Después de las peores vivencias durante la pandemia de COVID-19 que ha asolado el mundo y que todavía no ha terminado, parece que se abre un horizonte más que interesante en lo que se refiere a los principales certámenes automovilísticos que operan bajo el paraguas de la Federación Internacional de Automovilismo. El Campeonato del Mundo de Fórmula 1, el Campeonato del Mundo de Resistencia, el Campeonato del Mundo de Rallycross y el Campeonato del Mundo de Rally tienen el año 2022 marcado en rojo.

Cuatro disciplinas de carreras de coches cuyos principales campeonatos vivirán cambios de enorme magnitud o, como poco, pasos adelante en los ya realizados durante esta temporada. Quizás, la próxima del WEC no sea tan clave para su futuro como lo ha sido la presente, pero sí será la primera en la que nuevos gigantes automotrices entren de lleno en la escena. Al imperio de Toyota se sumará Peugeot con su novedoso 9X8 en la categoría LMH (Le Mans Hypercar), antes de que Ferrari, además de Audi, Porsche, Cadillac, BMW y Acura en LMDh, haga lo propio en 2023.

El regreso de los galos al mundial de resistencia marcará la vuelta de un triple ganador de las 24 Horas de Le Mans a la gran carrera francesa y, presumiblemente, las batallas entre fabricantes que no hemos podido vivir desde la salida de Porsche y Audi del WEC hace algunos años. Es cierto que Alpine y Glickenhaus han dado algo de picante, pero nada como aquellas luchas trepidantes hasta la bandera a cuadros de hace no tantas temporadas. Los anuncios de nuevos fabricantes se han ido sucediendo estos meses para dar la confirmación de que el anzuelo lanzado por el ACO para el resurgimiento del campeonato está dando sus frutos.

2022, el año de la verdad para los Campeonatos del Mundo FIA

Toyota tendrá que volver a aprender a lidiar contra sus rivales de mercado, como Peugeot que regresará al WEC en 2022.

Unos frutos que también podrían empezar a recoger en la Fórmula 1, más aún si ciertos rumores se confirman en las próximas semanas. El principal certamen de monoplazas lleva unos años trabajando en una nueva reglamentación técnica que verá la luz en 2022 y que es del agrado de marcas y equipos privados. La simplificación y estandarización de piezas abaratará los costes, aunque esto pueda dar lugar a coches excesivamente similares en algunas áreas. Este, es el primer gran cambio, al cual le seguirá la nueva normativa de propulsores que ha recibido alabanzas por los constructores actuales y por otros interesados en ingresar en el Gran Circo.

No es una novedad el interés del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 por atraer a nuevos fabricantes, especialmente a los del Grupo Volkswagen. Si hasta ahora todo eran “calabazas” por parte de los alemanes, parece que ahora hay un gran interés por las nuevas reglas de motores que están en camino. Se espera que Porsche haga un anuncio en las próximas semanas sobre la posibilidad, o no, de desembarcar en el mundial, algo que podría dar pie a que otras casas automovilísticas siguieran sus pasos.

2022, el año de la verdad para los Campeonatos del Mundo FIA

La base de los nuevos monoplazas de Fórmula 1 que verán la luz el año que viene.

El recorte de gastos en la F1 y en el WEC hace viable la coexistencia de programas dobles en ambas categorías, una vía que ya explora Alpine y que en el futuro también lo hará Ferrari. Por lo tanto, que no sea extraño que desde Stuttgart, Ingoldstadt o cualquier otra ciudad sede de algún fabricante de relumbrón llegue en los próximos meses un anuncio que haga temblar de alegría a los aficionados a las carreras de todo el mundo.

Electrificación total o parcial, el quid de la cuestión del World RX y el WRC

La atracción de las marcas no es un asunto exclusivo de los campeonatos FIA en circuito de asfalto. Para el Campeonato del Mundo de Rallycross ha sido una prioridad desde que Peugeot, Audi y Volkswagen se marcharan a finales de 2018. Desde entonces, han tenido claro que la única vía para recuperarlos era crear un camino hacia la electrificación total de la categoría reina del mundial. Los RX1, antes conocidos como Supercars, terminarán su ciclo vital dentro de menos de un mes. En 2022, serán los eléctricos RX1e quienes tomarán el relevo.

2022, el año de la verdad para los Campeonatos del Mundo FIA

La firma austriaca Kreisel se encarga del desarrollo de los nuevos kits eléctricos para los RX1e del mundial de rallycross.

La firma austriaca Kreisel está detrás del desarrollo de los catorce kits eléctricos para transformar los RX1 térmicos en RX1e eléctricos y ya se han anunciado a varios de los equipos que formarán parte de la nueva era a baterías del World RX. También se sabe que hay algunas marcas que ya han mostrado interés en volver al mundial, aunque de momento no se espera ningún anuncio al respecto. De hecho, la idea es que el campeonato comience bien entrado el 2022 para dar tiempo suficiente a Kreisel y a los equipos de tener totalmente listas sus unidades.

Por su parte, el Campeonato del Mundo de Rally, hermano mayor del de Rallycross desde esta temporada, afronta un año en el que los nuevos Rally1 híbridos tendrán como objetivo demostrar que son la mejor opción de cara al futuro. Sustituir a los actuales WRC, unos coches que han devuelto la magia a los tramos como en su día hicieron los Grupo B, no es una tarea sencilla; pero es cierto que los primeros test reales con las nuevas unidades está dando muy buenos resultados.

2022, el año de la verdad para los Campeonatos del Mundo FIA

El nuevo Ford Puma Rally1 que debutará en el WRC la próxima temporada.

Eso sí, hay una asignatura pendiente que, aunque no tenga relación directa con la competición, es de vital importancia en materia de seguridad. Tanto la FIA como los organizadores del WRC deben ponerse manos a la obra para evitar que los aficionados en las cunetas de los tramos toquen los coches a las primeras de cambio cuando uno de ellos se salga fuera. Se sabe que ya se está trabajando en ello, puesto que hay que evitar que la emoción por ayudar dé lugar a una descarga eléctrica.

El Campeonato del Mundo de Rally Cross Country, la gran novedad de 2022

Además de todos los cambios de los cuatro grandes mundiales de la FIA el próximo año, el gran organismo automovilístico internacional lanzará el nuevo Campeonato del Mundo de Rally Cross Country, que tomará el relevo de la actual Copa del Mundo de la especialidad. Con el Rally Dakar como prueba estrella, los raids consiguen de una vez por todas alcanzar el estatus que merecen. De esta manera, se establecerá una nueva pirámide, con la Copa del Mundo de Bajas como segundo escalón; además de normalizar los diferentes reglamentos que hasta ahora regían las principales competiciones.

2022, el año de la verdad para los Campeonatos del Mundo FIA

Audi estrenará en el próximo Rally Dakar, primera prueba del nuevo mundial de Rally Cross Country, el nuevo RS Q e-tron.

En resumidas cuentas, el próximo año se presenta realmente fascinante con tantas novedades y cambios. La perspectiva actual es que todo esto debe servir para que los campeonatos referencia de cada una de estas especialidades mejoren y crezcan. Veremos si, efectivamente, esto es así. Los tiempos avanzan y el automovilismo no puede quedarse atrás. Aunque, y esto también es cierto, debe hacerse manteniendo un ojo puesto en el camino recorrido para no olvidar los orígenes y la esencia de cada competición.