety Car, lo cual redujo la ventaja de Albert Costa a cero. Pero el tiempo seguía descontándose y para cuando se pudo reemprender la marcha, sólo faltaba una vuelta. Grenier lo dio todo, pero el español cruzó en primera posición la línea de meta, firmando una gran victoria, junto a Giacomo Altoè, para Lamborghini y Emil Frey Racing. El #14 de Ricardo Feller y Mikaël Grenier terminó segundo y el Mercedes #88 de Raffaele Marciello y Timur Boguslavskiy logró el tercer escalón del podio.

Los dos Lamborghini de Emil Frey Racing entraron casi en paralelo en meta. Foto: Media GT World Challenge Europe.

En cuando al resto de campeonatos, Victor Martins consiguió la victoria en la primera carrera de la Formula Renault Eurocup, seguido de un Caio Collet que realizó una gran remontada bajo la lluvia. David Vidales tuvo un mal día con problemas en los frenos y acabó undécimo. En el TCR Europe, Mike Halder firmó el triunfo, con el español Pepe Oriola segundo y Sami Taoufik tercero. En el Lamborghini Super Trofeo, la carrera fue ganada por Kevin Gilardoni, con el local Guillem Pujeu en décima plaza. Mañana será el último día del Festival de la Velocidad de Barcelona, el momento para decidir a los campeones de la copa Sprint del GT World Challenge Europe.